Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf

EL DESINTERÉS


 

        ¡Cuántos nos cuesta hacer las cosas desinteresadamente! Hacemos nuestros cálculos: a tal persona «le debo» una invitación, me toca a mí esta vez... Tengo que invitar a... no sea que se enfade si se entera de que no he contado con él. Me conviene invitar a... para que, a cambio...       Casi siempre esperamos respuesta, que nos lo devuelvan de alguna manera, sacar algún beneficio, que nos correspondan o nos lo devuelvan, que nos sintamos con «derechos» a pedirle que... Y con demasiada frecuencia buscamos nuestro propio interés por encima del de los demás. Incluso está ese sutil autoengaño de hacer cosas para “sentirme uno orgulloso uno de sí mismo”, para «sentirme bien» (no es raro que ésta sea la motivación que se esconde detrás de no pocos «voluntariados»: la satisfacción de sentirme bueno, me siento bien, me siento útil...). Pero en el fondo es otro modo de egoísmo... aunque en éste caso otros que están en necesidad puedan salir indirectamente beneficiados.

      Pues ahí está el estilo diferente de Jesús y de los que nos llamamos sus seguidores: «No invites a tus a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque te corresponderán y quedarás pagado». Es decir: Invierte a fondo perdido; regala y regálate...porque así es y actúa tu Padre Dios y desea que te parezcas a él.  Hazlo así porque es urgente que cambiemos este mundo de intereses, en el que se hacen las cosas para sacar algo a cambio.

          He aquí una recomendación de Jesús que muy pocos ponen (ponemos) en práctica. Quizá algunos se preocupan de los que lo están pasando mal, y procuran que les llegue comida, ropa, sanidad... Pero lo de invitar a casa, a la propia mesa, al entorno personal a pobres, lisiados, cojos y ciegos... como que no. Hoy, en vez de ciegos y cojos, tendríamos que hablar de inmigrantes, personas de otras razas, mendigos, hambrientos de todo tipo, enfermos de SIDA, parados de larga duración, desahuciados, ancianos solos o solitarios, etc. 

        ¿He sentado alguna vez a alguna de estas personas en mis banquetes, en mi mesa repleta?  No es una invitación a dar un bocadillo al que me pide en la puerta, sino a sentarlo en mi mesa.  Ni es darle la ropa que yo ya no quiero y me sobra, sino... ya se entiende. Sentarle a mi mesa sería sinónimo de hacerle un hueco digno en mi vida: no es un simple asunto gastronómico. Hablaríamos de acoger, interesarnos, atender, darles nuestro tiempo....

          En nuestras comunidades religiosas no recuerdo que hayamos sentado a nuestra mesa a ninguno de éstos. Y si alguien (?) tuviera la ocurrencia de proponerlo, enseguida surgirían muy razonables argumentos por los que tal cosa no es conveniente: ¿meter desconocidos en casa, personas que no son de nuestro ambiente o clase, problemáticas en muchos casos...? Si acaso les llevamos comida, les pagamos un bocadillo o un menú en el bar cercano, o...  

         No es una invitación a dar un bocadillo al que me pide en la puerta, sino a sentarlo en mi mesa.  Ni es darle la ropa que yo ya no quiero y me sobra, sino... ya se entiende. Sentarle a mi mesa sería sinónimo de hacerle un hueco digno en mi vida: no es un simple asunto gastronómico. Hablaríamos de acoger, interesarnos, atender, darles nuestro tiempo.... 

         Pero no es posible andar con interpretaciones de las palabras de Jesús para hacerlas más razonables o accesibles. "Cuando des un banquete...",  sin matices, ni advertencias, ni precauciones, ni nada de nada. Creo que estas palabras de Jesús están sin estrenar en (casi todas) nuestras comunidades cristianas, religiosas, familiares... Y honestamente... no se me ocurre añadir más comentarios, razonamientos o planteamientos. Sinceramente: me descolocan y me dejan sin palabras.

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf
Comentarios

Deja tu mensaje:

Gregorio
Gregorio

hace 2 semanas, 3 días
Hoy el comentario al Evangelio que nos hace D. Enrique Martinez de la Lama-Noriega, no tiene desperdicio, como dice al final de su reflexión: “Descolocan y dejan sin palabras”; todos los que leemos esta página e insertamos nuestros comentarios, deberíamos reflexionar sobre lo que D. Enrique nos comenta en su comentario al Evangelio del dia de hoy.
Posiblemente, casi seguro, nosotros no podemos permitirnos en los días que corren dar banquetes, lo que no quiere decir que quedemos al margen de reflexionar y vivir el mensaje profundo de este Evangelio. Me viene a la memoria Santa Teresita del Niño Jesús, que cuando estaba reflexionando sobre este Evangelio se dijo a sí misma, ¿Cómo puedo yo, una pequeña carmelita descalza, en medio de un convento, vivir y encarnar este Evangeli » ver comentario
Me gusta 3
Ricardo
Ricardo

hace 2 semanas, 2 días
Necesito saber quién es "ellos" en la epístola de Pablo

(Pablo se está refiriendo al rechazo explicito del pueblo judío hacia Jesucristo. "ellos" son los suyos, los de su raza... que no aceptan al Mesías.)
Me gusta 0
Chema Arribas
Chema Arribas

hace 2 semanas, 2 días
Excelente, D. Enrique, la crítica a todos nosotros y especialmente la autocrítica de su propia comunidad religiosa.

Es verdad; enseguida salen los partidarios del "sentido común" que "interpretan adecuadamente" el Evangelio, apelando siempre a su sentido figurado.

Me he sentido interpelado. No acabamos de ver, no queremos ver que en el prójimo, en el prójimo desagradable, está Jesús. Si trascendieramos la apariencia física y miráramos con los ojos de la fe...

No nos acabamos de tomar en serio aquello de "lo que hicisteis con uno de estos pequeños, conmigo lo hicisteis".

Excelente también el comentario de D. Gregorio. Edificante el ejemplo de Sta. Teresita, que demuestra que el que realmente quiere, encuentra el camino.

Un abrazo
Feliz día al servicio de los » ver comentario
Me gusta 3
sandra
sandra

hace 2 semanas, 1 día
La verdadera fiesta o banquete es la Misa. Donde el mismo Cristo nos invita
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 2 semanas, 1 día
El evangelio de hoy 6 de noviembre, nos invita para que todos los días, hagamos las cosas desinteresadamente, que no esperemos que los demás nos feliciten, nos agradezcan, nos guarden honores, inclusive nos hagan monumentos, no es así, cada día debemos servir sin mirar a quien, ser oportunos en tiempo y en espacio, ayudarlos, socorrerlos y solidarizarnos con la angustia y dolor del otro, cada vez que dediquemos espacio y tiempo a nuestros hermanos, estamos siendo el reflejo de Cristo Salvador, recordemos que Él vino al mundo a servir y no a ser servido, por lo tanto, ya es hora de que hablemos un solo idioma, todos somos hermanos y merecemos oportunidades, no necesitamos pertenecer a una clase social alta o media, ser titulados, ser millonarios, para tener dignidad, todos somos iguale » ver comentario
Me gusta 2
Carmen
Carmen

hace 2 semanas, 1 día
Gracias mil por el comentario. Señor te quiero.
Me gusta 1
susana beatriz
susana beatriz

hace 2 semanas, 1 día
Qué homilía!!! Y qué comentarios!!!! Me hizo recordar a un Padre, que no queremos nada en la comunidad, nativo de aqui, que hacía eso con unos ancianos que vivían debajo de un tanque en la plaza de enfrente al onvento. Eran sucios. Tanto que al otro día se iban con colchón y todo, porque no se querían bañar. Para disgusto del otro Padre de la comunidad. También me acordé de la flia. de mi cuñada. Tuvimos un desencuentro y no nos vimos más. Ni ganas de verlos. Me encantó el comentario de Gregorio, respecto a Sta. Teresita del Niño Jesús. Eso me hace sentir redimid! Porque eso lo hago y siempre lo he hecho.Igual me deja pensando. Bárbaro su mensaje, Padre claretiano!!! Gracias!!!! Ojalá quede más Jesús en mi corazón!!!!
Me gusta 1
antonia
antonia

hace 2 semanas, 1 día
Gracias por los comentarios. Yo creo que para sentar a la mesa a los marginados de cualquier tipo, debemos de orar, reflexionar y pedir ayuda, ya que a veces no sabemos ,no queremos , y hay despiste en lo que Jesús quiere que hagamos, ya que eso seria el bien del otro y el nuestro.
Me gusta 1
M.calero
M.calero

hace 2 semanas, 1 día
Normalmente, la ayuda q realizamos, dar limosna, visitar a alguien enfermo..., nos suele venir muy bien, xq no perturba ni invade nuestro entorno.Pero...., cuando se trata de implicarnos intimimamente con alguien, dejando nuestro yo a un lado, saliendo de nuestra burbuja de confort, la cosa cambia, como dice muy bien el comentario de hoy.
Es difícil abrir los brazos sin condiciones, como hacía Jesús, dar todo sin pedir nada. Solemos hacer una conciencia de conveniencia, q justifique todas nuestras carencias, así, vivimos tranquilos y damos lo q no pueda perturbar nuestro entorno, ! no aprendemos!, hablo por mí, , cuando hago examen de conciencia, soy consciente de q hay un vacío, importante, de generosidad y de entrega hacia los demás, como he comentado antes, hay q abrir los brazo » ver comentario
Me gusta 0
Ramón Sánchez
Ramón Sánchez

hace 2 semanas, 1 día
"O me entrego totalmente como el Señor, o no hago nada". Ese es el susurro de Satanás en nuestro oído. Cristo nos deja el listón muy alto, pero sabe que somos párvulos en su cátedra y que hemos de empezar poco a poco. Comenzar con dar un bocadillo a un indigente no es cosa baladí.. ..Buscar un sitio donde acoger a un anciano, tampoco. Ayudar a pagar el racibo de la luz, tampoco. Hemos de ir mejorando poco a poco en generosidad y entrega, sin el ánimo de la lucrosa autosatisfacción de una entrega repentina y absoluta, porque repito, somos párvulos. Comparte tu tiempo con el necesitado y Dios te dirá en tu corazón el qué y el cómo de la verdadera caridad.
Me gusta 0
Francisco
Francisco

hace 2 semanas, 1 día
Meditación del Papa Francisco
A quien quiere seguirlo, Jesús le pide amar a los que no lo merecen, sin esperar recompensa, para colmar los vacíos de amor que hay en los corazones, en las relaciones humanas, en las familias, en las comunidades, en el mundo. Hermanos cardenales, Jesús no ha venido para enseñarnos los buenos modales, las formas de cortesía. Para esto no era necesario que bajara del cielo y muriera en la cruz. Cristo vino para salvarnos, para mostrarnos el camino, el único camino para salir de las arenas movedizas del pecado, y este camino de santidad, es la misericordia. La que Él nos ha dado y cada día tiene con nosotros. Ser santos no es un lujo, es necesario para la salvación del mundo. Y esto es lo que el Señor nos pide a nosotros.

Queridos hermanos cardena » ver comentario
Me gusta 0
spalletta gust
spalletta gust

hace 2 semanas, 1 día
Los malos son malos porque nadie los quiere. Por eso hoy nos pide Jesús que los amemos, los invitemos, compartamos una salida con ellos.
El egoísmo de una persona mala es consecuencia de no entender que es la vida, cual es el fin último, y también no sentir, no compartir, no hacerse tierra, polvo. Para ello estamos nosotros dispuestos siempre a estar a su lado.
Ser santos pasa por acá.
Me gusta 0
Ana María
Ana María

hace 2 semanas, 1 día
Hermosas palabras para iniciar la semana, y muy oportunas para los venideros tiempos que nos llaman a la reflexión, a la caridad y a la suprema generosidad. Dios los bendiga.
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

hace 2 semanas, 1 día
A propósito del Evangelio de ayer, en el sermón de mi comunidad escuché decir: todos somos fariseos.

Esto nos condujo a tomar una decisión: dejar de ponerle cargas a los demás y llevarlas nosotros mismos para alivianar el caminar de nuestro prójimo. Creo que esa es también una forma de practicar el evangelio de hoy. Que Dios los bendiga a todos y que esta comunidad crezca mucho más.
Me gusta 0
Sara del Valle
Sara del Valle

hace 2 semanas, 1 día
¡Cuánto nos cuesta dar desinteresadamente! Hasta lo bueno que hacemos( hago) es queriendo buscar con interés que Dios me quiera, midiendo lo bueno que hago con una medida cargada de prejuicios , inseguridad, en fin!. Tanto el Evangelio y su comentario del hermano Enrique me interpela fuertemente. Dame Señor fuerza para entregarme al prójimo sin reservas solo por amor ...*completará el Señor lo hecho por mí* .
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 2 semanas, 1 día
Todos somos hijos y todo lo que damos debe ser con amor , no es dar porque nos sobra sino entregarlo de corazón.
Me gusta 0
jorge arismendi
jorge arismendi

hace 2 semanas, 1 día
La concepcion de familia en su expresion mas genuina la podemos ver ilustrada en el evangelio que nos presenta hoy las escrituras. El desinteres como un elemento o componente purificador de nuestra conducta humana es tomado por el señor jesucristo para dejar entrever que como hijos de dios todos estamos llamados a conciliar en torno a nuestro projimo un lazo de hermandad tan puro y natural como el que se forja en el seno de una familia, que fundamentada en principios y valores de respeto, tolerancia, comprension, solidaridad y humildad aparta de su horizonte toda conducta o manifestacion revestida de egoismo interes o apariencia y al contrario conduce la existencia de cada miembro por la firme conviccion y certeza de un mundo igualitario abierto al encuentro y la compasion hacia el mas » ver comentario
Me gusta 0
Enrique Mexico
Enrique Mexico

hace 2 semanas, 1 día
en este evangelio el señor nos invita siempre ser humildes, la humildad siempre debe estar por delante de todas las cosas para los que seguimos a Jesus la gente de la alta sociedad se junta con los de la alta sociedad no se junta con los pobres con los humildes porque no son de su misma condicion, jesus no quiere que seamos nosotros asi quiere que seamaos humildes porque para Dios todos somos iguales
Me gusta 0
jfernandez
jfernandez

hace 2 semanas, 1 día
mas claro no canta un gallo todos nos disculpamos y le tiramos la responsabilidad a los demás nunca tenemos tiempo por eso el canto que no se entona es aquel que dice, con nosotros esta y no le conocemos etc. dios bendiga a todos.



Me gusta 0
aquiletile
aquiletile

hace 2 semanas, 1 día
Muy bueno sus comentarios me ayudan a crecer espiritualmente gracias a Dios por todos ustedes que pasen un día hermoso
Me gusta 0
Dunia Dávila
Dunia Dávila

hace 2 semanas, 1 día
Gracias Señor, Padre nuestro por indicarnos siempre el camino, la verdad y la vida que debemos tener presente en nuestro día a día. ¡Gloria a Dios, Aleluya...Aleluya...!
Me gusta 0
Mariel
Mariel

hace 2 semanas, 1 día
Es hermoso que se nos haya explicado la esencia del evangelio de hoy día y como Teresita del Niño Jesús encontró la sabiduría de acercarse a las personas que por su manera de ser, muchas veces no nos caen en gracia, porque son amargadas, apagadas, hay todavía personas con instinto malo que les gusta hablar mal de compañeras de trabajo para congraciarse con su Jefes, entre otros y nosotros las evitamos, hoy día aprendí que hay que valorar a todos y perdonar, darles oportunidad que encuentren paz. Muchas veces no dejamos entrar en casa a desconocidos porque llegan a robar y hasta a matar, en estos tiempos siempre somos precavidas. Gracias por explicarnos cada día el evangelio.
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

hace 2 semanas, 1 día
ahí esta las misericordias de Dios siempre compasivo y misericordioso con todos y tenemos que aprovechar los donde que el nos regalo y no pensar en nosotros mismos sino en los demás y ser misericordioso con los demás y tengo una anécdota de mi papá y mi mamá que en pz descanse mispadres siempre recuerdo que cuando pasaba gente umilde por las calle de mi casa personas que vendían frutas plátanos ellos los llamaban a comer en la sala del comedor y no se fijaba en sus condiciones y ellos vivían esos momentos hermosos y bonito ejemplo bendiciones
Me gusta 0
Alicia
Alicia

hace 2 semanas, 1 día
Nosotros como Pablo, reconocemos que: El Señor, Dios es ÚNICO. y Digno de alabanza. Es principio y fin de todas las cosas, y su promesas se mantienen por siempre.

La salvación vino a ellos (Judíos), primero, como pueblo escogido, pero como, no la aceptaron pasa a todos nosotros, (gentiles) los que por fe somos sus testigos.

El Evangelio, nos dice algo muy bonito, que nos cuesta llevarlo a la practica.
Debemos compartir con todos, sin esperar recompensas en esta tierra, ayudando al mas necesitado, el que nunca me pagara porque es el Señor quien me recompensara.

Como decimos en el salmo, alabare el nombre del Señor por siempre, dándole gracias en todo momento.

Gracias al Señor, por todo lo que comparten en esta pagina, y pidamos nos ayude y de fuerzas para » ver comentario
Me gusta 0
Doris Estrada
Doris Estrada

hace 2 semanas, 1 día
Hermanos La Paz deseó para cada uno de ustedes me encanta leer los comentarios d cada unos de ustedes me inspiran a comentar algo, a reflexionar, y pienso q si soy o somos muy interesados , no damos nada por que si, si no hay un interés detrás , digo poq cuando rezo también quiero algo a cambio, porq no alabo a Dios sin pedir nada? y como dice su palabra todo se dara por añadidura. Señor esta ma?ana quiero alabarte bendecirte y darte gracias .
Por favor los códigos se me hacen muy difíciles .
Me gusta 0
fernando53
fernando53

hace 2 semanas, 1 día
Buen dia hermanos, hermoso mensaje, porque va mas allá de lo que normalmente vemos ... no nos es fácil desprendernos o compartir con aquellos que ni siquiera conozco. Creo que nos puede ayudar mucho, lo que una vez me dijo un sacerdote ... mira al humilde, al pobre, al que necesita como si fuera Jesús quien te necesita ! Igualmente hagamos el bien a los demás sin retricciones, tenemos que ejercitar nuestro corazón, para hacerlo mas noble... mas cercano a lo que el Señor espera de nosotros !! Bendito Dios !!
Me gusta 0
Agradecido
Agradecido

hace 2 semanas, 1 día
El corazon sabe razones que la mente no entiende.El corazon nos pide dar y la mente retener y acumular.La satisfaccion para algunos consiste en ambas.El maestro nos dice cual produce recompensa y cual no...Y si el estuviera en aquel mendigo,en aquel borrracho dormido bajo el puente?.Solo para ver como anda mi corazon.Alguna vez lo hizo con Pedro.Decia Cabral,esa seria la cosa mas triste que nos podria pasar,saber que esta con nosotros y no saber donde esta.
Me gusta 0
Javier
Javier

hace 2 semanas, 1 día
Gracias por los ricos e interpelantes comentarios. de acuerdo con lo que todos aportáis. Lo que yo "añadiría", por decirlo de alguna manera, sería esa necesidad urgente de acogida, de amor fraterno, de desterrar las críticas, las maledicencias, las difamaciones y un largo etc., en la propia comunidad religiosa. ya podría hablar la lengua de los ángeles, si no tengo amor, ¡nada! Ya podría, ya podría, ya podría..., cada uno podemos añadir eso que llevamos enconado en nuestro corazón, si no tengo amor en lo más próximo, en la acogida del pobre en mi comunidad, del que me necesita por tantos motivos, ¡pero cómo cuesta acoger lo pobre próximo! es más fácil mirar afuera, decir que nuestra comunidad no acoge a toda ese gente de fuera que nos necesita. Y estoy de acuerdo en que » ver comentario
Me gusta 0
Marina
Marina

hace 2 semanas, 1 día
J.Fernández:
Esta es la canción, no?

Con vosotros está

Con vosotros está
y no le conocéis.
Con vosotros está,
su nombre es el Señor. (bis)

Su nombre es el Señor y pasa hambre,
clama por la boca del hambriento,
y muchos que lo ven pasan de largo
a caso por llegar temprano al templo.
Su nombre es el Señor y sed soporta,
está en quien de justicia va sediento,
y muchos que lo ven pasan de largo
a veces ocupados en sus rezos.

Su nombre es el Señor y está desnudo,
la ausencia del amor hiela sus huesos,
y muchos que lo ven pasan de largo,
seguros al calor de su dinero.
Su nombre es el Señor y enfermo vive,
y su agonía es la del enfermo,
y muchos que lo saben no hacen caso:
"tal vez no frecuentaban mucho el templo".

Su nombre es el S » ver comentario
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 2 semanas, 1 día
Darse,dar,sin esperar nada a cambio.Ni siquiera para sentirse bueno y justificarse.Señor dame fuerza para ser así.Hasta ahora no lo he hecho
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.