Comentario al Evangelio del

Fco. Javier Goñi, cmf

Queridos hermanos:

A lo largo de la semana hemos podido ver a Jesús en plena actividad. El evangelista Marcos parece recrearse en contar algunos de los milagros con los que Jesús acompañó su anuncio de la cercanía del Reino, de la Buena Nueva, y su llamada a la conversión. Su intención ya la sabemos: hacer signos que muestren que efectivamente con Él ha llegado el Enviado de Dios para la Salvación del mundo, que en Él está el poder de Dios capaz de vencer el mal en todas sus formas. Hoy contemplamos un nuevo milagro de Jesús…

Pero no se trata de uno más… Al leer el texto enseguida nos damos cuenta de que hay en él algunas cosas que lo hacen muy especial. En esta ocasión, Jesús parece querer dejar muy clara su intención y el sentido de sus milagros. Sigamos paso a paso el texto:

Tras el comienzo situando históricamente la acción (“a los pocos días… en Cafarnaún”), la trama comienza su desarrollo: un montón de gente, “tantos que no quedaba sitio ni a la puerta”, acude al enterarse de que Jesús “estaba en casa”. Fiel a su misión, Jesús les “propone la palabra”.

En esto, en una escena digna de película, traen ante él a un hombre en el que el mal se había cebado en forma de parálisis. Es claro el deseo de aquellos cuatro que descuelgan desde el tejado a aquel paralítico; para Jesús es especialmente importante la fe con la que lo hacen. La confianza en Jesús parece esencial para su acción salvadora, como en otras muchas ocasiones. Y entonces Jesús nos sorprende: en vez de curar a aquel hombre, como todos esperaban, y esperaríamos nosotros, Jesús le perdona sus pecados.

La enfermedad en realidad no es más que una manifestación externa del mal. El verdadero poder del mal, que nos esclaviza y no nos deja llegar a la plenitud y a la verdadera felicidad, actúa en el corazón del ser humano, encerrándolo en sí mismo y rompiendo su relación con Dios y con los demás. Jesús ha venido con el poder de Dios para salvar al hombre, para restituirlo a su condición de hijo amado de Dios, para liberarlo del pecado que le esclaviza y le impide vivir desde el amor.

La curación externa es lo de menos: un simple signo exterior. Y expresamente Jesús así lo declara en esta ocasión: “para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados…”. Y es entonces, como mero signo para aquellos incrédulos, cuando cura a aquel hombre de su parálisis.

Lo que realmente nos paraliza, lo que nos impide caminar hacia los otros y hacia Dios, es el pecado que ata nuestro corazón cerrándolo en el propio ego. Necesitamos que Jesús nos salve: sólo Él tiene el poder de Dios para hacerlo.
 

Comentarios

Deja tu mensaje:

Alicia

Alicia


el 15/1/16
Continúan las enseñanzas del libre 1 de Samuel. El pueblo exige hoy. un gobierno humano que los dirija. ¿Por qué y para qué? Quieren ser como los demás pueblos, y en su pensamiento tienen la idea que han peleado y perdido la batalla por culpa de su gobierno, pero no de dan cuenta que es por causa de su pecado, ponen de un lado a Dios. Pero la respuesta de Dios es, nómbrale al rey. Esto demuestra el amor y la paciencia de Dios con la debilidad humana. Dios siempre estará con nosotros, pero nos da plena libertad, de dar nuestra respuesta.
Jesús continúa sanando y perdonando pecados. EL propósito de Dios nunca fue que la gente sufriera ninguna enfermedad o dolencia, más bien todos los males y calamidades son el resultado de dejarnos gobernar por el adversario, nos dejamos » ver comentario
Me gusta 0
Claudio S.

Claudio S.


el 15/1/16
La principal lección de esta lectura, no se centra en el paralítico sino en los que lo llevan consigo y lo descuelgan para que se enuentre con Jesús. Saben que é lo curará.
Actúan motivados por su fe. Hay que resaltar que obtuvieron para el enfermo mucho más de los que esperaban, obtuieron elk perdon de sus pecados.
Me gusta 0
Enrique Bernard

Enrique Bernard


el 15/1/16
Muchas veces se etiqueta a un hermano
se lo excluye, se lo aisla porque se lo considera un loco
sin ver que impiden asi su normal integracion
con el pecado de prejuicio, que impide crecer y dejar crecer.
Para conocer a alguien dice San Pablo es necesario escuchar como razona y no prejuzgar por apariencias
Sin ponerse en sus zapatos ni saber que siente que piensa
ni su historia de vida, sino que se lo desprecia por escribir con faltas de ortografia (señal de carencias afectivas)
o por actuar desvocado en alguna ocasion.
Se lo confina al huerto de los olivos ...
Que bien harian integrando al hermano al cual satanas no le conviene que este integrado, en vez de acusarlo de cerrrado que se guarda la fe para si mismo -cuando una fe que no se comparte no es fe -
Es asumir cada uno su p » ver comentario
Me gusta 0
Susana Beatriz

Susana Beatriz


el 15/1/16
Gracias, Hno. Francisco Javier Gómez. Otra vez, nos haces sentir cercano a Jesús. Otra vez, nos haces entender con más profundidad su Palabra y su acción. Me agrada ver cómo Jesús, VE la fe de los amigos, al pasar al enfermo por el techo. Yo también quiero pasar "por el techo· a mi amiga sufriente, y a la amiga de mi hija, sufriente también, pero en un grado más avanzado de la misma enfermedad. Me agrada saber que Jesús, VE mi fe. Quiero pasarlas por el techop, para que Jesús las cure. Y Él, a sabierndas de lo que precisan realmente, les diga: Tus pecados te están perdonados. Hoy, quiero decirle al Señor: Pero no mires mis pecados, sino la FE de tu Iglesia. Quiero imprimir las lecturas y reflexión de hoy, y llevárselas a ambas. Y quiero también, darle gracias al Señor po » ver comentario
Me gusta 0
Procopio

Procopio


el 15/1/16
Todos conocemos enfermos o discapacitados que sobrellevan sus limitaciones ,incluso con una sonrisa ,y encuentran la manera de ayudar en lo que puedan a los demás.Superan con alegría y amor su limitación.Otros,apesadumbrados,tristes,quejosos siempre,ayudan poco y entristecen a los que les rodean. Creo que la oración constante nos ayuda a ser de los primeros.Respecto a la curación fisica milagrosa es un misterio que dejamos en sus manos.
Me gusta 0
jorgeraymundo

jorgeraymundo


el 15/1/16
Gracias por su colaboración con el fin de que se difunda la palabra de Dios no hay duda que el pecado nos paráliza para llegar hacia el hermano que es llegar a Dios bendiciones
Me gusta 0
spalletta gusta

spalletta gusta


el 15/1/16
Jesus premia EL INGENIO por llegar a El. Seamos ingeniosos, vale la vida serlo. Su pasion fue ingeniosa ( sufrir por el enemigo ) quien se lo esperaba?
Me gusta 0
jose victor

jose victor


el 15/1/16
Cuando nuestro Señor Jesucristo perdona nuestros pecados con la misericordia de Dios Padre,tenemos la pureza del Espíritu y la sanidad para el Reino de Dios en donde quiera que esté...amen. Feliz Día del Educador, que nunca dejemos de serlo, siguiendo siempre al Amoroso Redentor...
Me gusta 0
Johnny Rivera

Johnny Rivera


el 15/1/16
Bendiciones en Cristo Jesús a mis hermanos desconocidos físicamente pero reconocidos en la presencia del Santo espíritu que nos dejo el Mesías, ...una vez mas se manifiesta el amor de Dios en la accion de su hijo amado Jesús, este santo Evangelio de hoy nos enseña tanto de lo que es el perdon hacia todos los que nos rodean, sin mirar credo ni raza. perdonemos para que podamos ser perdonados en Cristo Jesús. ....
Me gusta 0
Paco retulillo

Paco retulillo


el 15/1/16
CONOZCO EL AMOR.

Conozco personas pobres
que distribuyen sonrisas.
Conozco personas que sufren que comunican alegría.
Conozco personas incomprendidas que saben comprender.
Conozco personas puras
que conquistan con mirar.
Conozco personas bondadosas
que a todos tienen algo que dar.
Conozco personas perseguidas
que saben perdonar.
Conozco a esas personas
cuyo secreto es

A M A R.
(Anónimo).
Me gusta 0
isidro

isidro


el 15/1/16
El mensaje de JESÚS es claro, cuando dijo que Él tenia la potestad para perdonar los pecados, y que de cualquiera de las dos formas que lo dijera lo iba a sanar, nos muestra que es el pecado que llevamos dentro el que nos paraliza, que es nuestro corazón egoísta y duro, el que nos condena y nos petrifica y no permite que veamos las cosas con humildad y amor. Por eso JESÚS con amor, le dice: tus pecados te son perdonados toma tu camilla y anda.
Me gusta 0
dionisia

dionisia


el 15/1/16
Buenos días Hermanos(as) la paz del señor este con nosotros. El evangelio de hoy nos habla de la sanación física y espiritual o sea que no quiere decir que nuestra enfermedad son mayormente por causa del pecado, pero el empeño de jesus es transformar nuestros corazones no el cuerpo pero mayormente la gentes no buscaban escuchar sus palabras si no los milagro que el hacia. Le pido al señor que me sane espiritualmente y que aumente mi fe y me enseñe a amar cada días mas
Me gusta 0
Willian Martine

Willian Martine


el 15/1/16
Gracias padre por el rey que nos enviaste, tu propio hijo Nuestro Señor Jesucristo; quien no tiene nada que ver con los reyes terrenos, que someten y conquistan a los pueblos por medio de la guerra y el terror... el Rey humano que nos propones padre es tu propio hijo, Jesus, quien se ofrece y nos presenta tu reino, el cual esta fundamentado en el amor, justicia y paz, para que cada persona, decida por su propia voluntad aceptar tu reinado. Gracias padre por tu misericordia.
Me gusta 0
PATY HERNANDEZ

PATY HERNANDEZ


el 15/1/16
CANTARE ETERNAMENTE TUS MISERICORDIAS, SEÑOR
COMO NO CANTARTE MI SEÑOR PORQUE MIRAS MIS MISERIAS, MIS LIMITACIIONES, MIS DEBILIDADES Y MIS PECADOS Y AUN ASI ME AMAS. PRECIOSO SALMO SEÑOR PARA LLENAR MI ESPIRITU. PADRE MIO HOY JESUS PALABRA ME ILUMINA PORQUE ESTOY REALMENTE CONVENCIDA QUE TU SANAS AL ENFERMO, AL CIEGO, AL PARALATICO, AL ENDEMONIADO, AL LUNATICO AL DROGADICTO, AL ASESINO, AL CRIMINAL AL LADRON AL VIOLADOR AL SOBERBIO, AL ENGREIDO, AL ENVIDIOSO, AL AGRESIVO ETC ETC. SEÑOR Y NO ERES UN MEDICO SUPERFLUO PORQUE NO SANAS LAS HERIDAS SUPERFICIALMENTE, POR FUERA MI SEÑOR, SIN QUE ERES ABSOLUTO BIEN PORQUE SANAS EL MAL DE RAIZ, SEÑOR. Y LA RAIZ DE TODO MAL ES EL PECADO PADRE MIO POR ESO TE ALABO Y TE BENDIGO PORQUE TIENES AUTORIDAD PARA PERDONAR LOS PECADOS. POR ESO » ver comentario
Me gusta 0
Rosario

Rosario


el 15/1/16
"Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: caminará, oh Señor a la luz de tu rostro; tu nombre es su gozo cada día." Bendito y alabado seas mi Señor, glorias y alabanzas a Él, su misericordia es eterna. Señor permítenos llegar a la verdadera felicidad, sentirlo en nuestros corazones que se encuentran endurecidos por el odio, las guerras, las envidias, el egoismo que nos hace tanto daño, que nos paraliza , que nos impide caminar hacia los otros y hacia Dios, como manifiesta cmf. Fco. Javier Goñi. Bendiciones, lindo mensaje.
Me gusta 0
Mery Buestan

Mery Buestan


el 15/1/16
Gracias Dios de infinito amor para con tus hijos por todo cuanto haces por nosotros, lo que nos falta es tener FE eres grande poderoso y solo tu nos concedes todo aquello que necesitamos tratemos de difundir y dar testimonio de todo aquello que hace por nosotros para que quienes no le conocen le siga a Nuestro Padre que nos cura nuestro cuerpo en lo material y especialmente lo espiritual. Gloria a Dios.
Me gusta 0
jesus mateus

jesus mateus


el 15/1/16
La primera,lectura, nos habla q el pueblo quiere un rey humano palpable que se toque ,q se sienta,y rechazan al verdadero rey,Dios yaveth,y rechazando las enseñanzas d su profeta Samuel.Hoy el pueblo Rechaza las enseñanzas de Jesús (Hijo d Dios,Hijo d María) un pueblo q vive bajo el dominio d un rey,o reyes,dirimentes ,políticos y empresarios q masacran el pueblo,con sueldos miseros y altos impuestos q llevan al pueblo cAda dia aser mas pobre.Jesus hace una sanación y lleva al perdón.d pecados,y a que nosotros debemos vivir debemos vivir verdaderamente ,como seres humanos ,hijos d un mismo padre.
Me gusta 0
Jairo Pineda

Jairo Pineda


el 15/1/16
En muchas ocasiones vemos personas alejadas de Dios por el pecado, pero nos ocupamos en criticar. El evangelio de hoy nos invita a buscar todos los medios para llegar a Jesús, encontrarlo y pedirle perdón por nuestros pecados, para que Él nos levante y dé la felicidad de vivir con amor.
Me gusta 0
Jorge Eduardo C

Jorge Eduardo C


el 15/1/16

Los espíritus inmundos son echados, los leprosos son limpios, los paralíticos vuelven a caminar, los ciegos ven, todo esto es maravillosos; sin embargo, tal como explica Fco. Javier, mejor que todo esto es que nuestros pecados pueden ser perdonados.
Gloria Dios, bendito el que viene en nombre del Senor.

Me gusta 0
Carmeno Juan P.

Carmeno Juan P.


el 15/1/16
Qué les puedo decir? Simplemente me place que tantos hermanos expresen sus comentarios. Sigan participando, que el Espíritu Santo les de sabiduría.
Me gusta 0
CARLOS

CARLOS


el 15/1/16
que buena esta esta pagina
Me gusta 0
Hna. Diana

Hna. Diana


el 16/1/16
En efecto el pecado nos paralisa, nos detiene en nuestra meta. Cuando fallamos y somos conscientes del error, buscamos remediarlo de mil maneras; sin embargo hay momentos en la vida que necesitamos de los demas para enmendar nuestras faltas, yaa paralisis que nos da el pecado, nos hace sentir indigno e inmerecedores de la miserioxrodia de Dios. Pienso que el paralitico del evangelio lo experimwnto, su fruatración y la propia indignación, lo llevaron de cierta forma a una resignacion de su situación, sin embargo, no estuvo solo, tuvo cerca a personas que le ayudaron a salir adelante pero sobre todo, amigos qye le ayudaron a acercarce a la presencia de Cristo, el unico con el poder de perdonar sus faltas y liberarlo asi de su paralisis. Pienso en las veces que yo he podido ser apoyo para » ver comentario
Me gusta 0
Susana Beatriz

Susana Beatriz


el 18/1/16
Los lunes, miércoles y viernes, estoy sentada aquí, y leo las lecturas y su comentario, despidiendo a mi marido, que escucha y comparte, porque se va valientemente a diálisis. Hago mi comentario, en el que a veces él participa, y me quedo releyendo si aceptaron mi comentario, y el de mis otros hnos. tmb. Hoy hago un verdadero retiro spiritual, al leer por ej.: CONOZCO EL AMOR, muy bello, como así tmb. los otros comentarios. Quiero señalar ésto, porque me agrada ver lo prolífico de las lecturas. Aportes mexicanos, el mío, de Bahía Blanca, Pcia. de Bs.As., Argentina, y de tantos otros. Gracias, Ciudad Redonda, por haberlos conocido. Qué buena obra, que siembra la semilla de la fe en los corazones.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.