Liturgia Viva de hoy Santo Tomás, apóstol

Introducción

El evangelio tiene textos preciosos sobre Santo Tomás. No solamente aquel "Señor mío y Dios mío", expresando su fe después de su duda, sino también: "Vayamos y muramos con él", y la pregunta: "Señor, no sabemos a dónde vas. ¿Cómo podríamos conocer el camino?", y las palabras de réplica del Señor: "Dichosos los que no han visto y sin embargo creen".

La tradición sostiene que Tomás fue a Persia y hasta la región Malabar en la India, donde los cristianos todavía hoy día se llaman "los cristianos de Santo Tomás."

Colecta

    Oh Dios y Señor de vida:
    En esta fiesta de Santo Tomás te rogamos así:
    Nuestros ojos no han visto a tu Hijo Jesucristo
    y nuestros dedos no han tocado
    las cicatrices de tus heridas;
    sin embargo, creemos,
    y por eso hemos venido a orar juntos en su nombre.
    Haz profunda y duradera nuestra fe en él;
    que el Espíritu aliente nueva vida en nosotros
    y nos haga mirar con ojos nuevos
    a la gente y al mundo,
    de forma que les llevemos
    el amor, la paz y la justicia
    de Jesucristo, nuestro Señor resucitado,
    que vive y reina por los siglos de los siglos. R/ Amén.

Intercesiones Generales

    - Por nuestros pastores en la fe, para que pongan los poderes recibidos de curación, de perdón y de paz al servicio del pueblo de Dios y de todos los que buscan la verdad. Oremos.
    R/ Señor y Dios nuestro, escucha nuestra oración

    - Por todos los que dudan y los que buscan sinceramente, tanto en la Iglesia como fuera de ella, para que puedan encontrar a Cristo, vivo en nosotros. Oremos.

    - Por ésta y por todas las comunidades cristianas, para que nuestra fe en Jesús nos lleve a confiar en la bondad de todos y a estar unidos en el amor. Oremos.

Oración sobre las Ofrendas

    Oh Dios y Padre nuestro:
    En estos sencillos signos de pan y vino
    tu Hijo Jesús se hará presente entre nosotros.
    Sin embargo, no podemos verle con otros ojos
    que con los de una fe profunda.
    Que él venga aquí a nuestro encuentro
    y fortalezca nuestra fe vacilante.
    Haznos reconocerle sin duda alguna
    y decirle con Tomás: "Señor mío y Dios mío",
    tú que vives y reinas
    ahora y por los siglos de los siglos. R/ Amén.

Oración después de la Comunión

    Oh Dios y Padre nuestro:
    Te damos gracias por Jesucristo,
    tu Hijo resucitado.
    Aquél a quien amamos está vivo.
    Danos ojos de fe para ver
    que todo lo que somos y hacemos
    tiene un significado y finalidad
    y que tu Hijo está con nosotros y nos guía
    a través de nuestras oscuridades y vacilaciones
    hacia la plenitud de vida y alegría.
    Que él permanezca siempre con nosotros
    ahora y por siempre. R/ Amén

Bendición

    Tenemos que agradecer a Santo Tomás porque,
    gracias a sus dudas y a sus preguntas,
    nuestra fe queda fuertemente confirmada.
    Que Dios les bendiga a ustedes, el Padre,
    el Hijo y el Espíritu Santo.R/ Amén.