Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez, cmf

UNA COMUNIDAD ACOGEDORA


 

 

      Bueno, pues fue él quien primero me vio.

      Yo estaba sentado en mi despacho, ganándome la vida.

      Me limitaba a cobrar el impuesto fijado por Roma, al que yo añadía un porcentaje, según me parecía conveniente, que era mi comisión. Con ello me ganaba la vida, e iba pagando lo que le debía al anterior ocupante de mi cargo, por traspasármelo. 
      Cuando decidí dedicarme a esto de ser funcionario de aduanas, sentía vergüenza y procuraba no cruzar la mirada con quienes antes habían sido mis amigos. Ellos me despreciaban y criticaban por colaborar con el opresor romano; me consideraban un pecador público, y tuve que buscarme otras compañías.

      Por eso no le vi llegar.  Y por eso me quedé muy sorprendido por su mirada afectuosa. 

     Todo un maestro de la Ley se dirigía a mí, saltándose todos los convencionalismos sociales, interesado en que le acompañara. Más aún, que fuera uno de sus discípulos.

     Sólo una palabra me dijo: «Sígueme».  No me hicieron falta más explicaciones. Alguien así tenía que ser interesante, tenía que traer novedades. Al menos para mí ya había empezado algo nuevo, porque alguien "contaba conmigo". Aunque si me iba con él, suponía renunciar a unos nada despreciables ingresos.

    Aquel encuentro tan especial no me lo podía guardar para mí solo. Necesitaba que mis nuevos amigos (gente como yo, no muy bien considerada) también le conocieran. Y ¿qué mejor modo de hacerlo que en una comida?

    No estaba muy seguro de que Jesús aceptara mi invitación: bien sabía yo las sagradas normas judías sobre el no compartir la mesa con pecadores. Para un judío era un signo de hospitalidad y de máxima intimidad, de aceptación incondicional del otro, de comunión.  Una cosa era que hubiese visto en mí algo especial (¡quién sabe qué!, si apenas me conocía) y por alguna razón me  necesitara en su grupo... y otra muy distinta era dejarse ver en lo que todos consideraban «malas compañías», compartiendo mesa.  Pero el caso es que ¡aceptó!

    Aquella invitación era toda una declaración de guerra. Porque él se comportaba así en nombre de Dios.  Es decir: que el propio Dios quería acabar con aquellas divisiones entre santos y pecadores, entre puros e impuros. Era declarar públicamente que Dios no nos había excluido... ¡Y claro, los especialistas en la Ley y en las sacrosantas tradiciones no podían quedarse indiferentes. Y se dirigieron a mis nuevos compañeros, los discípulos, para pedirles explicaciones y reñirles.

     Pero Jesús les sacó del aprieto. A los fariseos, que tanto saben de la Ley y de los gustos y preferencias de Dios, les mandó ¡a estudiar!  una conocida cita del profeta Oseas: Yo quiero misericordia y no sacrificios.  Aunque él le dio un sentido diferente: En vez de ser una exigencia de Dios a los hombres, se convertía en su boca en una afirmación del mismo Dios: «Yo quiero usar misericordia, no condenar».  Según me contaron los discípulos, era el mismo «quiero» con el que se había dirigido antes a un leproso, antes de curarlo (Quiero, queda limpìo).

    A partir de entonces tuve muy claro que la nueva comunidad, la nueva sociedad que Jesús quería construir era aquella en la que se ofrece un lugar a los que no tenían (teníamos) lugar. Era una comunidad que acogía en su mesa como signo de comunión y aceptación, y que ofrecía sanar, que ayudaba a vencer aquello que nos excluía. Una comunidad que, en vez de excluir y «excomulgar» tendía puentes, iba a buscar al que estaba lejos, que no le importa tocar al leproso, porque lo que quiere es curarlo... Es la comunidad de la Misericordia,.  La comunidad que quiere Dios. 

Enrique Martínez, cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Sergio Amador
Sergio Amador

el 8/7/17
Que justo es el señor en su amor al prójimo
Me gusta 0
Blanca
Blanca

el 8/7/17
Enrique, me encanta q se ponga en primera persona para hacer sus comentarios. Lo felicito. Bendiciones.
Me gusta 0
anatoli
anatoli

el 8/7/17
A seguir con el empeño de hacer sencillo aquello que a veces resulta complicado gracias..
Me gusta 0
Rosa maria
Rosa maria

el 7/7/17
Dad gracias al Señor en todo momento, porq es eterna su misericordia.lu
Me gusta 0
anatoli
anatoli

el 8/7/17
A seguir con el empeño de hacer sencillo aquello que a veces resulta complicado gracias..
Me gusta 0
anatoli
anatoli

el 8/7/17
A seguir con el empeño de hacer sencillo aquello que a veces resulta complicado gracias..
Me gusta 0
paty hernandez
paty hernandez

el 7/7/17
dad gracias al señor porque es bueno, hermoso salmo a mi alma. Y hermoso el evangelio de hoy. que me hace recordar cuando el señor me encontro a mi. tambien estaba yo como mateo sentada muy comodamente en las tinieblas, en el pecado, en el paganismo e iniquidad. Cobrando a todos los que mas podia cobrarles, impuestos, deudas, avaricias, soberbias y prepotencias. al fin y al cabo todos lo hacen.
Pero cuando el señor me dice Sigueme , porque ha eso he venido a sanar a los enfermos, del alma, del resentimiento, del dolor espiritual, del pecado y del cuerpo. Hermanos sin pensarlo dos veces le segui, vivi mi encuentro de ojos abiertos y de corazon palpitante. Y a partir de ese entonces mi vida no ha vuelo a ser la misa, JESUS mi señor me devolvio la dignidad de ser su hija, me lev » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 7/7/17
Dios, no deja a nadie solo, ni sin consuelo, unos se van pero otros vienen a ocupar ese lugar, como lo vemos en el relato del génesis. Su misericordia es eterna por lo cual debemos siempre estar agradecidos, aun en el dolor.

En este hermoso evangelio de hoy, cada palabra de Jesús nos esta enseñando a que vino a la tierra.

Buscar, sanar, rescatar y restaurar lo que estaba dañado en el hombre por culpa del pecado.

Y se reúne con el pecador, comparte con el, pero sin querer decir que comparte su manera equivocada de ser, sino para corregirlo y mostrarle el camino.

Es una enseñanza para todos, no se trata de despreciar a las personas por su error, sino de acogerlas y con cariño corregirlas, decirles estoy contigo, así como Jesús me sano quiero que tu también te » ver comentario
Me gusta 0
Bernardo Torres
Bernardo Torres

el 7/7/17
Dios misericordioso mando a su Hijo para enseñarnos todo el poder de su misericordia... El nos llama, El nos invita, El nos da oportunidad de cambiar nuestra actitud... todos los dias nos dice ¡VEN... SÍGUEME!... que hermosa invitación... NO NOS NEGUEMOS... SIGAMOS LE... no importa nuestra condición humana (pecadores, infieles, rencorosos, envidiosos, maliciosos, etc.)... SOLO QUIERE QUE LO SIGAMOS y El no tardara en ENSEÑARNOS... HERMOSAS PALABRAS DEL SEÑOR PARA HOY DÍA
Me gusta 0
Luisa Paquita
Luisa Paquita

el 7/7/17
El comentario es muy profundo y ameno.Me hace reflexionar sobre mi actitud frente a todo lo que Dios Padre espera de Mi.Gracias que sigan las bendiciones para usted y prometo mejorar, crecer en el camino del señor Jesús.
Me gusta 0
Marina
Marina

el 7/7/17
Spalleta:
Aunque ni su comentario, ni el mío, tengan nada que ver con las lecturas, o con el Evangelio de hoy, me atrevo a dar mi modesta opinión sobre su comentario.

Dios no ha creado un mundo injusto, ni tampoco a criminales...y demás cosas malas.
Dios nos ha dado la vida y después nos dio libertad para ser buenos, o no.
Somos nosotros los que decidimos qué hacer con nuestras vidas.

Tampoco el Padre maltrató a Jesús. Hagamos memoria por favor.



Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. (San Mateo 5,44)
Me gusta 1
Maritza
Maritza

el 7/7/17
"Misericordia quiero y no sacrificios" que lindas palabras de mi Señor Jesús. Gracias Padre Celestial por dejarnos conquistar y compatir con tu amadisimo Hijo. Bendiciones Rvdo. Martinez.
Me gusta 0
carlos ospino
carlos ospino

el 7/7/17
Gracias, Señor de la Misericordia por tu Infinito Amor.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 7/7/17
JESÚS en su infinita misericordia nos enseña, que su ley, su palabra, no es excluyente, que solo vasta desear y estar dispuestos a seguirlo aceptando el peso de nuestra cruz, y hacer vida su evangelio. "ser coherentes en lo que hablamos con lo que practicamos".
Me gusta 0
José Antonio
José Antonio

el 7/7/17
"misericordia quiero y no sacrificios":Es lo que el Papa Francisco viene predicando y practicando en su ministerio pe trino y quiere y nos invita a todos a que hagamos lo mismo.
Me gusta 0
antolianoñemby
antolianoñemby

el 7/7/17
Sinceramente me conmueve profundamente el evangelio de hoy. "Los sanos no necesitan médico, sino los enfermos". Sin duda, dios en su Hijo Jesucristo ha venido a "vendar los corazones rotos", a curar a los enfermos, pero para que esto suceda, hay que acudir a la "clínica". "Sígueme". Cuántas veces escuchamos este llamado de parte del Señor!! Si aceptamos seguirlo a Jesús, El no se escandaliza de nuestros pecados, no nos excluye, no hace excepción de personas con nosotros. Mas bien comparte nuestras miserias y nos abre el camino que nos lleva al Padre, donde todos los dolores y sufrimientos ya no tienen fuerza, sino todo es Gozo y Paz.
Me gusta 0
DR LUIS PEREZ
DR LUIS PEREZ

el 7/7/17
Al señor demos gracia por ser bueno y justo. Por que su Misericordia es eterna.
Me gusta 1
Carmen L B.
Carmen L B.

el 7/7/17
Es q no se, no puedo decir como me siento después de leer el comentario.Si ya leer el Evangelio me hace muchísimo bien, el.comentario de hoy me hace llorar al leer como explica la invitación de Jesús a q le siga, a mi q soy una mujer q voy a Misa diaria la mayoría de los días por costumbre más q por devoción, gracias muchas gracias y q Dios le siga inspirando estos comentarios
Me gusta 1
Maribel
Maribel

el 7/7/17
Me gusta mucho la forma en que usted se adentra en el personaje bíblico y escribe de la forma en que Jesús tocó la vida de esa persona. El lector puede fácilmente identificarse con lo que usted supone que esa persona vivió en ese momento.
Me gusta 2
Martha Hernánde
Martha Hernánde

el 7/7/17
Gracias por ayudarme a entender el Evangelio, me ha echo reflexionar y aplicarlo a mi propia vida, que al final ése es el propósito .Estuvo súper el comentario Enrique Martínez!
Me gusta 2
Lorena
Lorena

el 7/7/17
Gracias, su comentario ha respondido a una inquietud que tenia. Que el Espirítu Santo le siga iluminando, para que nos siga dando esperanzas. Bendiciones
Me gusta 1
Edwin colberg
Edwin colberg

el 7/7/17
La manera en que escribe Enrique hace sus comentarios como algo que acaba de pasar. Lo hace de la vida diaria.
Me gusta 2
Denice Meza
Denice Meza

el 7/7/17
Enrique. Dios lo siga bendiciendo. Su forma de redactar me encanta y logra hacernos conciencia sobre la palabra diaria. Muchas gracias
Me gusta 2
María del Valle
María del Valle

el 7/7/17
Para mí este comentario tan bién explicado es como una clase biblica. Muchas gracias.
Me gusta 2
Gianna
Gianna

el 7/7/17
Muchísimas gracias nuevamente, el comentario al evangelio contado de esa manera es una verdadera pasada!, por favor vuelva más frecuente.
Me gusta 2
Lorena
Lorena

el 7/7/17
Gracias, su comentario ha respondido a una inquietud que tenia. Que el Espirítu Santo le siga iluminando, para que nos siga dando esperanzas. Bendiciones
Me gusta 2
Manuel Jh
Manuel Jh

el 7/7/17
Gracias, por hacerme ver el evangelio en primera persona.
Me gusta 2
antonia
antonia

el 7/7/17
Gracias por los comentarios, pienso y comprendo que Dios no hace nada de distinción entre los distintos cargos , las ideologías y el estar mal visto. Pienso q Dios ve por dentro, sabe de la sed y ansias de verdad que posee y siente cada individuo y las ganas de tener otra vida y si es así el no nos vuelve la espalda, hay un requisito "querer", querer salir de esa situación.
Me gusta 2
spalletta gusta
spalletta gusta

el 7/7/17
Gracias Enrique, me hiciste emocionar.

Que grande es Dios por haber hecho un mundo injusto, por haber hecho a criminales, violadores, torturadores !!
Que grande es Dios por haber dado el ejemplo al mundo de misericordia en la pasión de Cristo !!
Vemos que todo es obra de Dios.
Si existe un asesino, es porque Dios quiso que exista y si existe aquel que da la vida por su hermano, también es porque Dios lo quiso.
Nunca se pusieron a pensar porque Dios hizo así el mundo?
Cómo pudo Dios hacer sufrir tanto a su hijo predilecto? cómo pudo ser tan cruel de dejar que lo azoten y maten?
Esta es la obra De Dios, nada fácil de entender.
La vida es durísima, de una exigencia tremenda, nunca los sacrificios que hacemos alcanzan para entrar por la puerta chica.
Amemos al equivocado, en » ver comentario
Me gusta 1
Enrique México
Enrique México

el 7/7/17
Te sientes que eres pecador, dejate encontrar por aquel que vino al mundo a buscar aquel que es pecador, jesus no vino a este mundo a los sanos, vino a mi que soy pecador vino a ti que eres pecador vino a todo aquel que se siente que es pecador, nadamas dejate encontrar por jesus.
Me gusta 1
Chema Arribas
Chema Arribas

el 7/7/17
Qué enorme capacidad de persuasión tuvo que tener Jesús, qué personalidad, qué fuerza misteriosa se escondía dentro de él para que simplemente, con una sola palabra: "sígueme", una persona instalada, con la vida hecha (Pedro, Santiago, Juan, Zaqueo...) trastocara toda su vida, abandonara todo, todo su pasado, todas sus seguridades, también todas sus miserias y se lanzara a lo desconocido, a la incertidumbre, con una seguridad irracional, irreflexiva... Pero cierta, con esa certidumbre que proporciona la intuición, la sabiduría, que no el conocimiento, la sabiduría del ignorante (no se comprende nada, pero se entiende todo).
Sal de tu tierra (de tu zona de confort) a la Tierra que yo te mostraré... Y dejaron sus cotidianas y pequeñas vidas y pasaron de pescar peces y contar d » ver comentario
Me gusta 2
Celeste
Celeste

el 7/7/17
Comparto la misma opinión, me encanta el evangelio comentado de esta forma! Tratando de imaginar los sentimientos, historia de vida, emociones que hubiese tenido esa persona a quien Jesus se dirige y sana, me hacen representarme a mí también muchas gracias y bendiciones. Siempre los leo!
Me gusta 2
Ana Isabel
Ana Isabel

el 7/7/17
A mi también me gustan mucho, me hace pensar que cada uno de nosotros somos Jesús
Me gusta 2
Luz Marina
Luz Marina

el 7/7/17
Mcrespo, no se desanime, en este bloc o muro todos tenemos iguales oportunidades, a veces pensamos que no quieren publicar los mensajes que escribimos a mí también me pasó, hasta que me di cuenta que hay que revisar al final de la pagina si te dicen en letras azules gracias revisaremos tus comentarios, o si por el contrario sale en letras rojas corregir el código.
Dios los bendiga a todos los hermanos de ciudad redonda.
Gracias padre Enrique Martinez por su comentario tan valioso
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 7/7/17
En este 7 de julio, la Iglesia Católica celebra la fiesta de San Mateo Apóstol, un hombre que deja todo para quedarse con lo mejor que le ofrece la vida, que le regala Dios y es a su propio Hijo Jesucristo, asimila la invitación y sobre todo el mensaje de salvación, vivo ejemplo de misión y fraternidad; el evangelio hoy nos hace ver el llamado que le hace Jesús a Mateo, un recaudador de impuestos, hombre odiado por la gente, sin embargo asume la invitación hecha por el Maestro, igual debemos hacer nosotros, sigamos a Cristo sin importar las críticas destructivas que hacen aquellos que nada les interesa ni les importa el camino de salvación, como fieles testigos de Dios, aceptemos el llamado y cumplamos con la misión que tenemos en nuestras manos, proclamemos su palabra y enseñem » ver comentario
Me gusta 3
Alfredo
Alfredo

el 7/7/17
Si a mi tambien me gustan los comentarios en primera persona
Me gusta 1
Laura
Laura

el 7/7/17
Que en este día y cada Día de nuestras vidas, escuchemos la voz de nuestro Maestro y Señor Jesús
Me he puesto en Tú Presencia SEÑOR MÍO DIOS MÍO, deseo ofrendarte está humilde oración y compartir con todos mis hermanos
Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos.
Bien dice él Señor, todos lo necesitamos Jesús era bien sentado en su repuestas; Jesús ni dividía; Multiplicaba!"
No retaba; Sumaba!"
Yo pido; ORACIÒN POR LOS NIÑOS Y NIÑAS
Señor de la Vida, que nuestros niños y niñas sean como Tú lo deseas.
Que nuestra FE nos ayude a buscar más dignidad y calidad de vida para todos los niños, niñas de nuestra comunidad, ciudad, de nuestro País y del mundo.
Señor, en muchos lugares la idolatría de la riqueza es una ame » ver comentario
Me gusta 1
Mari Paz
Mari Paz

el 6/7/17
Me encantan estos comentarios narrados en primera persona, como si fueras el personaje del pasaje evangélico. Son vivos, cercanos y creativos. Me hace sentir que Jesús se dirige a mí, a cada uno, personalmente.
Gracias.
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.