Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos hermanos:

Hoy nos gustan las cosas “aquí y ahora”. Quemamos etapas en la vida porque nos quema el ansia de lograr el punto final. Miramos en seguida el desenlace. Pero las cosas tienen su tiempo. Lo expresa gráficamente la parábola de Jesús: “Primero los tallos, luego, la espiga, después el grano”. Al niño que nace le esperan muchos años hasta devenir adulto. De la misma manera, nos enamora lo grande: casa grande, coche grande, medios sociales potentes. Hasta calificamos ciertas obras como “faraónicas”. Y Jesús, que ensalza lo pequeño, lo sencillo, en la parábola del grano de mostaza. Lo bueno es que lo pequeño será capaz de grandes cosas. Hay que darle tiempo, y contar con Dios.

Dos parábolas que nos dicen la verdad sobre el mensaje de Jesús. Siguen las parábolas del campo. Una semilla crece sola, a pesar de los rigores de los hielos o los sofocos del sol achicharrante. En el Reino evangélico, la semilla de la Palabra crece por la calidad, la vida que entraña lo que sembramos. La mostaza parece la más pequeña de las simientes, pero el vigor que lleva dentro la “hace la más alta de las hortalizas, hasta que los pájaros puedan anidar en ellas”. Es el contraste entre los medios que añora el hombre y la fuerza que Dios coloca en ellos.

Dios conduce la historia, aunque, a veces, los olvidemos. Nos alimenta con la palabra y los sacramentos. No serán nuestras técnicas y grandes medios sino Dios quien “hará crecer”. En su lógica, con pequeñas cosas, se levantan obras grandes. El hombre colabora con Dios, pero es su gracia la que todo lo mueve. Hemos de atajar el desánimo antes las dificultades. Al fondo, siempre Dios. No sabemos cuándo, pero el proyecto de Dios se cumplirá. La fuerza no está en el mensajero del Evangelio, en nuestras pequeñas palabras y obras. Programar, trabajar, pero sin agobiarse. No despreciemos “lo poco” del presente. Ya vendrá el resultado final. Dios controla el campo. Descansemos con él.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 28/1/16
En la primera lectura del evangelio de ayer, David se preguntaba: ¿Quién soy yo, mi Señor, y qué es mi familia, para que me hayas hecho llegar hasta aqui?
Y uno se pregunta: ¿Cómo es que Jesús fue llamado Hijo de David?
Yo creo que más que el árbol genealógico que recorre desde José hasta llegar a David, hay que recorrer los caminos de la fe de un pueblo y de la humanidad en su conjunto. Cualquier casa que pudiera construir el rey David, sólo sería comparable a un granito de mostaza y, ya veis, la casa ahora puede albergar a miles, a millones, de almas que crecieron en la fe.
Me gusta 0
Lorena
Lorena

el 29/1/16
Señor tu palabra nos revela tu misericordia. En nuestro corazón que por nuestros pecados no siempre se queda tu palabra. Y pasa. Por eso te pido misericordia por este corazón que poco entiende tu amor. Tu gran misterio de la vida.
Me gusta 1
Rogelio Ferince
Rogelio Ferince

el 29/1/16
“Primero los tallos, luego, la espiga, después el grano”. Dale tiempo al tiempo, el nos dirá que resulta. La primavera no se va para siempre, al ano que viene volverá con toda su belleza. Aprendamos a esperar, no es bueno imprimirle a la vida una prisa loca. Me parece cruel lo que hacen con los pollos, el negocio está en eque crezcan lo más rápido posible.
El cuerpo necesita descanso, hay que dormir para estar bien despiertos al día siguiente. La palabra de Dios, crecerá en tí como crece la mostaza.
Me gusta 1
natalianaty
natalianaty

el 29/1/16
Se haga en mi tu voluntad señor.... amen.
Me gusta 1
Susana Beatriz
Susana Beatriz

el 29/1/16
Se haga en mí Tu voluntad, Señor. Amén.
Qué oración sencilla y a la vez, potente.
Qué alcance de la miseria humana, en David, Señor, a quien Tú nombraste tu siervo, y el rey de cuya prole iba a nacer Tu Hijo amado, inocente y Buen Señor.
Tú, Señor, que no miras mis pecados sino la fe de tu Iglesia, ten misericordia de esa madre enferma y valiente por afrontar el más bravo tratamiento. Tú, Señor, que le diste padres amantes y serviciales, Tú, que la hiciste nacer después de varios otros intentos fallidos, no olvides la obra de tus manos. Tú, que le diste una amiga fiel, que la ha ido a acompañar en los momentos más difíciles, Tú, que le regalaste un marido difícil y dos bellos hijos, que aún son chiquitos, toma mi oración y mi ofrenda,. Por 9 días, te quiero p » ver comentario
Me gusta 1
jorge raymundo
jorge raymundo

el 29/1/16
Señor tu palabra es la semilla de mostaza qué al llegar a mi corazón sigue creciendo através de mi perseverancia a leer tu palabra,vivir con oración, en la Iglesia, mi grupo de oración,parte luego con mi testimonio acercar a otros a tí para proliferar tú Reino.Amén
Me gusta 0
Procopio
Procopio

el 29/1/16
Matieu Ricard dice que en el Tíbet hay un proverbio que nos cuenta como con paciencia el huerto se hace mermelada. Intervenimos con la ayuda de la naturaleza que tiene sus tiempos.Los tiempos de Dios en nosotros no los conocemos pero se ocupa de nosotros y debemos tener en El toda nuestra confianza. Seamos mermelada de Dios en el mundo.Sin El no podemos. Jesus! Confío en Ti.
Me gusta 0
Iêda Rocha
Iêda Rocha

el 29/1/16
Nuestra vida es como la historia de una semilla pequeñina, que hoy se siembra y en medio a las dificultades del camino se va creciendo hasta llegar a la madurez. Entonces, la belleza es percibir que en todos los momentos nos conduce el buen Dios, primero las semillas son lanzadas en la tierra, después vienen los tallos, las espigas y por final el grano, que necesita de tiempo para la madurez.
Desde el germinar hasta la madurez, la semilla sufre bajo la tierra, en medio a las hierbas dañinas. Algunas mueren sin fuerza para superar las dificultades, pero otras son muy fuertes y consiguen alcanzar su objetivo, dando frutos en abundancia.
Así, el Señor acompaña las etapas de crecimiento de las semillas, de la misma manera que sigue a atender nuestras necesidades, pero tenemos que en » ver comentario
Me gusta 1
Carlos Velasque
Carlos Velasque

el 29/1/16
Que La Paz de Dios esté con todos vosotros.
Me gusta 0
jose victor
jose victor

el 29/1/16
Me llenan de regocijo sus comentarios, contribuyendo con mi Paz querido Hermano Bueno, influido por el Espíritu Santo, Dios nos siga Dando sus Bendiciones...Amén...
Me gusta 0
Chichito42
Chichito42

el 29/1/16
Gracias Ciudad Redonda, gracias hermano Conrado por el comentario. Es evidente, el hombre colabora con Dios, pero es su gracia la que todo lo mueve. Por supuesto, es la voluntad de Dios la que nos lleva a la salvación, su gracia y su misericordia se anteponen a las normas que dictan los maestros de la ley.
Me gusta 0
iêdarocha
iêdarocha

el 29/1/16
Nuestra vida es como la historia de una semilla pequeñina, que hoy se siembra y en medio a las dificultades del camino se va creciendo hasta llegar a la madurez. Entonces, la belleza es percibir que en todos los momentos nos conduce el buen Dios. Primero, las semillas son lanzadas en la tierra, después vienen los tallos, las espigas y por final el grano, que necesita de tiempo para la madurez.
Desde el germinar hasta la madurez, la semilla sufre bajo la tierra, en medio a las hierbas dañinas. Algunas mueren sin fuerza para superar las dificultades, pero otras son muy fuertes y consiguen alcanzar su objetivo, dando frutos en abundancia.
Así, el Señor acompaña las etapas de crecimiento de las semillas, de la misma manera que sigue a atender nuestras necesidades, pero tenemos que e » ver comentario
Me gusta 1
Nena Gonzalez
Nena Gonzalez

el 29/1/16
Dios es misericordia! "Todo tiene su tiempo" con fe y confianza logramos crecer en santidad con las buenas obras. Abandono en las manos del Señor todos mis afanes el hara q de abundantes frutos.
Me gusta 0
victor  sampayo
victor sampayo

el 29/1/16
Señor que palabra de aliento y esperanza de vida querer ser grande debe pasar por etapas y la primera es crecer al lado tuyo en sabiduría, gracias por tus enseñanzas en mis alegrías y mis tristezas ,
Me gusta 0
Maria Isabel
Maria Isabel

el 29/1/16
Solo Dios, con su poder tan grande, puede hacer las cosas perfectas. Nosotros no podemos hacer nada sin la voluntad del que todo lo puede. Para Dios no hay pecado grande,Dios se goza con un corazón contrito y humillado. Para el que se arrepiente de corazón hay alivio en su alma.
Me gusta 0
Maria Isabel
Maria Isabel

el 29/1/16
Solo Dios, con su poder tan grande, puede hacer las cosas perfectas. Nosotros no podemos hacer nada sin la voluntad del que todo lo puede. Para Dios no hay pecado grande,Dios se goza con un corazón contrito y humillado. Para el que se arrepiente de corazón hay alivio en su alma.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 29/1/16
El señor es tan bueno, que nunca nos apresura a la conversión, nos da el tiempo, de crecer de madurar, y espera que en el proceso de crecimiento corporal como espiritual, lo hallemos y nos quedemos ahí para recoger nuestros frutos. De nosotros mismos depende la calidad de los frutos que entreguemos al señor, y si finalmente estos nos alcanzan para entrar a la casa de DIOS.
Me gusta 0
Candida
Candida

el 29/1/16
Señor Dios poderoso en obras ayudanos a crecer cada dia en tu amor y llenanos de tu Santo Espíritu, en sabiduría u entendimiento para llevar tu palabra a todoa mis hermanos y hazla crecer como la semilla de mostaza
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 29/1/16
El hombre se equivoca. El gran pecado de David, que en lugar de dirigir su ejército, se queda placidamente, en su casa. El exceso de confianza en si mismo lo lleva a la ruina moral y espiritual, dejando de ser un hombre conforme al corazón de Dios.
Que gran enseñanza!!!!. Lo dificil no es llegar a la cima, sino mantenerse en ella sin desfallecer, hay que estar alertas porque el enemigo, espera cualquier descuido para atacar. A pesar de todo Dios siempre cumple sus promesas.
El evangelio nos habla del Reino de Dios.
Jesús nos presenta imagenes , y comparaciones para que nos demos una idea. Esta semana veiamos los diferentes terrenos, hay unos donde crece todo tipo de malezas, que solo dan frutos amargos que no satisfacen el apetito y tampoco calman el hambre. La semilla es buen » ver comentario
Me gusta 0
Blanca
Blanca

el 29/1/16
Que en nuestro desaliento e impotencia logremos aceptar que todo crecimiento verdadero venga de ti.
Nosotros solo podemos plantar la semilla:hazla tu brotar y florecer hasta hacerse un árbol frondoso que cibije a muchos en nuestras ramas. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. " Es durante la oscuridad que debemos concentrarnos en ver la luz ".
Me gusta 0
Bernie Mora
Bernie Mora

el 29/1/16
En tu palabra hay descanso en el alma , tus palabras llenan de gozo y el Espíritu Santo actúa en nuestras vidas. Tus eres vida eterna y medio de tu palabra nos hace crecer como ese grano de mostaza donde luego anidaran los pájaros. Y así es tu casa ( Iglesia ) nos albergara para escuchar tu palabra y tu santa voluntad nos abandones nunca porque somos pecadores buscando tu misericordia.
Me gusta 0
blanca ubeda
blanca ubeda

el 29/1/16
Porque David quiso matar a Urias el itita, si sería uno de sus suegros. No entiendo el porque pense que en esa época había mas respeto por sus parientes
Me gusta 0
PATY HERNANDEZ
PATY HERNANDEZ

el 29/1/16
MISERICORDIA SEÑOR HEMOS PECADO, FUERTE SALMO MI SEÑOR, PORQUE AL IGUAL QUE DAVID ENVIO A MATAR A URIAS, ASI EN LA ACTUALIDAD SEGUIMOS ENVIANDO, PALABRAS HIRIENTES, OFENSAS, DESACREDITACIONES, DIFAMACIONES, CHISMES MENTIRAS ETC ETC. QUE MATAN A NUESTROS HERMANOS. SEÑOR QUE PODEROSA Y LETAL ES EL ARMA DE LA LENGUA. POR ESO PERDONANOS SEÑOR HEMOS PECADO CONTRA TI, CONTRA NUESTRO PROJIMO Y CONTRA NOSOTROS MISMOS.
HOY A LA LUZ DE TU EVANGELIO ME RECUERDAS QUE EL REINO DE DIOS YA ESTA ENTRE NOSOTROS Y QUE QUIENES TE CONOCEMOS, NO DEBEMOS DESISTIR DE SEGUIR SEMBRANDO LA SEMILLA, AUN CUANDO SEA LA MAS PEQUEÑA COMO EL GRANO DE MOSTASA TODO ES PARA EL BIEN DE TU REINO SEÑOR. SI PUES EN ESTE TIEMPO DE PERDON Y PENITENCIA ES CUANDO MAS FIRMES Y FUERTE DEBE SER NUESTRA PROCLAMACION HERMA » ver comentario
Me gusta 0
LEDIS.  NILDA
LEDIS. NILDA

el 29/1/16
Señor hijo de David ten compasión de mi que soy pecador se nos hace tan difícil dejar las cosas banas del mundo, tus parábolas nos enseña como poder nacer de nuevo y ser como una semilla de mostaza. ayúdanos a cambiar y que mi oración llegue hacia TI por que con solo una palabra tuya bastara para sanarnos . Misericordia señor de mi y del mundo
Me gusta 0
LEDIS.  NILDA
LEDIS. NILDA

el 29/1/16
Señor hijo de David ten compasión de mi que soy pecador se nos hace tan difícil dejar las cosas banas del mundo, tus parábolas nos enseña como poder nacer de nuevo y ser como una semilla de mostaza. ayúdanos a cambiar y que mi oración llegue hacia TI por que con solo una palabra tuya bastara para sanarnos . Misericordia señor de mi y del mundo
Me gusta 0
Rosario
Rosario

el 29/1/16
Bendito y alabado seas mi Señor por siempre, cuan grandioso eres mi Señor que nos regalas tantas maravillas, que nos regalas las semillas para hacer germinar con tu fortaleza, con tu bondad, con tu misericordia, con tu amor que nos hace crecer como la semilla de mostaza que brota y se hace la más alta. Pero siempre con tu palabra que nos alimentas día a día. Danos señor la fuerza y la voluntad para continuar sembrando en tierra fértil a pesar de las dificultades. Amén.
Me gusta 0
Rosa Amelia de
Rosa Amelia de

el 29/1/16
Actualmente no se quiere quemar etapas se nace y ya se quiere vivir aceleradamente y es alli donde debemos compararnos con un granito de mostaza que poco a poco y con la luz rsdiante de Jesucristo se hizo un arbol gigante y dio frutis y sirvio a los demas seres existentes y ese debe ser nuestro fin., y constantemente realizar la poda para agradar a Dios. Y continuar trabajando por el crecimiento del Reino. Amen
Me gusta 0
Bienvenido M.
Bienvenido M.

el 29/1/16
Dios nos diseñó una vida sencilla y sin complicaciones. Es tan fácil ser feliz y no nos damos cuenta. Tener sólo lo necesario para vivir.

Compartir un abrazo, una sonrisa, un saludo, una amistad sincera, compartir y cuidar todas las cosas maravillosas que Dios creó para todos.

Debemos ser honestos y agradecidos con Dios. Amar como nos enseña Dios.
Me gusta 0
Bienvenido M.
Bienvenido M.

el 29/1/16
Dios nos diseñó una vida sencilla y sin complicaciones. Es tan fácil ser feliz y no nos damos cuenta. Tener sólo lo necesario para vivir.

Compartir un abrazo, una sonrisa, un saludo, una amistad sincera, compartir y cuidar todas las cosas maravillosas que Dios creó para todos.

Debemos ser honestos y agradecidos con Dios. Amar como nos enseña Dios.
Me gusta 0
Graciela L.
Graciela L.

el 29/1/16
Señor gracias por un nuevo día, cuidanos, protegenos y bendicenos mi Dios, misericordia Señor hemos pecado, perdona nuestras faltas y ayúdanos a seguir tu camino, permite que seamos esa semilla de mostaza pequeña pero que con tu amor presente en nosotros crezca cada día y podamos ayudar a los que necesiten de nosotros, danos perseverancia y sabiduría para entender tu palabra y paciencia Señor como tu la tienes con cada uno, siempre estás con los brazos abiertos paciente esperando regresemos a ti sin juzgarnos y si a nosotros nos ofenden perdemos la paciencia, llenanos de tu amor misericordioso mi Señor para ser un poquito como tú, amén.
Me gusta 0
Nancy Paola
Nancy Paola

el 29/1/16
Señor mio y dios mio;te alabo y bendigo x todo lo q has hecho,haces y harás x mi hijo,y nuestra flia.
Es tanto mi agradecimiento q no deseo nada más q vivir tranquila sabiendo q velas x nosotros. Mil gracias x las maravillas que has hecho en mi vida!!! Te amo
Me gusta 0
Verónica
Verónica

el 30/1/16
Cada día Dios nos enseña que hay que ser pascientes y que permanezcamos unidos a él x que su misericordia nos hace grandes y su amor nos hace fuertes démosle gracias x cada día y recordar que el tiempo no es de uno sino de nuestro padre que es el único Dios y perfecto en toda su obra.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.