Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf

Queridas amigas y amigos:

El pasaje evangélico de hoy relata un milagro, que resulta especial por el hecho de ser el cuarto y último de los realizados por Jesús camino de Jerusalén. San Lucas, con la curación del ciego, confirma el cumplimiento cabal del programa que Jesús presentó en la sinagoga de Nazaret identificándose con el texto de Is 61. Él ha venido, en efecto, a "dar vista a los ciegos". Nos fijamos ahora en tres palabras que son claves en este texto lucano: Ciego, camino y grito.

  • Un ciego. Las personas que sufren algún tipo de disminución y no pueden valerse por sí mismas acaban siendo vagabundos y mendigos. En cierto sentido todos tenemos algo de inválidos. Siempre hay algo que no puede hacer incluso quien se siente capacitado para hacer muchas cosas. Desde esa perspectiva, el ciego del relato nos representa: Todos somos como ciegos. La ceguera provoca que la realidad se vuelva oscura y, lo peor, amenazante. Lo que rodea a un invidente constituye un peligro real: puede perderse, tropezar, lastimarse, caer. La ceguera tiene un claro sentido simbólico de limitación y riesgo. Alude a tantas personas que se sienten perdidas, sin sentido y sin dirección hacia donde encaminar sus vidas. Son personas que suelen acudir a los bordes de los caminos buscando ayuda de quienes transitan por ellos.
  • Al borde del camino. Los caminos son lugares frecuentados por mendigos e indigentes. Por ellos pasa gente llevando consigo algunas monedas de poco valor. Con ellas no pueden adquirir casi nada y, por ello, fácilmente las reparten como limosna. Desde una perspectiva de profundidad debemos admirar e imitar a aquellos mendigos habilidosos y sagaces que junto al camino, advierten el paso de otros y consiguen recibir de ellos todo lo que pueden. Una actitud similar nos permitiría recoger a lo largo de cada jornada mucha sabiduría para vivir. Es la atención activa la que actúa como un radar de lo valioso que nos sale al paso en los caminos de la vida. 
  • El grito de la misericordia. Nuestro ciego, al tener noticia de que pasaba Jesús, gritó insistentemente. Cuando alguien pide algo a gritos es que lo necesita mucho. Este ciego no pedía una limosna, ni recuperar la vista, ni nada en concreto. Se dirigió directamente al corazón de Cristo implorando misericordia: “Hijo de David, ten compasión de mi". Desobedeció a quienes le mandaban callar y su grito provocó el diálogo con Jesús, su sanación y el seguimiento (por este orden). Un primer impulso nacido de la precariedad le alcanzó la visión, la dicha, la fe. Había nacido un apóstol. Y consiguió que otras gentes, al verle y escucharle, alabaran también a Dios.

Juan Carlos Martos cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Chichito42
Chichito42

el 16/11/15
No hay peor ciego que el que no quiere ver, gente que se atraviesa con Jesús a cada momento, ciegos que perfectamente reconocen el corte de los billetes, el relieve de las monedas y la pureza del oro, la plata y otros metales preciosos; pero, su corazón lleno de malos deseos, malos pensamientos y malas obras no les permiten ver la luz, la verdad, el camino y la vida.
Me gusta 0
Elisana Buendia
Elisana Buendia

el 16/11/15
Seguimos siendo ciegos, sordos y mudos.Lo que vivimos hoy por hoy, la degradación de la humanidad es porque nos salimos del orden , de los principios , no respetamos ninguna autoridad, tenemos el espíritu muerto, y andamoa como ruedas sueltas. La Palabra de Dios está el camino la verdad y la vida, es la luz q necesitamos y nos saca de las tinieblas.
Me gusta 0
Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 16/11/15
Que buen apunte del hermano Juan Carlos, el ciego sólo pidió compasión y llegó al corazón de Cristo Jesus, habló con él, recupero la visión y lo siguió.
Hablemos con Jesús, hagamos una oración a corazón abierto, pidamos compasión. Jesús te escuchará, dialogará contigo, te sanará y tendrás el privilegio de seguirlo.
Me gusta 0
Alejandra
Alejandra

el 16/11/15
Hermoso comentario, muchas gracias!
Me gusta 0
Martina
Martina

el 16/11/15
Jesìs,Hijo de David!Ten compasiòn de nosotros!
Amèn!
Me gusta 0
procopio
procopio

el 16/11/15
Es una oracion del corazon,que brota de lo mas profundo de nuestro ser,allí donde todo es oscuridad si no vemos a Dios.Jesus ante esa peticion tan profunda y sincera,tan constante y confiada aparece y el que está ciego vé,como veremos nosotros si oramos igual.¡ Jesús,hijo de David,ten compasión de nosotros¡
Me gusta 0
albertbari
albertbari

el 16/11/15
Buen día: Ciegos....., ¿quién no padece ceguera?. Esta ceguera nos lleva, como dice el comentario, al miedo; por el miedo que tenemos a la muerte pecamos. En los acontecimientos que vivimos estos días, si no hemos sido curado por Jesús de nuestra falta de visión; si no hemos clamado desde el corazón ¡¡Hijo de David, ten piedad de mí!!, dejándonos dominar por el miedo, no podremos terminar con el mendigo del camino: alabando a Dios; siendo testigo de que Él es Dios de la historia. Podemos caer en la tentación de que, al tener un enemigo a todas luces localizado, descarguemos el él (ellos) nuestra frustración; los hagamos culpables de nuestra pérdida de seguridades, deseemos que sean arrasados. Esta civilización del "bienestar" no se mira y se pregunta: ¿quién les vende la » ver comentario
Me gusta 0
Miguel
Miguel

el 16/11/15
En nuestra vida cotidiana, nos encontramos en caminos con diversas dificultades, te pido Señor, me conduzcas por el camino recto que me lleve a Ti.
Me gusta 0
albertoantonio
albertoantonio

el 16/11/15
La paz de Dios sea con todos vosotros.
Me ha gustado el comentario del hermano en Cristo Jesús Juan Carlos, pero yo me voy a referir a la lectura de hoy del libro de los Macabeos.
Cuanta similitud veo entre esa sociedad que relata el pasaje y la nuestra (en nuestro occidente rico y laico por imposición política).
Vengo observando como la sociedad con sus costumbres se aparta cada vez más del camino de Dios, con la aceptación de lo que se llama “la corrección política” se está produciendo una apostasía de los valores que nos distingue, y que son unos valores que sanan a la sociedad y hace más vivible la vida (que es temporal).
[El rey los autorizó a adoptar las costumbres paganas, y entonces, acomodándose a los usos paganos, construyeron un gimnasio en Jerusalén; disimu » ver comentario
Me gusta 0
Paco Fernández
Paco Fernández

el 16/11/15
Gracias Alberto Antonio. Tienes una gran lucidez.

Tus oraciones llegan al eterno.

Gracias clandestinos.

Amén
Me gusta 1
herbert
herbert

el 16/11/15
JESUS HIJO DE DAVID TEN COMPASION DE MI QUE SOY UN PECADOR , TODOS EN ALGUN MOMENTO DE NUESTRAS VIDAS NOS ENCONTRAMOS COMO EL CIEGO MENDIGANDO ,SIN ENCONTRAR SALIDA A NUESTRO PROBLEMA, LA PERSISTENCIA DE GRITAR DE PEDIR COMPASION Y DE CREER QUE ES JESUS ES EL UNICO QUIEN TE PUEDE SALVAR HACE QUE ESTE CIEGO RECUPERE LA VISTA, QUERIDOS AMIGOS NO DEJEMOS DE SER PERSISTENTE EN PEDIR EN ORAR LAS TRIBULACIONES NOS ASECHAN PERO ES EL MISMO DIOS QUE ATENDERA NUESTRA DOLENCIAS
Me gusta 0
DOMINGA SOSA
DOMINGA SOSA

el 16/11/15
El grito de la misericordia. Nuestro ciego, al tener noticia de que pasaba Jesús, gritó insistentemente. Cuando alguien pide algo a gritos es que lo necesita mucho. Este ciego no pedía una limosna, ni recuperar la vista, ni nada en concreto. Se dirigió directamente al corazón de Cristo implorando misericordia: “Hijo de David, ten compasión de mi". Desobedeció a quienes le mandaban callar y su grito provocó el diálogo con Jesús, su sanación y el seguimiento .Un primer impulso nacido de la precariedad le alcanzó la visión, la dicha, la fe. Había nacido un apóstol. Y consiguió que otras gentes, al verle y escucharle, alabaran también a Dios. Me identifico hoy con este párrafo; durante mi camino al trabajo el Dios Misericordioso me dio palabra para proclamar su evangelio en » ver comentario
Me gusta 0
Leticia
Leticia

el 16/11/15
La ceguera espiritual , es mejor estar ciego del cuerpo que del alma, la cual no nos deja ver las maravillas y los milagros que hace el Señor en nuestras vidas y en la de los demás, así como el ciego de Jerico hay un grito de angustia en la humanidad, en especial en aquellos que buscamos vivir un mundo mejor, te imploramos a gritos, JESUS HIJO DE DAVID TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS.
Me gusta 0
José Luis
José Luis

el 16/11/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; muchas ocasiones en nuestra vida nos apartamos del camino de Dios. Al escuchar algún consejo de un hermano de realizar algo fuera de lo que nos manda Dios y, en ese momento estamos ciegos, pues no vemos las consecuencias de nuestra falta y, y no pedimos a Dios que os de la vista para ya no caer en ese error, pero el ciego nos hace recapacitar pues él desea ver la hermosura de Dios y sus obras y, que esperamos nosotros para pedirle a Cristo nuestro hermano que nos devuelva la vista y apreciar sus acciones misericordiosas que ha tenido para nosotros, te invito a gritar de todo corazón que nos devuelva la vista, para cumplir con sus mandatos y nunca apartarnos de su camino, y no paladear el pecado, sino apartarlo de nuestra mente y cuidar a nuestros hermanos(a » ver comentario
Me gusta 0
Tatiana
Tatiana

el 16/11/15
Gloria a ti Señor Jesús
Me gusta 0
teresa- lima
teresa- lima

el 16/11/15
es muy valiosa los evangelios y es verdad nosotros estamos ciegos ante tanta misericordia que nuestro señor nos tiene a cada uno de nosotros solo han que pedírselo con mucha fuerza t el nos lo dara
Me gusta 0
Roberto
Roberto

el 16/11/15
Este pasaje biblico me dice entre otras verdades que
que Dios nos escucha y su misericordia siempre nos llega
sin tenemos Fe en El.
Me gusta 0
grlxpress
grlxpress

el 16/11/15
En realidad no hay persona mas siega que la que no le habre las puertas del corazon a nuestro padre celestial.Dios es el camino la verdad y la vidad amalo sobre toda las cosas dale siempre el primer lugar en todas las cosas que realizes que nuestro padre este siempre presente en el dia a dia para que sea el el capitan de nuestro andar amen
Me gusta 0
Antonia Ruiz
Antonia Ruiz

el 16/11/15
Podamos le a Dios Nuestro Señor, nos quite está ceguera espiritual que no permite que veamos su gran obra que es el amor, la creación del hombre y sobre todo la entrega que tuvo para que fuéramos salvados del pecado
Ruego a Nuestro Amadisimo Padre toqué el corazón de todas esas personas que causan daño a sus semejantes. Te Amo mi Dios
Me gusta 0
Mery Buestán
Mery Buestán

el 16/11/15
El Evangelio de hoy nos llama a la reflexión para hacer nos caer en cuenta que no seamos ciegos ante las maravillas de NUESTRO PAPITO DIOS. Ya Él mismo nos dice pedid y se dará; por lo tanto, pidamos lo que necesitemos y Dios de Amor e Infinita bodad nos concederá, siempre y cuando sea lo que nos conviene, caso contrario, tampoco nos va a dar algo que no sea para nuestro bien. Un dia lindo en compañía de Dios nuesantro Padre.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 16/11/15
Muy bueno conocer la historia, porque esta nos da luz para lo que está sucediendo. Los macabeos es un libro que según la historia fue escrito aparentemente hacia el año 100 antes de Cristo. Dice que se trata de un judío fiel y leal a su patria y a su religión, profundamente convencido de la justicia de su causa. Entonces las generaciones cambian, pero la historia se repite, la ceguera espiritual nos ha acompañado siempre. Acojámonos a esta palabra de Jesús. Que dice: El cielo y la tierra pasaran, pero mis palabras no pasaran. (Mc.13-31).
Hermoso evangelio. ¡¡Cuanta valentía, hay en este ciego!!! que a pesar de todas las prohibiciones se atreve a clamar a Jesús por su sanación. Que gran ejemplo de valor, para nosotros que a menudo claudicamos ante el primer, infortunio, » ver comentario
Me gusta 0
jsilramos
jsilramos

el 16/11/15
Jesús es la luz del mundo. La humanidad está en tinieblas, clamo a Jesús con un grito angustioso: ¡Ten compasión de nosotros!. La fé y el amor a Dios nos da la salvación. Insistamos en la oración que es ese grito angustioso que sale de nuestras almas para pedir por la conversión de la humanidad y cese la violencia. Te amo Dios, Altísimo; te amo Jesús y te amo Espíritu Santo.
Me gusta 0
jsilramos
jsilramos

el 16/11/15
Jesús es la luz del mundo. La humanidad está en tinieblas, clamo a Jesús con un grito angustioso: ¡Ten compasión de nosotros!. La fé y el amor a Dios nos da la salvación. Insistamos en la oración que es ese grito angustioso que sale de nuestras almas para pedir por la conversión de la humanidad y cese la violencia. Te amo Dios, Altísimo; te amo Jesús y te amo Espíritu Santo.
Me gusta 0
dionisia
dionisia

el 16/11/15
Ciego tenemos muchas ceguera no de la vista sino del corazón tenemos muchas seguera espiritual, tenemos ceguera de ambición al dinero, a la droga, de odio, de mentira, de envidia, al rencor, a la prostitución y a miles de cosas muchas veces pensamos que solo de la vista pero va mas aya le pido a dios que nos abra los ojos del amor y nos ayude a ver en los espiritual
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 16/11/15
Saludos cordiales amigos/as, siempre en nuestras oraciones!!. En Macabeos se resalta la palabra apostasía. Se relata como quienes los llamados a pastorear llevan al pueblo a pasar la “terrible cólera que se abatió sobre ellos”. Y la causa de los tiempos apunta a "la apostasía" a renegar de la alianza. El entorno social, familiar religioso hoy, sutilmente muestra un despliegue que reniega a la vida, la solides del matrimonio, la solides del llamado a arrepentirnos con intención de cambiar, y que todos nacimos por amor para amar al prójimo.
Pero hay un factor común en la Apostasía, que se desarrolló en el tiempo y que es visible aun hoy, es el sacrificio. El apostata desde su puesto acusa mediante poder, su conocimiento al otro, es capaz de agruparse para acusar al otro (al o » ver comentario
Me gusta 0
Vera Icono
Vera Icono

el 16/11/15
El Evangelio de hoy y la primera lectura, me dicen que somos ciegos todos de alguna manera, y nos dejamos cegar por los brillos del mundo. Pero en el fondo, el mundo no nos da libertad sino que nos encadena cada vez mas. Aun sabiendo cual es el camino, durante el mismo nos vemos tentados a hacer las cosas a nuestro modo, ponemos en duda la voluntad de Dios y terminamos cayendo nuevamente...caemos porque estamos ciegos.
Por eso hoy llego a la conclusión, de que tenemos que pedir todos desde la ceguera que cada uno reconoce que tiene (e incluso desde la que aun no notamos) pedir al Señor "Misericordia"...solo El libera! Solo El puede darnos de nuevo la verdadera paz. Solo El nos deja ver de nuevo. Que el Señor nos regale ver lo que quiere de nosotros, reconocer que no podemos nada » ver comentario
Me gusta 0
Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 16/11/15
La ceguera más peligrosa es de los responsables de los ataques terroristas y de los responsables de ataques militares. Ambas acciones son cobardes, inhumanas, la violencia no es la mejor cura a la violencia.
Oremos por las víctimas inocentes y pidamos que a Dios compasión, Señor Jesús ten compasión de nosotros.

Me gusta 0
Normma
Normma

el 16/11/15
Señor aumenta nuestra FE para poder seguirte .
Me gusta 0
Nidia  Leon
Nidia Leon

el 16/11/15
GLORIA A TI SEÑOR JESUS !! TE RUEGO SEÑOR TU MISERICORDIA Y EL PODER VER MI REALIDAD ATRAVEZ DE TU PALABRA. QUE SEAS TU QIE GUIE MIS PASOS AMEN
Me gusta 0
Jose G R
Jose G R

el 16/11/15
Que enseñanza tan grande me deja la palabra de Dios, siempre tan actual, porque todos los días me doy cuenta de la presencia de Jesús en mi vida y por mi ceguera espiritual pasa desapercibido. Le pido de todo corazón al Espíritu Santo que me ayude a tener tan siquiera un poquito de la fe que tenia este siego, y así poder gritarle a todo el mundo que DIOS me a sanado de mi ceguera.
Me gusta 0
edgar lopez
edgar lopez

el 16/11/15
JESUS HIJO DE DAVID TEN COMPACION DE MI Y DEL MUNDO ENTERO
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.