Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

La semana pasada reflexionamos sobre lo que significa creer en Jesucristo como Pan de Vida eterna; hoy se nos habla de las murmuraciones contra Jesús, que dice: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo” y:”los judíos disputaban entre sí”: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Esta expresión nos recuerda: que en esto humano de aquí (abajo), encontramos algo distinto y superior, algo que nos invita a la trascendencia, que parece bajado del cielo.

Es verdad que en esta vida, en ocasiones nos conformamos con poco: con una democracia reducida a votar cada cuatro años, pero sin participación, un sistema económico que crea riqueza para algunos, pero también desigualdad, pobreza y miseria para muchos, un estado de bienestar que descansa sobre el malestar de otros. Nos están tapando la boca con pan, y no nos permiten reclamar el pan del cielo, en ese empeño de reducir todo a lo material, lo económico sobre todo, en detrimento de lo espiritual. No podemos conformarnos sólo con el bienestar, debemos aspirar a ser mejores, a poner algo de lo que llamamos cielo, en nuestra realidad personal y social.

Los hombres debemos buscar constantemente el sentido de esto que se llama vida, no se trata de saber cosas, sino saber de la vida misma, saboreándola con gusto. Tenemos que penetrar en el misterio de la vida, sin encerrarnos sólo en un aspecto, como caminantes seres que sufren y gozan, mueren o nacen, se relacionan con la tierra, viven con otros… Cuando decimos que Dios nos habla, afirmamos que lo vamos encontrando en ese preguntarnos por la vida, el no está en un cielo lejano, sino allí debajo de nuestro propio misterio. En Jesús encontramos las respuestas a los interrogantes de la vida. En palabras de Gloria Fuertes: “está debajo de nuestra corbata”.

El cristianismo, (esto es lo original), pretende responder a los interrogantes del hombre, sin salir del hombre, ya que en el hombre-Cristo descubre a Dios. Nuestro Dios ha bajado del cielo en Jesús y en lo transcendente oculto y en ocasiones escondido, por eso se le puede rezar sin abandonar el mundo, amar en el amor a los demás hombres, dar culto en el servicio fraterno de la caridad y sobre todo preguntarse por Dios al preguntarnos por nosotros mismos. Como nos dice la segunda  lectura: “Fijaos bien cómo andáis; no seáis insensatos, sino sensatos, aprovechando la ocasión, porque vienen días malos. Por eso, no estéis aturdidos, daos cuenta de lo que el Señor quiere”.   

Todo el largo discurso de Juan en estos domingos, nos habla de que Jesús es el pan que ha bajado del cielo, para sanarnos de los estragos causados por las preocupaciones  y la falta de sentido en la vida. Ese pan se hace carne y sangre, alimentos para calmar el hambre que ningún pan puede saciar y la sed que ninguna agua puede apagar. Celebrar la Eucaristía, comulgar es gustar ese pan, participar en su misión con los pobres, pero no sabremos apreciar de verdad el pan del cielo, sí nosotros no nos hacemos también pan, alimento para los demás. No comeremos con provecho ese pan celestial, sí nuestra vida no es también entrega a los demás y servicio al mundo.

Jesús es el pan bajado del cielo, para que comamos y recuperemos el buen gusto por la vida. Porque la vida no es sólo comer y disfrutar, sino compartir y conversar sobre lo que más nos importa: construir otro mundo en el que quepamos todos y estemos a gusto. Para los cristianos el pan para el camino es la Eucaristía, que es la fuente de esperanza donde ir a refrescarse y a encontrarse con los que comen el mismo pan. Allí escucharemos: “El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el pan de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre”. Comamos de este pan.

Comentarios
miren josune miren josune
el 13/8/15
EUCARISTÍA: AMOR COMPARTIDO.

Jesús prosigue el elocuente e íntimo relato que hace de sí mismo. Afirma que no tiene otra razón de ser que la entrega total de su vida, haciendo visible el amor del Padre, cuyo deseo es la salvación de todo hombre y mujer.

La presencia de Jesús entre nosotros, no es una realidad transitoria, efímera, sino la certeza de que su amor nos acompaña siempre.

Es posible encontrar resistencias a través de nuestros sentidos, nos cuesta entender las realidades del Espíritu, todo cuanto la percepción humana no puede ver ni tocar. Sin embargo, aunque aparezca velado por el misterio, es más real que la propia evidencia, pues conlleva la experiencia del amor a través del don de la vida.

En la Eucaristía, el don del amor de Dios del cual Jesús es » ver comentario
Me gusta 0
Martha Martha
el 13/8/15
Evangelio para el domingo 16 de Agosto/15- San Juan 6
51-58- Hemos comprobado que Juan desde el principio
en su Evangelio utiliza el simbolismo como medio para
lograr el fin que se propone que es reafirmar la Fe en
Jesucristo. El pan que da Jesus es mucho mas que el
pan material, es Jesus mismo, pan bajado del cielo,
que da la vida al mundo, la vida eterna a los que crean
en EL, es en esta expresion donde vemos como se ma
nifiestan dos actitudes frente a Jesus; aceptacion y
rechazo. Sabemos del rechazo de lois Judios cuando
oyeron a Jesus decir "Yo soy el pan vivo, bajado del
cielo" no podian entender como Jesus pudiera tener
capacidad para dar una vida mas alla de lo terreno,
que vence las barreras de la muerte, una vida eterna.
Aqui pudieramos decir que vemos una clara » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Angel Miguel Angel
el 15/8/15
Gracias Padre por querer entregarte al corazon de los hombres mediante el Cuerpo y la Sangre de tu Divino Hijo Jesus. Gracias por ser el verdadero Pan Vivo bajado del Cielo el unico alimento que perdura para la vida eterna. Dichosos aquellos que reciban a Cristo , dichosos los que buscan la vida eterna. La muerte sera vencida recibiendo a Cristo pero obedeciendo sus palabras. Viva Jesus Sacramentado y la Santisima Virgen Maria.Bendita Maria porque tu solo eres Bendita y Santa entre todas las mujeres del mundo gracias a ti Madre por dar el SI a Dios. Enseñanos Virgen Maria a imitar tu humildad, tu corazon sin pecado, tu vida peregrina a la Casa de Dios. Viva la Reina del Cielo y la Tierra y Viva el Creador del Universo entero. Sepan creyentes y ateos que el oxigeno y el agua fundamentales » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 16/8/15
Saludos cordiales amigos/as. “El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él” cierto que estas frases causan miedo, mas preguntas que respuestas, causa turbación!, la divinidad entra en el cuerpo del pobre pecador intentando habitar “el que come..” una invitación de amor! Puede que nos sorprenda lo que El pueda manifestarnos, en nuestros pobres cuerpos, y frente a ese misterio, al anticipo del encuentro en su eterna morada nos comparte su consuelo, del que es capaz de ser compartió a otros por la gracia de Él. Estamos invitados a acogerlo con la humidad del corazón sincero y genuino de quien abre la puerta a quien ya tiene nuestras miserias en su corazón porque nos ama, porque su amor es más potente que todos los pecados de la humanidad juntos! Su amor supe » ver comentario
Me gusta 0
Magda M Magda M
el 16/8/15
Al fin veo porque Tú me abres los ojos: que todos somos pobres y el más pobre es el que parece tener todos los bienes materiales que otros tenían que tener. El pan que baja del cielo no depende de la justicia humana, ni de su engreimiento fatuo, Él lo da como alimento a los que escuchan su voz en la Sabiduría, una voz que no reclama ningún puesto y no se apunta los tantos, una sabiduría que solo quiere conocer la verdad y con gran honestidad descubre sin ruido que aquello no era el cielo, sino lo otro. Quería ser aliento ser comido porque era la vida en la vida misma, quería ser compartida por todos sin dejar ni uno ausente, muriendo en su pobreza.
Me gusta 0
Waltinho Waltinho
el 16/8/15
Palabra y Eucaristia: Pan vivo.
Hoy amigos en la fé, Jesus nos invita a que disfrutemos de ese manjar de vida eterna: su cuerpo y su sangre. Permitirle que entre en nuestras vidas es querer vivir su palabra en este paseo de la vida,ser ejemplo con nuestras actitudes y coherentes con lo que expresamos al sentir la presencia de Dios vivo en nuestro peregrinar.
Los invito a que seamos Apóstoles de la palabra con nuestro ejemplo.
Me gusta 0
Jorge oliva Jorge oliva
el 16/8/15
hermano Julio Cesar Rioja, su reflexión del Evangelio, es mucho mas que real, cotidiano y me atrevo decir Divino
( comer el pan de vida, Jesucristo ).
Le doy las gracias, y la tarea desafíos que cumplir como verdadero CRISTIANO de carne, huesos y espíritu.
un abrazo en CristoJesus
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 16/8/15
Muy significativo el evangelio de hoy, al igual que las lecturas, nos habla del gran banquete de la Vida. La sabiduría hizo un gran banquete al cual todos estaban invitados, dejad la inexperiencia y venid todos los faltos de juicio los alejados, comed mi pan y bebed mi vino. Y viviréis.
En la segunda lectura Pablo nos invita a vivir una vida sobria, conforme a la palabra que anunciamos, estamos en tiempos de gracia, es la oportunidad, de reconocer que Dios es único, el que nos da la Vida verdadera. El ser Cristiano, debe aplicarse en primer lugar a la familia, la sumisión, la humildad, la amabilidad, la paciencia nos deben caracterizar como buenos cristianos. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo » ver comentario
Me gusta 0
Jose Luis Busto Jose Luis Busto
el 16/8/15
El pan quita la verdadera hambre profunda del ser humano
Me gusta 0
Jurgen Calder Jurgen Calder
el 16/8/15
Pedacito de pan sin levadura que, por la gracia de Dios, se hace sacramento de comunión con Jesús que da amor y vida a quien lo recibe.
Me gusta 0
Alexa Villegas Alexa Villegas
el 16/8/15
comentarios por favor
Me gusta 0
jose ramos garc jose ramos garc
el 16/8/15
Por mi situación de pareja, no puedo comulgar, y lo necesito, pues estuve en grupo católico, y se que lo del pan de vida, es lo mas importante para la vida de un cristiano, para estar en gracia, y no errar en tu vida, ojala que mi pareja algún dia pida la nulidad de su matrimonio, y podamos casarnos, ella me dice que me case por lo civil, pero para mi no tiene ningún sentido, si no es por la iglesia no me casare nunca, mi consuelo es que cada dia leo el evangelio y alguna que otra vez voy a misa, pero cuando voy a misa no puedo comulgar
Me gusta 0
Julio Julio
el 16/8/15
Gracias por ampliar el conocimiento cristiano, Dios los bendiga
Me gusta 0
angeljen0214 angeljen0214
el 17/8/15
El que quiera tener vida en si, debe comer la carne del
Hijo del Hombre y beber su sangre; esto significa en-
trar en comunion personal con Jesus ,portador y me-
diador de la vida divina. Si quieres vivir una vida sin
opresiones ni esclavitudes, deja tus comodidades, co-
mienza una vida nueva, quiero decir que te encuen-
tres con Dios en el desierto , deja la seguridad de lo
conocido y arriesgate a caminar hacia lo Nuevo, ha-
cia la tierra prometida, donde hagas una sociedad
donde los hombres sean hermanos, donde el poder
sea sinonimo de servicio, esto es possible si vence-
mos las tentaciones de la sociedad en que vivimos,
y nos abrimos al encuentro con Dios y trabajar con
EL en su proyecto de salvacion. Gracias P.JCesar.
Me gusta 0
GLORIA GLORIA
el 17/8/15
HOY NO FUI A MISA Y ME SIENTO COMO EL HIJO PRODIGO
Me gusta 0
GLORIA GLORIA
el 17/8/15
HOY NO FUI A MISA Y ME SIENTO COMO EL HIJO PRODIGO
Me gusta 0
MERCEDES MERCEDES
el 17/8/15
LA ORACION POR EXELENCIA LA BENDITA EUCARISTIA
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.