Artículos en Buenafuente del Sistal

IV Sábado de Pascua

IV Sábado de Pascua

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El conocimiento que nos pide Jesús es el amor, y quien ama tendrá la sagacidad y la intuición de penetrar en el misterio a través de la relación más íntima.

IV Viernes de Pascua

IV Viernes de Pascua

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el
La confianza va unida a la fe, el abandono en manos de Dios sólo es posible cundo se cree en Él. A Pedro, “viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!»
IV Martes de Pascua (17 - Mayo - 2011)

IV Martes de Pascua (17 - Mayo - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el
Este tiempo de Pascua es a su vez un tiempo de expectación de los dones del Espíritu Santo. Si nos sentimos un tanto vacíos, es momento propicio para rogar al Resucitado que nos envíe al Consolador, su Espíritu...
III Jueves de Pascua

III Jueves de Pascua

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Hoy es jueves, y la memoria nos lleva al día de la Cena, de la Institución del la Eucaristía. La Palabra más solemne de Jesús, “Yo soy”, unida al pan y a la vida, nos conducen al Sacramento, prenda de vida eterna.

II Sábado de Pascua (7 - Mayo - 2011)

II Sábado de Pascua (7 - Mayo - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el
Como mejor respuesta a la presentación que hace Jesús de Sí mismo, podemos tomar las profesiones de fe de los discípulos que han creído en Él. “Tú eres el Cristo”, “Tu eres el Mesías”, “Tú eres el Hijo de Dios”.
II Miercoles de Pascua (4 - Mayo - 2011)

II Miercoles de Pascua (4 - Mayo - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

¡Cómo se comprende el diálogo de Jesús con Nicodemo después de los acontecimientos pascuales! ¡Quién le iba a decir al fariseo que él mismo sería el mejor testigo de la entrega total de Cristo en favor de todos los hombres!

Sabado de Pascua (30 - Abril - 2011)

Sabado de Pascua (30 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Al cabo de la semana de pascua, la Liturgia ha escogido los distintos relatos evangélicos que narran la resurrección de Jesús, con lo que se acredita, por distintas fuentes, el hecho que da razón a nuestra fe.