Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos hermanos:

Es hora de parábolas. De escudriñar en qué consiste el Reino, el proyecto de Jesús. Antes, ya ha hablado Jesús al pueblo que le apretujaba. La parábola impulsa más a la reflexión y decisión. La parábola es un acontecimiento de la vida cotidiana que se convierte en trasparencia de un mensaje espiritual. Esta del sembrador es de una belleza literaria grande. Los elementos de la alegoría están claros: La Palabra es la semilla y el Padre Dios es el sembrador. Dos campos reciben la semilla; el pedregoso que rechaza la semilla y el fértil que da buena cosecha.

Diríamos que Jesús hace la homilía, desvela su sentido a los discípulos. Dos extremos se juntan en el resultado de la siembra. Cuando mil obstáculos hacen infecundo todo el trabajo de la siembra de la Palabra de Dios: la superficialidad, los afanes y preocupaciones de la vida, la vida mundana de la que habla Francisco, la seducción de los ídolos del poder, la riqueza, el bienestar a toda costa, la ceguera de corazón, et. El otro extremo es la tierra buena, abierta, esponjosa. Curiosamente, sobre los “terrenos duros” solo se derramaba “un poco” de simiente, mientras que “el resto” cayó sobre la tierra buena. Tan buena que daba una cosecha del treinta, del sesenta o, incluso en el colmo del optimismo, del ciento por ciento. Dicen los estudiosos que es impensable que hubiera tierra que diese fruto tan abundante.

Dios nos habla, se comunica con nosotros. Nos toca responder, desde la libertad y el amor. La Palabra es el mensaje de Jesús ante el cual el hombre ha de tomar decisiones. Bien podemos preguntarnos: ¿Qué frutos produce en nosotros la Palabra, la celebración de los sacramentos, la ayuda de la comunidad, la experiencia de la bondad de las personas? ¿Somos tierra buena o mala? ¿Qué impedimentos ponemos a la recepción de la Palabra? ¿El ambiente que nos puede, la esclavitud a la que nos someten todos los artilugios de la nueva técnica, la frialdad de corazón? La semilla siempre es buena y el hecho de que, según la parábola, cayó en la tierra fértil nos convoca a la esperanza y el optimismo, respecto de nosotros mismos y mirando a nuestra tarea con los otros. Nos da ánimos para trabajar sin vanidad, otro es el que siembra, y con generosidad, somos colaboradores. Acaso nos quejemos del poco fruto que produce la siembra en nuestro empeño. Veamos nuestro lenguaje y nuestro testimonio, y recojamos las buenas perspectivas finales de la parábola. Mientras, repetimos con el salmista: “Lámpara es tu palabra para mis pasos y luz en mi sendero”.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 27/1/16

¿Somos tierra buena o mala? ¿Recibimos con alegría la palabra? ¿Somos constantes y protegemos la palabra frente a las adversidades? ¿Nos dejamos seducir por riquezas materiales, ansias de poder, deseos carnales que ahogan la palabra? ¿Escuchamos con buena disposición la palabra, la internalizamos, la cuidamos hasta dar una cosecha abundante en bienes espirituales?
La respuesta a tantas interrogantes es vital, es personal y es comunitaria. Señor, tú tienes palabras de vida eterna, tú sembraste en mi esas palabras y yo espero dar muchos frutos y compartirlos con amor a mis hermanos.
Me gusta 0
Elsa alarcon
Elsa alarcon

el 27/1/16
Que bonita reflexión la de hoy, cuan bella, se nos pide hacer un examen de conciencia de cómo está nuestra tierra fértil o estéril. Pido a Dios Padre misericordioso que la mayoría de los que creemos en Cristo tengamos una producción al treinta por uno aunque sea. Y que no pensemos como el rey David que Dios necesita que hagamos algo por él. Cuando veo la construcciónes tan bonitas de catedrales siempre me digo, ésto se no es para Dios Padre es para nosotros que necesitamos palpar algo para sentirlo.
Me gusta 0
Adelio H.
Adelio H.

el 27/1/16
Según Conrado, dos extremos se juntan en el resultado de la siembra, la tierra buena y la tierra mala; en otras palabras, la tierra fértil y la infértil, la siembra fecunda y la infecunda.
La misericordia divina puede hacer de una mala tierra una tierra fecunda, donde la palabra rinda fruto.
Yo fui alumno en un colegio religioso, muy prestigioso, tuve la oportunidad de escuchar a grandes predicadores, sacerdotes que sensibilizaban a los fieles hasta el límite de las emociones; sin embargo, que poco me duraba la reflexión, las enseñanzas, ese mismo día ya estaba nuevamente ofendiendo a Dios. El tiempo pasó, una noche me sentí morir, fue entonces que volví a leer los santos evangelios y recibí la palabra como un gran remedio; pero, años después me vi envuelto en yerba mala y » ver comentario
Me gusta 0
natalianaty
natalianaty

el 27/1/16
Tu palabra señor es palabra de amor q nos habla directo al corazon... gracias x llamarnos siempre ...bendiciones x mi hermana erica q mañ comienza un tratamiento...amen.
Me gusta 0
Luz Marina
Luz Marina

el 27/1/16
Señor mio, quiero ser la simiente que cae en tierra fertil y como uno de tus discipulos escuchar y poner en practica tu palabra, difundirla por todo el mundo pero necesito de tu ayuda a través del espíritu santo para entenderla y así producir muchos frutos. Dame tu santa bendición.
Me gusta 0
jorge raymundo
jorge raymundo

el 27/1/16
Nuevamente Jesús nos habla atraves de parabolas para que podamos entender su mensaje,él es el que siembra la palabra en nuestro corazón cuando nos encontramos con él. Lo único que nos da siempre la libertad de que seamos nosotros los que tomemos la iniciativa de preparar la tierra.Muchos escuchamos la palabra que es la semilla pero no da fruto porque mi corazón sigue duro,pensando en las cosas de este mundo y no en Dios que es el sembrador.hermanos necesitamos preparar nuestro corazón para qué pueda el amor de Jesús crecer en nosotros y de esa manera ser los misioneros que el necesita para seguir propagando su Evangelio y de esa manera hacer crecer su Reino. Adelante hermanos ya que somos los heraldos de su Evangelio.
Me gusta 0
Susana Beatriz
Susana Beatriz

el 27/1/16
"Lámpara para mis pasos, Luz en mi sendero" Eso eres en mi vida, Señor. Tú has trabajqado mi tierra, Tú has hecho posible tu obra en mí. Tú, en la presencia de la Madre, para siempre. Ten misericordia de todos nosotros, Señor, que acudimos a Ti. No olvides la obra de tus manos. Amén.
Me gusta 0
Procopio
Procopio

el 27/1/16
Jesus le dice a sus discípulos que los que oyen su parábola y se quedan en la superficie,sin profundizar su significado,se quedan como estaban,ignorando lo que dice el Señor. Los que le siguen y llegan a comprender y lo practican,esos son sus discípulos y va con ellos.A todos nosotros nos ha llegado la explicación ,con el evangelio ,para que comprendamos,y para crecer dando frutos.Señor,ayúdanos.
Me gusta 0
spalletta gusta
spalletta gusta

el 27/1/16
Jesús hace la diferencia entre los seguidores mas íntimos y los no íntimos. Debemos a través del rezo ser de los íntimos. Pero bueno, no es nada fácil ,porque mientras uno reza se distrae, no presta la debida atención, piensa en otra cosa. Cuanto tiempo podemos estar con nuestra mente atentos a esta intimidad? Por lo menos tratemos en principio de no hacer otras cosas mientras rezamos.
Me gusta 0
Nena Gonzalez
Nena Gonzalez

el 27/1/16
"Tu palabra Señor, es vida"Siempre al escuchar y meditar este evangelio, me parece q talves no vemos los frutos deseados porq no abonamos ese terreno connuestro propio ejemplo, fortaleza, contancia y sobre todo amor a Dios y al projimo. Q el SSeñor nos bendiga .Amen...
Me gusta 0
Rolando
Rolando

el 27/1/16
En el año de la misiricordia, nuestro trabajo como cristiano debe ser en tratar que la palabra que es vida sea multiplicada.
Me gusta 0
ENRIQUE
ENRIQUE

el 27/1/16
Gracias dios por haberme do la oportunidad de leer el evangelio de hoy que a servido de alimento para mi ser ya que empiezo a comprender más el mensaje de jesus, gracias señor por un nuevo día lleno de fe y esperanza ,te amo te necesito nunca me abandones. amen
Me gusta 0
Lauro Abito
Lauro Abito

el 27/1/16
Las parábolas nos ilustran, nos dejan ver muchas situaciones y aprender de ellas gracias a su valor didáctico. Hay que estar atentos, cuando Dios nos habla, no basta que esa palabra sea audible, debemos tratar de entender el mensaje y ahí viene la gran ayuda que nos prestan los religiosos que con tanto esmero preparan la homilía y quienes nos hacen llegar su comentario a través de la red. Gloria Dios.
Me gusta 0
Blanca
Blanca

el 27/1/16
Espíritu santo, perfecciona la obra que Jesús a empezado en cada uno de nosotros, para que la semilla sea fértil el ciento uno por ciento. " Lampara para mis pasos. Luz en mi semdero".
Me gusta 0
Luis Panamá
Luis Panamá

el 27/1/16
Gracias.. Señor por regalarnos tan bellas palabras..
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 27/1/16
Dios habla por medio del profeta Natan. Y así afirma su pacto con David. Promete un reino que será para siempre, sin duda se esta refiriendo, a Jesucristo y a La salvación de todas las naciones. David acepta la promesa con Fe y humildad, porque de ahí saldrá el descendiente que Reinara por siempre.
El evangelio de hoy, es muy reflexivo y nos debe poner a pensar. Es algo personal, que clase de terreno soy?. La semilla refiriendome a la palabra siempre esta ahí y es buena, esperando ser regada y abonada para germinar. El terreno puede ser pedregoso, seco. Lleno de espinas, pero si se abona la semilla nace. Con la explicación del mismo Maestro, nos queda muy clara la parábola. Todos los días, hay que trabajar, esforzarse. por ser el buen terreno, que Dios quiere que sea, li » ver comentario
Me gusta 0
Dora Luz
Dora Luz

el 27/1/16
Cuando leo la palabra de Dios como el de hoy me avergüenza x q muchas veces me acerco a Dios solo p pedir, pido a Dios q me ayude a ser buena semilla, Dios les bendiga en este día y gracias por la meditación.
Me gusta 0
LEDIS.  N.
LEDIS. N.

el 27/1/16
JESÚS nos enseña comos debemos alimentar espiritual mente .Señor te doy gracias por que pones tu mirada en mi no soy perfecta, por medio de tu oración nos das la fortaleza de no dejarnos vencer de los tropiezos que se presentan en el camino . " Misericordia señor de mi y la humanidad entera " Amen.
Me gusta 0
PAPTY HERNANDEZ
PAPTY HERNANDEZ

el 27/1/16
LES MOSTRARAS TU FAVOR Y FIDELIDAD ETERNAMENTE A QUIENES TE BUSQUEN Y EN TI CONFIEN SEÑOR. HERMOSO SALMO A LA LUZ DEL EVANGELIO. HOY MI SEÑOR ME INSTRUYES EN TU PALABRA, ME PREGUNTAS A MI PERSONALMENTE QUE CLASE DE TIERRA SOY A TUS OJOS. BUENA Y FERTIL O MALA E INFERTIL. HAY SEÑOR QUE GRANDE ERES. PORQUE ATRAVES DE PARABOLAS LLEGAS A LO MAS PROFUNDO DE MI CORAZON Y ME HACES REFLEXIOINAR COMO ESTOY ACOGIENDO TU PALABRA, COMO LA ESTOY RETENIENDO EN MI CORAZON, PERO SOBRE TODO COMO LA ESTOY PONIENDO EN PRACTICA EN MI VIDA COTIDIANA.
HOY CON CERTEZA PUEDO DECIR MI SEÑOR JESUS QUE QUIENES ACOGEN LA LBUENA NUEVA, QUIENES RESPONDEN A TU LLAMADO, QUIENES SIEMBRAN BIEN LA PALABRA DE DIOS Y QUIENES DAN BUEN TESTIMONIO DE VIDA, ESOS Y SOLO ESOS SON LOS QUE TIENEN VIDA Y DAN FRUTO EN A » ver comentario
Me gusta 0
Carmen Marina
Carmen Marina

el 27/1/16
Omorosisimo Señor, bendito seas, por llegar a nuestra vida e iluminar nuestra mente, lo que nos permite entender tu palabra, para luchar fortalecidos con tu gracias, para dar cada día, frutos de Amor, perdona nuestras caídas y ayuda me a ser cada día mejor hija, lo deseo de todo corazón, quiero corresponder a tu.infinita. misericordia
Bendito seas Jesús Amor, mamita linda Maria Santísima protejenos del mal. Amen
Me gusta 0
Ernesto
Ernesto

el 27/1/16
Estimados lindo mensaje solo una apreciación.
El evangelio No dice que es el treinta sesenta o ciento por ciento, es el treinta, sesenta o ciento por uno. es decir en el caso más optimista equivale a el 10,000 %.

Abrazos
Me gusta 0
Pedro Sermeno
Pedro Sermeno

el 27/1/16
Soy pecador, ensename el camino Senor
Me gusta 0
jls_80
jls_80

el 27/1/16
Que hermosa es la palabra de Dios. Cuando más sentimos que nos encontramos solos ante tanda adversidad de este mundo, siempre no brinda una luz de esperanza, nos da un camino a seguir y un motivo por el cual seguir adelante. Gracias Padre Dios por permitirme estar aca y continuar con tu compañía luchando por el bienestar de mi familia.
Me gusta 0
Mery Buestán
Mery Buestán

el 27/1/16
Dios nuestro Padre Misericordioso es puro AMOR, VERDAD Y VIDA. Gracias Papito Dios por tanta generosidad, gracias por ser grande, bueno y habernos dado tanto, tanto sin ser merecedoras de nada por nuestras acritudes. No tengo palabras para darte las gracias, pero no me cansaré de tenerte siempre y a cada momento de mi vida presente en cada instante que puedas estar dentro de mi corazón.
Me gusta 0
Rosario
Rosario

el 27/1/16
"Lámpara es tu palabra para mis pasos y luz en mi sendero". Si Señor tu eres mi luz y mi salvación, tu eres mi fortaleza, que me enseñas a través de tu palabra a sembrar en terreno fértil con mucho amor. Amén. Hermoso comentario cmf Conrado Bueno, que Dios le bendiga.
Me gusta 0
Graciela L.
Graciela L.

el 28/1/16
Que hermosas reflexiones,Señor ayúdanos a ser la tierra fértil que necesitamos ser para que tu semilla que es la palabra germine en nosotros y de buenos frutos, amén.
Me gusta 0
Oswaldo alvarad
Oswaldo alvarad

el 28/1/16
Que bello comentario a las lecturas de hoy ,es un examen de conciencia a nuestro actuar en esta vida
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.