Comentario al Evangelio del

Ciudadredonda

¡Qué importante es la fiesta de este día para redescubrir la verdadera esencia de la Iglesia de Roma! Aquella comunidad cristiana sufrió un terrible golpe el 6 de agosto del 258. La policía imperial asesinó al Papa Sixto II con cuatro de sus diáconos, mientras celebraba la Eucaristía en uno de los cementerios cristianos. Uno de los diáconos supervivientes (¡eran siete!), encargado de la economía de la Iglesia, era Lorenzo. El alcalde de Roma quiso confiscar todos los bienes de la comunidad cristiana y le pidió que los reuniese. Durante tres días se dedicó Lorenzo a repartir todos los bienes eclesiásticos entre los más pobres, vendiendo cálices, candeleros... Cuando el alcalde fue a recoger los bienes, se encontró con un gran grupo de pobres, que Lorenzo había reunido. Y Lorenzo le dijo: "¡Estos son los tesoros de la Iglesia!". El alcalde despechado, decidió darle muerte lenta, quemándolo vivo tal día como hoy del año 258. Nos ha llegado esta tradición a través de los escritos de san Ambrosio, san Agustín, el poeta Prudencio y una inscripción del papa Dámaso.

Más allá de la verosimilitud histórica de todo el relato, resalta sobre todo la conciencia de que los bienes de la Iglesia son para los pobres y no los pobres para los bienes de la Iglesia. El gesto profético del diácono Lorenzo queda ahí como memorial permanente de la primacía de los pobres en la Iglesia de Roma sobre cualquier acumulación de bienes.

Las lecturas de esta fiesta nos sitúan ante la pobreza del mundo, de nuestros hermanos, y nos piden "generosidad". Pablo quiso inculcar en la comunidad cristiana la importancia que tiene el dar con generosidad y no con tacañería. Para él, lo que se entrega generosamente es semilla que da fruto. El egoismo económico es, sin embargo, esterilidad. Jesús mismo nos dijo, que si el grano de trigo no cae y muere no produce fruto. La generosidad es la fuente de la multiplicación. La generosidad de Jesús fue palmaria: siendo rico, por nosotros se hizo pobre. En sus manos todo, todo, se multiplicaba: el vino, el pan, sus milagros.

Resulta sorprendente la generosidad de Lorenzo y la autoridad que manifiesta al desprender a la Iglesia de Roma de todos sus bienes para dárselos a los más pobres. Se trata de un gesto profético que hoy nos parecería una locura en cualquier Iglesia en que se repitiera.

¿Creemos de verdad que los tesoros de la iglesia son los pobres? ¿Merecen ellos todo nuestro cuidado, atención y vigilancia?

Lorenzo, diácono de la Iglesia, que el Espíritu profético que se apoderó de tí, en tu martirio, transforme nuestra tacañería en generosidad, nuestra posesión en desprendimiento, nuestras fijación en las instituciones en amor y desvelos por las personas, nuestra búsqueda del aprecio de los poderosos y ricos en amor y donación a los más pobres y desfavorecidos.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jeannette J
Jeannette J

el 11/8/17
Hola Marìa Elena,

Cuando dice que no esta bien quitarle el pan a los hijos para echárselo a los perros, recuerda que el SEÑOR hablaba en parábolas (eso es lo que pensaría la sociedad de ese entonces). En aquellos tiempos la sociedad estaba muy dividida dependiendo del lugar donde venìas, y esta señora pertenecía a un grupo que era considerado como impuro.

Esta lectura nos muestra que el SEÑOR no hace diferencia entre las personas, que el tiene misericordia de todos no importa tu raza, situación económica o posición social.
Me gusta 0
joseluisbonilla
joseluisbonilla

el 11/8/17
Saludos fraternos.

Para Maria Elena y Elsa Alarcón en especial y a todos en general.
Nuestro Señor Jesús vino para todos no solo a los Israelitas, en los caso donde aparentemente el se refiere a personas no Israelitas es para demostrar que quien cree en él sera escuchado, tenemos el caso del centurión que le pidió sanar a un empleado Mateo 8: 8. La mujer cananea Mateo 15: 21 en adelante (caso al que se refiere Maria Elena).

Para cerrar es la perseverancia firme de la fé en Jesús a pesar de los rechazos. Jesús los pone de ejemplos.

Jesús es amor.

Se les ama.

José Luis Bonilla Suazo.
Yoro, Yoro. Honduras, América Central.
Me gusta 0
joseluisbonilla
joseluisbonilla

el 11/8/17
Saludos fraternos.

Para Maria Elena y Elsa Alarcón en especial y a todos en general.
Nuestro Señor Jesús vino para todos no solo a los Israelitas, en los caso donde aparentemente el se refiere a personas no Israelitas es para demostrar que quien cree en él sera escuchado, tenemos el caso del centurión que le pidió sanar a un empleado Mateo 8: 8. La mujer cananea Mateo 15: 21 en adelante (caso al que se refiere Maria Elena).

Para cerrar es la perseverancia firme de la fé en Jesús a pesar de los rechazos. Jesús los pone de ejemplos.

Jesús es amor.

Se les ama.

José Luis Bonilla Suazo.
Yoro, Yoro. Honduras, América Central.
Me gusta 0
Elsa alarcon
Elsa alarcon

el 10/8/17
Pido permiso a los hermanos de Ciudad Redonda para responder a la hermana María Elena. En cuanto a el pasaje del Nuevo Testamento del cual hace mención, debemos situarnos en el tiempo en que nuestro Señor Jesús anduvo sobre la tierra, en ese momento los únicos que tenían la promesa de salvación eran los hijos de Israel, y es por lo cual el Cristo le dice a la mujer eso, porque ella no pertecia al pueblo escogido por nuestro Padre Dios. Un versículo antes te da la respuesta al decir que la mujer que se le acercó era CIROFENECIA osea no era Israelita. Hace tiempo me dirigieron a esta hermosa página de Ciudad Redonda y me ha ayudado mucho en el crecimiento cristiano, en especial en conocer a un Dios distinto al que me habían enseñado a uno lleno de Amor dispuesto a morir de la for » ver comentario
Me gusta 0
leono  gonzales
leono gonzales

el 10/8/17
padre bendito te escrivo este mensaje con la esperansa de qe lo leas te pido piedad y misericordia para tu hija ruvi tu sabes lo qe esta sufriendo con los dolores del cancer es tanto su dolor qe ya no tiene fuersas para se guir luchando por favor padresito bueno ayudala dale fuersas concedele que duerma para qe la patita no leduela gracias padrecito
Me gusta 0
Eliana Rosario
Eliana Rosario

el 10/8/17
Estupendo comentario,Jesús bendiga al autor y le mutiplique los dones,un abrazo fraternal...
Me gusta 0
Dinajo
Dinajo

el 10/8/17
Que hermosa la enseñanza que el señor nosda qué el señor me ilumine apoder dar buenos frutos
Me gusta 0
Luis E. Mtz
Luis E. Mtz

el 10/8/17
Que la luz de Cristo y San Lorenzo ilumine a nuestros hermanos ricos y "poderosos" a compartir sus bienes para las causas buenas y justas.
Amén ??????????????
Me gusta 0
Marina
Marina

el 10/8/17
Magdalena, no conozco la Iglesia peruana, ni sé si es cierto eso del derroche del que usted habla, y me disculpa por la franqueza.

Lo que sí conozco es del derroche de VALENTÍA de la Iglesia venezolana. Desde el último sacerdote del último pueblito, hasta la Conferencia Episcopal Venezolana.
Aprovecho desde aquí para agradecer a todos ellos, que lejos de permanecer en una posición silenciosa, dan la cara por el pueblo venezolano. Gracias a todos.
Y estoy segura de que tanto en Perú, como en cualquier pais del mundo harían lo mismo. Son valientes. Los admiro.

No sembremos cizaña.
Y menos cuando no se pueden defender.
Me gusta 0
Diego rami
Diego rami

el 10/8/17
Quizá el evangelio de hoy no sólo se refiere al vienes materiales, si no más allá la riqueza de su palabra hoy por hoy habemos muchos católicos fanáticos que solo buscamos al Dios en nuestras necesidades. A esa pobresa espiritual es la que se refiere el evangelio...busquemos esa riqueza espiritual en la sagradas escrituras..
Me gusta 0
Marlene
Marlene

el 10/8/17
Sí Dios nos quiere libres y desprendidos de todo lo material, para darnos sin medida a El y a los demás . Es ahí donde está nuestra felicidad. Así también estaremos dispuesto si así lo quiere Dios a dar nuestra vida en el martirio de cada día y también si es que se presenta la oportunidad de dar testimonio con nuestra vida derramando nuestra sangre. Sil grano de trigo no muere , no dará fruto.
Me gusta 0
josé patricio
josé patricio

el 10/8/17
Feliz día a todos nuestros hermanos Diáconos por su servicio pastoral y entrega generosa para el bien común, en este día y siempre
Me gusta 0
NENA HDEZ.
NENA HDEZ.

el 10/8/17
Qué ejemplo tan grande nos da San Lorenzo...es el mismo DE Jesús...amar a los pobres y sencillos. Dar de lo que somos y tenemos...porque es más fácil dar despensas, DAR limosna...que dar DE nuestro tiempo, de lo que es nuestro... PARA compartirlo con los más necesitados. Y que lección para muchos que creemos que el tesoro de la Iglesia son las cosas materiales...los ritos, ETC. Hagamos algo para recuperar ese tesoro de la Iglesia!
Me gusta 0
joseluisbonilla
joseluisbonilla

el 10/8/17
Saludos fraternos.
Solo teniendo amor en nuestro corazón tenemos a Dios, Dios es amor. Lo que hacemos tiene consecuencias, lo que sembramos dará cosecha y en abundancia.
Me es gratos suscribirme de vosotros.
Se les ama.

José Luis Bonilla Suazo.
Yoro, Yoro. Honduras América Central.
Me gusta 0
Sara del Valle
Sara del Valle

el 10/8/17
Amén. Que siempre esté atenta a verte en cada hermano necesitado, que no busque solo mi bienestar sino que haga realidad el Salmo: Dichoso el que se compadece y da prestado.
Me gusta 0
Gregorio
Gregorio

el 10/8/17
Todo lo que poseemos, lo hemos logrado, no por nosotros mismos, sino, que es una gracia gratuita que nos ha dado el Señor sin pedirnos nada a cambio.
Todo lo que recibimos gratis, debemos compartirlo gratis con nuestros hermanos necesitados
Gloria a Dios
Me gusta 0
Magdalena
Magdalena

el 10/8/17
Si realmente los pobres fueran el "tesoro de la Iglesia"... no nos escandalizaria el poder y el derroche que vemos en nuestra iglesia peruana, comenzando por el Cardenal y los Obispos.

Me gusta 0
jose victor
jose victor

el 10/8/17
" Que Nuestro Amado Redentor nos permita repartir toda la Palabra del Evangelio y sigamos cosechandoi los Frutos necesarios, para que al "Final" nos reciba en sus Brazos y estemos por siempre con El en el Reino de Dios... Amén,,, Dios nos bendiga y gloria a El... Felíz Día Hermanos Queridos desde Vzla...
Me gusta 0
isidro
isidro

el 10/8/17
El desprendimiento es una de las mayores virtudes del cristiano, el que comprenda esto y lo practique, está ya haciendo lo que a DIOS le complace. Nosotros como cristianos lo que debemos hacer es comportarnos con el prójimo como si fueran nuestros seres queridos, eso es lo que hace e hizo JESÚS con nosotros. Es solo seguir su ejemplo.
Me gusta 0
Jeannette J
Jeannette J

el 10/8/17
En esta mañana el SEÑOR, nos invita a morir en muchas maneras, nos invita a morir en nuestra tacañerìa, en nuestro egoismo, a morir en todas esas cosas que hacemos que no le agradan a EL. Busquemos en nuestro interior todas esas cosas que hacemos o aptitudes que sabemos que no le agradan a DIOS, es hora de morir en ellas para que podamos dar frutos..
Me gusta 0
Mirta
Mirta

el 10/8/17
Dame señor un corazon sinsero psra dar a mi prójimo como lo dice el evangelio sin penzar en la re ompenza y sin tacañeria ayudame señor. Y ayuda a todo el mundo a cambiar esa mentalidad y penzar en la gente que mas necesita. como san Lorenzo
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 10/8/17
Considero que hay que tener cuidado con las escuelas de metafísica que están promoviendo una cultura individualista de amarse uno mismo más de la cuenta. El Cristiano auténtico se diferencia del Místico en que su búsqueda está orientada hacia los demás con total desprendimiento tal como lo hizo Jesús.
Me gusta 0
spalletta gust
spalletta gust

el 10/8/17
Estamos vivos y no queremos morir bajo ninguna circunstancia. Queremos vivir lo más placenteramente posible, con salud, tener dinero para hacer el mayor bien posible, contar con una vivienda lo mas agradable posible, tener una familia hermosa formada con gente de una gran nobleza, y de calidad humana, tener un trabajo entretenido y que nos de dinero, hacer una tarea que ayude al bien de la humanidad ¿ Quien de nosotros no quiere vivir asi? , donde se conjugue el bienestar y la felicidad? Y estoy convencido que esto está muy bien, se que es lo que Dios quiere para nosotros. Ahora bien, al pecar el hombre pierde todo este regalo prometido , ya que cree que lo sabe todo, que no necesita de Dios. Al pecar caemos en los abismos y perdemos esta vida agradable.

Tenemos que recuperar esta » ver comentario
Me gusta 0
mvrosito
mvrosito

el 10/8/17
Gracias Padre bendito, por amarnos y darte a ti mismo por nosotros sin merecerte mi Señor. Gracias Dios, Padre, bendito y alabado sea tu santo nombre, nos diste a tu hijo para consuelo nuestro y tenemos quien interceda por nosotros, amen aleluya.
Me gusta 0
Claudia
Claudia

el 10/8/17
De San Lorenzo, aparte de todo lo que se dice, también me maravilla su afecto y fidelidad al Papa.
Mirad lo que he leido:

"La antigua tradición dice que cuando Lorenzo vio que al Sumo Pontífice lo iban a matar le dijo: "Padre mío, ¿te vas sin llevarte a tu diácono?" y San Sixto le respondió: "Hijo mío, dentro de pocos días me seguirás". Lorenzo se alegró mucho al saber que pronto iría a gozar de la gloria de Dios."

De San Lorenzo podemos aprender mucho, así como de cada santo.
Buen día.
Me gusta 0
maria_assumpta
maria_assumpta

el 10/8/17
Muchas gracias por vuestros comentarios queridos hermanos.
Dios os bendiga
Me gusta 1
Enrique México
Enrique México

el 10/8/17
En este evangelio Jesús da a entender que el tiene que morir para que nasca su iglesia, los que seguimos a Jesús tenemos que dar testimonio de un cambio de vida para que la iglesia siga creciendo, jesus no obliga a nadie para que lo siga el que quiera seguirlo tiene que cargar con su cruz, pero vale la pena seguirlo porque tenemos la vida eterna, señor dame fuerzas para para no dejar de seguirte.
Me gusta 0
Silvia Hernande
Silvia Hernande

el 10/8/17
bendiciones hermanos
Me gusta 0
José Luis TT
José Luis TT

el 10/8/17
Quiéreme y quiérete. Ten y da. Sé feliz y haz feliz. Así lo dispuso Dios nuestro Señor. Todo comienza en uno y a continuación, al día siguiente...debemos darnos, abrirnos a los demás. De nuestra entrega desinteresada recibiremos la recompensa de Dios multiplicada x 7.


Me gusta 3
fcojose
fcojose

el 10/8/17
La carta de Pablo, el Evangelio de Juan y el comentario inciden en lo mismo: tenemos que ser generosos, desprendernos de lo material que nos esclaviza en la tierra y esparcir la semilla de la fe a nuestro alrededor. Y como sólo la semilla que es sembrada y muere, produce fruto, que nuestra vida sea éso: ser sembrados por Jesús para ser fructíferos a Sus ojos, una vez hayamos muerto a la vida fácil y regalada del consumismo y la acumulación de riquezas materiales
Me gusta 3
Carmen
Carmen

el 10/8/17
Si creo que los tesoros de la Iglesia son los pobres,bienaventurados los que podemos estar con ellos, cuantas gracias darte Señor por quererlos tanto y aprender de ellos.
Me gusta 2
José Suárez
José Suárez

el 10/8/17
"Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto"... Señor Jesús concédenos la Gracia y la perseverancia para nosotros también ir muriendo a todas a aquellas cosas, afectos y desordenes que no nos dejan ser personas felices y plenas. Necesitamos morir al pecado, para poder dar frutos de amor, alegría, perdón y generosidad que nacen de la fuente inagotable del Evangelio.
Me gusta 3
Janeth Lozano L
Janeth Lozano L

el 10/8/17
Definitivamente cualidades difíciles de tener en un ser humano. El desprendimiento de las cosas, la humildad, la honestidad y el servicio a los demás. Y saber que estas son las que abrirán las puertas del cielo. Que Él buen Dios nos bendiga e ilumine en nuestro caminar. Él escribe derecho en renglones torcidos.
Me gusta 2
Lucía Bernardit
Lucía Bernardit

el 10/8/17
Somos tacaños, es verdad , pero siempre queremos dar lo mejor y lo mejor , es el amor a los demás.
Me gusta 2
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 10/8/17
El evangelio de hoy 10 de agosto, nos invita para que vivamos para Dios, cumplamos sus mandamientos, seamos obedientes, permanezcamos firmes en nuestra fe, no permitamos que nada ni nadie apague su llama, hagamos la voluntad de Dios, amemos sin medida a nuestros hermanos, especialmente los más pobres y necesitados como lo hizo Cristo en el mundo y aun nos sigue amando sin condición, aunque vivamos en este mundo perverso no nos entreguemos a él, porque siempre nos estará ofreciendo y dando facilismo, vicios y placeres, cuando nos entregamos a vivir al estilo de Cristo, siempre estaremos ganando el Reino de los cielos, dejemos a un lado el egoísmo, el odio, la violencia y tantas cosas que nos alejan del camino que nos lleva a Dios, sirvamos al Señor sin mirar hacia atrás, confiemos si » ver comentario
Me gusta 3
Alicia
Alicia

el 10/8/17
Hermoso y significativo mensaje de Pablo.

Muy importante es dar, pero si no lo hacemos de buena gana es causa perdida.
El servicio y la ayuda al necesitado se debe hacer con el pensamiento que lo estamos haciendo para Dios.

El dar incluye muchas cosas segun entiendo, no solo es ayuda material, es ser capas de darse a uno mismo por una causa, justa.
Viendo la historia de San Lorenso, nos da una mejor idea de lo que significa dar.
Esta hombre dio su vida por la causa de Cristo y murió, dice que quemado en una parrilla. ¡¡ tremendo testimonio!!!.
a veces es necesario que sucedan estas cosas para que den valor a otros, de luchar por la Verdad.

Cuando Jesús dice: Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho frut » ver comentario
Me gusta 2
María Elena
María Elena

el 10/8/17
me gusto mucho la reflexion de el evangelio, muchas cosas desconozco, pero me gusta ir aprendiendo, aunque hay algo en lo que tengo duda, o no entiendo, disculpe, le hago la pregunta. haber si me puede contestar. porque Jesus, le dice a la mujer, no está bien quitarles el pan a los hijos, para hecharselo a los perritos, esta parte, nesecito entenderla. muchas gracias, Dios les bendiga.
Me gusta 1
Rosario
Rosario

el 10/8/17
Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Una mujer que supo, al conocer a Cristo, que no hay lugar para el miedo y que toda búsqueda sincera no será nunca en balde, como decía Juan Pablo II, enséñame a no tener miedo y seguir adelante para encontrar a Cristo. Amén.
Me gusta 2
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.