Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suárez CMF

Queridos amigos:

Hoy se nos aclaran algunas cosas que aparecían en los evangelios de los días anteriores: Jesús actúa con autoridad y le mueve el Reino de Dios.

La persona que se acerca a Jesús lo hace con confianza: “Si quieres, puedes limpiarme”. Confía en su autoridad y le pone delante lo que hay. Jesús, “sintiendo lástima”, hace lo que puede hacer: le toca. Al que era impuro, le cura ser tocado. Al que era excluido le cura ser aceptado. Jesús trae salud, porque toca, acepta, acoge. Y “quedó limpio”.

A Jesús le mueve el Reino. No busca fama ni gloria. Por eso pide silencio. Las cosas grandes –el origen de la vida, el crecimiento de un ser, la paz del corazón…- acontecen en el silencio.

Pero el que ha sido amado y curado, desde su debilidad, no puede callarse. Por eso, sin mala voluntad, el personaje del evangelio desobedece a Jesús proclamando a los cuatro vientos la misericordia que Dios ha tenido con él. Y no es para menos. El bien se difunde. El agradecimiento es difusivo. El corazón agraciado no puede callar…

A veces creo que si no somos mejores es porque nos falta consciencia de todo lo bueno recibido. De lo que otros y Dios a través de la vida han hecho por nosotros. Sabiendo que ninguna vida es perfecta. “De la abundancia del corazón habla la boca”.

Te invito a que hoy pienses en todo lo que has recibido. Y que, desde ahí, como a la persona del Evangelio, te surja el agradecimiento. A él le llevó a proclamarlo a los demás. A ti, ¿a qué te puede llevar?

Que tengas un buen día.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez CMF (@luismanuel_cmf)

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 10/1/18
Querido de Dios nuestro Padre: Nunca le he contado a nadie mi biografía para con el que me creo, esta comenzó así, desde que nací me crie sin padre, pasado el tiempo comencé en la escuela, Cristo de la Yedra en granada con los Jesuitas, Rezábamos antes de entrar en clase, yo miraba al cielo diciendo., ¿Dónde estaba mi Padre que no le conocía? en la oración del Padre nuestro. El me contesto yo soy tu padre el único que conoces y conocerás siempre porque soy el único que te sacara adelante, esto todos los días, los chicos compañeros me preguntaban ¿dónde está tu padre que no le conocemos ni te ayuda a hacer los deberes de la escuela y de cada día? , yo les decía en el cielo, ellos se reían, cosa normal de personas aún no creyentes,
Llegaba a casa y preguntaba a mi Sa » ver comentario
Me gusta 0
Gregorio
Gregorio

el 10/1/18
El evangelio de hoy nos relata una escena entrañable y a la vez vemos como las leyes que marginan y excluyen a las personas Jesús se las salta, dicho coloquialmente, “a la torera”, porque para ÉL la vida de la persona está por encima de la ley. El leproso, que según la ley de aquel tiempo no podía entrar en contacto con nadie por ser una persona impura, que estaba obligado a llevar una campanilla para avisar a las personas, muerta en vida, marginada, excluida de la sociedad y que su única compañía era la soledad, va en busca de Jesús y le dice: “Si quieres, puedes limpiarme”, y Jesús sintiendo lastima y con una gran misericordia al ver el convencimiento y la fe del leproso, extiende su mano y tocando la piel que despreciaban los puros y que estaba prohibido por la ley de » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Angel
Miguel Angel

el 10/1/18
Jesús cura a un leproso. Todos necesitamos ser curados de nuestra lepra, el pecado. Cual es nuestra lepra (pecado)? Reflexionemos, cual es nuestro pecado (lepra). A ti Señor levanto mi alma, acoge en tu Reino a cuantos han muerto, Amen.
Me gusta 0
Anitha
Anitha

el 11/1/18
El pecado mas grande es no reconocer k somos pecadores
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 11/1/18
La primera lectura es un hecho histórico con grandes enseñanzas.
Los israelitas perdieron la batalla, porque sin darse cuenta cayeron en idolatría, tomando el arca de la alianza como escudo que los salvaría del enemigo. Descuidando Encomendarse al Dios Verdadero.

Dios no se puede limitar a un simple objeto, que puede tener en su interior cosas maravillosas y todo el oro del mundo, pero no tiene poder, para salvar a nadie. Los objetos sagrados son sagrados y hay que respetarlos, pero no tienen jamas el lugar de Dios.

Caernos en el error y después nos quejamos de los resultados. Y como dice el salmo reclamamos a Dios que porque esta dormido y no escucha nuestras suplicas.

Lo mejor de todo, es que Dios nos comprende y por eso nos perdona y nos sana. Jamas abandona a s » ver comentario
Me gusta 0
Maricarmen
Maricarmen

el 11/1/18
A mí el Señor me sana con el sacramento de la eucaristía, de la penitencia. Su infinita misericordia y paciencia me levantan de mis caídas. Veo increíbles milagros en mi vida y la de mi familia. Doy gracias a Dios x haberme regalado los mejores catequistas, mis padres. Ellos me han enseñado a bendecir al Señor en todo tiempo, en las buenas y en las malas. El único legado y herencia q quiero para mis hijos es la fe. Que el Señor los guíe, y los cuide como ha hecho conmigo. Es nuestro Padre y sé que es fiel, bueno, misericordioso. Es el Señor y sólo pido poder amarle con todo mi corazón, con toda mi alma y con todas mis fuerzas. Q la Stma Virgen me ayude en la transmisión de la fe a mis hijos. Amen
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 11/1/18
El evangelio de hoy 11 de enero, nos hace un llamado para que esperemos y confiemos en Cristo Salvador, para que transforme nuestra vida, sigamos el ejemplo del leproso, quien pide con toda humildad y sencillez que lo sane de su enfermedad física que lo tiene alejado de la sociedad, esa fe y esa plegaria, llega al corazón de Jesús, lo sana sin ningún contratiempo, le da una vida nueva, lo vuelve a la sociedad completamente sano de alma y cuerpo, el leproso aunque es advertido por el mimo Señor para que no diga nada, solo que se presente al sacerdote, sin embargo, más puede la fe, dando a conocer a Cristo como el sanador del hombre, igual nosotros debemos proclamar a Jesús como nuestro Salvador, el Hijo de Dios que siempre está para llevarnos y guiarnos por el camino del bien, de la » ver comentario
Me gusta 0
antonia
antonia

el 11/1/18
Gracias por todos los comentarios. Sin El todo se desvanece, no hay luz . Cierto que por todo tenemos que dar gracias, tanto cuando nos va bien, como cuando nos va mal ya que tenemos la ocasión de crecer. Dios es misericordioso y sale a nuestro encuentro siempre, el único requisito es empezar a querer ser ayudado. Si Dios nos creo por amor, no somos malos, somos muy valiosos, lo único que al ser libres ,esa libertad a veces no la usamos en nuestro construir podemos destruirnos y destruir, con humildad que seamos dóciles en pedir la verdadera luz y creernos que si somos creados por un amor incondicional también podemos dar ese amor.
Me gusta 0
Fercho Olivar
Fercho Olivar

el 11/1/18
Tengamos Fe en Dios mis queridos hermanos, que todo lo que podemos imaginar en nuestras vidas si es la voluntad de Dios se nos concedera, Dios los bendiga!
Me gusta 0
Analia
Analia

el 11/1/18
Jesús purifica los corazones de las familias, especialmente en aquellas en dónde hay división.
Amén
Me gusta 0
Magda M M
Magda M M

el 11/1/18
AL evangelio Marcos (1,40-45)
Para que tu mirada
Me cure y aprenda
A mirar con tus ojos
Sin censura y conozca
El andar que abre
Caminos al amanecer
Despertando la llama
Que enciende
El maña en cada mañana
En el día que siempre amanece
Como un recién nacido
Acurrucado en bazos
De Madre y Vida.

Me gusta 0
Fabián Emilio
Fabián Emilio

el 11/1/18
(...)"El corazón agraciado no puede callar." ¡Hermosa combinación de seis palabras para la homilía de hoy!
Me gusta 0
Edgar
Edgar

el 11/1/18
Cada día como leproso cúrame Jesús de mis iniquidades y poderme acercar a ti con un corazón limpio y puro
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

el 11/1/18
Cuando Jesús le toca al leproso con su divina mano y le sana.. le pide que no divulgue el milagro y se acoja a lo que dice Moisés..claramente nos invita a practicar los.diez mandamientos y hemos de ver como nos alejamos de las tentaciones del pecado.. Amén
Me gusta 0
Francisco
Francisco

el 11/1/18
Me gusta mucho leer la palabra diaria ,pero echo de menos el Santoral del día su historia. Sería maravilloso lo puedan incluir en Ciudad redonda. Gracias
Me gusta 0
Fernando
Fernando

el 11/1/18
A veces el pecado nos derrota, como los filisteos a los israelitas y se nos roban el alma. Dios nos redime con la sangre del cordero. Jesús, nos ayuda y nos limpia de la lepra del pecado y de todos los males que nos rodean. Hay que guardar en el corazón los regalos de Jesús y de Dios, rogarle a María nos siga protegiendo. Debemos comentarle al sacerdote y purificarnos en la piscina de la confesión y comunión.
Me gusta 0
Sergio cruz
Sergio cruz

el 11/1/18
Gracias señor, todos necesitamos ser limpiados en esta vida..todos necesitamos una oportunidad para cambiar,grande eres mi señor.desde hoy me encaminó siguiendo solo tus enseñanzas....
Me gusta 0
carmen tovar
carmen tovar

el 11/1/18
Buenos dias hermanos.El evangelio de hoy nos llama a la reflexion;que debemos pedir a Dios como el leproso,con mucha Fe,con humildad,siempre que sea la voluntad de El y no la de nosotros,pidamos a Dios que nos limpie(la lepra)que tenemos en nuestros corazones por tantos pecados,y proclamemos la grandeza del Señor llevando su palabra a todo aquel que no conozca su bondad y misericordia.Te pido Señor que pongas tus manos en el corazon para que cures(la lepra)a todos los que gobiernan nuestro pais VENEZUELA,segun sea tu santa voluntad.AMEN
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 11/1/18
Señor curame de todas mis Lepras,mi falta de humildad,mi poco amor al prójimo,mi soberbia,mi arrogancia,mi poco dolor de mis pecados.PerdonSeñor
Me gusta 0
valentina pena
valentina pena

el 11/1/18
jesus nos invita a tener fe en su palabra a creer en su misericordia y a proclamar la buena noticia de su Reino.
Me gusta 0
 Delfina
Delfina

el 11/1/18
Gracias Alicia tú comentario aclaró mis dudas. Bendiciones a todos.
Me gusta 0
Stella Guzmán
Stella Guzmán

el 11/1/18
No se puede callar las maravillas que hace Jesús en nosotros; hay que proclamar las cosas buenas, para que el mundo sepa lo grandioso de su poder; pero así mismo hay que agradecer cada día todas las bendiciones recibidas. Como el leproso del evangelio proclamemos a los cuatro vientos que Jesús existe en cada uno de nuestros corazones, en cada paso que damos en nuestro diario vivir. Feliz día y Dios les bendiga.
Me gusta 0
castillo carlos
castillo carlos

el 11/1/18
Nelly Vallejos. Sra. La felicito por demostrar esa sabiduria otorgada sin duda alguna por Dios. gracias por entregarla dia a dia hacia nosotros las personas que queremos ser parte creyente de nuestro Señor jesucristo.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 11/1/18
Gracias hermano Manuel por esta refleccion tan bella se me llenaron los ojos de lagrimas si; gracias señor tengo que darte muchas gracias por todo lo que haz echo en mi vida y los míos curamos señor de la lepra del alma y cura también a los que guiados por malas influencias se han alejado de ti mi señor restablecebla unión en nuestras vidas y familias amen
Me gusta 0
Ines Maria
Ines Maria

el 11/1/18
Sana mis heridas Señor, si es tu. voluntad. Tu conoces mi agobio , tú conoces mi tibieza de hoy, Tu sabes que te amo Señor, pero no respondo ante la espina del desánimo. Si quieres puedes sanarme Señor
Me gusta 0
isidro
isidro

el 11/1/18
JESÚS, siempre quiere, soy yo con mi actitud y mi alejamiento que no quiero, prefiero vivir en la mundanalidad seguir en lo malos placeres de la vida, y no comprometerme, con DIOS, porque entonces me vuelvo aburrido. Estamos sumergidos en el mar del pecado, y con orgullo y vanidad creemos que hemos cogido el mundo a dos manos, pero la verdad estamos a portas de entrar al infierno. Volvamos a DIOS con confianza, ÉL nos espera.
Me gusta 0
jesus vasquez
jesus vasquez

el 11/1/18
En este mundo, las guerras siguen siendo tan feroces y destructivas como en aquellos tiempos de la 1° lectura de Samuel, los hombres en la actualidad se destruyen a si mismos con el afán de tener poder y mas poder según la ley de este mundo pagano, idolatra y materialista; el final esta cerca, es momento de arrepentirnos de corazón, con humildad y sencillez para que la piedad y misericordia del Señor Jesús llegue a todos nosotros como lo hizo con los leprosos de aquellos tiempos. Toma mi vida Señor Jesús...
Me gusta 0
LUIS HERNANDO
LUIS HERNANDO

el 11/1/18
La palabra de hoy nos en enseña que Dios mi padre y nuestro padre es muy bueno con nosotros, él nos sana, nos cuida y nos protege, él es mi pastor como lo dice el salmo 23, si yo no me salgo del corral no seré una oveja perdida, llevaré una vida sana, una vida recta, tendré una vida eterna y mi padre me premiará cunado esté con él en el paraíso. pero si me salgo del corral me pierdo como el leproso, una oveja es la más inútil de los animales de la naturaleza, es el animal más indefenso, es un animal que pierde muy fácil la visión, entonces me perderé por el mundo del pecado y tendré que gramar y gramar para buscar de nuevo al pastor del rebaño y me devuelva a él. Mi padre Jesucristo es único y verdadero, él es, ese pastor, que si yo ando con él, me pastoreara por lo » ver comentario
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 11/1/18
Señor, curame por favor lo necesito urgente. Te quiero un Dios mío. Perdón.
Me gusta 0
Mayra R
Mayra R

el 11/1/18
Saname Señor de mi lepra. La ira.yo creo pero aimenta mi fe
Me gusta 0
Ana molinero
Ana molinero

el 11/1/18
Yo hoy, también le he dicho al Señor, si quieres puedes curarme. Tantas veces me ha curado!
Le pido me ayude a vivir en confianza, con fe.
Y a saber ser agradecida y no callarme, sino ser mensajera de su amor, de su misericordia.
Me gusta 0
U.SALDAÑA.M
U.SALDAÑA.M

el 11/1/18
Apreciable Alicia: La felicito por so valiosa reflexión respecto a la Primera Lectura y al Evangelio de hoy jueves 11 de Enero en Ciudad Redonda. Ojalá los comentaristas de las Lecturas nos brindaran a nosotros los legos, análisis más amplios de las mismas ya que por lo común las refieren casi exclusivamente al Evangelio (y muy bien analizado) pero nos dejan a las Lecturas y al Salmo sin que tengamos alguna apreciación de los mismos y su razón de ser en la discusión bíblica diaria. Enhorabuena. Respetuosamente. U.SALDAÑA.M
Me gusta 0
Sara del Valle
Sara del Valle

el 12/1/18
Gracias por invitarnos en éste día y através del Evangelio de hoy del leproso agradecido a que pensemos en que cosas hoy a mi me surgen agradecimiento a nuestro Padre y hoy particularmente vinieron recuerdos ante la enfermedad de mi madre y preocupaciónes propias del tiempo en que vivimos. La oración e implorar porque Jesús pusiera su mano y sentir la fuerza de su Espíritu en esos momentos! Hoy seguimos fuertes yo acompañando a mi madre y sintiendo una vez más que alegría y entusiasmo y seguir adelante confiadas que Él camina a nuestro lado siempre. Gracias hermano Luis y a todos por su testimonio.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.