Liturgia Viva del Martes de la 28ª semana del Tiempo Ordinario

¿QUÉ HAY DENTRO DE TI?
(Gal 5, 1-6; Lc 11, 37-41)

Introducción
    - Pablo insiste en que nuestra libertad procede de nuestra fe en Cristo y que nosotros nunca deberíamos traicionar de nuevo esa libertad. “Lo único que cuenta es la fe que obra por medio del amor”.
    - Evangelio. En el evangelio de hoy Jesús reacciona contra los judíos piadosos que acentúan la observancia de lo externo (leyes, regulaciones, costumbres) sin inspiración e implicación desde el interior. Lo más probable es que muchos fariseos fueran sinceros  al practicar esas regulaciones exteriores, pero fácilmente daban la impresión a los que las practicaban de que se salvaban gracias a ellas.--- De hecho, en nuestro mundo de hoy también lo externo cuenta fuertemente. La gente compra cosas como para su propio envoltorio, para su disfraz. Las apariencias son frecuentemente lo que más cuenta. Pero, no es la copa reluciente lo que importa, sino el contenido de la misma. Efectivamente, el contenido tiene que ser de primera clase, excelente.

Oración Colecta
Señor, Dios nuestro:
Jesús tocó a los muertos y a los leprosos impuros
para resucitarlos y curarlos.
Te pedimos que nosotros no tengamos miedo
de ensuciarnos las manos por ayudar a la gente ,
sino de manchar nuestro corazón con  el pecado,
de manchar nuestras lenguas con la mentira,
de difamar el buen nombre de nuestros hermanos,
de pelearnos con ellos, herirlos y ofenderlos..
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
  • Para que el Pueblo de Dios, tanto sus líderes como sus miembros, no impongan nunca arbitrariamente la ley sobre el pueblo, sino que practiquen siempre el gran mandamiento de amar a Dios en los hermanos, roguemos al Señor.
  • Para que los sacerdotes y personas consagradas hagan visible en sí mismos la pobreza y el amor de Cristo, y así su enseñanza y predicación sean más creíbles, roguemos al Señor.
  • Para que en nuestro mundo nuestras comunidades sean testigos fuertes y fieles de la verdad, la honestidad y la autenticidad, roguemos al Señor.
 Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Tú miras dentro de nuestro corazón
y nos invitas ahora a sentarnos a la mesa de Jesús
y a adorarte juntamente con él en espíritu y en verdad.
No permitas que haya en nosotros presunción,
o pura exhibición externa,
o intento de impresionar a la gente
como para mostrarles qué buenos y religiosos somos.
Haznos honestos contigo y con nosotros mismos
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Padre de nuestro Señor Jesucristo:
Esta eucaristía ha sido para nosotros
una ocasión de reflexión
sobre el modo cómo vivimos nuestra fe.
Que la palabra de Jesús tenga eco en nosotros
ayudándonos a comprender
que no nos salvamos a nosotros mismos
por nuestras propias prácticas religiosas,
sino que todo es don tuyo y todo te lo debemos a ti.
Acepta nuestra acción de gracias y nuestro amor
ya que todo lo que somos y tenemos
lo hemos recibido de ti
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: ¿Qué hay dentro de nosotros?  Dios lo sabe, y espero que cada uno de nosotros lo sepa también.  Que ojalá el Señor aprecie y ame lo que ve en nosotros. 
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.