Comentario al Evangelio del

Severiano Blanco, cmf

Queridos Hermanos:

El nacimiento del Hijo de Dios en nuestra carne es un hecho de tal envergadura que requiere tiempo para reflexionarse y asimilarse. Por eso, Navidad –como pascua de resurrección- tiene octava; es como si la fiesta durase no un día sino una semana.

Y cada texto evangélico de estos días, en su aparente ingenuidad, nos va subrayando diversos aspectos de la humanidad de Jesús. El de hoy nos habla de su situación de verdadero niño, limitado y menesteroso, y por tanto necesitado de tutela, de aprendizaje y de maduración: “crecía en sabiduría y en gracia”. En el cristianismo de todas las épocas ha estado presente, de una u otra forma, la inclinación monofisita, es decir, la tendencia a afirmar la divinidad de Jesús sin aceptar plenamente su humanidad. Es ciertamente paradójico que un ser divino pueda crecer y estar sometido a un proceso pedagógico; pero esa es justamente la paradoja de la fe cristiana: que la Palabra eterna se haya hecho carne temporal (Jn 1,14), humanidad sometida a las leyes del universo y a las limitaciones de una cultura. El domingo pasado celebrábamos la fiesta de la Sagrada Familia; un título de  grandeza de María y de José es haber guiado los primeros pasos de Jesús en el campo de la oración, la religiosidad y la conceptualización de la fe de Israel.

Con muy buen criterio, la liturgia de esta semana nos va presentando diversos pasajes del escrito designado como “Primera Carta de Juan” (no es carta, sino homilía o meditación). La preocupación fundamental del autor es corregir el “docetismo” o monofisismo incipiente: el anticristo es el que niega que Jesús encarnado pueda ser el Cristo (1Jn 2,22; cf 2Jn 7). Está combatiendo a cristianos demasiado “espirituales”, que viven una fe de la evasión, descuidando el compromiso con la historia y su manifestación más elemental: el amor fraterno. El cristiano auténtico sigue a Jesús encarnado, es “mundano” en el mejor sentido del término.
Pero se trata de una peculiar mundanidad. El IV evangelio (muy emparentado con 1Jn) sabe que el mundo es bueno, pues fue creado por la Palabra eterna (Jn 1,10), y que Dios lo amó hasta enviar a su Hijo para que el mundo se salve…” (Jn 3,16). Sin embargo, en su oración de despedida, Jesús dice al Padre que los discípulos “están en el mundo pero no pertenecen al mundo” (Jn 17,16); en esa línea nos dice hoy 1Jn que no amemos al mundo, ya que lo que hay en él es pecaminosidad: soberbia, lascivia, ambición… Es decir, en la hermosa creación de Dios, de la que Dios mismo se ha hecho parte por la encarnación, se han infiltrado tendencias hostiles a Él. En ese mismo sentido el papa Francisco, desde el comienzo de pontificado, ha puesto a la Iglesia en guardia contra la “mundanización”; el autor de la encíclica Laudato Si (en elogio y defensa del mundo creado) nos exhorta a evitar la ostentación, la insensibilidad, el inmediatismo irresponsable… Todo eso sería el “mundo” que Jesús encarnado no amó ni asumió, sino frente al que nos previno.

Seamos comprometidamente “mundanos”, amantes de la creación, de la humanidad, de la historia, como Jesús, sin dejarnos devorar por su deformación egoísta que se llama “mundanidad”.       

Vuestro hermano
Severiano Blanco cmf  

Comentarios

Deja tu mensaje:

albertoantonio

albertoantonio


el 30/12/15
La Paz del Señor sea con todos nosotros.
Otro día más me veo movido a escribir en los comentarios, hoy es para dar gracias a Dios porque se han juntado (al menos en la hora en que yo leo) tres personas inspiradas, gracias por aportarnos vuestra visión, al hermano Severiano, a Alicia y a la que aún no conozco de escritos, pero éste es muy bueno Susana Beatriz.
Me gusta 0
Patricia

Patricia


el 30/12/15
Hermoso y trascendente pedido,que deberíamos asumir los fieles que no lo practican, pero ya sé que en la bodega del mundo habemos de todo, y es una gran debilidad o amenaza el que dentro de los pastores, sacerdotes de la iglesia hay ostentación e insensibilidad,hipocresía, lo he visto y muchas personas que tuvieron vida cercana a ellos me lo han contado. como se dice se forma con el ejemplo. Empezemos juntos, todos a ser comprometidamente mundanos
Me gusta 0
Alicia

Alicia


el 30/12/15
Somos creyentes extranjeros y peregrinos en el mundo. , El mundo no es nuestra verdadera identidad, por eso no logramos se plenos en él, . Podemos tener dinero, fama, momentos de felicidad, o placer, pero, cuando pasan nos sentimos vacíos. Es que nuestro verdadero ser es espiritual y es completo solo, si estamos con Dios, Hay que entender que, mundo y tierra no son sinónimos; Dios no prohíbe que ames la tierra creada es decir la naturaleza, las montañas los bosques, lo que nos rodea. Entendiendo que mundo, son todos los deseos de la carne. Codicia, odio, sensualidad, impiedad, inmoralidad, impureza. Arrogancia y autosuficiencia, etc. Todo esto es material y temporal, se acabara. Mientras que en Dios, esta nuestra plenitud, el amor, la paz, misericordia, perdón, sanación salvac » ver comentario
Me gusta 1
Susana Beatriz

Susana Beatriz


el 30/12/15
Oh, Jesús, haz que yo esté en el mundo, pero sin ser del mundo. Gracias, te damos, Padre, por la vida, la salud, la flia. y los hnos. con quienes queremos estar comprometidos, por Ti, con Tigo, y en Ti. Padre nuestro, ten piedad de nosotros. No mires nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia, Amén.
Me gusta 1
Angela Arteaga

Angela Arteaga


el 30/12/15
Querido Dios, bendicenos y guianos para que las cosas del mundo no nos atrapen ni nos esclavisen. Que sólo tu nos bastes para sentirnos plenos y confiados. Un feliz dia a toda la comunidad de Ciudad Redonda y a los comentaristas.
Me gusta 0
Alejandra

Alejandra


el 30/12/15
Soy podría decir fanática de la palabra de Dios , pues es misticamen impresionante como día a día aprendo algo nuevo, no cabe Dios es el único maestro. Hoy y siempre quiero seguir creciendo en su sabiduría y gracia pero sobre todo pido a nuestro señor "no ser una más del mundo
Me gusta 0
José Luis

José Luis


el 30/12/15
Sigamos el ejemplo de Ana (oración y ayuno) y no lo realizó únicamente en edad avanzada si no desde parte de su juventud y, eso es grato a los ojos de Dios, sigamos los pasos de Cristo en su humildad y caridad hacia el hermano, busquemos el Reino de Dios y lo demás llegará por añadidura, enseñemos el Evangelio con alegría , pues al conocer la Palabra de Dios somos alegres y confiamos plenamente en El y, lo llevamos en todo momento en nuestra mente, alma y espíritu y, digamos siempre habla Señor que tu siervo escucha
Me gusta 0
spalletta gusta

spalletta gusta


el 30/12/15
Gracias Severiano,Aberto, Alicia y Susana.Siempre leo los comentarios. Lo que aprendo a mis 54 años, es a luchar contra las cosas de este mundo, y aun me siento y me reconozco muy debil, a pesar de llevar una vida intentandolo. Hayque lograr tiempo para hacer la propia mision. Es dificil vivir.Podre morir siendo capaz de este triunfo sobre el mundo ?
Me gusta 0
isidro

isidro


el 30/12/15
El señor vino al mundo, para mostrarnos lo bueno y lo malo del mundo que un día creo; pero como todo lo dañamos y nos dejamos contaminar, entonces fue necesario que el Señor nos instruyera sobre lo que es del mundo para el mundo, y lo que es creado por DIOS para DIOS, que está aun en el mundo y que no debemos dejar contaminar por el mal mundano. Nuestra vida Espiritual, la obediencia, el amor, y demás virtudes que nos identifican que ese es el camino en este mundo, pero hacia la eternidad.
Me gusta 0
jesus mateus

jesus mateus


el 30/12/15
Hoy como se dice en la lectura bíblica,del evangelio,donde la profetiza Ana mujer q acogió en sus brazos a Jesús en su niñez. Y lo acogió como las entrañas de Israel para verlo como el gran liberador d Israel.Hoy el hijo de Dios,viene a encarnarse en nosotros,y nosotros tenis q tener las puertas abiertas para rsivirlo,aunque,nos cueste asimilarlo,Jesús viene a cambiarnos ,a volvernos personas nuevas de corazón,a no dejarnos envolver por el consumismo desmedido,q nos muestra la globalización actual .Seamos capaces ,d vencer de la mano del.Señor.aun que las situaciones,cotidianas nos agobien,Jesucristo nos dice no tengan miedo yo he vencido al mundo.
Me gusta 0
Rosario

Rosario


el 30/12/15
"No améis al mundo, ni lo que hay en el mundo, si alguno ama al mundo, no está en el Padre". "Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre". Permíteme Señor permanecer en tí, hacer tu voluntad, que mi familia permanezca en ti´y por los más necesitados de tu divina misericordia. Amén.
Me gusta 0
PATY HERNANDEZ

PATY HERNANDEZ


el 30/12/15
TIEMBLE EN SU PRESENCIA LA TIERRA TODA, EL GOBIERNA A LAS NACIONES CON RECTITUD. HERMOSO SALMO SEÑOR
HOY EN TU PALABRA NOS HABLAS A TODOS LOS EVANGELIZADOS, NOS RECUERDAS A PADRES, HIJOS, JOVENES Y ANCIANOS QUE QUIENES HEMOS TENIDO UN ENCUENTRO CON EL SEÑOR Y LE CONOCEMOS. EL SEÑOR NOS HA LIMPIADO, NOS HA BUSCADO Y NOS HA ELEGIDO, PORQUE EL YA EXISTIA DESDE EL PRINCIPIO, NOS DICES QUE SOMOS FUERTES POR TU GRACIA Y QUE TU PALABRA YA HABITA EN NOSOTROS LOS QUE HEMOS CREIDO QUE TU ERES EL HIJO DE DIOS. NOS RECUERDAS QUE HAS PERDONADO NUESTROS PECADOS Y QUE HEMOS VENCIDO AL MALIGNO. NUNCA DIJISTE QUE ERA FACIL SEGUIRTE SEÑOR, SI NO POR EL CONTRARIO DIJISTE QUIEN QUIERA SEGUIRME QUE SE NIEGE A SI MISMO QUE TOME SU CRUZ Y ME SIGUA. OH SEÑOR QUE DIFICIL DAR TESTIMONIO DE TI CON NUES » ver comentario
Me gusta 0
rocio reyes

rocio reyes


el 30/12/15
Señor Jesús, gracias, gracias por este día y te pido q nos ayudes para saber distinguir entre lo bueno y lo malo, estamos viviendo tiempos de relativismo, de apariencias q a veces pueden engañar hasta la persona q crea estar bien cimentada en la fe, no permitas q el maligno nos engañe, y q perseveremos en la enseñanza para no perecer porla ignorancia . Gracias. Amén. Bendecido día para todos.
Me gusta 0
Juan Sebas A.

Juan Sebas A.


el 30/12/15
Nos vendría bien un poquito de historia; por favor, ilustrenme sobre la liberación de Jerusalen, de esa Jerusalen de la que habla la profetisa Ana.
Me gusta 0
Raquel Jacquet

Raquel Jacquet


el 31/12/15
muy linda la homilia que nos presenta y de creer más en nuestro Señor Jesucristo que le amemos más y desechemos lo mundano.
Me gusta 0
Luis de Col.

Luis de Col.


el 31/12/15
Que buena homilía de mis hermanos; hoy como en aquella época también estamos siendo engañados por herejes.Como dijo el hermano estamos en la iglesia pero con el corazón en otro lado,entonces llegan a nuestra puerta anunciando que llego la verdad, atacando nuestra fe católica y por tener el corazón en otro lado desertamos de la verdadera iglesia de cristo.mis hijos, mis hermanos, mis padres; estemos atentos, despiertos,escuchando oyendo y palpando lo que nuestro apóstol Juan vivió y a la vez nos trasmite y nos advierte del peligro del mundo.Animo si nuestro señor venció el mundo tu y yo podremos vencerlo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.