Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Es consolador escuchar y leer, que los discípulos eran gentes como nosotros, llenos de pequeños y grandes defectos, de tantas debilidades como vemos en nosotros mismos. El deseo de recompensa, de ocupar los primeros lugares, la indignación contra los que quieren acaparar el éxito o el fracaso, no nos resulta extraño a nuestro proceder en ocasiones. Por eso, parece saludable, que Jesús confié a estos hombres cooperar en su Reino. No hacen falta cualidades sobrehumanas o títulos universitarios… Esto significa que Dios también confía en nosotros para acompañarle y ser misioneros, hoy que celebramos el día de DOMUND.

El texto de hoy vuele a poner el dedo en la llaga y, por tercera vez en pocas semanas, nos llama a seguir a Jesús por el camino del servicio. Santiago y Juan, suponiendo que no debería estar muy lejos el día en que se inaugurara el Reino, se adelantan al resto de sus compañeros y le dicen a Jesús: “Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir”. La forma es atrevida y no muy humilde, aprovechando su condición de “fieles”, están buscando una recompensa a su fe. “¿Qué queréis que haga por vosotros? Contestaron: Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda” y les responde: “No sabéis lo que pedís”. No tenéis ni idea, no habéis comprendido nada de lo que significa seguirme, vuestra petición es absurda.

Seguir a Jesús es compartir su cruz, por eso les pregunta: “¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?”. “Lo somos”, es la respuesta decidida, de hecho Santiago morirá mártir (Hch. 12,2) y Juan estará con María al pie de la cruz. Pero eso nos les da derecho a recibir recompensa alguna. Beber el cáliz, bautizarse, sin duda nos hablan de dos sacramentos: el bautismo y la Eucaristía, que nos unen a la cruz y el amor de Cristo y que su renovación dura toda la vida.
En el grupo donde los ambiciosos tratan de escalar, surge la indignación de los otros diez, que ven su actitud como desleal. Jesús vuelve a catequizarlos sobre el servicio a la comunidad, pone patas arriba lo que es importante en nuestro mundo: poder, posición social, prestigio, influencias, coche oficial, cuenta corriente, acciones… Dice: “Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos”. La pregunta es: ¿no vivirá Jesús en un mundo que no es real?, cuando cuesta tanto dimitir, o los hombres de las finanzas si se van, es con sustanciosas compensaciones.

La buena salud de una comunidad, resulta si las diversas funciones realizan aquello para lo que están y si todos tienen la visión de conjunto. Tener igual trato unos con otros; no tener muchas pretensiones, sino andar al paso de la gente sencilla. No hay unos que tienen que hablar y otros que callar. No tienen que servir los que no son jerarquía, sino todos. No hay los que dictan la opinión y todos los demás como si fueran vasallos. Desde la riqueza, la autosuficiencia, desde el sentirse más, no se puede ni amar ni servir. Desde esta clave se entiende el ser misionero.

Somos como ellos. Valoramos más a las autoridades que a los servidores. Preferimos sacarnos fotos, besar el anillo, llamar de excelencia, buscar la aprobación de los jerarcas, que poner en el centro a ese misionero o misionera que en África atiende a los más necesitados. Si una Iglesia no sirve, no sirve para nada, los misioneros son una de las mejores expresiones de lo que Jesús nos anuncia en el Evangelio de hoy. Algo de pagano se nos ha colado. El asunto está en saber quien está dispuesto a beber el cáliz, derramar su sangre, ser esclavo de todos. Quienes lo hagan se pueden llamar verdaderamente cristianos, los demás seguiremos buscando, no desesperéis, Dios tiene paciencia con nosotros, como con los apóstoles, y sobre todo nos quiere.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Alexis
Alexis

el 16/10/15
Evangelio del domingo, 18 de octubre de 2015:
Valoramos más a las autoridades que a los servidores. Preferimos sacarnos fotos, besar el anillo, llamar de excelencia, buscar la aprobación de los jerarcas, que poner en el centro a ese misionero o misionera que en África atiende a los más necesitados.
Me gusta 0
guillermo
guillermo

el 17/10/15
Ojala dios nos ilumine para que no seamos cristianos despistados sino que estemos atentos al corazón de Jesús y a su voluntad en vez de a nosotros mismos.
Me gusta 0
adorador
adorador

el 17/10/15
nuestro señor jesucristo nos da una leccion de humildad que pocos entendemos pues nuestra logica aun en la iglesia buscamos ser un poquito mas que los demas y si somos servidores constantes creemos que podemos pedir para nosotros pasando por alto lo que nos dise el señor en la palabra de que somos servidores, instrumentos solamente.
Me gusta 0
maricely
maricely

el 17/10/15
Es una excelente enseñanza de humildad y fé, sino conseguimos nivelar estos dos parámetros, no lograremos agradar a Jesucristo en todo sus propósitos.
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 17/10/15
En el evangelio de este Domingo XXIX del T.O. Jesús
manifiesta a sus apóstoles la misión que han de
desempeñar.
Que no es la del poder ni la del dominio,sino la del servicio incondicional.
Que a ejemplo suyo,vino para servir y dar la vida
por todos.
Servicio de Misericordia,de Amor y de Compasión.
Según Jesús, la vida se entiende y se vive en su
verdadero contenido humano:sirviendo,ayudando
y compartiendo.
Vivimos intensamente la vida solo cuando la regalamos.
Amando calladamente y prestando ayuda a quien la
necesita.
Porque el Hijo del Hombre no ha venido a ser servido
sino a servir.
El lavatorio de los pies es un verdadero resumen de
su vida."Si yo os he lavado los pies,también vosotros
debéis lavaros los pies unos a otros".
Especialmente a aquellos que mas » ver comentario
Me gusta 0
Jurgen Calder
Jurgen Calder

el 17/10/15
Alegraos porque vuestros nombres están inscritos en el cielo, habéis sido bautizados en el Espíritu Santo y sois hijos de Dios. Todo, gracias a Jesús.
¿Qué te queda? Amar a Dios sobre todas las cosas. Con toda tu mente, tu corazón, con todas tus fuerzas, descodiciar los bienes materiales e inscribirte como misionero de la misericordia.
Te pondrás al servicio de Dios y de tus hermanos. Reconocerás al creador, al único autor del cielo, la tierra y de la vida y te maravillarás a cada instante de su obra.
Vivirás la alegría del evangelio, trabajarás por la paz, nutrirás tu espíritu cristiano practicando la caridad y defendiendo la justicia, confiarás en el Senor para poner en práctica lo que predicas, y con su ayuda te superaras a ti mismo en el camino a la perfección.
» ver comentario
Me gusta 0
Olga Oyaneder R
Olga Oyaneder R

el 17/10/15
Jesus nos enseña a ser servidores de los demás, en la vida diaria con nuestros hermanos, todas las personas que viven a nuestro alrededor. EL Servicio es la clave,nuestra Iglesia de hoy debe ser se vid ora.Las autoridades deben ser reconocidos su ayuda constante con sus hijos.
Me gusta 0
juan Diacono
juan Diacono

el 17/10/15
el evangelio me cuestiona y nos interpela a todos los que seguimos a Jesus,En espesial los que somos del Clero
Me gusta 0
Martha
Martha

el 17/10/15
Evangelio para manana domingo 18 de Octubre/15,
Marcos 10, 35-45.
Nos relata Marcos en este Evangelio que Jesus junto
con sus discipulos iban subiendo a la ciudad de Jerusa-
len , sabia muy bien EL que llegaba la hora de enfren-
tarse con las autoridades politicas y religiosas cuando
llegara alli, por eso volvio a llamar a los discipulos y
por tercera vez les informo lo que iba a suceder en
Jerusalen; ellos estaban muy temerosos pues cono-
cian que era el tiempo de la Pascua de los Judios y
por ende la ciudad estaria llena de peregrinos que
acudian a la celebracion, cosa que implicaba mucho
mas cantidad de autoridades politicas y religiosas en
las calles para salvaguardar el orden. En este Evan-
gelio Jesus se enfrenta con dos situaciones en dispa-
ridad; sabe que le h » ver comentario
Me gusta 0
Marlene R. R.
Marlene R. R.

el 18/10/15
Es fácil dejarse atraer por los lujos y los protocolos.
Sí seguimos al verdadero Jesús, al siervo humilde, debemos concentrar esfuerzos en imitarle a Él. Debemos ser servidores humildes como nuestro maestro, que nació entre gente humilde en un pobre pesebre. Bendiciones.
Me gusta 0
Alvaro Utrilla
Alvaro Utrilla

el 18/10/15
Vivimos en una sociedad en la que se mira con lupa el que dirán y se guardan las apariencias valorándose más "el tanto tienes tanto vales", cuando la verdadera riqueza esta en cuanto más bondadosos y misericordiosos seamos con las dificultades de los débiles. Los misioneros son un auténtico ejemplo de las virtudes de el cristianismo.
Me gusta 0
Jovino Fr
Jovino Fr

el 18/10/15
Hoy, nuevamente, Jesús trastoca nuestros esquemas. Provocadas por Santiago y Juan, han llegado hasta nosotros estas palabras llenas de autenticidad: «Tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida» (Mc 10,45).

¡Cómo nos gusta estar bien servidos! Pensemos, por ejemplo, en lo agradable que nos resulta la eficacia, puntualidad y pulcritud de los servicios públicos; o nuestras quejas cuando, después de haber pagado un servicio, no recibimos lo que esperábamos. Jesucristo nos enseña con su ejemplo. Él no sólo es servidor de la voluntad del Padre, que incluye nuestra redención, ¡sino que además paga! Y el precio de nuestro rescate es su Sangre, en la que hemos recibido la salvación de nuestros pecados. ¡Gran paradoja ésta, que nunca llegare » ver comentario
Me gusta 0
Fernando de Py
Fernando de Py

el 18/10/15
Hoy dia se cumple exactamente lo mismo con nosotros
Buscamos privilegios en las comunidades, en los grupps apostolicos y ni que decir en las cosas del mundo
Pero hay algo muy importante q tuvueron Santiago y Juan, que le teconocieron a Jesus como el hijo de Dios, como el divino, no como un simple humano como ellos y como nosotros
Piamos al Señor que tambien ilumine nuestra mente y podamos tener esa fe que tuvieron esos dos apostoles
Me gusta 0
vimacade2002
vimacade2002

el 18/10/15
Q DIOS NOS DE UN CORAZON DOCIL PARA ABRIRNOS A SU GRACIA,Y ASI SERSENCILLOS Y HUMILDES ,ANTES Q BUSCAR LA OSTENTACION, MAS BIEN DIGAMOSLE DE CORAZON"JESUS MANSO Y HUMILDE DE CORAZON , HAZ NUESTRO CORAZON SEMEJANTE AL VUESTRO"...
Me gusta 0
ronald
ronald

el 18/10/15
no hay que pedir un trono para saber si somos importantes para nuestro creador dios . Dios nos dice que beberemos de el caliz que el beberá y nos bautizaran con el agua que se bautizara
Me gusta 0
Miguel
Miguel

el 18/10/15
Todo esta tocado por la capacidad de aguantar el sufrimiento para dejar de sufrir hay que sufrir. Este mundo es asi. No sabeis lo que decis les dice pirque no han entendido nada. Pero los ama pke son anables. Que sentido tiene esta pena impuesta? No podemos ser liberados? Mas hagase tu voluntad y no la mia ora Jesus.
Me gusta 0
Julia cate
Julia cate

el 18/10/15
El evangelio de hoy nos hace preguntarnos a todos los cristianos, y especialmente a la jerarquía de la iglesia, que estamos de verdad haciendo con ese mensaje que Jesus nos deja en su evangelio y que tan claro se refleja en el lavatorio de los pies. Servir,servir,y servicio. Eso es la humildad, ponerse a los pies del prójimo. Que gran ejemplo el de los misioneros , cambian una vida de bienestar por ser servidores del débil, del necesitado. Viven la vida del otro , por amor a Dios y al hermano. Como me gustaría ver sólo un poco de ese servicio en nuestras parroquias, pues aquí también tenemos que ser misioneros, ofrecérse y estar dispuesto y disponible para todos los feligreses, hacer que nos sintamos en casa, en la casa de Dios,ser para todos un hogar de puertas abiertas, donde des » ver comentario
Me gusta 0
Procopio
Procopio

el 18/10/15
Este año lo celebramos con el Papa dedicándolo a la misericordia con alegría.La ayuda triste es una triste ayuda.Igual ocurre con la misericordia que tiene que ser alegre para no convertirse en una triste misericordia que entristezca. Ello sin esperar nada a cambio,donacion alegre y desinteresada.Jesus así lo enseña cuando los discípulos le piden honores.Su recompensa es el Amor.
Me gusta 0
José Luis
José Luis

el 18/10/15
Señor tu Palabra nos indica lo que tenemos que realizar, eres nuestro ejemplo de vida, pero el ser humano desea ser el primero de ocupar los mejores cargas, ser el más renombrado, pero no ser servidor de nadie, y tu Señor nos pides ayudar al necesitado, no ha ocupar los puestos más destacados, pues pedir estar sentado a la izquierda o derecha es absurdo, Dios lo da si somos merecedores, pero primero debemos ser servidores y no que nos sirvan. Pero recordemos que tal difícil es para el hombre servir, pues siempre quiere que le sirvan. Pidamos al Espíritu Santo tengamos un espíritu de ayuda a nuestros hermanos y oremos siempre por ellos
Me gusta 0
Javier
Javier

el 18/10/15
Servir, he ahí el secreto,pero servir al prójimo con gusto, servir porque amamos, sin pantallar, sin condicion(queremos estar a la derecha o a la izquierda de Jesus) la recompensa es sentirse uno bien con uno mismo al dar por amor. Dios confia en nosotros, a pesar de nuestras debilidades o errores. Sigamos perseverando, no estamos solos Dios nos acompaña.
Me gusta 0
Jorge paternina
Jorge paternina

el 18/10/15
Paz y bien el texto de hoy nos hace una advertencia para descubrir nuestra identidad como seguidores del crucificado. Miremos la actitud de estos dos del grupo actitud reiterativa en nuestra vida eclesial hay mucha actividad pero poco servicio mucha liturgia pero poca entrega
Me gusta 0
Jorge Eduardo C
Jorge Eduardo C

el 18/10/15
Todo el tiempo le estoy pidiendo cosas a Jesús, pidiendo por mi salud para salir de muchas enfermedades y dolencias, pidiendo por la salud de mis familiares, pidiendo trabajo, techo, tierra, pidiendo que no me falte dinero para cubrir los gastos, hasta le he pedido que me favorezca en el sorteo de lotería; pero, nunca le he pedido sentarme junto a él en la mesa y recostarme en su hombro. Nunca le he pedido lo que le pidieron Juan y 'Santiago, avisorando la gloria del Senor.
Me gusta 0
Esmeralda
Esmeralda

el 18/10/15
La palabra nos cuestiona porque ha veces somos muy duros con los
Hermanos de nuestra propias comunidades que tienen menos educación y su formacion es diferente
Señor te pido forma en mi un corazón bueno sin distisiones.
Me gusta 0
Eduardo Jr.
Eduardo Jr.

el 18/10/15
El poder es una droga, tarde o temprano los poderosos terminan oprimiendo, conculcando libertades, poniendo muchas pantallas de auto propaganda que propician el culto a la personalidad, desconectándose del pueblo y sus derechos porque viven rodeados de un macro cuerpo de seguridad. Ojala que hubiera un Presidente de a pie, no una caravana de autos oficiales, flanqueados por patrulleros en grandes motocicletas, ójala que cambiaran los banquetes en palacio por una comida compartida con tantos mendigos que buscan algo que comer en los basureros. Ojala que visiten las cárceles, los hospitales, las fábricas o los mercados, en vez de tener tanto afán de asistir a cumbres. Que viajen sí; pero, que viajen tierra adentro, que visiten a los trabajadores del campo y a las villas miseria.
Graci » ver comentario
Me gusta 0
Alex Ashkym
Alex Ashkym

el 18/10/15
Otra vez la sencillez y humildad que tanto trabajo nos cuestan a muchos, los títulos y el poder social nos atraen tanto como los lujos, difícil tarea, pero mucho más aún para los que decimos ser cristianos y "saber" de Jesús y que pagamos menos de lo justo a nuestros empleados, que nos ocupa más llegar a nuestros templos de reunión en autos de lujo, "escuchar" su palabra, y que, saliendo del templo volvemos a la vida social de apariencia, de exhibir lo que nos da el poder de dinero, de no ayuda a quien lo necesita. , de ambición y de apariencias vanas, de no encontrar una estabilidad ni con la familia, ni con tu vecino, ni ayudar a tu prójimo, siempre hay alguien que necesita cerca de nosotros, verdaderamente un reto, decir que creemos en Jesús, es tan diferente a querer segu » ver comentario
Me gusta 0
RaulOrtiz
RaulOrtiz

el 18/10/15
Resulta tan difícil a los hombres y mujeres de hoy en día dejar de lado lo material y enfocarse en lo espiritual. Para la gran mayoría esta primero, cada uno de ellos y lo que sobre para los demas.

Espíritu santo derrama sobre tus fieles todos tus dones y danos la gracia de ser humildes, para poder servir a los demás con amor. Te lo pedimos en el nombre de nuestro señor Jesucristo. Amen.
Me gusta 0
Dulce maria
Dulce maria

el 18/10/15
El espíritu Santo nos ilumine para entender ,mejor la pslbra
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 18/10/15
Muy edificantes la lecturas de hoy, lo dicho promedio del profeta se cumple en Jesús, Hizo la voluntad del Padre, y por eso vivirá por muchos días. Significada resucitara y vivirá para siempre.
Jesús es el gran y sumo sacerdote, compasivo, misericordioso y conoce nuestras debilidades, porque vivió en carne todas nuestra limitaciones, también sufrió las tentaciones, solo que las venció, nunca fue dominado por el pecado, como nosotros. Reconocemos que El, tiene autoridad sobre todas las cosas, es, a Quien debemos acudir en toda necesidad, en los momentos difíciles, de angustia enfermedad y soledad o de pecado . Él tiene misericordia y nos da el perdón, nos sana y es el único camino, para llegar al Padre.
El evangelio nos recuerda, que nuestros pensamientos no son » ver comentario
Me gusta 0
Erika any
Erika any

el 18/10/15
hay q ser humildes y servir a nuestros semejantes ayudar al necesitado eso es lo q nos enseño jesus
Me gusta 0
MARCO MIRANDA L
MARCO MIRANDA L

el 18/10/15
DIOS NOS DA EL MENSAJE EL QUE QUIERE SER GRANDE ENTRE USTEDES , QUE SEA SU SREVIDOR , PERMANEZCAMOS UNIDOS EN LA FE CON DIOS ,TODOS LOS DIAS, EN TODO MOMENTO PARA QUE EL ESPIRITU SANTO, NOS ILUMINE PARA PODER PREDICAR LA PALABRA DE DIOS A LOS DE MAZ ,Y DAR SERVICIO A LOS MAZ NESECITADOS AMEN....
Me gusta 0
David
David

el 18/10/15
Pidamos que nuestra madre nos ayude a sacar nuestro egoísmo y ego de nuestros corazones. Y que nuestro primer paso sea un servicio de escuchar
Me gusta 0
Mynor Ramirez
Mynor Ramirez

el 18/10/15
Me parece que en esta palabra Dios nos hace recordar de que hay que ser sencillo y servirle a el y al pueblo, Dios nos ama, paz y amor a todos hermanos
Me gusta 0
Jose G R.
Jose G R.

el 18/10/15
Que difícil es hoy en día encontrarse con gente que sea realmente servidora de los demás, todos buscamos los primeros puestos no importándonos los demás.En el evangelio de de hoy nuestro señor Jesucristo nos da un claro ejemplo de como debe ser nuestra vida en este mundo, y si lo asemos estaremos en el camino correcto. Dios los bendiga.
Me gusta 0
ashanti
ashanti

el 19/10/15
este evangelio me enseña a ser humilde y siempre portar la fe
Me gusta 0
Miguel Vicencio
Miguel Vicencio

el 19/10/15
Señor danos la capacidad de no buscar hacer las cosas para lucir o con el fin de alcanzar el cielo , todo lo contrario que te amemos y amemos al prójimo . Que nuestra Iglesia sea cada vez mas humilde y que se acaben esos como decía un religioso aquellos consagrados y yo incluiría a laicos que les gusta teenr la corte del faraon , tener su grupito que les adula y que el resto queda fuera . Que verdaderamente nuestra Iglesia se a signo de inclusión y no de exclusión que sepamos amar y respetar no solo al Señor Obiso o a Su Eminencia el cardenal perico los palotes o al diacono tantto o al catequista maravilloso sino que todos seamos humildes y que se haga vivo eso de Que ya no soy yo quien vive sino que es Crsito quien vive en mí .
Me gusta 0
diego nicolas
diego nicolas

el 22/10/15
que el evangelio nos enseña a que todos servimos mas a las autoridades y los que sirven a nosotros no los tenemos en cuenta y el que sirve esta mas cerca de dios ya que el hombre esta para servir a dios y el que quiera ser grande se combertira en el esclavo de todos porque jesus lo dice en el evangelio
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.