Comentario al Evangelio del

Óscar Romano, cmf.

A la paz de Dios:

Un poco exagerado. El número de los que se agolpaban para escuchar a Jesús, digo. Lucas se pone de parte de los organizadores, como en las manifestaciones: que dicen que son muchísimos. La policía dice que eran cuatro. No me interesa el número exacto de los que escuchaban. Creo que es porque vale para muchos, todos.

Aunque primero Jesús se dirige a los más cercanos: prevención contra la hipocresía. Como en los evangelios de días anteriores.

Avisos para navegantes:

· Todo se sabe. Mi amigo tiene un amigo y su amigo tiene otro amigo; por eso sé discreto, como reza el adagio. Además de la invitación a la discreción Jesús quiere que su mensaje se extienda: lo que se dice al oído hay que comunicarlo con altavoces. La Buena Noticia se tiene que propagar
· No temáis a los que pueden hacer daño al cuerpo… quién dijo miedo. Lo que hay que temer es perder del todo la vida. Al final el que se salva sabe y el que no se salva no sabe nada.
· Confiad, que valéis mucho. Así nos despierta cada mañana nuestro Dios. Por eso me gusta tanto esta historia que leí hace unos años en uno de esos libros de Cáritas de Cuaresma-Pascua.

Había una vez un niño que se llamaba Pedrito. Su padre era mago. Todas las mañanas, Pedrito se levantaba, se lavaba y se vestía a toda carrera, porque sus padres lo despedían en la puerta de la casa. El papá se acercaba a Pedrito y le decía al oído unas palabras mágicas que éste escuchaba lleno de emoción. Pedrito guardaba las palabras en el bolsillo de su camisa. De vez en cuando, se detenía, sacaba sus palabras mágicas, las escuchaba de nuevo y seguía su camino lleno de alegría.

Pedrito tenía la costumbre de recoger a algunos amigos y amigas camino de la escuela; primero buscaba a Miguelito, que era hijo de un policía de tráfico. El papá de Miguelito, le decía a su hijo al despedirlo: «Ten cuidado al cruzar las calles... espera siempre a que el hombrecito del semáforo esté en verde. Cruza siempre las calles por el paso de cebra y no corras. Espera a que no pasen coches y ten cuidado con las bicicletas y las motos...» Miguelito salía siempre con cara de «semáforo en rojo»; pero al encontrarse con Pedrito, se daban un abrazo y, entonces, lo que era malo, no parecía tan malo...

Luego iban caminando a casa de Conchita, que era hija de una dentista. Su madre la despedía todos los días con estas palabras: «Hija mía, no comas chucherías, ni golosinas, ni chicles. Lávate los dientes cada vez que comas algo; no mastiques muy rápido y ten cuidado con las cosa duras», y le daba un cepillo de dientes, hilo dental y un tubo de pasta. La pobre Conchita salía con cara de «dolor de muelas»...; pero al encontrarse con Pedrito, se daban un abrazo y; entonces, lo que era malo, no parecía tan malo...

Después los tres iban corriendo a casa de Campeón, que era hijo del dueño de un banco. A Campeón siempre lo despedía su papá en la puerta diciéndole: «Tienes que ser el primero, el mejor en todos los deportes y en todas las clases; no me vengas con segundos puestos; siempre hay que ganar a todos en todo...». Su padre le colocaba una medalla que decía por un lado: «Soy el mejor» y por el otro decía: «Soy el primero»... Campeón salía siempre con cara de «partido perdido»...; pero al encontrarse con Pedrito, se daban un abrazo y, entonces, lo que era malo, no parecía tan malo...

Por último, pasaban a recoger a Tesorito, una niña muy bonita, hija de una familia muy rica, tenían una casa enorme, con una gran escalera a la entrada y un jardín muy bonito: todas las mañanas los padres de Tesorito salían a la puerta y le decían a su hija: «Tienes todo lo que necesitas: llevas dinero, comida, libros, cuadernos, lápices de colores, plastilina... No te falta nada; te hemos dado todo para que no tengas problemas en tu vida...». Así la despedían sin decir más... La pobre Tesorito salía con cara de «felicidad fingida»...; pero, al encontrarse con Pedrito, se daban un abrazo y, entonces, lo que era malo, no parecía tan malo...

Al llegar al colegio, sus amigos le preguntaron a Pedrito por las palabras mágicas; pero Pedrito no quiso revelarlas. De modo que los cuatro fueron una, mañana, muy temprano, a la casa de Pedrito; esperaron escondidos, cerca de la puerta, a que salieran Pedrito y su papá. Pasó un rato y por fin salieron. Prestaron mucha atención y escucharon las palabras mágicas. El papá mago le decía a Pedrito: «Hijo mío, te quiero mucho... ¡que tengas un día muy feliz!».

Vuestro hermano y amigo
Óscar Romano, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Alicia.
Alicia.

el 15/10/15
Que linda historia, hermano. Oscar Romano. Las cosas sencillas de la vida son las que nos traen la felicidad. Somos el fruto de lo que pensamos y de los buenos pensamientos, depende lo que reflejamos. ""Pensemos siempre en el bien."""Gracias por su hermoso comentario. Bendiciones....Saludos......
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 15/10/15
Saludos amigos/as
La tendencia de disimular la sumisión y adoración al: dios dinero (por poder con las cosas de la fe) y a los pecados de la carne (infidelidad, adulterio, homosexualismo, lesbianismo etc.) se convirtieron para entonces “la interpretación de amor de estos”, eran una “especie de protestantes” del amor fiel revelado por los profetas, se sentían justificados por descendencia!. Diría son “los Legalistas”, estos son capaces de hacer de la escritura un mamotreto de interpretaciones para pisar a los más débiles: las mujeres y viudas que cargan y llevan la peor parte del trabajo y con ellas los niños/as de la sociedad que tendrán que cargar replegados sin entender toda esa desgracia que ocurre sin mencionar los enfermas/os. Es una especie de aborto al amor inf » ver comentario
Me gusta 0
pedro
pedro

el 16/10/15
la verdad si comparto esta historia, muy bonita, todo esta en el ,detalle y creo que con poca palabras pero llenas de muestras de amor ayudan y animan a otros..
Me gusta 0
Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 16/10/15
A propósito de la felicidad, la felicidad no se obtiene tomando coca cola. La literatura infantil tiene preciosos cuentos; de todos ellos, el que mejor recuerdo, lleva el título de “La Camisa del Hombre Feliz”. Se trata de un rey que a toda costa quería ser feliz, un consejero le dijo que para alcanzar la felicidad debería ponerse la camisa de un hombre que vivía muy feliz en una lejana aldea. El rey dio la orden y salieron varios súbditos en busca de ese hombre, comprarle su camisa y llevársela al rey. La sorpresa fue que cuando lo encontraron vieron que el hombre no poseía ninguna camisa.
Podemos concluir que la felicidad no está en la posesión de ningún bien material; por el contrario, la verdadera felicidad está en perdonar, cuanto más grandes fueran las deudas que p » ver comentario
Me gusta 0
Alvaro Utrilla
Alvaro Utrilla

el 16/10/15
Buenos días, todo sería más bonito y sencillo si trataremos de ser felices de sentimiento y actitud. Dar y recibir amor sincero y no con ninguna intención sino dejar que nos quieran y querernos y así parece que lo malo no sería tan malo .
Me gusta 0
mario hernandez
mario hernandez

el 16/10/15
esas son las palabras que cada dia DIOS me dice al oido te amo asi como eres y lo hace como si yo fuera el unico en el mundo
Me gusta 0
natalianaty
natalianaty

el 16/10/15
Hermosa historia.. m encantaria q me la envien a mi mail .. soy maestra y me serviria para trabajarla en el colegio..gracias. mi mail es : naty_analia22@hotmail.com.ar
Muchaas graaciias !
Me gusta 0
Procopio
Procopio

el 16/10/15
No tengáis miedo fueron las palabras de Juan Pablo 2 y el mundo tuvo un nuevo rostro con los acontecimientos históricos conocidos.El no tener miedo se fundamentaba y se fundamenta en la fe en Jesus.Oremos incesantemente para pedir esa gran fe sin olvidar a nuestros hermanos.
Me gusta 0
Pilar
Pilar

el 16/10/15
natalianaty, te la puedes enviar tu misma a tu correo, pincha en el sobrecito que hay en la parte de arriba a la derecha del comentario y te pide el nombre y la dirección de quien la envía y del destinatario, lo rellenas con tus datos y ya está.
Saludos. Pilar
Me gusta 0
Susana Beatriz
Susana Beatriz

el 16/10/15
Verdadero amigo y hermano, Oscar Romano, claretiano ranciscano. Qué hermosa historia! Para la reflexión. Porque es cierto que en algún momento, los padres le dicen todas esas cosas a sus hijos. Lo más lindo tambi´n, que los padres del cuento, despiden a su hijo desde la puerta. Qué bueno, qué lindo tambi´n, cuando el papá se levanta y le pone manteca a los panes que comen sus hijos. Qué atención! Qué cariño! Con los años, uno los recuerda así. Y se lleva puesto su amor.Gracias por las lecturas de hoy.La fé de Abraham. El agradecimiento de David en el salmo: Tú eres mi refugio. Y las advertencias de Jesús., el amado del Padre. Hoy me llevo puesto todo!!! Para mascullarlo. Para recordarlo. Para agradecerlo;Amén. Amén. Amén!!
Me gusta 0
Sergio Ramírez
Sergio Ramírez

el 16/10/15
Hola, los felicito hacen buen trabajo aquí.
Hace unos días mi mentor me sugirió que visitara este citio para las lecturas diarias;
Hoy les comparto que me ha ayudado mucho, tanto que creo que mi vida está cambiando.
Muchas Gracias Ciudad Redonda.
Sergio Ramírez
Me gusta 0
Linalety
Linalety

el 16/10/15
Muy clara está el mensaje que nos da la historia de Pedrito, quien con esas palabras mágicas iba cada día más que armado para cualquier circunstancia, por eso reflejaba tranquilidad, seguridad y felicidad,la que trasmitía a sus amigos, Pedrito al contrario de los compañeritos, iba gozoso de saber que era un niño reconocido, aceptado y amado por sus padres, eso le hacía verse contento, sin embargo los amigos iban revestidos de palabras huecas, que no llenan el alma, el espíritu, por el contrario revestidos de seguridad por la palabras de sus padres actuaban al revés porque sabían que en el fondo desconfiaban de ellos.
Me gusta 0
Patricio
Patricio

el 16/10/15
Que lastima que no entendí la relación que hay entre el Evangelio del dia de hoy con el Comentario de Oscar. Hubiese estado bueno que al final de la historia se explique mejor. Gracias.
Me gusta 0
Alex Ashkym
Alex Ashkym

el 16/10/15
Linda historia, recordemos algo muy importante, Jesucristo,bendito sea, decía: La Paz Sea Contigo, aquí hay un secreto divino, Primero busco la paz, en mi, en mi trabajo, en mi casa, en mi familia, en mi mente, corazón y en todos lados donde yo voy y con todos los que me relacione de una u otra forma, luego entonces, la felicidad ya está mucho más cerca de uno.
Me gusta 0
Josè Antonio
Josè Antonio

el 16/10/15
Todo se sabe ,nada queda oculto.Para meditar y pensar que a nadie hacemos tonto, ni menos a Dios.
También agradecer al Padre común lo mucho que nos ha perdonado en su infinita paciencia y misericordia.Repito con el papá del mago que le decía a Pedrito: «Hijo mío, te quiero mucho... ¡que tengas un día muy feliz!».-Pero si es el propio Dios quien nos lo dice hoy a todos nosotros.-
Me gusta 0
Michel
Michel

el 16/10/15
Buenos Días. Muy constructiva la historia, Jesús en sus palabras nos invita a difundir el evangelio por todo el mundo, dejar atrás todas ataduras de Satanás y cumplir con sus mandatos. Porque como bien dices todo lo que ates en la tierra quedará atados en el cielo. Entregarnos cómo un todo es lo que quieres nuestro padre celestial.
Me gusta 0
Fabio Guerrero
Fabio Guerrero

el 16/10/15
Yo confieso ante Dios todo poderoso y ante Ustedes hermanos... es la expresión sincera de que somos pecadores, y el evangelista hoy nos previene contra la hipocresía, Como en los evangelios son las buenas nuevas de Dios, el nos dice que para Él no hay nada oculto, por lo que si nos presentamos ante la sociedad como bueno pero por dentro lleno de maldad Él lo sabe, y juzgará esta hipocrecía. Debemos saber o mantener de la palabra de Dios que Él está dispresto siempre a perdonarnos, y eso me reconforta y me permite empezar de nuevo

Me gusta 0
zully Figueredo
zully Figueredo

el 16/10/15
Hermoso mensaje el de hoy!!!!
Me gusta 0
isidro
isidro

el 16/10/15
Señor JESÚS, ayúdame a darme cuenta de los muchos errores cometidos y así poder resarcirme de ellos, gracias porque me has permitido entender de tu gran sacrificio que hiciste por mi, y desde ahora en adelante trataré de vivir según tus normas, para agradarte y ser testimonio de muchos para que igual puedan conocerte y trabajar por tu causa. Amen.
Me gusta 0
Leonardo
Leonardo

el 16/10/15
Muy bonita historia ojalá todos los días se dieran la oportunidad de decirnos esas palabras mágicas.
Me gusta 0
Angela Arteaga
Angela Arteaga

el 16/10/15
Gracias maravillosa historia la he compartido con mi familia y amigos, Dios l@s bendiga por alimentarnos cada día con el evangelio.
Me gusta 0
Linda Perales
Linda Perales

el 16/10/15
divina historia... soy cristiano evangelica pero siempre leo el evnagelio del dia , hoy ha sido bella esta expresion de amor de parte del altisimo... a El sea siempre la gloria y la alabanza , la Honra y el Honor por siempre.
Me gusta 0
albaguerra
albaguerra

el 16/10/15
buenos dias
gracias x todo lo aqui colocas, es muy bonita tu obra,cada q puedo y me acuerdo, vengo por aqui para oxigenarme con la palabra q en medio de las dificultades q a diario tengo es como bano frio en tienpo de calor
hoy despues de leer lel evajelio y la historia entendi q solo el amor nos levanta y nos dignifica

gracias doy a dios x personas como ud
Me gusta 0
leonor
leonor

el 16/10/15
Me impresiono esta istoria i me iso rrefleccionar cuantas veses nos olvidamos de desir te quiero mucho hija y nos enfocamos mas en lo material.
Me gusta 0
fernando ayala
fernando ayala

el 16/10/15
el evangelio de hoy nos demuestra el gran amor que nos tiene dios al ponernos como la creacion superior de todo lo creado y al decir que no ay comparación alguna con cualquier crieatura gracias SEÑOR porque nos hiciste semejantes a TI..glora a ti SEÑOR... gracias por todo lo que nos das aun sin merecerlo pero con tu infinita bonda...señor te pido nadamas una cosa que le des la salud a tu guerrera maria magdalena galvan diosdado gracias SEÑOR
Me gusta 0
Roberto Garza
Roberto Garza

el 16/10/15
Las palabras mas sencillas con sentimientos de amor que emanan del corazón de un padre hacia su hijo son el gran cimiento de su futura grandeza y humildad.
Me gusta 0
Juan Carlos Rod
Juan Carlos Rod

el 16/10/15
Podemos ver que las cosas o palabras simples dan satisfacción al espíritu. Siempre debemos ser humildes y bondadosos de corazón para dar lo mejor de nosotros a los demás,no importa la riqueza material, la riqueza está dentro de nosotros lo que demos con amor sin esperar retribución
Me gusta 0
U:SALDAÑA M
U:SALDAÑA M

el 17/10/15
Muy interesante el relato de Pedrito y demás amiguitos que lo acompañan al Colegio. Se vé que el niño les logra trasmitir su actitud, a pesar del estado como ellos dejan sus hogares, con los "mejores deseos" de sus progenitores al despedirlos.
Aradecería a alguno de ustedes aclaración sobre el último párrafo de la Primera Lectura, en que se habla de la forma como el Señor justifica a algunos sin considerar (según nuestrro punto de vista) aparentemente sus pecados y éste concepto como que se ve después repetidoen el texto del Salmo.
Yo lo justifico como que el Señor tiene la potestad de obrar como a El mejor le plazca (¡Bendito Sea!) con lo suyo y nosotros, entender y aceptar con regocijo Su Santa Voluntad sin sin discusión ni problema al respect » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 17/10/15
Hermano U: Saldaña, ya que usted lo menciona, lo que entiendo que dice Pablo, es que la SALVACION, es un regalo de Dios, para todos por igual sin distinción alguna. Nosotros ninguno a trabajado para merecerla, por eso es un REGALO . Un obrero trabaja por su salario, cuando nos hacen un servicio lo pagamos, no es un favor, es una tarea que tiene que cumplir en trabajador a quien se le paga. En Efesios 2:8-9 dice Pablo. Porque por gracia somos salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de DIOS, y no por obras para que nadie se gloríe, significa que no es por las buenas obras que hayamos hecho antes de conocer a Cristo. Y es entendible, porque esta es la justicia divina, somos sus hijos y Dios nos quiere a todos por igual. O pensemos si fuera por obras » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.