Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Volvemos hoy al Evangelio de Marcos y nos encontramos con un texto aparentemente superado, pero que nos da ciertos criterios para discernir sobre nuestro ser de cristianos. Todo comienza con el simple gesto de lavarse las manos antes de comer, la cuestión no está aquí, sino en la pregunta que los fariseos hacen a Jesús: “¿Por qué  comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?”. Esta tradición no la explica Marcos en el mismo relato, tenían unas normas minuciosas elaboradas por los grandes escribas, consideradas tan importantes como los Diez Mandamientos o la Ley atribuida a Moisés.

Parece ser que en todas las religiones se produce este fenómeno, en un primer momento el acento se pone en lo interno y no en la organización. Pero después los organizadores, insisten en la importancia del culto y las normas que ellos mismos elaboran. Finalmente se cae en una religión puramente cultual y en el cumplimiento de ciertas normas llamadas “morales”, que poco tienen que ver con la esencia de lo que comenzó como una experiencia personal.

La pregunta es: ¿si no sucede hoy lo mismo? El Evangelio norma de la conducta cristiana, ha sido sustituido en ocasiones por normas de los hombres que atentan muchas veces contra el mismo Evangelio. El mismo hecho de imponer normas de arriba hacia abajo, parece ser antievangélico, podríamos poner muchos ejemplos: la moral y el perdón, el bautismo que es un proceso de conversión y lo ofrecemos a todos, la Eucaristía que no es una obligación, la autoridad que es servicio y no distinción, las leyes eclesiásticas… Los casos pueden multiplicarse y hablar de los divorciados, las madres solteras, los homosexuales… y también discutirse, pero podemos seguir preguntándonos: ¿si nuestras normas tienen que ver con el Evangelio? No faltaran buenas explicaciones.

Por eso la respuesta de Jesús es contundente: “Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este  pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos. Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a las tradiciones de los hombres”. Aquí radica la distinción entre la falsa y la verdadera fe, en poner el corazón, en no querer mirar más a las manos sucias que al corazón limpio.

El culto que Dios quiere es, en palabras de Santiago: “visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones”, escuchar la voz de los pobres, los pequeños y necesitados. Antes fueron la Ley y los profetas, ahora es el Reino de Dios. Ellos son la norma principal como se no dice en la primera lectura: “Escucha, Israel, los mandatos y decretos que yo os mando cumplir”. Jesús para finalizar nos recuerda, que las cosas exteriores no nos hacen ni buenos ni malos, lo bueno y lo malo nace del interior de uno mismo. Lo que sale de nosotros, lo que es fruto de un acto libre y responsable, eso sí es importante. ¿Qué es lo que nos sale de dentro?, escucha, el Reino está dentro de nosotros y el Reino no es norma, es un acto de amor.

Cuando reina una religiosidad infantil atenta a lo mandado o prohibido, a lo que es pecado o virtud, entonces la religión deja de ser fuente de alegría y liberación. Y cuando la fe no produce alegría interior, paz interior, liberación, tengamos la plena seguridad de que no es de Dios, ni viene de Dios, ni llega a Dios. Es la experiencia que tuvo la samaritana, la adultera, Zaqueo, el buen ladrón, los mismos apóstoles…

Lo más importante lo llevamos cada uno en nuestro corazón, por eso hay que tener cuidado con lo que metemos en él. Las leyes y las normas han de estar puestas siempre al servicio del desarrollo de las personas.  

PD: Estos días se celebra el Capítulo General de los Claretianos en Roma, podemos rezar por ellos.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Martha
Martha

el 27/8/15
Evangelio para el domingo 30 de Agosto/15, Marcos 7,
1-8. 14-15. 21-23 . De Nuevo con el Evangelista Marcos,
en esta ocasion nos cuenta como los Fariseos interpe -
lan a Jesus sobre sus discipulos y sus habitos de comer
sin lavarse las manos, no era esto por las reglas de hi-
giene sino porque no cumplian con el ritual de las Le-
yes de purificacion a las que ellos eran fieles en extre-
mo; Jesus les contesto mencionando lo que dijo el pro-
feta Isaias (Is 29, 13), dice bien claro Jesus que lo
que hace impuros a las personas no es lo que entra de
afuera, nos puede hacer algun dano, pero todos sabe-
mos como resolverlo; el problema consiste en lo que
tenemos en nuestro interior, en las actitudes que alli
anidan: envidia ,odio, prepotencia, orgullo y tantas
cosas mas, que en m » ver comentario
Me gusta 1
miren josune
miren josune

el 28/8/15
Jesús, limpiando nuestra conciencia.

Nos puede parecer su actitud un tanto "contestataria" y hasta provocativa, en una sociedad fuertemente marcada por la cultura político-religiosa, donde la vivencia de una fe activa, estaba controlada y supeditada, a un gran número de leyes, normas y preceptos, muchos de ellos carentes de sentido, vacíos de misericordia.

Escribas y fariseos, sacerdotes y levitas, toda una coorte de "pastores del pueblo" juzgando y condenando sin piedad, al pobre y oprimido, débil y pecador-@, poniendo sobre su espalda el fardo de insufribles penitencias. 

Sin duda, el pueblo judío trataba de mantener viva la tradición y legado de sus mayores, observando los mandatos de Dios "grabados en tablas de piedra", -no así en el corazón-, convertidos en carga on » ver comentario
Me gusta 1
victoriasnchez
victoriasnchez

el 29/8/15
Los judios del tiempo de Jesús estaban muy preocupados por cumplir la ley pero descuidaban la
actitud del corazon de donde salen las decisiones libres.
Pagaban el diezmo pero descuidaban la justicia,la
misericordia y la fe en Dios.
Y Jesús les dice:¡Purificaos de por dentro y así será puro vuestro exterior!.
Quiere hacerles ver que lo importante es lo que está
escondido a la mirada .
Tal vez,a nosotros, nos ocurra lo mismo ponemos
nuestro interés en lo exterior .
Y El nos invita a una limpieza de corazón, porque del
corazón salen las injusticias,los malos propósitos ,los
homicidios,adulterios,fraudes...
A veces cumplimos con las obligaciones de la iglesia
pero no vivimos lo que creemos,pregonamos el mensaje de Jesús y no lo practicamos.
Vivimos las tradiciones , » ver comentario
Me gusta 1
Miguel Angel
Miguel Angel

el 29/8/15
Dios nos dice este pueblo me honrra con los labios pero su corazon esta lejos de mi quiere decirnos que mucho ir a misa y cuando acaba la misa no obedecer a Dios, hipocritas. Muchas veces son mejores personas los que no van a misa que los que van, el que no va a misa puede ser una muy buena persona con sus hermanos y los que van a mis les hay que luego no obedezen a Dios y no se preocupan de los hermanos que sufren o van a misa y luego no saben perdonar al vecino, al amigo etc a todos esos son a los que Dios llama hipocritas, no seais hipocritas mucho ir a misa y poco actuar. Hipocresia es decir yo voy a misa, el que no pisa por la Iglesia puede ser mejor persona quel que va diariamente a esto se refiere Dios cuando dice este pueblo me honrra con los labios pero no con el corazon.
Me gusta 1
Victor Herdz
Victor Herdz

el 29/8/15
Hoy jesus nos interpela con esta verdad mi corazon esta enfermo por eso enumera lo que sale de el. Y eso contamina Al mundo e infunde el reyno del infierno. Por eso urge un catecumenado para adultos para salir de esa doble moral . De esa manera los mandamientos se ajustarian Al reyno de los hijos de . Dios. En que consiste el reyno de . Dios. En que cristo hijo de Dios siendo Rey vino a servir. Y Dar Su vida en rescate del exclavo que estaba oprimido por la mentira del diablo. El mundo esta en espera de la manifestacion de los hijos de Dios y eso somos nosotros los bautizados. Animo mis queridos que Dios va Delaney de nosotros. La paz...
Me gusta 1
Gregory Bunyan
Gregory Bunyan

el 29/8/15
Los judíos tenian muchas leyes, y se sabian el pueblo escogido por Dios, y saberte escogido por Dios puede ser peligroso si no consideras que a otros Dios los ha escogido también cuando entregó a su amado Hijo por los pecadores. Por eso Jesucristo vino a darle el verdadero sentido a la ley, Amar Dios sobre todas las cosas, pero sin olvidar a los/las otros/as Y a tu prójimo como a ti mismo, o sea practicar la justicia, sobre todo con los mas necesitados.
Me gusta 1
Nairobi
Nairobi

el 29/8/15
He vivido poco, y por lo tanto aprendido poco, pero a lo que mi entendimiento alcanza, veo que todas las actitudes malas Dios las cura con amor y mientras habite el amor en nuestros corazones pensaremos con humildad y sabiduría.
Me gusta 1
haldet
haldet

el 30/8/15
El corazón es el arma con la cual podemos dominar todo pero hay una cosa importante, que sin amor no hay latidos de preocupación hacia los demás,Dios es amor y nadie lo puede cambiar y somos de Dios y fuimos hechos con amor por lo tanto sabemos amar solo que hay aveces que se nos olvida y no solo de los demás sino también de nosotros mismos.
Me gusta 1
Alicia
Alicia

el 30/8/15
Muy hermosas estas lecturas, y lo que nos dicen y enseñan muy importante recibirlo, en nuestro corazón, no solo como una ley que hay que cumplir porque está escrita, como obligación, no podemos quedarnos solamente en cumplir, porque, si esto no lo hacemos aplicando el Amor de Dios, entre nosotros, no va a servir de mucho. La carta de Santiago nos recuerda, trabajar teniendo en cuenta que todo lo bueno, lo puro, lo verdadero viene de, arriba, de Dios.

En el evangelio de hoy Jesús nos hace caer en cuenta, no son los ritos ceremoniales, externos, lo que agrada a Dios, no son las doctrinas de hombres. No es que las tradiciones sean malas, pero dejémonos guiar por lo esencial. La pureza del hombre es un asunto que está asociado con lo interno más que con lo externo. L » ver comentario
Me gusta 1
Procopio
Procopio

el 30/8/15
Todos tenemos nuestro corazoncito.Algunos desbordante,otros en precario y mirándose el ombligo ; solo piensan en si mismos. Pero hay maneras de mejorar ,y es quitando de alrededor toda la hojarasca que nos impide ver. El mundo en que vivimos tiene mucho humo y poca consistencia. Apartemos el humo,que todos sabemos donde se encuentra y miremos a Jesus para imitarle.
Me gusta 1
Magda M.
Magda M.

el 30/8/15
Debiéramos avanzar todos juntos hasta el Evangelio que proclama la verdad que nos convierte en hombres libres y no en esclavos de rituales carentes de espírit. Nadie debiera imponer por la fuerza o expulsar de la casa común otras sensibilidades incomprensibles, otras formas de sentir a Dios. No es la religión una cerrazón, un atarse a fórmulas discriminatorias, sino una apertura al gran misterio que nos une a todos entorno a la gran liturgia de la historia humana alumbrada por el amor. La palabra resuena, late como si fuese el ayer el momento en que fue engendrada.
Vienes Palabra como una paloma para saciar las dudas y te encontramos como rosa abierta en medio del camino. Quiero abandonar todo aquello y dejarme guiar por Tu sola fragancia. La mentira no arde en el alma humana » ver comentario
Me gusta 1
neyris soto
neyris soto

el 30/8/15
Dios nos quietre con un corazon impio h sin mancha, pure. Nos llama a que nos volvamos a el,
Me gusta 1
verÓnicatapia
verÓnicatapia

el 30/8/15
Alaban de boca y sin embargo sus acciones no son tan dignas...conoczoo Muchas personas asi...dales la humildad necesaria mi Señor xq a lo mejor no saben lo que hacen..danos la fuerza también para no soltar de tu mano y seguir X elcamino q tu nos asignas te. AMÉN
Me gusta 1
Laureano
Laureano

el 30/8/15
Que bueno que este domingo nos ayude a volver a lo fundamental de nuestra fe. Tal vez hemos puesto la tiza en lo accesorio y hemos relegado a un lugar sin importancia lo que realmente importa. Bien podríamos hoy entonar el canto de Carmelo Erdozain "defensor de la verdad".
Me gusta 1
Jose Luis
Jose Luis

el 30/8/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; el día de hoy nos hablan de las tradiciones, y que tipo de tradiciones seguimos, con letra mayúscula o minúscula, queremos ser como los fariseos que cumplen la ley, pero olvidan a su prójimo o le cargan la mano como lo hacían los sacerdotes, o cumplir la ley y ver al prójimo, visitar a los huérfanos y a las viudas, o que de nuestro corazón salgan cosas buenas y no malas, que son las que perjudican a nuestros hermanos, porque con mucha frecuencia pensamos como lastimarlos y menospreciarlos. No ya olvidemos esa posición y busquemos en el fondo de nuestro corazón como ayudarlos en sus necesidades y orar por todos y pedir al a Espíritu Santo fortaleza y paciencia, y recordar que Jesucristo nos dijo que teníamos que perdonar setenta veces siete. Os pi » ver comentario
Me gusta 1
Angela Arteaga
Angela Arteaga

el 30/8/15
Excelente el evangelio, muy clara la explicación,Jesús está siempre en contra de las reglas y normas q esclavizan, él nos quiere libres y felices, sólo así lograremos la paz interior, que nos hace tener esa plenitud total de aceptar todo lo que se nos venga no con resignación sino con amor sincero. Que eso lo entendieramos los hombres sería suficiente. Muchas gracias por esta página que nos alimenta y nos llena tanto. Dios losbendiga y llos acompañe donde quieran que vaya
Me gusta 1
Michel
Michel

el 30/8/15
La palabra nos Dice que lo que entra no hace daño, lo sale de dentro. nuestro mal proceder , las mentiras, envidia, todos aquellos no agradable a Dios, debemos limpiar nuestro corazón tener esa tradición en nuestra vida obrar para bien.
Me gusta 1
Maribe
Maribe

el 30/8/15
Muy buena la lectura de hoy
Me gusta 1
Graciela L.
Graciela L.

el 30/8/15
Cuanta verdad nos dices Señor,permitenos acoger tu palabra y hacer lo que nos mandas, como nos dices por amor y no por obligación, porque cuando se te conoce tu nos guias y nos llenas de amor. Te amo mi Señor, Bendiciones para todos.
Me gusta 1
Marjorie hcr
Marjorie hcr

el 30/8/15
Cristo reina
El llamado que hoy Jesús nos hace en sus francas palabras es a adorar y aclamar no sólo de palabras y acciones externas sino uniendo palabras y acciones en la vida cotidiana, sabiéndonos amados y elegidos por iniciativa propia de Dios y llamados a ser como su hijo.
En sí nos invita a relacionarnos como hijos de su amor y misericordia. El salmo de este domingo nos ofrece en forma propositiva lo que agrado aa Dios para entrar en su santuario, es decir vivir en su presencia, es en sí una invitación a estar atentos a lo que pasa en el corazón como lo advierte Jesús y optar por dejar que él con su amor venza para darle paso a su reinado de amor y misericordia y justicia en nosotros
Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera, Cristo nuestra divina » ver comentario
Me gusta 1
Eduardo Jr.
Eduardo Jr.

el 30/8/15

Una vez, estuve invitado por una comunidad de un pueblito en plena cordillera de Los Andes. Hicimos una ronda sentados en el suelo, la persona que estaba a mi izquierda recibió un plato cubierto con una tortilla, levanto muy discretamente la tortilla y se escogió una de las presas, la volvió a cubrir y luego me pasó el plato para que yo hiciera lo mismo. En total recibí unos cinco platos, no había cubiertos ni servilletas, todos comimos con las manos.
Lo que había en el ambiente era amistad, respeto, agradecimiento y buena disposición para escucharnos. Sólo faltaba levantar los ojos al cielo y agradecer de corazón.
Me gusta 1
Eduardo Jr.
Eduardo Jr.

el 30/8/15

Una vez, estuve invitado por una comunidad de un pueblito en plena cordillera de Los Andes. Hicimos una ronda sentados en el suelo, la persona que estaba a mi izquierda recibió un plato cubierto con una tortilla, levanto muy discretamente la tortilla y se escogió una de las presas, lo volvió a cubrir y luego me pasó el plato para que yo hiciera lo mismo. En total recibí unos cinco platos, no había cubiertos ni servilletas, todos comimos con las manos.
Lo que había en el ambiente era amistad, respeto, agradecimiento y buena disposición para escucharnos. Sólo faltaba levantar los ojos al cielo y agradecer de corazón a Dios Padre.
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.