Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf

CARTA DE (Y A) UN HERMANO DE MESA (Comunidad)


       

          Hablar del Reino de Dios es hablar de salvación, de felicidad plena, de proyecto verdaderamente humano.

           El Reino de Dios es comparado por Jesús con un banquete, y este banquete tiene resonancias eucarísticas (¡dichosos los invitados a la mesa del Señor!); y la Eucaristía “sabe” a cuerpo de Cristo, a servicio, a hermanos, a unidad y amor, y por lo tanto a COMUNIDAD. ¡Jesús proclama hoy la alegría que viene de la mano de todo esto: el Reino se hace presente cuando hacemos Eucaristía 

           La felicidad se alcanza cuando se edifica la Comunidad con el cimiento de la Palabra, cuando se comparte la vida, cuando cada uno pone al servicio de los demás el carisma que ha recibido de Dios, cuando se acoge al hermano sin murmurar, y mantenemos tenso el amor mutuo, cuando damos explicaciones de nuestra esperanza, cuando ofrecemos nuestra vida como sacrificio espiritual agradable a Dios a través de los hermanos, cuando servimos con la fuerza que Dios nos otorga...

           Por eso mi primera invitación de hoy es a sentir la alegría de tener hermanos que caminan en la fe conmigo, con los que puedo compartir la Palabra, de los que recibo testimonios de Evangelio, que me corrigen y me estimulan a ser mejor, que frenan esta sociedad de consumo con su austeridad, su sobriedad  y su compartir sus bienes, que pronuncian para mí Palabra de Dios, que cuentan con Dios en medio de sus afanes cotidianos... 

           Un hermano de comunidad siempre es un don de Dios. Cada hermano nuevo, y cada hermano que persevera a mi lado, aun en medio de todas sus dudas, dificultades e infidelidades... Yo mismo soy un don de Dios para mis hermanos. ¡Sí, yo, sacerdote! ¡Qué alegría y qué responsabilidad! Cada hermano de Comunidad está poniendo su vida, su proyecto de fe, su felicidad, su ser Cuerpo de Cristo, ¡en mis manos!, como si fuera un trozo de pan.

VENID AL BANQUETE, QUE YA ESTÁ PREPARADO

Son muchos los invitados al Banquete.

Al recibir la invitación, yo me siento encantado, agradecido, sorprendido, halagado... Y recibo esa invitación con orgullo. Pero me también me entran escalofríos al pensar que el Banquete estuviera medio vacío. A veces ocurre: pocos hermanos, cada uno lo más lejos del otro, bisbiseando las contestaciones, sin colaborar de algún modo para que sea común y comunitaria...

No se puede estar a gusto en una fiesta, en un banquete, en una Comunidad, donde falta la gente que quieres, que te importa... O donde queda demasiado espacio vacío.

Tengo que decirte que te necesito tanto, - incluso más- que Quien ha preparado el Banquete, que Quien ha convocado a la Comunidad, que Quien ha pensado en Ti para que seas su discípulo, y por eso mi hermano.

Necesito que mi voz débil y a veces desafinada, se una a la tuya en el coro que canta la alabanza del Señor y reza la oración del Señor, el Padre NUESTRO. Me hace falta escuchar tu voz, elevándose con la mía en la oración. 

Sí: he sentido el paso del Señor por mi vida, y que me ha dado su mano, para que pueda pasar por este mundo haciendo el bien. Pero tengo serias dudas de que pueda mantenerme fiel si tú no estás en pie a mi lado, confirmando mi fe a través de tu propio testimonio, de lo que va haciendo contigo el Señor al pasar por tu corazón y por tu vida.

           Me resulta imprescindible tu cercanía, para darme cuenta que Dios me da los hermanos que necesito, para que mi sí -lleno de incoherencias y traiciones- se renueve con fuerza al sentir que tú pronuncias cada día el tuyo. 

           Y me veo más capaz de dar mejores explicaciones de mi esperanza, si compartes la tuya conmigo.

           Y mi amor es más fuerte al experimentar que tú me quieres , a pesar de mis debilidades.

UNO TRAS OTRO, SE FUERON EXCUSANDO TODOS

           Y por eso me duelen las excusas: El terreno que te has comprado no es más importante que el Reino (Banquete), los líos en que poco a poco te vas metiendo, son importantes ¡cómo voy a decir que no! ¿Pero tienes que ir a ellos, precisamente cuando te espero en la sala del Banquete? Tus bueyes, tus trabajos (o los míos), no pueden apartarte de nosotros. No pueden apartarme de vosotros. ¿Que te acabas de casar? ¡Estupendo! Permíteme compartir tu proyecto conmigo, dejadme que me llegue vuestro amor, hacedme un hueco en vuestras casas. Es lo que quiere de vosotros el Señor.

           ¿Cómo es posible que pongamos excusas para estar donde hemos sido invitados para la alegría? Puede ser que nos parezca que el banquete y lo que en él se come, no merezca la pena. Puede ser, pero estate seguro de que ha sido preparado como el mismísimo cariño que allá, a orillas del Lago de Galilea... No sé si serás capaz de encontrar otro mejor: desde luego que “los bueyes y las tierras” no merecen la pena mucho más. 

           Puede ser que te parezca que el “banquete” te viene demasiado grande, que no pintas mucho en medio de personas de “tanta altura”... A esto no tengo nada que decirte... La invitación al banquete la ha cursado alguien que no soy yo, y yo no decido quiénes se sientan conmigo, o con quién me tengo que sentar yo.

Concluyendo:

- Dichosos los invitados al Banquete, y dichoso por los que comparten conmigo el Banquete

- Te necesito en el Banquete, activo, cercano, en los primeros bancos, con la voz dispuesta, aportando lo que puedas: lecturas, intenciones para orar, reflexiones, comentarios, ayudas de todo tipo...

- Revisando y corrigiendo cuando «otros asuntos importantes» ocupan el lugar que no les corresponde y me alejan del Señor y de los hermanos.

Amén.

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf
Comentarios

Deja tu mensaje:

Gregorio
Gregorio

hace 2 semanas, 1 día
Lo que dijo Jesús en aquel tiempo está completamente vigente en la actualidad, puesto que en la mayoría de ocasiones, nosotros, los seres humanos, tendemos a esperar algo a cambio de nuestros servicios y en aquel tiempo los apóstoles de Jesús no fueron una excepción.
Jesús, en este evangelio, está invitando a todos los que se consagran a Él, sacerdotes y monjas, son los que deben afrontar ese llamado que hace Jesús, pero para los hombres y mujeres que no están consagrados al Señor, no nos está pidiendo que dejemos o abandonemos a nuestros seres queridos, no sería justo y el Señor siempre es justo con todos nosotros, lo único que nos pide es ser coherentes, que dediquemos y dejemos una parte de nuestro tiempo en difundir la palabra y el mensaje de Dios entre nuestros herman » ver comentario
Me gusta 1
BRITHANY
BRITHANY

hace 2 semanas, 1 día
Buenos días hnos, hoy Jesus nos pide que seamos mas humildes, que confiemos en el, que el es nuestra vida y nuestro todo, que seamos mas constante en llevar su palabra a todo aquel que la necesite para así aumentar nuestra fe y confianza en el, seguir colaborando con todo aquel que lo necesite sin esperar nada a cambio, solamente la bendición de Dios que ya es bastante.- Jesús en ti Confío, Amén
Me gusta 1
BEATRIZ
BEATRIZ

hace 2 semanas
(Por favor no usar mayusculas o no se dara paso al comentario. Gracias)
Que reflexion mas verdedera nosotros acogemos por cobinencia los que nos acomoda si vivieramos como dios manda fuera una sociedad mejor gracias por esa bellas reflecion ojala la pongamos en pratica para nuestro beneficio dios le bendigas saludad Beatriz desde R Dominicana
Me gusta 0
Pedro C.
Pedro C.

hace 2 semanas, 1 día
"Te necesito en el banquete, activo, cercano, en los primeros bancos, aportando lo que puedas . . . salvo que sientas que el banquete te viene demasiado grande y prefieras no venir"

Aún hay otras palabras que me resultan impresionantes: "yo no soy quien te invita al banquete, yo no decido quienes se sientan conmigo, o con quien me tengo que sentar yo"

Siempre he creído que es así y que debe ser así: nadie está excluido en el banquete del Señor, en la casa del Señor, y rezo con todo fervor porque todos lo veamos y vivamos siempre así, tan sólo necesito conocimiento para entender, corazón para amar, fidelidad para no desfallecer y humildad para servir. Es una lección de amor, humildad y comprensión.
Dice San Pedro: "Señor, lo hemos dejado todo y te hemos seguido, ¿qué » ver comentario
Me gusta 1
sandra
sandra

hace 2 semanas
Nos pasó como matrimonio que cuando bautizamos a nuestra hija bebé chiquitita no pensamos organizar fiesta de celebración una porque el bautismo y la misa son acontecimientos hermosos dos porque yo y mi hija teníamos que viajar yo me reincorporaba a trabajar tres porque los padrinos hermano y hermana de mi marido viven en diferentes provincias cuando llegaron a visitar a mi suegro recién pudimos poner fecha y ellos después del sacramento organizaron un brindis lo que fue una sorpresa para mí y mi marido. En la familia de las dos partes hablamos del Bautismo pero no teníamos fecha se participó de los cursillos y encuentros en la Parroquia y yo a la ves sufría porque el viaje iba a ser difícil para la pequeña bebé altura y puna. Pero llegó mi mamá enojada porque según e » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 2 semanas
El evangelio de hoy 7 de noviembre, nos invita para que no desperdiciemos la invitación del Señor, nos invita a disfrutar del Banquete Celestial, estamos llamados para que siempre estemos dispuestos a entrar en su sala y disfrutar de toda la comida que hay, cada día debemos escuchar, discernir y obrar con la palabra de Dios, en medio de los más pobres y necesitados, llevar el mensaje de salvación a quienes necesitan saber y conocer de Jesús, Nuestro Salvador, todos debemos estar dispuestos a engrandecer del Reino de los cielos, la parábola de hoy nos predice como estamos invitados a la Sagrada Eucaristía donde Cristo se entrega en Cuerpo y Alma en el Altar, allí todos tenemos cabida, solo que debemos estar bien preparados para participar de tan grande misterio, es aquí donde lleg » ver comentario
Me gusta 0
Ilse Garcia Kk
Ilse Garcia Kk

hace 2 semanas
Asi como Dios se convirtio en pan y vino y se dio a nosotros y hoy todavia nos sigue dando su cuerpo y carne para nustra salvacion. Dios nos sigue invitando a servir y compartir lo que tenemos para la salvacion de nosotros y nuestros hermanos.
Me gusta 0
hernesto_33
hernesto_33

hace 2 semanas
B noches hermanos muy bonita reflexión nos deja hoy el señor, a ke nos hagamos mas humildes sin importas los obstaculos k encontremos para ello saludos
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas
Hay una cosa que rima en mi vida, es precioso decir cada dia debes de tomar la eucaristía, sentirás un gran alivio de haber participado en el banquete que Jesucristo nos ofrece, no se puede rechazar lo divino el manjar preparado para que tu te alimentes del Espíritu de Dios. Recomiendo cada dia tomar la Eucaristía.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 2 semanas
Señor a mí me viene grande tu banquete, yo quiero merecerlo y me esfuerzo pero no soy digna, ayúdame por favor que mal lo paso Dios mío, cuanta paciencia necesito que tengas conmigo. Te quiero.
Me gusta 1
Pilar González
Pilar González

hace 2 semanas
Gracas Enrique, que Dios te Bendiga!!! No puedes imaginsrte el bien que me hace tu reflexión. Yo también necesito de tu si, de tu escucha, de tu acompañamiento.... Un abrazo muy fuerte y cuenta con mi apoyo y mi Amor. Pilar

Me gusta 1
Francisco
Francisco

hace 2 semanas
Meditación del Papa Francisco
Es la Iglesia de los invitados, estamos invitados a participar en una comunidad con todos. Pero en la parábola narrada por Jesús leemos que los invitados, uno tras otro, empiezan a encontrar excusas para no ir a la fiesta.

¡No aceptan la invitación! Dicen que sí, pero no lo hacen. Ellos son los cristianos que se conforman sólo con estar en la lista de los invitados: cristianos enumerados. Pero esto no es suficiente, porque si no se entra en la fiesta no se es cristiano. ¡Tú estarás en la lista, pero esto no sirve para tu salvación! Entrar en la Iglesia es una gracia; entrar en la Iglesia es una invitación. Y este derecho, no se puede comprar. Entrar en la Iglesia es hacer comunidad, comunidad de la Iglesia; entrar en la Iglesia es participar de » ver comentario
Me gusta 0
Guillermo
Guillermo

hace 2 semanas
En la mesa del Señor todos tenemos un lugar, somos sus hijos, él no quiere que pasemos por hambre, la mesa de la eucaristía siempre estará dispuesta para cada uno de nosotros, ningún padre acá en la tierra negaría espacio en la mesa a un hijo, muchos menos Dios, animo Carmen!!! Adelante Dios te espera!!!
Me gusta 0
spalletta gust
spalletta gust

hace 2 semanas
El banquete es la vida que nos da Dios.
Necesitas trabajo? buscas en los clasificados un nuevo trabajo que te de dinero?
Dios te ofrece un trabajo excelentemente pago: usa tus virtudes y habilidades para formar conciencia de la voz interior que llevamos dentro.
Escuchas esa voz o te distraes y no la aceptas?
A trabajar se ha dicho, vamos !! estamos todos invitados a escucharla !! este es el banquete prometido.
pd: a cumplir lo que te pide
Me gusta 0
Zonia Marcano
Zonia Marcano

hace 2 semanas
Paz y bien mis hermanos, Dios les bendiga Jesús hoy nos invita hacer buenos hermanos, ayudar sin pedir nada a cambio. Jesús nos espera en la eucaristia siempre como una madre cuando espera a su hijo. gracias mi querido Jesús en ti confio pero ahumenta mi fe. Feliz y bendecido dia, Amén
Me gusta 0
susana
susana

hace 2 semanas
gracias a Dios por su Palabra que es alimento verdadero . Gracias Enrique por tu hermosa reflexion
Me gusta 1
mariodeguillon
mariodeguillon

hace 2 semanas
El comentario precedente es de mucha gracia. Y mi granito de arena al mismo tiene que ver con la alegría del banquete. Porque muchas veces nuestras misas parecen rejuntados de gente que cumple un trámite por obligación. Y los ojos se dirigen a los relojes, y los "amen" no convencen a nadie, y el canto es arrastrado como carreta llena. El Señor nos quiere felices, confiados, y si estamos así , la alegría brota sola, la suscita el Espíritu. Pidamos al Señor que cambie nuestro corazóns, también para testimonio hacia los que, si fuéramos así, se estarían alegrando con nosotros, para Gloria del Señor". De ese modo no se escucharía a un periodista decir: "que aburrida es la Misa"Alegres Bendiciones Hnos. DIOS NOS AMA
Me gusta 1
Oralia piedad m
Oralia piedad m

hace 2 semanas
La invitación que hace el Señor es abierta , pero dice que muchos son los llamados y poco los escogidos, aun no tenemos esa similutud de aprovechar la oportunidad de salvación , que nos da El Señor, porque andamos afanados en el mundo por otros banquetes.todos los días s nos hace el llamado, debemos de dar testimonios como verdaderos cristianos, no ser ajenos a la necesidad ajena dentro de nuestras posibilidades.
Me gusta 0
Maritza trelew
Maritza trelew

hace 2 semanas
Hola.como todos los comentarios me enseñan algo pero el de hoy me lleno de emosion.porque esto esta pasando en mi comunidad.el nos invita pero siempre son menos lo que acuden a la fiesta
Me gusta 1
Jorge G. Lazo S
Jorge G. Lazo S

hace 2 semanas
Señor, que seamos siempre integrantes de ese banquete, y luz
para los demás.
De esta manea estaremos participando en la evangelización y salvación de muchos hermanos.
Gracias señor.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

hace 2 semanas
Si hermanos el Señor es maravilloso el con mucho amor nos ofrece participar de su banquete, de su vida pero nosotros ponemos pretextos pidamos en nuestras oraciones a Jesús nuestro redentor para que nos encuentre dignos de participar en el banquete eucarístico, para esto tenemos que ser fieles a sus mandatos, cumplir con nuestra comunidad, con nuestro prójimo, participando desde nuestro estado con mucha humildad de los dones que Dios nos a dado poniéndolos al servicio de los demás , que nuestro Padre Celestial nos regale la fuerza de su espíritu para dar a la obra del reino no solo a esperar su misericordia, Señor bendito eres tan bueno con nosotros que te debemos mucho, ayudanos a perseverar , por favor Padre nuestro no nos dejes caer en tentación , con tu ayuda lo podemos todo » ver comentario
Me gusta 0
Dunia Dávila
Dunia Dávila

hace 2 semanas
Gracias Señor, Padre nuestro por poner en nuestro camino a hermanos que nos animan con su testimonio y su buen hacer. Gracias por esta, nuestra Comunidad de Ciudad Redonda. ¡Gloria a Dios...Aleluya...Aleluya!
Me gusta 0
Matilde
Matilde

hace 2 semanas
Es bello y verdadero lo que dices: Gracias. Ayuda a mi momento contemplativo
Me gusta 1
NENA HDEZ.
NENA HDEZ.

hace 2 semanas
No nos hagamos...herman@s, Jesús NOS habla claro...DE ESE banquete que es su Reino...donde nos invita a la mesa...lugar sencillo DONDE disfrutamos en familia en comunidad. Donde se comparte el pan y se desprende de lo que Él nos da. Nos pide formar comunidades vivas donde no haya hambre, miseria, que los pobres y despreciados se sientan tomados en cuenta...estén en casa tengan ropa, comida, trabajo,salario digno. El banquete fiesta de Jesús viviendo su Evangelio...sin pretestos...NO tengo tiempooo...
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

hace 2 semanas
Tenemos que ser generoso con los de más y tener siempre en cuentas los Dones que nos dio a cada uno de nosotros y siempre recordarse de las mas hermosos y apreciados que nos dio para cada uno de nosotros seguir sus mandamientos y sus palabras que nos amamos unos a otros y que siempre vive en nuestros con Amor paz y alegría que Dios les bendiga a todos Amén
Me gusta 0
Luis Celis..Pas
Luis Celis..Pas

hace 2 semanas
Hoy empecé lecturas..Me agradaron.
Me gusta 0
Ricardito
Ricardito

hace 2 semanas
La vida es una Fiesta y es un Banquete de alegría y gozo, pero también de compartir preocupaciones y dolor. En la vida hay que respirar... para poder vivir. Y el aire que necesita nuestra vida es el amor. Jesús es mi amor, y no sólo porque El me amo, sino porque mi vida sería vacía sin El y todos mis hermanos. A la Fiesta somos invitados todos... pero no todos tenemos el "tiempo" y las "ganas". Me gustó lo que dijo Sandra. No todos comprendemos la grandeza de la Fiesta, mucho la transformamos en un "teatro", como la madre de Sandra. Hay muchos que viven la vida como un teatro ... donde ellos son uno de los personajes. También la Misa puede ser lo mismo, igual que Bautismo.. o Matrimonio. Vivamos la vida amando. Si no vives para servir, no sirves para vivir.
Me gusta 0
LUIS HERNANDO
LUIS HERNANDO

hace 2 semanas
buen ida para todos, el evangelio de hoy nos explica y nos deja un mensaje muy real, muchos, siempre le sacamos el cuerpo cuando nos invitan a la casa del señor nuestro padre, él es están bueno con nosotros, somos tan hipócritas que siempre nos alejamos de la palabra de la eucaristía, no tenemos en cuenta que los mandamientos más importantes son dos; amar a Dios nuestro padre de corazón, amarlos, adorarle y que él siempre debe estar por encima de toas las cosas y el segundo amarás a tú prójimo como a ti mismo. y que siempre digamos que alegría cuando me dijeron vamos a casa del señor que el allí nos tiene la mejor fiesta y el mejor banquete.
Me gusta 0
Ezequiel
Ezequiel

hace 2 semanas
Amén, el Señor me ha hablado en este día a través de su palabra.
Me gusta 0
Solounomas
Solounomas

hace 2 semanas
A veces cuelo el mosquito,pero me trago el camello.Tomar una hostia y un poco de vino consagrado es importante,pero cualquiera lo hace.Lo que no cualquiera hace es olvidarse de si mismo y ayudar en lo que se pueda al necesitado,al limosnero,al oprimido,al alcoholico,al drogadicto,al desempleado.Que acciones tendran mas relevancia para Jesus?.En el fondo de mi corazon esta la respuesta,de cual es nuestro banquete espiritual.
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 2 semanas
Misa de tarde,quince o veinte personas.Cada una a lo suyo.Con bastante devoción,pero sin esa unión que nos pide el Señor
Me gusta 1
Dominga Sosa
Dominga Sosa

hace 2 semanas
Hermanos , oremos como comunidad cristina para estar siempre dispuestos a acompañar a nuestro Señor en sus invitaciones, a cooperar y ser parte de esos discípulos que el sigue llamando para que puedan saborear el gusto a cristo , a salvación , a comunidad cristiana que promueve a un Jesucristo resucitado y enamorado de sus fieles . de los que deciden seguirlo sin miedo , ni excusas.

Amen.
Me gusta 0
jesus mateus
jesus mateus

hace 2 semanas
Que felicidad verdadera ,es conocer al Señor,al Dios de la vida,deleitarse con sus enseñanzas como la de hoy en el cual el nos hace la invitación al banquete de bodas.el banquete es explendido ,porque esta el novio Cristo y la novia q somos nosotros la iglesia de hoy.q bonito y hermoso es participar de esta fiesta diariamente ya sea en la misión,ya sea en la eucaristía .,o en nuestra cotidianidad.hogar u enpresa donde se trabaja,pero para todo esto tenemos q ser testimonio.para q los nuevos invitados ala boda llenen de la presencia amorosa de Cristo el Señor.atentamente su hermano en Cristo Jesús Mateus ,koinonia misionera católica amigos Solidarios Barranquilla.
Me gusta 0
Lalita
Lalita

hace 1 semana, 6 días
mariodeguillon:
Una Misa aburrida dijo alguien, y yo pregunto... ¿dónde?. Nunca he asistido a una de esas y ya llevo unas cuantas.
El que se aburre en una Misa es porque no pone atención en ella y desconoce lo que sucede en una Misa; sin el más mínimo afán de molestar a nadie y con toda la humildad posible.
Eso sí, hay que procurar entender todo lo que pasa en una Misa. Rumiar, como me dijo alguien una vez, las lecturas, el Evangelio, escuchar todo con mucha atención y meditar luego qué nos dice hoy la Palabra, a ti, a mí.
La Biblia es un libro vivo. Cada vez que leemos o escuchamos algo de ella, no debemos verla como un libro de historia. ¡Es presente!
Llegará el día que entiendas mucho de lo que oyes. Todo te será familiar. Todo será amado por ti. Es la Palabra de Dio » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.