Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf

Queridas amigas y amigos:

Jesús explica hoy cómo “funciona” el Reino sirviéndose de dos breves parábolas. Su predicación es kerigma, anuncio de una llegada. No remite al futuro, sino que abre los ojos de sus oyentes para que reconozcan que lo que anuncia, se está haciendo presente. Y se vale aquí de dos comparaciones tomadas de la vida ordinaria: el grano de mostaza y la levadura. Su pedagogía se basa en la sencillez (las entiende cualquiera), la brevedad (no requieren explicaciones), la belleza (gustan por ser agudas) y la evocación (dan que pensar y que hacer). ¿A qué alude Jesús con ellas? Advirtamos, entre otras posibles, estas dos lecciones más inmediatas que se desprenden de ellas:

  •  El reino de Dios es una realidad que crece. El Reino de los cielos, aun cuando aparezca con aspecto insignificante por ser la más pequeña de las semillas, e incluso despreciable, por dentro contiene una arrolladora vitalidad. Para desplegarla, tiene sin embargo que caer en tierra y allí sufrir un proceso de putrefacción y muerte. Sólo genera vida si muere. Lo que hoy es un minúsculo grano llegará a ser un dia un árbol frondoso. Este árbol no es fuerte porque muchas aves aniden en sus ramas. Es fuerte si tiene raíces profundas y un tronco robusto capaz de canalizar el flujo de vida que le llega y, a la vez, resistir las circunstancias adversas.
  • El reino de Dios transforma desde dentro. Esta otra imagen de la levadura utilizada por Jesús no es menos sugerente. La levadura, a semejanza de la semilla, es un elemento vivo que se activa cuando se mezcla con la masa. La levadura es la fuerza interior capaz de transformar el mundo y de invertir sus valores. Contemplamos la misteriosa virtualidad que posee la levadura. Su fuerza oculta y silenciosa es, a la vez, activa y contagiosa. Aunque no todo el pan se convierta en levadura, todo él tomará el sabor del fermento.

Ambas parábolas, a pesar de su brevedad, son sumamente provechosas. Nos invitan a dejarnos impulsar por un doble dinamismo: Uno interior, crecer desde la entrega (no desde la vanidad de la apariencia) y otro, exterior y dirigido hacia fuera: transformar el ambiente (irradiar e influir). No son opciones alternativas, desechable la una por la otra. Deben ser simultáneas y responden a dos urgencias de hoy: la formación (no entendida solo como capacitación sino como crecimiento) y la misión (que no se reduce a una transmisión de ideas, sino al contagio de vida).  Recordar estas cosas nos hace bien, porque “repetir es persuadir con más detalle”. 

Juan Carlos Martos cmf

Comentarios
Lucía Sarmiento Lucía Sarmiento
el 27/10/15
Lo que nos hace estar siempre encorvados, es el pecado, cuando nos liberamos de el, podemos vilver a mirar al cielo y ver la misericordia de Dios que derrama constantemente sobre nosotros. Bendito sea el nimbre de nuestro Señor Jesucristo, que nos libero....
Me gusta 0
José Ñamendy José Ñamendy
el 27/10/15
La palabra de Dios es como un alimento diario y cuando no nos alimentamos de ella nos volvemos flacos de espíritu y podemos morir; por eso hay que leer, meditar y hacer vida esa palabra.
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 27/10/15
Ciertamente, la vida es contagiosa. Hay personas que irradian su alegría, toda la familia está contenta en su hogar, se muestra amable con los vecinos y, hasta en el trabajo, son excelentes compañeros.
Es una alegría sana, demos gracias a Dios por regalarnos esos momentos junto a los seres queridos, momentos gratos que uno recordará toda la vida. Podemos decir que es la alegría de vivir el evangelio.
Me gusta 0
Eduardo Jr. Eduardo Jr.
el 27/10/15

La vida comienza casi sin ocupar espacio, se desarrolla en el vientre de una madre que es el medio más placentero que existe en este mundo, luego perfecciona su desarrollo, sale a la luz y aprende a vivir junto a otros, cumple su ciclo vital y alcanza su plenitud en el reino de Dios.
La naturaleza hizo su papel mientras estábamos en la tierra; pero, hay una madre que nos protegió en la tierra y nos cobijará en el cielo, es nuestra Señora, la Santísima Virgen María.
Me gusta 0
Alvaro Utrilla Alvaro Utrilla
el 27/10/15
Buenos días. Debemos de morir por dentro y olvidar rencores y penas para volver a renacer sacando lo mejor de nosotros mismos y buscar nuestra felicidad.
Me gusta 0
Elena pareja Elena pareja
el 27/10/15
Muchísimas gracias por sus palabras a todos ustedes y k Dios nuestro Padre lleno de amor entrañable les siga bendiciendo.
Me gusta 0
Procopio Procopio
el 27/10/15
La semilla para ser árbol tiene que dejar de ser semilla y transformarse poco a poco,echando raíces que se hunden en tierra y pequeños brotes que salen a la superficie y buscan el sol.La carne tiene que transformarse en espiritu,con los pies bien asentados en el suelo y creciendo hacia la luz del Señor.Dando frutos y agradecido por todos los bienes que le da su Señor.
Me gusta 0
José Luis José Luis
el 27/10/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; la Palabra de Dios nos recuerda que la semilla de la mostaza es la más pequeña, pero que al sembrarla produce un árbol frondoso donde anidan muchos pájaros y, esto nos da a entender que al sembrar la Palabra de Dios en nuestro corazón debe crecer y ser frondosa para tener muy buenas relaciones con nuestros hermanos en Cristo Jesus y, la levadura da la fuerza interior para seguir adelante y no desfallecer, pues nos hace crecer en nuestra FE y en nuestro caminar junto a Cristo, para algún día ver a Dios Padre, pues siempre estamos acompañados de nuestra Madre María Santísima, que es Modelo de vida y oración. Y digamos de todo corazón habla Señor que tu siervo escucha.
Me gusta 0
José Antonio José Antonio
el 27/10/15
Que Alegría nos da la esperanza cierta que vendrá la resurrección de toda la creación ,no solo del genero humano.
Es el alivio de la Libertad ,de romper ataduras, entiéndase todo tipo de limitaciones .Renovación total en espíritu y materia.Ello llevo a decir a Santa Teresa Muero porque no muero.Pero entre tanto diremos con la Santa: vuestro soy para voz nací.Que mandaís hacer de mi ,Señor.-l
Me gusta 0
Maromi Maromi
el 27/10/15
En los dos escenarios de la parabola se requiere la humana coolaboracion para q la gracia, actue. Sembrar la semilla y regarla ( oracion, sacrame ntos obras de bien) coolaborar con la gracia. El resto lo hace Dios.
Me gusta 0
Fabio Guerrero Fabio Guerrero
el 27/10/15
Se ha dicho que un testimonio vale más que mil libros, y ciertamente, la vida nos la regala Dios, cual la semilla de que nos habla hoy en el evangelio, que no importa si esta semilla es grande o pequeña, Él toma la más pequeña para darnos el ejemplo de que crecer no viene del más grande sino del que Dios quiere hacer ejemplo, y en el evangelio toma la semilla de mostaza, semillita tan pequeña como un anis, sin embargo se vuelve el arbusto donde anidan los pájaros, así el más pequeño de nosotros, es el contagioso. Hay personas que irradian su alegría, todo el mundo esta contenta la vida de todo a su derredor, en su hogar, se muestra amable y solidario con las necesidades de los demás y, en su país, son excelentes orientadores de los compañeros que luchan por un porvenir me » ver comentario
Me gusta 0
fernando fernando
el 27/10/15
El Reino de Dios es el AMOR MANIFESTADO .
Me gusta 0
isidro isidro
el 27/10/15
Señor permita que esa semilla que hay en nuestro interior, la podamos germinar para que crezca y sirva de nido, para muchos y sombra para otros tantos, que podamos albergar los mas grandes sentimientos para ponerlos al servicio de los demás y que este árbol dé los mayores frutos necesarios para ponerlos como ofrenda en tu reino. Igualmente que como harina con la levadura haga ese cambio en nuestro interior, que es necesario para nuestras vidas.
Me gusta 0
Joed Calpache Joed Calpache
el 27/10/15
La buena noticia, es que el reino de Dios ya está en cada uno de nosotros y que está creciendo. Cada lectura del evangelio, cada comentario, es una semillita que va germinando y una levadura que nos impulsa a tomar acciones en la vida diaria. Es un tesoro que se va constituyendo de a poquito, es tan apreciado que uno termina por valorar más que cualquier riqueza o posesión terrena.
Me gusta 0
victor tigre victor tigre
el 27/10/15
al leer la lectura de este evangelio y todos sus pensamientos, me motiva a vivir y servir bendiciones a todos ustedes. que dios nos guie todos los dias de nuestra vida.
Me gusta 0
Altagracia Rodr Altagracia Rodr
el 27/10/15
La lectura sugiere la grandeza de Reino de Dios en donde todo puede ser transformado for la fe y por la esperanza. La semilla habla de nosotros mismo q en ocasiones no sentimos pequeños e inutiles, pero lejos de eso somos seres grandiosos capaces de crecer con tanta fuerza para sostener a aquellos que necesitan de un apoyo de una mano amiga . Tenemos un corazón q late por que el reino de Dios esta con nosotros y nosotros somos el reino de Dios.
Me gusta 0
Juan Francisco Juan Francisco
el 27/10/15
Me parece que hoy Jesús nos invita a ser agua viva en estas dos parábolas. Porque la semilla la necesita y también la masa. Debemos ser agentes de crecimiento en esta semilla y mezcla de levadura y harina en el fermento. Que sabio es Dios, como de las cosas simples va haciendo las grandes enseñanzas para que todos podamos entenderlas. Simple y bonito, bendito sea Dios.
Me gusta 0
LUZ ROSARIO LUZ ROSARIO
el 27/10/15
Cómo sería el mundo si todos los hombres viviesen en gracia, en amistad con Dios! ¡Qué diferentes serían las cosas si todos los países adoptaran el mandamiento de la caridad universal como ley suprema!

Entonces, sí que podríamos decir que el Reino de los cielos ha llegado a la tierra.

Propósito
Empecemos por nuestro corazón y por nuestra casa. Que cada día Dios sea lo más imprtante en mi vida, buscar que el Reino de Dios viva en mi corazón, a través de la oración y la caridad a los demás.

Diálogo con Cristo
Jesús, ni el trabajo, ni el estudio, ni las ocupaciones cotidianas, deben ser un obstáculo para estar unido a Ti. Sólo dejando que gobiernes y ordenes mi vida, podrá venir a mí tu Reino. Reconociéndote hoy como mi Rey y Señor, todo mi día se convertir » ver comentario
Me gusta 0
Alejandra Alejandra
el 27/10/15
Muchas gracias por tan bello comentario. Aprendo mucho. Pido a Dios, entonces, ser activa y dame a los demás.
Me gusta 0
ALICIA ALICIA
el 27/10/15
Pablo, nos recuerda hoy, que la vida victoriosa en el Espíritu no es camino fácil. Este sufrimiento, es la consecuencia, de la relación de hijos, con Dios de la identificación con Cristo , del testimonio acerca de El, y de la negación de adaptarse al mundo. Todos los sufrimientos, enfermedad,dolor,miseria, desilusión, pobreza,maltrato,miseria persecución y dificultades de toda clase, no son Nada comparable a lo que nos guarda por saber perseverar y esperar en Cristo. EL nos ha prometido una Vida en abundancia (Jn.10-10).
El evangelio de hoy, en las dos parábolas, entiendo que Jesús nos quiere decir, también que seamos pacientes, así como el grano de mostaza, siendo una semilla de las mas pequeñas, se convierte en un gran árbol, donde anidan aves de toda clase, el Rein » ver comentario
Me gusta 0
maria v maria v
el 27/10/15
Nosotros como padres debemos ser como la levadura para con nuestros hijos y seres queridos ,hacer cambios en nuestras vidas y construyendo poquito a poquito esos heemosos arboles para la vida de nuestro Padre Celestial
Me gusta 0
Pedro Aníbal Pedro Aníbal
el 27/10/15
Las enseñanzas de Jesús inciden en saber que fácil de torna entender que es lo que quiere de nosotros, por eso nos ilustra con ejemplos simples y fáciles, de como es el reino de Dios, tan sencillo que se disfraza de cosas pequeñas pero significativas así debemos convivir con humildad sin hacer alarde de las cosas pero con mucha responsabilidad como quiere Dios que nos comportemos.
Me gusta 0
Mery Buestan Mery Buestan
el 27/10/15
Dios es amor, vida y fe; tratemos de sembrar ese granito de mostaza en quienes nos rodean y hacer que crezca cada vez mas esa fe a nuestro PAPITO DIOS porque El nos dio todo lo que tenemos para contento de quienes nos quieren.
Me gusta 0
Jesùs Subero Jesùs Subero
el 27/10/15
Dios, bendiga a Venezuela, a todos los que buscan un Encuentro con Nuestro Señor, a traves de su Palabra, que nuestros corazones sea tierra fertil para que la semilla de la Palabra sembrada de frutos en abundancia;y que el fermento de la levadura nos transforme para crecer en la fe y en el amor en Cristo Nuestro Señor.
Me gusta 0
maria teresa maria teresa
el 27/10/15
hoy doy gracias a Dios por sus palabras el SR. ME INVITA A SEGUIRLE AUN ENMEDIO DEL DOLOR PORQUE EL ALGUN DIA HARA Q TODO RESPLANDEZCA Y Q CONFIE EN SU GRAN MISERICORDIA Y ASI COMO ESE GRANO DE MOSTAZA ES ALGUN DIA SE VOLVERA GRANDE.
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 27/10/15
El Señor les de la paz.
El reino de los cielos empieza por las acciones más pequeñas, cuando están presedidas de humildad, de obediencia y de fe, con la confianza puesta en el amor de Dios y no en nuestras propias fuerzas. Esas pequeñas obras como la levadura crecen y fermentan la masa de los creyentes.
Me gusta 0
Luciana jayana Luciana jayana
el 27/10/15
En aquel tiempo, Jesús decía: ¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas. Y añadió: ¿A qué compararé el Reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.
Palabra del Señor.
Que comparación más precisa la que nos propone Jesús, para referirse al Reino de los cielos. Se trata de la semilla de mostaza. Es una semilla pequeña que va creciendo en el corazón de cada uno, que es capaz de darle un sabor a la vida de cada uno, la mostaza sirve para dar sabor, como el que estamos llamados a dar a la vida de quienes nos encontramos en el día a día, es ante todo el sa » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 27/10/15
Hola a todos/as, les leo sus comentarios a todos/as, les sigo y los acompaño y oros por los enfermos y familiares junto a sus duras penas y momentos. Están en mis oraciones. Seguro cuando los leo y su comentario provocan cobijo, encuentro, amor y sombras de tranquilidad que va ofreciendo a otros. Siento que perseveran en las pruebas y me ayudan me dan las fuerzas que nace de ustedes. Es impresionante.!! Los amo en Cristo quien vive y reina en cada uno de ustedes con la potencia que puede generar toda su luz que trapaza nuestro entender nuestra limitada mirada nuestros componentes moleculares.
JC
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.