Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, misionera claretiana

Queridos hermanos

Tendemos a querer que Dios sea árbitro de nuestros asuntos. Siempre y cuando sea a nuestro favor, claro… Y no solo le pedimos que intervenga si no que le decimos que tiene que hacer exactamente. Así aparece en el evangelio de hoy.

Me quedo con la respuesta de Jesús. No entra en el juego. Se limita a devolverle una mirada sobre sí mismo, yendo a la raíz de su demanda -la propia codicia- y no a la demanda en sí –“¡que mi hermano reparta la herencia conmigo!”-.

Y entonces añade una parábola. La de un hombre que echa cálculo. En esos cálculos me temo que entra también nuestro deseo de que Dios arbitre y nos dé la razón una vez más. Que todo gire a nuestro alrededor, que Dios sea una pieza más de nuestro argumentario; nos proclamamos guionistas de la vida, marcamos normas y escenarios, creemos que todo está en nuestra mano bajo el manto de una supuesta sana autonomía… Pero más bien parecemos dioses de nuestra propia liturgia. Terrible.

Dios siempre es Dios. Aun cuando no le dejamos. Suele callar pero cuando habla es implacable. Tiernamente implacable, como el abrazo de un buen amigo en medio de una tormenta:

“Necio, loco, no confundas el fin y los medios... ¿Quién eres tú? ¿Acaso crees que eres un granero donde almacenar riquezas sin fin? ¡No! Eres mucho más: eres un templo vivo, estás llamado a ser mi propia casa. Yo soy tu huésped. Mucho más que trigo y cebada”.

Y lo mejor de todo es que Dios dentro de uno no se acaba nunca. Siempre crece. ¿Cuándo nos convenceremos?

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, misionera claretiana

Comentarios

Deja tu mensaje:

Gregorio
Gregorio

el 22/10/17
La mayoría de los creyentes, tenemos un grave problema puesto que en muchas ocasiones no dejamos que Dios se Dios.
Vivimos en una sociedad interesada, interesada en obtener más dinero, el mejor coche, la mejor casa y si es una mansión mejor, los mejores zapatos y los mejores vestidos aunque para ello tengamos que dejar a un lado nuestras convicciones tanto sociales como religiosas. ¿Para que servirán todas estas cosas cuando nos presentemos ante el Señor? Yo no quiero decir con esto que no podamos estar interesados en mejorar nuestra vida y la de toda nuestra familia, pero el verdadero cristiano el que realmente sigue al Señor, debe tener la Fe y la confianza en que si seguimos sus pasos, nunca nos va a dejar abandonados y siempre tendremos lo que realmente sea necesario para nosot » ver comentario
Me gusta 0
rodolfo çhaçon
rodolfo çhaçon

el 22/10/17
la vida no depende de los bienes materiales .es un don de dios.es mejor dar que reçibir
Me gusta 0
spalletta gust
spalletta gust

el 23/10/17
El hombre y la mujer viven sin tener presente la muerte.
El humilde, el que se pone en el último lugar, espera aquél encuentro con Dios.

Esto tiene lógica. Dios nos hace libres, pero con el límite de la muerte.
Cuando morimos el que manda es El.
La libertad tiene su límite en la muerte, de ahi que se diga " hágase tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo" ya que la verdadera libertad es hacer la voluntad de Dios.
Me gusta 0
veritohur
veritohur

el 23/10/17
Que reflexion tan hermosa hace la hermana Rosa Ruiz, felicidades!!
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 23/10/17
El evangelio de hoy23 de octubre, nos invita para que seamos personas generosas y no acaparadoras y avarientas, lo poco o mucho que tengamos es para compartir con nuestros hermanos, especialmente con los más pobres y necesitados, para Dios no es la riqueza material la que nos salva sino el amor con el que tratamos a quienes nos rodean, si amamos a Dios es porque amamos a nuestros hermanos, como hijos de Dios, podemos tener cosas materiales pero que nos ayuden a llegar al Reino de los cielos, porque si somos fraternales, ayudamos a otros, porque ante Dios nuestro fervor y piedad están ligados a las obras que hagamos en este mundo, hagamos a un lado la ambición en todos sus sentidos, la avaricia, que a lo único que nos conlleva es a la perdición, a la prepotencia, al orgullos, a la vani » ver comentario
Me gusta 0
Yury quintero
Yury quintero

el 23/10/17
En el evangelio de cada domingo aprendemos a ser mas como Jesús y menos uno mismo
Me gusta 0
sandra
sandra

el 23/10/17
La Virgen María con su si a Dios nos enseña la verdadera humildad. Con la Visita a Santa Isabel la solidaridad. Sabemos que no necesitamos ser millonarios para ser solidarios pero que impotencia sentimos cuando las necesidades están presentes en un niño en una mamá o un papá en un enfermo o ancianos en personas que viven en un país en guerra. Animales abandonados. Bienes en unos pocos pobreza en muchos. Resentimiento no ni rencor. En momentos de debilidad surgen el dolor y la impotencia. No me gusta sentirme fracasada porque tengo fe. No reneguemos por los bienes que tenemos porque muchos no tienen nada
Me gusta 0
Isabel Valencia
Isabel Valencia

el 23/10/17
Jsús era un hombre paciente. Imagino su sonrisa compasiva, cuando El habla . Nos està hablando de las maravillas del Reino y nosotros: Que el trabajo,Maestro, que la salud, la familia. Pero en esa pequeñez nuestra somos como niños. Entonces El nos acoge con absoluta ternura
Me gusta 0
Carmen lo
Carmen lo

el 23/10/17
Buscar los bienes de allá arriba nos dice San Pablo, vamos a ello sin otra pretensión, sin la más mínima duda. Gracias Señor por tanto amor.
Me gusta 0
antonia
antonia

el 23/10/17
Gracias por el comentario de todos-as, es asi no sabemos a veces lo que pedimos,no comprendemos que El nos cuida y quiere lo mejor para sus hijos,aunque no coincida en lo mejor para el mundo.
Me gusta 0
Janeth Lozano L
Janeth Lozano L

el 23/10/17
Que él Buen Dios nos bendiga e ilumine para que podamos ver lo que es verdadero y no falso.... que somos finitos. "Señor ayúdame a calcular el numero de mis años, para que adquiera un corazón sensato" Sal. 89.
Me gusta 0
Dunia Dávila
Dunia Dávila

el 23/10/17
Gracias Señor, Padre nuestro, por darnos siempre la oportunidad de reflexionar, de reparar en lo que realmente es importante. Tu Palabra nos da vida, confío en Ti Señor, Tu Palabra es eterna, en Ella esperaré.
¡Gloria a Dios...Aleluya...Aleluya!
Me gusta 0
susana beatriz
susana beatriz

el 23/10/17
Sí, adhiero a lo que dicice Ventohur. Felicidades, Hna. Rosa.Y rece por mí, (Y por todos nostros en gral). Me ha pasadoalgo extraño. Ante un reproche de mi hermana, que no vive en esta ciudad,acerca de que mis hijos no la quieren, le recordé una deuda que ella tenía conmigo. Y lo hice, para salir del paso, porque yo lo atribuyo en realidad a que mi marido no habla nunca bien de ella. Y lo hice en circunstancias en que vino porque un hno. menor nuestro se moría. Me sentí rara, de haber dicho la verdad. Y hoy me siento apartada de ella. y no sé si es por eso o porque mi hno. querido ya no está.Rece por mí, Hna. Rosa, por favor. Gracias.
Me gusta 0
Silvia Hernande
Silvia Hernande

el 23/10/17
quiero servir a Dios, quiero sentir su amor, quiero ser un templo de dios, pero siempre la codicia le gana en mi, las preocupaciones de que a mi familia no le falta nada .......... que dificil es el camino hacia la santidad y que lejos estoy de el
Me gusta 0
ROLANDO B.
ROLANDO B.

el 23/10/17
SOLO DIOS ES LA VERDADERA RIQUEZA DE NUESTRA VIDA ..EL ES LA FUENTE DE TODO BIEN EN TODO MOMENTO Y CIRCUNSTANCIA....GLORIA A TI DIOS MIO ....TUYO ES EL REINO EL PODER Y LA GLORIA.... AMEN
Me gusta 0
Ricardo Orcesi
Ricardo Orcesi

el 23/10/17
Grande es nuestro Dios, así debe ser nuestra fe.
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 23/10/17
Muchas gracias hermana Rosa que Dios la bendiga y la siga iluminando
Me gusta 0
Francisco
Francisco

el 23/10/17
Meditación por el Papa Francisco
En la Liturgia resuena la palabra provocadora de Eclesiastés: "vanidad de vanidades... todo es vanidad". Los jóvenes son particularmente sensibles al vacío de significado y de los valores que a menudo les rodean. Y lamentablemente pagan las consecuencias. Sin embargo el encuentro con Jesús vivo, en su gran familia que es la Iglesia, llena el corazón de alegría, porque lo llevan de verdadera vida, de un bien profundo, que no pasa y no se marchita: lo hemos visto sobre los rostros de los jóvenes en Río.

Pero esta experiencia debe afrontar la vanidad cotidiana, el veneno del vacío que se insinúa en nuestras sociedades basadas en el beneficio y en el haber, que engañan a los jóvenes con el consumismo. El Evangelio de este domingo nos llama la a » ver comentario
Me gusta 0
Xiniaespi
Xiniaespi

el 23/10/17
Nada me pertenece en este mundo. La vida misma es del Señor. Hay q atesorar riquezas pero agradables a Dios en nuestro corazón. Gracias por estos comentarios. Bendiciones
Me gusta 0
Angela
Angela

el 23/10/17
Hermanos hoy el senor es claro en sur palabra no longer podemos tener como arbitro ni como protector de riquesa. Pero como banco de justicia y micericordia
Compasiva con Los pobre es la manera de vivir nuestra Fe, Asi acomulamos riquesa espiritual y verdadera con nuestro Senor Jesus en el Cielo y en la Tierra vivamos segun elnos lo pide y transmitemos esa riquesa de Fe verdadera a quienes desconocen del Senor Amen
Me gusta 0
Luis p
Luis p

el 23/10/17
Que bueno es tener a nuestro Dios siempre corrijiendonos llevándonos a lo importante a lo necesario que por su gracia puedamos tener la fuerza de voluntad y alejarnos de el que es el camino la verdad y la vida amén
Me gusta 0
carlos CR
carlos CR

el 23/10/17
Toda la Gloria sea Para Jesús, Rey de Reyes!...Vivimos en Una sociedad con una voracidad para hacer dinero, no importa el precio que se pague, destruimos el medio ambiente con tal de obtener ganacias, envenenamos a los jóvenes llevándolos a caer en los tentáculos de la droga...queremos demostrar cuál nación tiene más poder económico o militar..., como nos dice el apóstol Pablo, necesitamos renovar nuestra mente, el ser es más importante que el tener...Nuestra confianza es Dios...Dios nunca falla...Saludos y Bendiciones desde Costa Rica!
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 23/10/17
Grande es Dios y hay que ser agradecido día a día. nuestra mayor riqueza es nuestra Fe.
Me gusta 0
Ernesto
Ernesto

el 23/10/17
Hoy nos habla Jesus de la codicia El flagelo de destruction mas grande de la humanidad, El origen de Las guerras en El mundo y en nueatras familias, y en nosostros mismos. tenemos que entender que Dios no esta en contra de nuestra superacion personal, si tienes anhelos de seguir estudiando en busca de l titulo, maestria, doctorado, o esa casa que anhelas comprar para tu familia, o ese viaje que deseas hacerlo con tu familia, etc, etc Lo que esta en contra es que por tu ambicion personal de queree tener mucho mas, Dejes de lado El amor a Dios y cierres tu corazon Al projimo, y a pesar de que eres bendecido con cosas materiales, te pones egoistas con Los demas y no te importa El mundo que te rodea. Poner Al Servicio de Los demas, tus conocimientos, tu tiemopo, evangelizar, escuchar, visita » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 23/10/17
Hermanos que nuestro objetivo sea alcanzar la riqueza espiritual que Jesús nos ofrece, el Señor quiere que nos convirtamos en templo donde él more, los bienes materiales si lo perseguimos con codicia y lo acumulamos sin compartir con nuestro projimo mas necesitado de nada servirá eso pertenece a este mundo y aquí se quedará, solo con nuestro Padre Celestial alcanzaremos el verdadero tesoro que nos hará crecer como personas con valores , con humildad, con fraternidad , con solidaridad, que Dios nos encuentre preparados, la avaricia , la codicia nos llevan al fracaso y nuestro Padre quiere lo mejor para nosotros reinar en nuestro corazón y para siempre, oremos con fe y esperanza de que con su ayuda vamos alcanzar la gloria que el nos ofrece y alcanzaremos la verdadera felicidad, el » ver comentario
Me gusta 0
feboz
feboz

el 23/10/17
Dios no nos va a juzgar por los bienes materiales sino por lo que obres bien en esta vida
Me gusta 0
Guillermo
Guillermo

el 23/10/17
Es claro que Dios pide que seamos misericordiosos, no está peleado con la riqueza, sino con el egoísmo y la avaricia. La riqueza debe ser compartida con el necesitado, ese es el gran secreto, el amor hace milagros y si el amor del Padre nos da fortuna, no es para vanagloriarnos sino para compartirla humildemente en su nombre y glorificarlo, que gran oportunidad de ser instrumento de sus bondad y misericordia. Bendito el Padre.
Me gusta 0
ROLANDO VIVAS.
ROLANDO VIVAS.

el 23/10/17
Gracias padre DIOS, espiritusanto y jesucristo, por derramar tanta sabiduria y entendimiento en los hermanos y hermanas que hacen sus comentarios, al mensaje de este día y especialemnte a la hermana Rosa Ruiz, que todo este conocimiento llegue a muchos que creen que el llenarnos de cosas materiales esta la felicidad, que Dios los siga iluminando hoy y siembre.
Me gusta 0
paolita
paolita

el 23/10/17
Nuestro señor Jesucristo vino a enseñarnos que lo mas importante es el amor, el dinero y los bienes materiales lo que originan es división, porque somos malos administradores y luego nos quejamos. Gracias por esos comentarios, escuchar palabras de amor hace que cada dia mi compromiso con Dios sea mayor.
Me gusta 0
Marlen
Marlen

el 23/10/17
Muy bonitos comentarios se aprende mucho todos los dias de semana los leo me encantan porque me instruyen
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 23/10/17
Dios es nuestra vida luz y salvación por eso murió por nosotros y por nosotros pecados y no pdemos guardar nada para nosotros mismo hay que repartir los frutos que nos regaló entre todos los hermanos que no tienen nada hay que pensar en los demás Amen
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 23/10/17
La enseñanza de esta semana comienza, y concluye recordándonos que hay que poner nuestro interés en las cosas importantes- ¿Cuales?. Son las que a simple vista no se ven, pero que son espirituales y eternas.

En la lectura de hoy, Pablo nos recuerda lo importante que es la fe. Creer en Dios, y en Su hijo Jesucristo y, en que sus promesas, siempre se cumplirán. Todo pasara pero su palabra no pasara. (Mt.24:35).

""Ricos ante Dios"", es la principal enseñanza que nos deja el evangelio de hoy.
No estar tan apegados a los bienes de la tierra que se acaban y aprender que cuando oramos a Dios, no se trata de pedir y pedir, sin analizar lo que pido y sin pensar el la necesidad de otros.

Oremos al Señor, según el modelo que Jesús nos enseño, puede ser con nuestras pal » ver comentario
Me gusta 0
nel.mest.
nel.mest.

el 23/10/17
el egoísmo es nuestra destrucción. Un día más de vida una oportunidad nueva, comencemos a sembrar y recoger tesoros que nos acerquen más a dios, porque a pesar de que Jesucristo vino hace muchos años, seguimos cometiendo los mismos errores, no permitamos que su venida sea en vano iniciemos a construir lo que el nos enseño.
Me gusta 0
Agradecido
Agradecido

el 23/10/17
Para mi,el dinero ya no es un fin,sino un medio.Vivo en un cuarto chico.Mi felicidad tiene poco que ver con lo que poseo.
Me gusta 0
M. Carmen Paz
M. Carmen Paz

el 23/10/17
Enhorabuena a la comunidad claretiana por los beatos,mártires proclamados ayer por e Sto Padre. Que ellos sean nuestra fuerza y que su sangre haga fructificar muchas vocaciones
Me gusta 0
maría lanfranco
maría lanfranco

el 23/10/17
así es Dios debe ser la razón de nuestro existir estar en gracia y agradarle. estar dispuesto a ser su voluntad es la mejor riqueza del mundo y nos da paz.
Me gusta 0
MIGUEL FONTALVO
MIGUEL FONTALVO

hace 4 semanas, 2 días
Señor mi Dios Todopoderoso, tú eres mi fortaleza.
Todo lo puedo en ti.
Yo creo en ti, yo confío en ti, yo espero en ti.
Hágase mi Dios tu voluntad hoy y siempre.
Amén, Amén y amén.
Me gusta 0
veronica
veronica

hace 4 semanas, 1 día
Jesus en ti confio, gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.