Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf

Queridas amigas y amigos:

En el evangelio de hoy, como en otros pasajes del evangelio, Jesús se presenta en combate contra el mal. Éste toma posesión del ser humano de diversas maneras; en este caso como una enfermedad que lastima a una mujer en su cuerpo y en su alma.

  • El mal es una como una maligna enfermedad. Jesús se encuentra con una mujer que llevaba encorvada dieciocho años, posiblemente a causa de una escoliosis, enfermedad de la columna vertebral. Además de doloroso, su padecimiento era demasiado prolongado. Tal dolencia le impedía mantenerse erecta, postura propia del ser humano creado, dueño del mundo, a diferencia de los animales. Lo primero que hace Jesús es señalar que, en el origen de esa enfermedad, está el pecado. Por su causa, aquella mujer vivía doblegada. Las fuerzas del mal son “espíritu de esclavitud” (Rom 8,15) que aplastan. El Señor la sana y le impone las manos. Y aquella mujer bendice y alaba a su salvador. La curación le hace saltar de la esclavitud a la alabanza.
  • El mal es como una mentalidad torcida. Pero el mal impregna también otros territorios más hondos del ser humano como era la mentalidad legalista y absurda del jefe de la sinagoga. Este personaje echa en cara a la gente –no a Jesús- una violación de la Ley, por transgredir el sábado. Por el contrario, no otorga valor alguno al irrebatible milagro que acaba de suceder ante sus propias narices. A esa retorcida mentalidad Jesús la llama “hipocresía”, que es una mirada mezquina además de ciega. Usa una doble moral. Confunde, distorsiona y enfrenta. No admira ni alaba, sólo desprecia y acusa. Alega razones tan desafortunadas que reciben la reprobación unánime del auditorio. Con sólo dos preguntas consigue Jesús refutar los fatuos argumentos de este líder de la sinagoga.
  • Jesús se enfrenta al mal. Y porque no lo soporta, lo combate. Jesús no era un anarquista dispuesto a dinamitar la Ley. Era un hombre libre. No prescindía de la Ley sino que la orientaba hacia su fin verdadero: el bien de la persona. Por eso, hay algo en esta curación que la hace distinta a otros milagros. Normalmente, el que quiere ser curado se acerca hasta Jesús y le pide la sanación. En este caso no. Es Jesús quien abiertamente toma la iniciativa de curarla, de luchar contra el mal que se manifiesta bajo la enfermedad de la mujer y bajo la hipocresía del jefe de la sinagoga. Los sencillos se admiran y se alegran... mientras que los ciegos de corazón quedan abochornados porque son incapaces de abrirse a la verdad. De ahí que las gentes querían a Jesús, pero también le temían: Le querían porque le sabían bueno; le temían porque les desbordaba, porque no repartía monedas como un ricachón, sino que a cambio pedía, nada menos, que un cambio de vida.

Juan Carlos Martos cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 25/10/15
Ayer fue un ciego, hoy una mujer encorvada. No hay feriado para Jesús; mejor dicho, que mal interpretamos lo que es un feriado, un día de guardar. Ojala pudiéramos decir: Yo creo en el amor y punto, sea sábado, domingo o cualquier día de la semana, yo creo en el amor salvador de Jesucristo y respondo a su invitación: "Anda, tu fe te ha salvado" Subrayo : "Anda “ , significa no te quedes estático, ponte en acción, haz el bien, pon en vigor tu fe.
Me gusta 0
Javier
Javier

el 26/10/15
Jesús nos libra de la pesada carga de nuestros pecados,que nos mantiene encorvados por su yugo. Pero Su yugo es suave y su carga ligera.Él nos hace caminar erguidos,por Su santa voluntad.Por ello le estamos agradecidos eternamente.
Me gusta 0
Gabriel
Gabriel

el 26/10/15
Me parece bonito
Me gusta 0
Alvaro Utrilla
Alvaro Utrilla

el 26/10/15
Buenos días. El mal surge cuando nos olvidamos de valorarnos y de cuidarnos y no haciendo nada para remediarlo. Comenzamos por acusar y despreciar y sino ponemos remedio podemos caer en la hipocresía y en la doble moral Y llegando a vivir en un mundo paralelo distorsionado y hasta que no abramos los ojos y escuchemos la bondad de nuestro corazón seremos esclavos de nuestros malos actos. Si nuestros pensamientos cambian yo cambio y si yo cambio el mundo cambia.
Me gusta 0
Procopio
Procopio

el 26/10/15
Lean la alocución del Papa Francisco con motivo de la finalización del sinodo de las familias.El Papa se enfrenta como Jesus al legalismo que puede llegar a ser inhumano y se enfrenta a algunas malas artes.Se abraza a la misericordia divina y,como Jesus,nos da un mensaje de fe,esperanza y salvación.Recemos por el.
Me gusta 0
Alejandra
Alejandra

el 26/10/15
Muchas gracias por tan bello comentario que ayuda a comprender mejor el mensaje de Dios.
Me gusta 0
luisiempre
luisiempre

el 26/10/15
Jesús no señala que en el origen de la enfermedad de la mujer, está el pecado. Eso es falso. Jesús no dice semejante cosa. Hace relación a un espíritu. Nada más. Al contrario, en otros pasajes del Evangelio, Jesús niega siempre la relación causa-efecto de padecer un mal por haber pecado. Eso debería revisarse y quitarse de su comentario, señor Martos.
Me gusta 0
Susana Beatriz
Susana Beatriz

el 26/10/15
Hno. Juan Carlos Martos, cómo es eso de que tú eres claretiano y franciscano menor? Nuestra Pquia. esa franciscana, por eso lo pregunto.
Jesús nos recuperó la dignidad de hijos de Dios. Y por lo tanto, sus herederos. Coherederos con Cristo, dice San Pablo. El salmo dice, cuando alaba, que Dios es nuestro protector. Y Jesús cura, d su iniciativa, el mal que sufría por años la mujer encorvada, y ,de paso, retruca al jefe de la sinagoga, porque su hipocresía, con argumentación equivocada, pasa por alto el milagro, para volver a una ley que oprime, que no dice la verdad.Qué enseñanza para hoy, lunes, en que hemos recuperado la democracia. En qué oscuridad sume el relato de los acomodaticios e interesados en que no se sepa la verdad. Gracias, Jesucristo, Señor de la historia, po » ver comentario
Me gusta 0
ramiro gambarte
ramiro gambarte

el 26/10/15
Jesus nos lobera del mal y el dolor ...rompe con las estructuras legalistas antiguas...hoy podemos en muchas ocasiones quedarnos en lo externo y formal...olvidandonos de lo fundamental...que supera lo que ven los hombres...sana ..libera...al que sufre...nos endereza a quienes vamos sufrimos... y vivimos en dolor del alma...
Me gusta 0
José Luis
José Luis

el 26/10/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; la Palabra de Dios el día de ayer nos habló de Un ciego que grita que le curará y, el día de hoy nos habla de una mujer que padecía un enfermedad en la columna vertebral y, que Jesucristo la llama y la cura de su dolencia y, en sábado que para los judios era una transgresión , pero para Dios no existe, pues El lo realiza en cualquier momento y lugar, basta tener FE en EL y nos ayudará en todo momento y lugar, y sigamos orando para que escuche nuestra suplica, para nuestra persona y le de nuestros hermanos necesitados de su misericordia y, supliquemos les de La Paz, tranquilidad, armonía y justicia con ellos mismos y con los demás . Recemos juntos y pidamos a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo nos de la armonía y amabilidad con todos nuestros herman » ver comentario
Me gusta 0
Horacio
Horacio

el 26/10/15
Por eso lo siento como mi hermano mayor, que me cuida, me proteje, me cura y se preocupa si estoy mal o si me quiero desviar del camino y siempre me invita a una nueva vida. Amen
Me gusta 0
Jurgen Calder
Jurgen Calder

el 26/10/15

La lectura nos enseña a enfrentar todas las manifestaciones del mal, no podemos permanecer indiferentes o esquivar las situaciones claramente malignas. Como bien observa el hermano Juan Carlos, no basta con cumplir las leyes, hay que liberarse de ellas cuando se trata de hacer el bien.
Finalmente, no seamos hipócritas, no acusemos a todo mundo para enmascarar nuestra responsabilidad, empecemos por cambiar nuestro estilo de vida, Jesús tomó la iniciativa de priorizar el bien de la persona, sigámoslo.

Me gusta 0
Fabio Guerrero
Fabio Guerrero

el 26/10/15
Jesús en su caminar en cada milagro que realiza, en cada evento, no lo deja ahí y nada más sino que nos presenta lo que significa la enfermedad del cuerpo y también la del espiritu, y en la curación de esta mujer encorvada, ella es la metafora del pecado. Es Jesús quien sin pedirselo nadie toma la iniciativa de curarla, de luchar contra el mal que se manifiesta bajo la enfermedad de la mujer que se manifiesta cual el pecado, el cual en la carne, nos destruye hasta hacernos mirar siempre abajo, nos mantiene encorvados por su yugo. El quiere que miremos hacia Él y no hacia la legalidad de entonces pura y simplemente, pues el alegato puro y siemple de la ley olvidando el dolor humano, es hipocrecía, eso nos enseña hoy.
Me gusta 0
jose alfredo pe
jose alfredo pe

el 26/10/15
La actitud de Jesús: ve, juzga y actúa. Combate el mal y sana.
Me gusta 0
Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 26/10/15
Despojémonos de toda atadura que restringe nuestra libertad para hacer el bien, rompamos las cadenas que nos mantienen serviles a los fines materiales, dinero, placeres, poder, vanidad. Vivamos en el Espíritu de Dios porque somos hijos de Dios.

Me gusta 0
Ma de la Defens
Ma de la Defens

el 26/10/15
Misericordia y compasión; el Señor Jesus nos enseña desde hace dos mil años como vivir el "Año de la Misericordia", a compartir, no a competir, a mirar con sus ojos a quienes viven a nuestro lado para alabar su grandeza en ellos. Me quedo mirando su actitud de amor al más débil para aprender a vivir la misericordia como un estilo de vida. Gracias Padre Juan Carlos por su reflexión.
Me gusta 0
FIDENCIOMARTINE
FIDENCIOMARTINE

el 26/10/15
JESÚS NOS INVITA A LUCHAR CONTRA EL MAL, EN SU COMPAÑÍA,DE SU LADO VENCIENDO TODO LO QUE EL MALIGNO NOS PRESENTA. AL LADO DE JESÚS SALDREMOS VICTORIOSOS
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 26/10/15
Muchas gracias por el comentario Hno. Juan Carlos. Muy edificante me hace reflexionar y me ayuda para la vida.
Pablo nos expresa hoy, la necesidad de una lucha permanente contra todo lo que pueda limitar la obra de Dios, en nosotros. El pecado siempre tratara de dominar a los que tubo bajo su control, por lo cual debemos luchar siempre por tener la dirección del Espíritu Santo., llevando una vida siempre guiada por las enseñanzas de Jesús de acuerdo a su palabra. Estamos en deuda con El que nos rescato, y es justo y muy necesario obedecerlo en todo. El nos da la Verdadera Vida.
El evangelio de hoy nos relata como Jesús, Sana a una mujer azotada por un espíritu de enfermedad que le había acompañado por muchos años. Era día de rasposo, según las leyes humanas » ver comentario
Me gusta 0
Jose Rojas
Jose Rojas

el 26/10/15
Gracias hermanos por sus reflexiones llenas de sabiduria "dios les bendiga.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 26/10/15
Son tantas las cosas que JESÚS, nos ha querido decir en cada uno de los pasajes, y aquí por ejemplo podemos tomarlo como un acto de piedad por esa mujer que no se atrevió a pedirle la sanación, sino que el mismo vio su inmenso deseo en su interior y la sana, y luego mediante las palabras al hipócrita de la sinagoga nos dice que sin las obras hacia nuestros semejantes no hay palabra que valga, pues solo así se demuestra el verdadero sentido de su presencia. Solo cuando aceptamos a JESÚS en nuestro corazón y hacemos sentir su presencia en nosotros, escucha nuestro clamor en el silencio, y lo exteriorizamos haciendo por los demás.
Me gusta 0
Mario Serrano
Mario Serrano

el 26/10/15
Pobre mujer, me imagino como le ere difícil encontrar quien le ayudara a salir adelante en su enfermedad pues no podía enderezar su postura, podemos imaginar también nosotros una situación difícil que hayamos tenido y que quizá una duda de que Jesús no pueda ayudarnos, claro que podemos pensar de esa manera, pero no hay pecado que Jesús no pueda perdonar, y por muy lejano que sea nuestro pecado, Jesús nos lo perdona: sigamos adelante, amando a un Jesús de misericordia, y por supuesto el ejemplo de esta mujer, busquemos a Jesús en el sagrario él siempre estará esperándonos.
Me gusta 0
Karla Medina
Karla Medina

el 26/10/15
La palabra de dios cada día nos fortalece es nuestro alimentación espiritual
Me gusta 0
Juan Francisco
Juan Francisco

el 26/10/15
Muchas veces somos nosotros mismos los que no permitimos hacer el bien, ya sea por pereza, por comodidad o simplemente porque es más fácil obedecer al maligno con su acecho permanente. Pero Jesús nos sorprende cada vez más y nos indica que no hay ningún impedimento para obrar bien; y también nos dice la alegría que nos provoca cada vez que actuamos de acuerdo a la doctrina del amor que nos enseña. y por último nos invita a no desfallecer en el esfuerzo por contribuir a la construcción del reino prometido, que es tarea de todos y para todos.
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 26/10/15
Saludos amigos/as, la mujer de hoy en la familia o la que espera tener una familia o la que ha sido parte de una familia o la que hoy lleva la carga pesada, “la dignidad” de esa mujer que nos dio su interior amoroso para desde si misma hacernos crecer. Que se plantea: el sistema que rodea a la mujer va en su contra, los managers no ven las cargas que afronta, (hoy hasta le crean ideas de feminismo extremo para usarlas). Una madre abandonada por el esposo (encantado), la viuda o la que haya hecho un acto de adulterio, entre otras muchas situaciones se le aplicaban todo el peso de la ley y esto Jamás era tolerado por Jesús!. El contacto con Jesús es capaz de enderezar.. sanar: toca y endereza, libera. La experiencia tanto espiritual y como física que en todo caso es sorprendente “ » ver comentario
Me gusta 0
Augusto Serna A
Augusto Serna A

el 26/10/15
El Señor les de la paz.
El peso del pecado nos hace andar encorvados, con la mirada perdida en la tierra que pisamos.
Jesús, perdona nuestros pecados y nos endereza, sacandonos de esa mal trecha situación, para que fijemos la mirada en el orizonte, en el infinito cielo, donde Dios se sienta majestuoso.
Me gusta 0
CHARLY BRA-CHAP
CHARLY BRA-CHAP

el 26/10/15
En estos tiempos debemos de dejar nuestros miedos y temores y orar por nuestros hermanos que tienen alguna necesidad, ayudar no ser estáticos, mucho ayuda el que no estorba, no hay medias tazas, frio o caliente (no tibios) el mejor ejemplo sin duda es nuestro Papa Francisco no aminora su marcha por el mundo, incansable y siempre con su gentileza, sutil, alegre y sonriente sabedor del poder infinito de nuestro dios en su misericordia y poder absoluto como centro de nuestras vidas. En el Nombre de Jesús proclama la buena nueva.
Me gusta 0
Normma
Normma

el 26/10/15
Señor que no seamos sordos a tu voz, para que te dejemos actuar y realizes grandes prodigios en nosotros. Amen
Me gusta 0
IZAGUIRRE
IZAGUIRRE

el 26/10/15
CUANTO DE NOSOTROS VIVIMOS ENCORVADOS (POR EL PECADO), Y SE NOS HA OLVIDADO LA PRESENCIA DE JESUS EN NUESTRAS VIDAS, QUE NO HACE CAMINAR ERGUIDOS, (RESUSITADOS CON EL),
Me gusta 0
Pedro Aníbal
Pedro Aníbal

el 26/10/15
Señor, que día a día siga mirando como pides que nos acerquemos mas a ti, que nuestros ojos de la Fe descubran que son ciegos quienes no te aceptan, por eso Señor, ilumina mi sendero para que pueda acercarme mas a ti, tu que eres lo único que importa en esta vida, por que si te tengo a ti lo tengo todo, sana mis males, y de aquellos que claman por ti. AMEN
Me gusta 0
michael
michael

el 26/10/15
Aqui. Estoy. Hoy orando. A mi Dios. Para que. Mi mujer. Se recupere. Pronto y. Podamos. Salir. Del. Hospital. De la mano. De Dios amen
Me gusta 0
MARIA TERESA
MARIA TERESA

el 26/10/15
HOY A TRAVES DE ESTAS PALABRAS PUEDO ENTENDER EL GRANDE AMOR DE DIOS PARA CONMIGO TANTO ES ESE AMOR ETERNO EL NO QUIERE QUE YO SUFRA PORQUE EL HA DADO LA VIDA POR MI QUIZO MORIR EN UNA CRUZ Y YO ESTOY PASANDO COSAS FUERTES MAS EL ME DICE HOY TERE LEVANTETE NO TIENES POR QUE PERMITIR QUE TE MALTRATEN QUE TE HUMILLEN SI TU ERES MI NIÑA Y GRACIAS TE DOY MI SR. Y EL SEÑOR ABORRECE ESE PECADO Y ME DICE ANIMO YO TE AMO.
Me gusta 0
Pedro Gomez
Pedro Gomez

el 26/10/15
Pude,percatar que ayer fui yo con mis soberbia;Más hoy es la mujer enferma y joroba,mañana sera tu.¿como luchar contra la enfema del mundo?;Con docilida y perseverancia en la oración usando a Dios,como él centro de nuestra vida en el dia a dia;Amén.
Me gusta 0
Pedro Gomez
Pedro Gomez

el 26/10/15
Como pude apreciar,ayer fui Yo con mi soberbia,hoy es la mujer jorobada,mañana sera tu;¿Como combatir el mal del mundo?,poniendo a Dios como él centro de tu vida,y orando antes el Santísimo diariamente.Para que Dios obre en todos nosotros los pobre y frágil pecadores,un dia a la vez; Amén.
Me gusta 0
 arcelo
arcelo

el 27/10/15
Que lindo que nuestro señor Jesús, se acerca y te cura cuando se tiene fe y no hablo de enfermedad física si no de espíritu, si hay fe en el se acercara a sanarte amen
Me gusta 0
EvaUrbina
EvaUrbina

el 27/10/15
Gracias Padre !! A mi familia y a mi ,libranos de todo mal!!!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.