Liturgia Viva del Sábado de la 28ª semana del Tiempo Ordinario

EL ESPÍRITU ACTIVO

Introducción
Primera Lectura y Evangelio. San Pablo nos habla del poder de Dios trabajando ya en nosotros, en Cristo y en la Iglesia. En pasajes paralelos dice que esto es trabajo del Espíritu. El Espíritu une y anima a la Iglesia. Él es Espíritu de sabiduría. Él es el mismo Espíritu de quien Jesús habla: El Espíritu Santo que nos enseñará qué habremos de decir y hacer en tiempos de persecución. Que este Espíritu esté con nosotros en esta celebración.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Haz que el Espíritu Santo,
vínculo de amor entre ti y tu Hijo
esté presente aquí entre nosotros.
Que él nos enlace juntos en fe y amor
y ayude a esta nuestra pequeña Iglesia
a ser todo lo que tú quieres
que tu Iglesia Universal signifique para todos:
el pueblo en el que te complaces,
rico en esperanza, vida y alegría
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
  1. Para que el Espíritu de fortaleza y confianza descienda sobre los que son perseguidos por seguir lealmente su conciencia y defender su integridad, roguemos al Señor.
  2. Que el Espíritu de amor descienda a los que quieren crecer en el amor a Dios y a sus hermanos, roguemos al Señor.
  3. Para que el Espíritu de unidad nos haga en nuestras comunidades como un solo corazón y una sola alma, para que podamos hacer los unos a los otros  lo que Jesús ha hecho por nosotros, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Este trozo de pan y este sorbo de vino
nos va a traer la vida y alegría de Jesús, tu Hijo.
Que su Santo Espíritu nos una íntimamente con Jesús,
cabeza de su cuerpo místico, la Iglesia,
y nos haga piedras vivas
de esta comunidad de fe y esperanza.
Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tu Hijo nos ha proclamado su mensaje.
Por el poder del Espíritu Santo danos la fuerza
para proclamarlo también nosotros a todos
sin miedo ni componendas
como Buena Noticia de salvación..
Que él nos renueve y nos una
como tu pueblo de esperanza y alegría,
que proclama con su vida
que tú eres nuestro Padre
y Jesús nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Como Pablo, damos gracias a Dios por la fe de la gente en Jesucristo, una fe que les lleve también a amarse los unos a los otros. Y rogamos al Señor que esta fe perdure y nutra nuestra esperanza, con la bendición del Dios todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.


El material que aquí te ofrecemos está tomado de la obra del P. Camilo Marivoet, cicm y publicada en Filipinas por Claretian Publications (en inglés) con el título de LITURGY ALIVE. La traducción y adaptación es del P. Carmelo Astiz, misionero claretiano.
Logo Claretian Publications
Pastoral Bible Fundation