Artículos en Buenafuente del Sistal

Adviento, Motivos de esperanza

Adviento, Motivos de esperanza

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 El Año Litúrgico nos ofrece un tiempo nuevo, el Adviento, durante cuatro semanas las lecturas diarias que nos acompañarán irán desgranando las profecías mesiánicas, que tendrán su concreción en la venida del Hijo de Dios a nuestra historia.

Homenaje

Homenaje

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

odo se ha cumplido, todo ha llegado a su plenitud, se ha realizado el proyecto de Dios. Su Hijo, Jesucristo, ha llevado a término la voluntad de su Padre y le ha devuelto la creación redimida, y a los seres humanos convertidos en su propia carne, al haberse encarnado Él mismo. Por este motivo, cabe aplicar la expresión bíblica: “Hueso tuyo y carne tuya somos”.

Las preguntas existenciales

Las preguntas existenciales

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Estamos terminando el Año Litúrgico El próximo domingo celebramos la solemnidad de Cristo Rey y el final del Año Jubilar de la Misericordia, año de gracia y de experiencia de la bondad entrañable de Dios.

El poder de la oración

El poder de la oración

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 El papa Francisco ha dirigido a las monjas de clausura un documento en el que cita precisamente el texto del libro del Éxodo que hoy se proclama, para avalar el sentido de la vida de oración y la fuerza intercesora que tiene quien se dedica de por vida a rogar por los demás.

Tentaciones en la oración

Tentaciones en la oración

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

En momentos difíciles, una actitud religiosa es recurrir a la súplica, al grito de auxilio, a la oración para pedir que se resuelva la prueba, sane el enfermo, se reconcilien las personas…

Avisos para las fiestas

Avisos para las fiestas

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 En el mes de septiembre y en los primeros días de octubre, muchos pueblos celebran sus fiestas patronales, por la tradición de que se terminaban las tareas del campo la recolección de las cosechas. Es una manifestación necesaria en todas las comunidades.

La Misericordia divina

La Misericordia divina

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Este domingo tenemos los impresionantes ejemplos de las tres parábolas lucanas en las que Jesús se presenta como revelación de la misericordia divina. Las imágenes del “Buen Pastor”, de “la mujer que busca la dracma perdida” y “del padre de los dos hijos” constituyen el tríptico del autorretrato de Jesús, rostro de la misericordia del Padre.

El consejo del sabio

El consejo del sabio

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Hace unos días, al seguir las lecturas litúrgicas, se me grabó en la memoria un pensamiento del profeta Miqueas: “Hombre, se te ha hecho saber lo que es bueno, lo que el Señor quiere de ti: tan solo practicar el derecho, | amar la bondad, | y caminar humildemente con tu Dios” (Mq 6, 8).

La universalidad

La universalidad

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Quizá este mes de agosto, tiempo en el que muchos viajamos y salimos de nuestro lugar habitual de residencia, es momento propicio para hacer una observación esperanzadora, al comprobar la diversidad de orígenes de las personas con las que se entabla relación y que expresan los mismos sentimientos religiosos.

La denuncia profética

La denuncia profética

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Nos puede pasar como en los tiempos antiguos, que embebidos en una cultura del bienestar como absoluto, rechacemos toda voz discordante, y sentenciemos como ingrata e injusta la denuncia posible, que proclama valores y verdades contraculturales, como le pasó, de alguna forma, al profeta Jeremías.

Avisos para el verano

Avisos para el verano

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Puede parecer que las lecturas de este domingo son contraculturales. Cuando comienza el éxodo del mes de agosto, que para muchos significa el mes de las vacaciones, en el que se proyecta disfrutar de la vida con un mayor consumo de servicios, de bebida y de comida, no parece adecuado ponerse a hacer advertencias restrictivas.

La hospitalidad

La hospitalidad

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

En el hemisferio norte, estamos llegando a la temporada alta de vacaciones, del 15 de julio al 15 de agosto, tiempo propicio para las relaciones humanas, el encuentro con amigos, las reuniones familiares, las relaciones sociales, que posibilitan los valores de la acogida, de la hospitalidad, las meriendas y cenas entre conocidos.

La fuente de la felicidad

La fuente de la felicidad

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Todos buscamos la felicidad, es un impulso innato. Los científicos señalan que el mundo se mueve por alcanzar la sociedad del bienestar, y fija esta meta en la obtención de algunos bienes, y en la posesión de aquello que se proyecta en el imaginario colectivo como meta, aunque se trate de algo efímero.

El reconocimiento humilde de la debilidad y del pecado

El reconocimiento humilde de la debilidad y del pecado

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

La Liturgia de la Palabra de este día nos vuelve a ofrecer dos relatos coincidentes, en los que se describe la reacción de David ante la denuncia de su pecado, y la de la mujer pecadora. En ambos casos sobresale la ternura de Dios al percibir el gesto humilde y agradecido del pecador.

Dios es sinodal

Dios es sinodal

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Al hilo de las últimas lecturas litúrgicas del Tiempo Pascual, he ido guardando en la memoria las declaraciones de Jesús a sus discípulos, y cómo les aseguraba que Él no hacía nada por su cuenta, ni tampoco hablaba por su cuenta, sino que hacía lo que le había visto hacer a su Padre, y hablaba de lo que había oído a su Padre

Ciudadanos y profetas

Ciudadanos y profetas

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

En los relatos de la Ascensión de Jesús a los cielos, destaca el mensaje que recibieron los discípulos una vez que perdieron de vista el rostro de Cristo Resucitado: -«Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse.»