Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf

Queridas amigas y amigos:

Existe la llamada “trampa saducea”. Consiste en hacer preguntas a alguien para tenderle una emboscada y dejarlo en mal lugar, responda lo que responda. Es lo que tratan de hacer a Jesús aquellos  especialistas de la casuística, al presentarle este caso matrimonial tan hipotético como ridículo: Partiendo la "ley del levirato" (cf. Dtr 25), le preguntan quién será en el más allá el definitivo marido de una misma mujer, repetidamente viuda y sin descendencia, casada con varios hermanos sucesivamente fallecidos. La treta dialéctica es sibilina. Jesús, además de sortearla, aprovecha para añadir algunas enseñanzas sobre el matrimonio y la resurrección.

  • La primera lección es sobre el matrimonio. No lo desacredita ni banaliza. Ha sido instituido por Dios mismo quien ha creado al hombre y a la mujer. La diferencia de sexo no es solamente biológica, para asegurar el placer y la reproducción de la especie. También los animales retozan y se reproducen. Si fuera solo por motivos biológicos, no habría necesidad de sacramento. Objetivo del matrimonio es también el amor recíproco. Los humanos necesitamos compartir la vida con otros. No podemos vivir sin un amor personal y estable. Pero la institución matrimonial no es definitiva.  Con la muerte de uno de los dos cónyuges, el vínculo se deshace. En la otra vida, las cosas serán de distinta manera.
  • La segunda lección es sobre la resurrección. Ésta alude al centro mismo de nuestra fe: aquello que ilumina y da sentido a la vida y a la misión de Jesús. ¡No vivimos para morir sino que morimos para resucitar! Pero a la fe en la resurrección no se accede mediante el debate, sino por el testimonio. Más que un milagro, la resurrección es un misterio. No podemos imaginar la vida después de la muerte de modo terreno, como si fuera un calco de esta vida presente. Es mucho más que eso. Es una dimensión de la existencia que no puede ser medida ni comprendida desde nuestros criterios. Por eso tampoco admite ser defendida o rechazada con argumentos terrenales. Decía L. Evely que “para el hombre moderno la única resurrección es haber experimentado que Cristo actúa en su vida”. La única resurrección que interesa es sentirse depositario de la energía resucitante de Cristo y también responsable de hacerla efectiva. Al decir que serán como ángeles, no está negando la condición corporal de los resucitados. No sabemos cómo son los ángeles, pero aquí el acento está en que no morirán. Los santos son amigos de Dios. Dios es un Dios de vivos y no de muertos. Él nunca pierde a sus amigos, porque viven para siempre.

Juan Carlos Martos cmf

Comentarios
Chiichito42 Chiichito42
el 21/11/15
No puede estar muerto el corazón que alaba a Cristo, Jesús.
No puede estar muerto el corazón que alaba a Dios.
No puede estar muerto el corazón que arde con el fuego del Espíritu Santo.
Alabemos al Señor, “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob.”


Me gusta 0
Jorge Eduardo C Jorge Eduardo C
el 21/11/15
La fidelidad en esta vida promete ser fidelidad eterna en la nueva vida que tendremos por el amor de Cristo. Allá no hay marido ni mujer, ni soltero ni casado, el evangelio dice que viviremos como ángeles en comunión perfecta con Dios.
No le temas a la vida eterna, témele a la muerte, témele al pecado.
Me gusta 0
Jorge Eduardo C Jorge Eduardo C
el 21/11/15
La fidelidad en esta vida promete ser fidelidad eterna en la nueva vida que tendremos por el amor de Cristo. Allá no hay marido ni mujer, ni soltero ni casado, el evangelio dice que viviremos como ángeles en comunión perfecta con Dios.
No le temas a la vida eterna, témele a la muerte, témele al pecado.
Me gusta 0
José Luis José Luis
el 21/11/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; la Palabra de Dios nos invita a meditar sobre la vida de matrimonio, en el cual lo realizamos por amor y no por posesion , el vínculo perdura mientras hay vida, pero al morir alguno se deshace el vinculo , pero el que conoce a Dios creo que jamás se perderá ese vínculo pues lo realizamos por amor y el amor es perdurable toda la vida terrenal y espiritual, pues Dios no nos deja de amar cuando morimos, sino esperamos la resurrección para seguir alabándolo , pues tanto nos ama que manda a su hijo para salvarnos, quien desea casarse lo hace por amor y Dios los bendice y el amor no se pierde jamás , pues perdura siempre para muchos hermanos(as) y esperan de todo corazón si Dios lo permite encontrarse con su ser amado, reconociendo que después de la muerte » ver comentario
Me gusta 0
José García José García
el 21/11/15
Gracias
Me gusta 0
Joed Calpache Joed Calpache
el 21/11/15
El pasado nos remonta a nuestros orígenes, hay un principio, hay un momento en que nacemos a la vida y ahí empieza nuestra historia. Para postular una beca o un puesto de trabajo, solemos escribir nuestra historia de vida o currículo vitae que da cuenta de nuestros datos personales, estudios y trabajos realizados, muy poca cosa en verdad para saber cómo somos.
El presente es dónde estamos, hasta donde llegamos en el tiempo, cuál es nuestra situación actual. Tomamos conciencia del presente cuando miramos el pasado y pretendemos ver el futuro.
El futuro es lo que viene, es el camino que tenemos que seguir, es el conocimiento que nos permite avanzar, son los sueños, los ideales, las aspiraciones, los deseos que queremos realizar. Cada ser humano tiene un horizonte de vida: pero, co » ver comentario
Me gusta 0
Pedro Aníbal Pedro Aníbal
el 21/11/15
Gracias Señor por llamarme hermano por ser parte de tu familia, por tenerme en cuenta y tenerme presente, nunca permitas que me olvide de ti y llévame presente, solo te pido que tus bendiciones lleguen hacia los mas necesitados. AMÉN
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 21/11/15
Quien cree en el Señor Jesucristo, no muere sino que vive para siempre.
Me gusta 0
Magdalena Magdalena
el 21/11/15
Gracias por el comentario, solo que me confundi en las Lecturas de Hoy, aca en Estados Unidos las lecturas son diferentes pero si concuerdan con el comentario. Dios los Bendiga yo los leo a diario. Bendito Seas Señor por ser Nuestro Padre.
Me gusta 0
jorge vega jorge vega
el 21/11/15
la publicación de la lectura de hoy no coordina con el comentario gracias
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.