Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      Corren tiempos difíciles (¿cuándo no han sido tiempos difíciles para la gente pobre, para los que tienen que vivir de su trabajo, para la mayoría de los que tienen que sacar adelante una familia?). Porque hay demasiada gente con dificultades para llegar a fin de mes. Porque en nuestras grandes ciudades hay muchos y muchas que duermen en la calle soportando las inclemencias del tiempo. Porque hay demasiadas guerras en marcha, unas más declaradas y abiertas que otras pero todas guerras con todo lo que una guerra conlleva de muerte y dolor y destrucción (¿no da la impresión de que el deporte más practicado a lo largo de la historia ha sido el de matarnos y hacernos daño unos a otros?). Y podíamos seguir así con la lista de nuestras desdichas. 

      Y en la iglesia celebramos el Adviento. Es tiempo de espera y esperanza. Es tiempo de mirar al futuro pensando que nos puede traer algo mejor de lo que tenemos. Es tiempo de hacer un poco de silencio y dejar que la Palabra de Dios cale en nuestros corazones. Es verdad que a veces pasamos por dificultades tan grandes que no tenemos fuerzas ni para concebir la esperanza en nuestro corazón. Pero hoy no se trata siquiera de levantar los ojos hacia el horizonte. Basta con hacer lo contrario. Los bajamos y leemos el texto del Evangelio de este día. Lo leemos con tranquilidad. Dejamos por un momento la mente vacía de otros pensamientos y sensaciones. Lo volvemos a leer. Cerramos los ojos. Hacemos memoria de esas palabras pronunciadas por Jesús. “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados...” Y nos dejamos llevar. 

      Son palabras que consuelan. Son como un aceite para las heridas. Son descanso. Son paz. Son experiencia concreta del amor de Dios. Son palabras que nos dicen que Dios nos ama, que cura nuestras heridas, que escucha y atiende a nuestros lamentos. No nos hablan de compromiso, de lo que hay que hacer. Por una vez, no se trata de que Dios nos hable sino de que Dios nos escucha, de que podemos poner en sus manos todo lo que nos hace daño y nos agota y nos agobia. Y dejar pasar así un tiempo, sintiéndonos queridos y abrazados. 

      Eso es el Adviento: sentir que Dios llega a nuestras vidas. 

Comentarios
Jervis Donoso Jervis Donoso
el 9/12/15
De la Santísima Virgen María aprendemos la Obediencia y hacer la voluntad de Dios. Hoy debemos pronunciar con respeto el nombre de la Madre del Hijo de Dios, porque algunos ignorantemente o de forma despectiva dicen: "María, la Virgencita o Mama Virgen" se debe decir "Santísima Virgen María" con solemnidad, aprecio y amor. Saludos desde Ecuador.
Me gusta 0
jose noe jose noe
el 9/12/15
que palabras tan consoladoras ¿porque sera que muchos de nosotros los humanos buscamos encontrar soluciones a nuestros problemas en cosas pasajeras? ay que meditar estas palabras del señor poner en sus manos todas nuestras penas ,angustias, problemas y necesidades y ayaremos descanso y consuelo. amen
Me gusta 0
Graciela Graciela
el 9/12/15
El tesoro más grande que he recibido de mis padres es haber asistido a un colegio religioso y haber visto en ellos ejemplos de buenos católicos. Me iniciaron en la fé, en el amor a Dios y el respeto al prójimo.
Jesús ha estado conmigo en mis angustias y frustraciones; he recibido la fuerza e iluminación del Espíritu Santo cuando más lo necesitaba. Es mi amigo de la infancia y confío plenamente en Él.
En mis miedos de niña, bastaba repetir las siguientes palabras para tranquilizarme:
"Dios está conmigo, yo estoy con Él, Dios va adelante y yo detrás de Él"
Me gusta 0
natalianaty natalianaty
el 9/12/15
Q hermosas palabras... sentir q dios llega a nuestras vidaas..
Cuanto lo necesitamos . gracias dios x escucharnos y por estar siempre... bendice a toda mi flia y a todas las del mundo entero .
Me gusta 0
Nildo Abito Nildo Abito
el 9/12/15
Que privilegio tener al Maestro siempre con nosotros. El nos enseñó: “Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso.”
He conocido muchas personas alteradas, nerviosas, intolerantes, altivas, rebeldes que desdeñan escuchar y seguir a Cristo y, notoriamente, jamás viven en la paz del señor, no encuentran descanso y cada vez es mayor su ambición y preocupación por los bienes terrenales. La insensatez se apoderó de nuestros hermanos, orad por ellos para que tengan alegría y descanso
Me gusta 0
Ursula Ursula
el 9/12/15
En estos tiempos solo debemos dar gracias y amarnos unos a otros por más que tengamos situaciones dolorosas, dios nos escucha
Me gusta 0
Susana Beatriz Susana Beatriz
el 9/12/15
Oh! Señor, Habla, que tu siervo escucha!. Habla, Señor, al corazón de tus fieles, y de todos aquellos que esperan una palabra de esperanza y compañía. Habla, Señor, al corazón agobiado y desesperanzado. Háblale al triste, al enfermo, al solo. Ven, Señor Jesús. Y quédate con nosotros. Que estamos heridos y agobiados. Quédate, con esta, nuestra nación argentina, que tiene de nuevo que aprender a caminar juntos,enséñanos a los catequistas, para que sepamos hablar de Ti, con la Palabra justa, que sirva para curar heridas, para sanar el alma, para recomponer nuestro tejido social, para aclarar las mentes oscuras, sobre todo de tantos jóvenes esperanzados que ven rotas sus ilusiones. Porque confiaron en los hombres y se olvidaron de Ti. Por el mal ejemplo de los responsables de » ver comentario
Me gusta 0
Laura Perez Laura Perez
el 9/12/15
Gracias Señor por darme consuelo en los momentos dificiles de mi vida. Gracias por escucharme siempre a pesar de que yo no te escuchaba. Gracias por estar siempre conmigo a pesar que yo te daba la espalda. Gracias por estar conmigo en los momentos de luz, pero sobre todo por estar conmigo cuando estaba en la obscuridad. Quiero estar unida a ti, y no separme mas de ti, porque solo en ti encuentro descanso. Quiero escuchar tu voz, que es tu palabra todos los dias de mi vida. Señor tu eres bueno, bello y hermoso, y toda tu creacion es buena, bella y hermosa porque tu vives en ella. Tengo confianza y no temo. Tu eres mi luz y mi salvacion. Tu eres la esperanza de mi vida. Te amo Señor y amo tu creacion. Tu me haz dado la paz y quiero ser mensajera de paz para mis hermanos. Estas aqui Señ » ver comentario
Me gusta 0
Dionicio Dionicio
el 9/12/15
Es el tiempo de conocer a DIOS, para aquellos y todos los k confiamos plenamente en El: como su promeza lo dice ( venid a MÍ todos los k estáis cansados y fatigados porque yo los aliviaré, confía en el y tendrás la respuesta AMÉN...
Me gusta 0
Adi torres Adi torres
el 9/12/15
Gracias señor porque podemos contar contigo,gracias porque nos das tu regazo para nosotros descansar,gracias porque sabemos que en medio de nuestro sufrimiento podemos contar contigo,esa es nuestra esperanza saber que Dios esta a nuestro lado.oro por los refugiados sirios y su tristeza en estos momentos de angustia que están viviendo. Amen.
Me gusta 0
Vinicio Rosito Vinicio Rosito
el 9/12/15
Gracias padre bendito, tu eres nuestra paz y fortañeza; te amo, eres mi guia, en ti confio, te necesito cada segundo de mi vida, no te olvides de mi, no soy nada sin ti. Amen.
Me gusta 0
maría carranza maría carranza
el 9/12/15
QUE BUENO ES SABER QUE DIOS SIEMPRE ESTA CON NOSOTROS QUE NOS DA TANTA FORTALEZA ESPIRITUAL QUE LA CARGA QUE TENEMOS LA PODEMOS SOPORTAR PORQUE SIEMPRE CONFIAMOS EN DIOS. QUE ESTE AÑO DE LA MISERICORDIA, NOS ÑPERDONEMOS DE CORAZON Y SIGAMOS ADELANTE CON LA AYUDA DE DIOS. AMEN.
Me gusta 0
Procopio Procopio
el 9/12/15
Jesus nos pide que confiemos en El. Hagamos como si las cosas dependieran de nosotros pero sabiendo que dependen de El.Pongamos fe y entusiasmo en lo que hacemos,pero confiados a Jesus,aceptando y buscando con la oración su voluntad. A veces nos puede resultar difícil conocer su voluntad y muchas veces hay que esperar un tiempo para comprender.Esperar el tiempo de Dios.
Me gusta 0
José Antonio José Antonio
el 9/12/15
"Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, echan alas como las águilas, corren sin cansarse, marchan sin fatigarse". Es lo que hacemos en esta segunda semana de ad viento y el Señor nos recuerda lo dicho anteriormente.Esperamos contra toda desesperanza.Ven Señor no tardes.-
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 9/12/15
Cuantas veces ya le he escuchado decir a mi esposa: Estoy cansada, ya no quiero vivir, ya es mucho. En esto, Jesús la llama, ella recobra la alegría y sus risas y sonrisas se convierten en oración para mi y para sus hijos.
Me gusta 0
Graciela L. Graciela L.
el 9/12/15
Que hermoso Señor, cuando nos dices "venid a mi todos los que están cansados y agobiados que yo los aliviare" siento que nos lo dices con tanta ternura y con tanto amor, como no confiar en ti mi Señor, si junto a ti todo es paz y tranquilidad, renuevas nuestras fuerzas y nuestras alas como las aguilas si esperamos en ti, no permitas que te abandonemos nunca, cuidanos, protegemos y bendicenos a mi, a todos y a toda mi familia, especialmente a una amiga que está pasando por momentos difíciles, dale esa fuerza y esa confianza que necesita, te lo ruego Señor
Me gusta 0
José Luis José Luis
el 9/12/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; la Palabra de Dios nos invita a la meditación , pues si estamos cansados ponernos en manos de Cristo y hallaremos descanso, paz y tranquilidad, pues Cristo nos da la fortaleza para continuar caminando y desfallecer, pues nos ha dado ejemplo de ver y sentir el esfuerzo de realizar algo con amor y no con pesadumbre. El amor nos hace gozar los trabajos y no tenemos cansancio, hagámoslo todo con amor y Cristo siempre estará con nosotros, pues Cristo nos ama tanto que entregó su vida para salvarnos, sigamos su ejemplo y no nos sentiteremos cansados o agobiados. Entra en tu corazón y medita la palabra.
Me gusta 0
Edgardo Sánchez Edgardo Sánchez
el 9/12/15
Gracias papá Dios, gracias señor por esta solicitud que nos haces padre celestial. El evangelio de hoy llega a mi alma y mi corazón en momentos que necesito acrecentar mi fe en ti.
Tu amor es inmenso y misericordioso.
Me gusta 0
María d. María d.
el 9/12/15
Si Adviento es sentir q. DIOS llega a nuestras vidas, entonces para mí Adviento no es solamente este tiempo sino 24/7.
Me gusta 0
Rosario Rosario
el 9/12/15
Gracias señor por esa paz que nos tramites con tu palabra, gracias porque nunca nos abandonas a pesar de nuestras faltas.
Me gusta 0
isidro isidro
el 9/12/15
JESUCRISTO, vino a este mundo a rescatarnos, a dar su vida por nosotros y aun se no ofrece como fuente de amor y solución a nuestras desdichas, esa es la diferencia del verdadero DIOS, con los que profesan las otras religiones, el verdadero DIOS, se preocupa por sus ovejas, y nos pide igualmente que convivamos unidos, amándonos entre si, soportarnos, practicar la misericordia con los demás como nos lo enseñó. Ese es DIOS desbordado en amor por la humanidad.
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 9/12/15
En nuestro diario caminar llenos de afanes , fatigas, y preocupaciones, pocas veces nos detenemos a pensar, como es que todo fue creado, de donde salió, quienes somos y a donde vamos… y como es que todo tiene un orden y es perfecto. Lo dice el profeta, tan grande es su poder y robusta su fuerza que no falta ninguna, no se cansa ni se fatiga y su poder es eterno. Y lo mejor de todo, es que nosotros somos su creación y nos hizo a su imagen y semejanza, lo que quiere decir que nada somos sin El. nada podemos hacer separados de El.
El evangelio de hoy, en pocas palabras el Señor nos hace una gran invitación, y es a que descansemos, que acudamos a El, en cualquier necesidad, El es nuestro, consuelo. Es quien nos ama, nos sana, nos salva nos saca del hoyo de nuestra incapacida » ver comentario
Me gusta 0
PERCY NEYRA PERCY NEYRA
el 9/12/15
fELIZMENTE Jesús no me enseña como se hacen milagros, sino humildenete me dice que venga a el para tener descanso y que aprenda a ser humuilde. Es una receta imprescindible a todos los que de una u otra forma somos responsables de propagar su mensaje; sino lo hacemos con humildad de nada vale tantos dones. gracias Jesus por que hoy me invitas a recurrir a esa fuente de alivio que eres tu. Dios los bendiga
Me gusta 0
Jsilramos Jsilramos
el 9/12/15
Dios en ti espero con la fé y esperanza firme para amarte en lo más profundo de mi corazón. Anhelo siempre caminar contigo Jesús, que eres mi fuerza y mi refugio. Espíritu Santo fortaléceme para mantenerme obediente a la palabra tierna de Dios
Me gusta 0
Aída Valeria Aída Valeria
el 9/12/15
Bendito y Alabado seas Señor porque cuando más te necesito y más falta me haces te manifiestas conmigo con estas hermosas palabras de aliento y consuelo. Tu conoces mis necesidades y también mi debilidad, tengo momentos de angustia y desesperación por que las cosas no salen bien, pero es tu voluntad la que tengo que esperar no la mia. Señor en tí Confío!!
Me gusta 0
Marvin Marvin
el 9/12/15
Es tiempo de esperanza y solo a través de la reconciliación podemos lograr la paz interior,dejemos en las manos de Nuestro Señor Jesucristo nuestras cargas para que cada día sean más livianas,y poder tener luz en nuestras vidas
Me gusta 0
Clara Rojas Clara Rojas
el 9/12/15
“…Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera”.

Ir a Jesús, cuando nos dice “venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados”, es hacer la voluntad del Padre Dios, y hacer su voluntad supone un yugo que podemos llevar y una carga ligera que no nos puede pesar demasiado, porque la carga pesada la llevó Jesús por nosotros sobre sus hombros. Ir a Jesús es aceptar el sacrificio en esos pequeños detalles de la vida cotidiana. Los cristianos tenemos que aceptar el sacrificio porque Jesús nos dice, que este sacrificio es un yugo llevadero para nosotros y una carga ligera, y lo hemos experimentado muchas veces a lo largo de nuestro vivir cotidiano. Todos esos sacrificios que hacemos a lo largo del día, unas veces venciendo nuestra pereza, nuestros pequeños egoísmos, » ver comentario
Me gusta 0
Daniela Andrea Daniela Andrea
el 9/12/15
que mas dicha de la promesa del señor venid a mi los agobiados yo los CONSOLARE debemos confiar y aprovechar que tenemos un DIOS consolador hay que saber esperar....
Me gusta 0
Inma Grau Inma Grau
el 9/12/15
Escucharle...leerle...reflexionar.
Solo eso basta. A veces nos complicamos tanto...y el te lleva de nuevo al camino sencillo. Deja tus agobios a un lado, céntrate en lo sencillo, permítete un rato sincero de oración, por el por ti por todos. Dios es puro amor. Gracias Jesús.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.