Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez, cmf

Sto. Tomás apostol

Mi querido Tomás:

No me explico por qué no estabas entre nosotros. Siempre habías estado con el grupo, desde los comienzos, y participabas en todas nuestras actividades, conversaciones y proyectos. Eras una persona activa, inquieta, buscadora, aunque no te conformabas con respuestas fáciles y siempre ibas un poco más allá que el resto con tus preguntas e inquietudes.

El caso es que, sin dar ninguna explicación -no sé si porque no la tenías, porque no encontraste a quien dársela, o porque no te prestamos mucha atención- ya no estabas. Es lo único que dice el Evangelio:  «no estaba con ellos». 

Podríamos empezar a preguntarnos si estabas pasando una crisis personal, si te habíamos decepcionado en nuestro grupo, si te retiraste temporalmente para pensar tranquilo y tomar una decisión personal sobre todo lo que habías estado viviendo en este tiempo, si habías decidido buscar por otra parte...

Nos gusta mucho encontrar las razones de las cosas, para luego echar las culpas a alguien.  Habrá quien piense que tú te lo buscaste, que lo que tenías que haber hecho es permanecer unido a todos, tener paciencia y esperar instrucciones de Pedro o de todo el grupo; que una crisis de fe puede ser muy normal (y especialmente en determinadas circunstancias), pero que eso no justifica el marcharse... Y habrá quien aproveche para hacer reproches: claro estamos muy encerrados en nosotros mismos, tenemos demasiados miedos, no sabemos arriesgarnos a nada, hemos sido incoherentes, hemos traicionado o fallado al Señor, no sabemos por dónde tirar, sentimos que los de fuera -los mismos que «acabaron» con el Señor-  podrían emprenderla también contra nosotros...

¡En fin!, que probablemente ni lo uno ni lo otro nos lleve muy lejos: ni culparte a ti, ni culparnos a nosotros mismos.  El Evangelio prefirió dejarlo así, sin más.  Uno que era del grupo... no estaba cuando se presentó Jesús.

Y esta historia se nos sigue repitiendo. Tus «mellizos» -así te apodaban- se han multiplicado exponencialmente. ¡Tantos son hoy los que se alejaron del grupo! No sé si sería muy atrevido nombrarte «patrón de los alejados».

Y como te fuiste regresas. No todos lo hacen. Tampoco sabemos lo que te movió a volver. Pero volviste y te encontraste con que todos tus compañeros te contaban que habían visto al Señor. Los encontraste muy cambiados, emocionados, impresionados, alegres y habladores, dispuestos a cualquier cosa...  Pero sobre todo -¡¡qué suerte!!- los encontraste hablando de que habían visto al Señor y enseguida empezaron a contarte su experiencia. Es verdad que una experiencia -y más una como aquélla- es muy difícil de explicar y de transmitir.  Tenías que comprobarlo por ti mismo.  Pero lo que notaste en ellos te dejó inquieto y volviste de nuevo a su lado, hasta que tú mismo pudiste comprobar que era verdad, que había resucitado.

No sé si hoy tendrás la misma suerte. Tal vez algunos no te echen de menos en absoluto: ¡allá tú!  Tal vez algunos no te hagan mucho caso cuando vuelvas, ocupados en sus cosas. O te empiecen a hablar de las muchas actividades que tienen organizadas, e incluso te inviten a meterte en alguno de los grupos parroquiales, o te den algún libro para que aclares las ideas. Quizás te riñan un poco por haber dejado enfriar tu fe, o haber descuidado tu formación, o haberte apartado de los sacramentos, o... Es posible que los encuentres casi igual que cuando te marchaste: con miedos, defendiéndose de los de fuera, organizando campañas, programando jornadas, o viviendo de tiempos pasados, o aislados de lo que vive la mayoría de la gente, o... ¡Eso es lo que dicen no pocos de tus «mellizos»!

Lo que sí sé es que si te acercas de nuevo necesitas encontrar:

- Una comunidad (y no llamemos comunidad a cualquier cosa) de hermanos ilusionados

- Una comunidad que sepa escuchar y acoger (dos palabras bien importantes) al que llega, intentando comprender sus dificultades, dejándose interpelar por ellas

- Una comunidad que sobre todo «habla» y comparte su experiencia de encuentro con Cristo, de cómo los ha transformado y los ha llenado de vitalidad, de valor, de alegría, de empuje, de... Jesucristo y su Evangelio son lo verdaderamente importante.

Y lo sé porque es lo que parece que buscabas cuando volviste a reunirte con tus antiguos compañeros, según lo cuenta el Evangelio.  Y lo sé también, porque no pocas veces... yo también me siento «Tomás». Así que también hoy es "mi fiesta".

Enrique Martínez, cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

pedro C.
pedro C.

el 4/7/17
"¿Porque has visto has creído?"

- ¿Es realmente difícil mantener la fe? - Desde luego que sí. Si con la imaginación nos desplazamos a los primeros tiempos del primer milenio, no nos resultará difícil imaginarnos como serían aquellos hombres y mujeres que seguían a Jesucristo, creo que mujeres mucho más que hombres, y si no eran más, sin duda que a causa de la dureza del corazón de aquella sociedad de hipócritas- con todos los reparos que se quiera, nuestra sociedad es infinitamente mejor, y lo es ciertamente merced a la libertad de que se disfruta cuando se hace buen uso de ella, y de nuestra superior cultura- porque si la mujer de Cusa, administrador de Herodes, el más grande enemigo de Cristo Jesús, era una de las mujeres que acompañaban y servían a Jesús y a los ap » ver comentario
Me gusta 0
Marina
Marina

el 4/7/17
Laura:
Lamento que tenga usted una visión tan oscura de la Iglesia y de los sacerdotes, hasta de los creyentes.
Es usted muy dura en sus comentarios y nada objetiva.
Entiendo con todo esto que esté pasando por una situación complicada en su vida probablemente, pero no debe pensar que todo lo que no sea o piense como usted está manchado. Me parece una enorme injusticia.
No sé que clase de sacerdotes ha conocido usted o tal vez solamente ha escuchado hablar de ellos.
Yo he tenido la gran suerte de encontrar en mi vida sacerdotes ejemplares, MUCHOS!
Se da cuenta de que son personas que renuncian a formar sus familias propias, para poder dar, dar y dar! Dan sus vidas!
Tampoco debe usted burlarse de la gente que ayuna y ora. Jesús fue el primero en hacerlo y recomendarlo.
Lo del J » ver comentario
Me gusta 0
Laura
Laura

el 4/7/17
Limpiando el momento de DIOS en mis días luego de trabajar es MI FORTALEZA!"
Siempre leo desde está pagina años Gracias
En Nombre de DIOS a Mí me duele muchísimo!"
Aquí hubo dos sacerdotes; estoy en abusos eclesiásticos!"
¡Vi las acusaciones, incluso hubo un vídeo que lo quitaron donde los padres de los adolescente hablaban, dicen para probar en la cámara Federal N5? sin pensar ese domingo va hacer tres semana o más, me entere de casualidad, luego más y más!"
¡TODOS TAPARON AMBOS CURAS EL DEL INTERIOR, EL DE AQUÍ YO LO CONOZCO ME DOLIÓ TANTO FUE MI DECISIÓN!"
¿No quedo ahí el domingo le sacaron al que conozco ya que serví con Él paginas completas desagravio para enmendar?
¡Emendar que había pruebas!"
"¡¡¡¡¡DUELE MUCHÍSIMO!!!! ¿Y LAS VICTIMAS QUÉ?

» ver comentario
Me gusta 0
Pacofer
Pacofer

el 3/7/17
Hermano Enrique: El autor del comentario y los que después escriben, no se cuestionan el Evangelio. Es una forma literaria de exponer su mensaje.
Dios nos ama.
Me gusta 0
Laura
Laura

el 3/7/17
“De una manera u otra deseamos ver ¿SIGNOS?, lo que nosotros queremos, cual equivocados nos encontramos, nuestros corazones permanecen aún más cerrados a lo que Jesús nos quiere decir podemos hacer todas las oraciones y ayunos y demás yerbas, “y seguimos cargando en saco roto y saben cuando lleguen a sus casas se darán cuenta que se les vino la noche y su saco roto, y sus corazones vacíos y así siguen el camino que cada unas/nos se va trazando”
¿La palabra suele ser dura Reflexionando, nos hacer ver mucho más que la punta de nuestra nariz o nuestro ombligo porque realmente vemos, sentimos, incluso sé miente en nombre de DIOS?
Y al final hacemos lo que queremos, se inventan frases inexistentes, se ponen miles de excusas…
¿Deseamos ver a un Jesús o Mesías espectacul » ver comentario
Me gusta 0
Laura
Laura

el 3/7/17
¿Deseamos ver a un Jesús o Mesías espectacular, deslumbrante, hacer todo aquello que es del agrado de los miles o millones de “espectadores” que esperan demostraciones palpables de su poder esperando signos, incluso aquellos que lo sirven o están en la iglesia día y noche?
Yo que vivo cayendo no lo niego no puedo mentir a DIOS menos a Mí Misma; leo la Palabra ahí nuevamente Jesús es como que me habla, me dice me repite; ¿Por qué te castigas y te enojas contigo misma?
“¡Que verdad hay veces que DIOS no me habla; SE QUÉ ESTÁ JUNTO A MÍ Y Guardo muchos silencios dejo que el penetre mi corazón!”
"Realmente lo descubro cada día a través del des-amor, la soledad y El está conmigo, sino no podría Reflexionar Su Espíritu Me Acompaña en cada letra pensamiento, aband » ver comentario
Me gusta 0
leonor gonsalez
leonor gonsalez

el 3/7/17
padre te pido perdon por resibir tanto y darte tan poco perdoname mesiento como ese tomas incredula por momentos por ber a ruvi gritar tanto con los dolores del cancer que padese me siento impotente por no puedo ni llorar tengo mucha molestia con migo mismo no se qe me esta pasando por favor te rruego ayudame ayudame amen
Me gusta 0
Gustavo
Gustavo

el 3/7/17
cmf Enrrique Martínez.con lo expuesto en su comentario al Evangelio de hoy,solo decir a ello cómo muchos del mismo.Marabilloso.Dios y la Santísima Virgen le Bendigan siempre.
Me gusta 0
Gustavo
Gustavo

el 3/7/17
cmf Enrrique Martínez.con lo expuesto en su comentario al Evangelio de hoy,solo decir a ello cómo muchos del mismo.Marabilloso.Dios y la Santísima Virgen le Bendigan siempre.
Me gusta 0
Miriam
Miriam

el 3/7/17
Muchos somos los Tomás, en algún momento de nuestra vida y muchos la comunidad que abraza al que vuelve
Me gusta 0
Iracema Cruz
Iracema Cruz

el 3/7/17
Que linda reflexión...a veces uno se vuelve Tomás..pero sólo en la duda, y no en seguir con más intensidad a Jesús..y como él predicar el Evangelio hasta más a lla , caer en un seguimiento mas alla de los limites del grupo.
Me gusta 0
Bettymoran
Bettymoran

el 3/7/17
Bendecido día para toda mi familia de Ciudad Redonda. Dios es Amor y se siente su presencia viva en cada palabra qué ustedes comparten en sus renglones. Es un inmenso apoyó espiritual meditar las lecturas con ustedes mis amados/as. Esté medio me a brindado consuelo desde el 26 de Enero dónde comenzó mi difícil batalla x un tumor (benigno) en el Colón. Sus oraciones me an levantado de mi cama. En especial agradezco a ROSITA y a JORGE SEGURA cada día pido a mi Dios por ustedes y sus familias. Extraño sus comentarios. Les Amo y estoy infinitamente agradecida con ustedes!!
Me gusta 0
MARTIN RN
MARTIN RN

el 3/7/17
también es mi fiesta porque yo soy un tomas que se ha retirado de la comunidad, sigo a cristo porque aunque hay dudas , desánimos, falta de fe, como dijo pedro a quien voy solo tu tienes palabras de vida eterna.
porque su misericordia es infinita, por ello he tenido la oportunidad de escribir estos renglones.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 3/7/17
la situación de TOMAS, es difícil comprenderla, pero sí nosotros todos nos paresemos y somos TOMAS, alguna vez en nuestra vida. Cuantas veces porque no nos salen las cosas como queremos, o cuando perdemos un ser querido, el trabajo, u otra cosa de interés para nosotros, nos llega la duda "Sera que DIOS realmente existe, entonces porque no me escuchó, porque es así conmigo, etc". Hay que fortalecer la FE, para no caer. Pidamos a DIOS fortalecer nuestra FE.
Me gusta 0
catalina.m.m
catalina.m.m

el 3/7/17
Creamos que somos ciudadanos y miembros de los santos que pertenesemos. a cristo jesus padre hijo y espíritu. Y no seamos como tomas que al separarse del grupo no solo no lo vio sino que no crello. Y pide pruebas aumenta nuestra fe cada dia para creer sin pedir pruebas señor y poder ferte en la ultima hora de mi vida en esta tierra para ir atu lado mi señor.
Me gusta 0
Rosa maria
Rosa maria

el 3/7/17
Maravillosa reflexión. Gracias hermano en le fe.
Me gusta 0
Rosa maria
Rosa maria

el 3/7/17
Maravillosa reflexión. Gracias hermano en le fe.
Me gusta 0
TOMASA CUXIM
TOMASA CUXIM

el 3/7/17
Señor gracias por este mes que comienza y estamos salvos y sanos, Señor nosotros tenemos fe, confianza y fortaleza en ti porque percibimos tu presencia, cada vez que nos confesamos y comulgamos y estamos en gracia ademas tu nos sostienes y nos guardas de todo mal, bendito seas por darnos fe, esperanza y nos tienes misericordia, yo señor te he visto en la santa ostia con el corazón vivo. gloria a ti señor.
Me gusta 0
Maritza
Maritza

el 3/7/17
Buenos dias hermanos La Paz de Cristo sea con nosotros. Graciasr por esa preciosa explicacion q alimenta mi espiritu.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 3/7/17
A propósito del comentario,, del hermano Enrique Martínez, cmf, muy significativo e ilustrativo y que pregunta ¿donde estaba Tomas, si siempre esta con el grupo?

Hoy pregunto, por nuestro hermano Jorge Segura, lo hemos extrañado, y quisiera saber como esta.
Si lee los comentarios le envió un saludo y siempre lo encomiendo en mi oraciones.
También nosotros lo queremos bien. Saludos.....

Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 3/7/17
Muy significativa la carta de San Pablo.

Al reflexionar sobre lo que Pablo nos dice, no podemos mas que llenarnos de alegría, gozo y paz. Somos inmensamente ricos. Ahora somos hijos de Dios, tenemos un hermano mayor, Jesús y una madre única, Maria.

Y, si somos hijos también somos herederos. ¿Se pueden imaginar lo que esto significa?.
Lo tenemos todo disponible. Nuestro Padre lo creo todo y lo puso bajo nuestros pies, nos rodeo de honor y dignidad y nos dio autoridad sobre la creación, nos puso por encima de todo, somos los mas afortunados de la Creación. (Salmo 8)

Entonces, ¿ porque seguimos sufriendo, amargado, llorando tristes, solos, y quejándonos de nuestra situación?.

Es muy real lo que nos dice el evangelio, y lo que ustedes dicen en los com » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 3/7/17
En este 3 de julio, el evangelio nos invita a mantenernos en la fe, a creer en Cristo Salvador que vino al mundo para darnos vida eterna y a liberarnos del pecado, creer en el Señor es poner nuestra vida en sus manos, la confianza y esperanza que tenemos debe penetrar todos los muros de nuestra dura e indiferencia, Dios siempre está con nosotros, ha hechos grandes obras todos los días, nos ama tanto que no tiene ni límites ni condición, solo basta que nosotros correspondamos a ese inmenso amor, no sigamos el ejemplo de Tomás quien viendo tantas maravillas y disfrutando de la compañía de Cristo, entra en una crisis para creer, condicionar si quien se presenta a los apóstoles es o no Jesús, no son las marcas en sus manos y en su costado lo que nos debe llevar a Dios, a permanecer e » ver comentario
Me gusta 0
Olga lilia
Olga lilia

el 3/7/17
Me encantó...
siempre se habla de un Tomás incrédulo..., y ahora usted nos invita
à mirarnos con relación a nuestra comunidad o a nuestra familia...
La gente se va y nadie sabe el motivo..., falta interés y comunicación...
La gente regresa y encuentra reproche o indiferencia...
Tenemos que aprender à acoger, a comunicar vida y a dar Cristo.
Muchas gracias y Dios lo bendiga.

Me gusta 0
Lourdes
Lourdes

el 3/7/17
Estupendo comentario!!!Yo también me siento Tomas en muchas ocasiones,pero gracias a Dios siempre me envía a alguna persona o circunstancia que me hace unirme de nuevo al grupo.Santo Tomás apóstol también es mi patrón.Pido al SEÑOR? que me dé fortaleza para perseverar
Me gusta 0
DR LUIS PEREZ
DR LUIS PEREZ

el 3/7/17
El señor Dios es nuestra guía creemos y sabemos que el nuestra fortaleza, protección y ayuda. Amen.
Me gusta 0
Margarita
Margarita

el 3/7/17
Gracias por el comentario de hoy! Estoy recordando varios "tomases" que se han alejado de la comunidad. Me da pistas para buscarles, acogerles (si están dispuestos), escucharles y re-encantarles. En comunidad, entre todos.
Me gusta 0
spalletta gusta
spalletta gusta

el 3/7/17
En mi caso , he sido Tomas muchas veces y durante toda mi vida.
Porque he intentado comprobar el cambio que Cristo promete a los cristianos y he dicho que dicho cambio es inalcanzable.
Se ve que Dios me quiere demasiado, y no me ha permitido abandonar la búsqueda y es así como después de muchos años Dios me ha cambiado. He logrado ser mejor, he logrado superarme y he resucitado de la persona vieja que fui, soy otra persona.
Me gusta 0
antolianoñemby
antolianoñemby

el 3/7/17
Dos personajes: Saulo y Tomas, con quienes me identifico plenamente. el primero, perseguidor de Cristo. El segundo, que primero debe comprobar para creer. pero me identifico, no solo por estas razones que expuse, sino también por el hecho de que desde hace muchos años ya, trato de servir al Señor Resucitado, a quien antes perseguía y de cuya resurrección dudaba. Hoy puedo testificar que Jesucristo verdaderamente ha RESUCITADO, y que tanto a mi, como a muchos otros -de los que yo soy testigo - hace resucitar de las muertes concretas. Por eso, después de haber visto y experimentado en mi vida la Resurrección del Jesús,
proclamo: ¡Señor mío, y Dios mío!
Me gusta 1
Estela Fuentes
Estela Fuentes

el 3/7/17
Seamos Mellizos. metamos,el dedo en su llaga y la mano en su costado y seamos creyentes que Jesus,está aqui en nuestra comunidad.Regresemos,con los ojos mas,abiertos y dejémonos apapachar con ese,amor infinito que,el nos brinda.
Me gusta 0
jose victor
jose victor

el 3/7/17
"Arrepentíos y Creed en el Evangelio y llevadlo a todo el Mundo " Dice el Evangelio... " Que Nuestro Amado Redentor con su Espíritu Santo nos Permita seguir siempre la Palabra de Dios con toda la Fe y nunca dudemos para así alcanzar el Reino de Dios para Siempre... " Amén... Felíz Día Hermanos Queridos desde Vzla...
Me gusta 0
Sandra
Sandra

el 3/7/17
Esta reflecxion me ha llegado en el momento oportuno y necesario. Justo cuanso me sentia aburrida en mi grupo parroquial. No quiero ser Tomas. Pensar en los demas no en mi. Esto confirma como Dio cumple sus promesas siempre esta con nosotros a pesar de nosotros mismos y nuestras debilidades.
Me gusta 0
ENRIQUE
ENRIQUE

el 3/7/17
yo pienso que los discípulos del Señor no deben pensar cuestionando el evangelio me parece una falta de fe, yo creo que el Señor es DIOS y como tal sabe de nosotros antes de que pensemos las cosas y por lo tanto EL sabia donde y porque estaba Tomas y seguro EL lo había aprobado hasta quizás sirvió para aumentar la poca fe de Tomas en ese momento, pudieron ser varias cosas pero al evangelio creo debe tratar de comprender como esta escrito que dice cada palabra y porque o para que la dice y aceptarlo como tal con fe. Creo que no vale la pena cuestionarse tanto solo vale aceptarlo sin tener dudas que las razones EL SEÑOR las sabe y entonces para que mas. Según la Biblia en el Nuevo Testamento JESÚS siempre decía "tu fe te ha salvado, vete en paz" y ese para mi entender es el mandato » ver comentario
Me gusta 1
Alicia del Vall
Alicia del Vall

el 3/7/17
Excelente la forma de "meterse" en la experiencia en que cada uno de nosotros , Tomases, caemos alguna vez. Gracias Padre Enrique!
Me gusta 0
rosanna broilo
rosanna broilo

el 3/7/17
Hola,buenos dias, tal vez Tomas estaba visitando algun enfermo o atendiendo necesidades de la comunidad. Muchas veces ocurre que por servir nos perdemos celebraciones importantes y despues, como a Tomas se nos regala otra oportunidad. Muchas gracias por las reflexiones. bendiciones
Me gusta 0
Silvia Hernande
Silvia Hernande

el 3/7/17
yo tambien soy tomas, hace ya dos domingos no voy a misa, porque el sacerdote hace cinco años lee la misma homilia, se siente aburrido cansado (es muy viejo) y nos trata muy mal, sobre todo a los jovenes discapacitados ( mi hijo lo es pero no se euforiza como los demas en cristo) me ha negado la eucaristia para mi hijo, se ha negado a confesarme , y tantas cosas que me han alejado de la iglesia hace ya dos domingos, ruego a dios ser como tomas volver para estar en la presencia de nuestro señor. Bendecida jornada
Me gusta 0
Angelines
Angelines

el 3/7/17
Y en medio de la comunidad que cree en Cristo, Él está presente. Nunca nos deja solos. No tengáis miedo.
Me gusta 0
Ernesto Córdova
Ernesto Córdova

el 3/7/17
Que bonito Evangelio y muy bella reflexión de hoy.
Me queda claro que no quiero ser un "Mellizo" más, que no quiero y no pienso alejarme del Señor, no quiero irme y dejar pasar la oportunidad de vivir el encuentro con él; pero si me queda claro también que debemos estar ahí para nuestros hermanos que por alguna razón se alejan y vuelven y desean encontrar alegría y fortaleza, que debemos estar ahí para animarlos y motivarlos a que el Señor esta con nosotros en cada segundo de nuestra vida. No necesitemos tocar sus manos con la marca de los clavos o meter la mano en su costado para sentir ese amor que hoy el Señor nos entrega y que podemos estar seguros que nada nos faltará mientras nos quedemos. No seamos Tomás cuando se fue... ¡pero si aprendamos se un Tomás que regreso y » ver comentario
Me gusta 2
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.