Liturgia Viva de hoy SANTA ÁGUEDA, Virgen y Mártir

Introducción
Santa Águeda, “la bondadosa”, patrona de Sicilia, rehusó casarse para dedicarse totalmente a sus hermanos cristianos haciendo trabajo diaconal en un tiempo de persecución, especialmente cuidando de los pobres y de los enfermos. La denunciaron, y la torturaron hasta la muerte, en 251, en tiempo del Emperador Decio. Ni amenazas ni torturas la hicieron tambalearse, y menos claudicar.

Oración Colecta
Señor Dios:
Tu Hijo Jesucristo advirtió a sus seguidores
que serían perseguidos por su causa.
Pero nos dijo que no tenemos que temer,
porque enviaría su Espíritu
para poner en nuestra boca
lo que hayamos de decir.
Que nosotros, como Santa Águeda,
demos testimonio de nuestra fe y de nuestro amor
con todo nuestro ser,
sin vacilar, dudar o temer,
porque tú estás con nosotros
por medio de Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Señor, Dios nuestro siempre fiel:
Con pan y vino celebramos y proclamamos
que te queremos ser fieles
como tú eres cercano y fiel a nosotros,
en la Nueva Alianza que has pactado con nosotros
por medio de tu Hijo Jesucristo.
Por él danos a nosotros, que somos débiles,
-como a Santa Águeda-
la fuerza y la loca sabiduría del evangelio
para darte honor y alabanza
ahora y por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor y Dios nuestro:
Jesús nos llamó no sólo siervos,
sino amigos en quienes él vive.
Que como Santa Águeda
sepamos servirte en nuestros hermanos,
especialmente en los pobres y en los enfermos,
ya que nos has confiado su cuidado.
Que en ellos podamos estar
cada vez más cerca de ti,
por Jesucristo nuestro Señor.