Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

El Señor, nuestro Dios, es solamente uno

La fe es hoy el centro de la Palabra de Dios. El conocido y hermoso texto del Deuteronomio, la “Shemá Israel” expresa la fe del Pueblo judío en el único Dios, que tiene tanta importancia que debe estar continuamente presente en la mente de los creyentes, y hacer todo lo que sea posible para recordarlo. El recuerdo de esta unicidad de Dios no está amenazado sólo por divinidades de los pueblos circundantes, sino también por esos bienes que se convierten en nuestros ídolos, cuando nos va bien en la vida y nos olvidamos del único Dios que puede salvarnos. A veces ciertas desgracias que amenazan nuestra vida de raíz y ante las que las seguridades materiales de nada sirven, nos obligan a volvernos a Dios e implorar de Él la salvación. El evangelio de hoy nos pone ante una de estas situaciones. Un padre angustiado ve cómo su hijo está poseído por una fuerza maligna que le impide vivir con autonomía y sentido. Después de probar todo tipo de remedios sin éxito, finalmente recurre a Jesús, por medio de sus discípulos (recordemos que en el momento de acudir a la ayuda de los apóstoles, Jesús se encontraba en el monte Tabor, con Pedro, Juan y Santiago). Los discípulos habían de hecho recibido del Maestro el poder de curar y expulsar demonios. Pero por motivos que desconocemos, en este caso, no habían tenido éxito. Jesús reacciona con una ira que nos desconcierta, pero, finalmente, cura al niño. Parece que la reacción de Cristo tiene que ver con la falta de fe de los discípulos y, posiblemente, del que solicita ayuda. Y es que, cuando acudimos a Dios sólo en situación de necesidad, lo hacemos, posiblemente, por un déficit de fe, acuciados sólo por los problemas para los que no encontramos solución. Queremos signos y favores para creer, en vez de creer como una apertura incondicional y confiada por la que permitimos entrar a Jesús en nuestra vida cotidiana, y no sólo “cuando nos hace falta”. Por parte de los discípulos, la poca fe se refiere, posiblemente a la falta de confianza en que la autoridad de Jesús, de la que nos ha hecho partícipes, actúa realmente en nosotros y nos habilita para sanar los espíritus afligidos por toda clase de males. Olvidamos con frecuencia que, además de la predicación del Evangelio y el perdón de los pecados, Jesús nos ha dado poder para sanar enfermedades (sobre todo, del alma, tantas veces profundamente herida de tantas maneras) y para expulsar demonios que nos amargan la existencia. El que ejerzamos tan poco estas posibilidades tan presentes en los Evangelios, ¿no será un índice de nuestra falta de fe?

Cordialmente
José María Vegas cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Alicia
Alicia

el 8/8/15
En verdad que es hermoso este texto de Deuteronomio, Gracias Hno. José María Vegas, por su reflexión tan edificante. Vemos, como Moisés prepara al pueblo para la entrada a la tierra prometida, recordándole los mandatos que deben cumplir. “Amaras al señor, tu Dios con todo tu corazón con toda tu alma y con toda tu mente””. Este, y el segundo mandamiento de amar al prójimo, como así mismo, depende toda la ley y los profetas. EL deseo de Dios es que su palabra este en el corazón de su pueblo, y la recuerden siempre. Si nosotros, tenemos siempre, llenos nuestros pensamientos de Dios de su palabra de todo lo bueno, cuando no lleguen los malos pensamientos no habrá espacio para ellos, ¿Quién puede llenar un vaso, que ya está lleno?. Estemos siempre firmes en rechaza » ver comentario
Me gusta 0
Pablo Martínez
Pablo Martínez

el 8/8/15
ES EXTRAORDINARIA LABOR LA QUE REALIZAN
Me gusta 0
Doris6601
Doris6601

el 8/8/15
El libro del Deuteronomio nos expresa la FE del pueblo judío: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es solamente uno. Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas. Las palabras que hoy te digo quedarán en tu memoria, se las repetirás a tus hijos y hablarás de ellas estando en casa y yendo de camino. Y verdaderamente Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo Dios Trinó y uno debe ser el centro de nuestra vida. Debemos tener presente en cada acontecimiento de nuestra vida en el diario vivir la gracia y el amor de Dios pues su misericordia es eterna y como ese amor y esa misericordia que de el recibimos así de enorme y firme debe ser nuestra FE!!!! Dios los bendice hermanos hay que seguir trabajando para que nuestra FE esté bien sime » ver comentario
Me gusta 0
verÓnicatapia
verÓnicatapia

el 8/8/15
Si tuviéramos fe como un granito de mostaza...eso nos dice el Señor, yo le diría a es montaña mueve y la montaña se moverá...Amén
Me gusta 0
fidencio
fidencio

el 8/8/15
tenemos que vivir una fe autentica en el señor y así moveremos las montañas de dificultades que en momentos parecen ahogarnos y viviendo la fe en Jesús podremos sanar nuestra alma y nuestro cuerpo
Me gusta 0
maria angeles
maria angeles

el 8/8/15
Hno Dios le siga dando la sabiduria, gracias por sus reflexion de las lecturas, me gacen entender mas lo que Dios quiere de mi bendiciones.amen
Me gusta 0
Jorge oliva
Jorge oliva

el 8/8/15
queridos hermanos, todos sabemos que nos falta fe, la fe no es algo que llega y se queda con nosotros para no irse mas, la fe se alimenta y se vive en cada milésima de segundo en nuestra vida. Según como obramos es como estamos viviendo nuestra FE, EN NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, EL DIJO YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA. Tratemos con su ayuda vivir en ese trayecto.
un abrazo fraterno a todos, en el SEÑOR
Me gusta 0
Jose Luis
Jose Luis

el 8/8/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; la Palabra de Dios nos habla de la falta de Fe que siempre padecemos, pues por desgracia únicamente cuando necesitamos de Dios nos acordamos de El, en otro momento no. Pues la vida social nos atraen más que la religiosa, ni siquiera le damos gracias de ver la luz de un nuevo día. Ojalá no te olvides de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo y a la Santísima Virgen María. Que vuestra fe nos desfallezca nunca.
Me gusta 0
Angela
Angela

el 8/8/15
DIOS, tú eres mi fortaleza, todo lo puedo en ti. AMÉN
Me gusta 0
Ricardo Lobo
Ricardo Lobo

el 8/8/15
Hoy en un mundo incrédulo que debe recibir primero la acción para creer que linda reflexión nos da la palabra "Si tuviéramos fe como un granito de mostaza...eso nos dice el Señor, yo le diría a es montaña mueve y la montaña se moverá", Pues la expresión máxima del amor al Dios de la Vida es la FE traducida en acciones Cristianas como el amor al projimo
Me gusta 0
Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 8/8/15
El poder del cristiano radica en la fe, la oración y la humildad,
Me gusta 0
spalletta gusta
spalletta gusta

el 8/8/15
El cuerpo es nuestro enemigo, nos lleva hacia donde no queremos, nos aleja de Dios, nos hace cometer errores y pide cosas contrarias a nuestro corazon e ideales.Si no lo controlamos por medio del ayuno se nos rebela.Esta es una dura realidad que debemos asumir si queremos la liberacion del espiritu que tanto queremos y por el que luchamos mediante la oracion.No hay esfuerzo mas meritorio-aun mucho mas que hacer el bien a otros- que salvar nuestra propia alma de las desviaciones de este cuerpo, que debe ser un templo vivo del alma que habita en el.
Me gusta 0
Augusto Serna
Augusto Serna

el 8/8/15
El Señor les de la paz.
Los milagros en la vida pública de Jesús, que fueron tantos y de tantas dolencias físicas, mentales y espirituales, se siguen dando en el mundo presente. ?Quien de nosotros no es testigo de la sanación milagrosa de un familiar o amigo?, de la protección divina de un accidente o desastre grave?. Jesús sigue en medio de nosotros cumpliendo su promesa y espera que como los Apóstoles, nuestra fe sea al menos como un grano de mostaza.
Me gusta 0
Mariano flores
Mariano flores

el 8/8/15
La Fe es la total confianza en lo que puede suceder, la fe es como el viento que no lo vemos pero nos mueve, es como el calor que irradia el sol que no lo vemos pero que nos abraza, es como el oxígeno que hay en la gota de agua de lluvia y que nos da vida. SantoTomas dijo Señor mío y Dios mío hasta verlo, y yo digo como la oracion creó en ti pero aumenta mi fe, y como el ciego de jerico, Señor quiero ver. Para ver cada uno de los milagros que haces eni vida. Amen.
Me gusta 0
yanet ocamoi l
yanet ocamoi l

el 8/8/15
Gracias señor porque en esta palabra nuevamente me invitas a que toda mi confianza la ponga solo en ti. Que te ame y obedezca solo a ti porque tu nos provees de todo, si te llevamos en el corazón padre amado sana mi corazon, mi alma y todo mi ser que nada de lo que viene de esas personas que me han causado tanto dolor me siga afectando que las pueda sacar d mi vida para siempre. Para que no me hagan perder la comunion con tigo te lo pido Señor... pido oracion por mi Dios les bendiga...
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 8/8/15
SeñorJesucristo, ayuda mi incredulidad, y hazme un hombre de fe.
Me gusta 0
ESTHER
ESTHER

el 8/8/15
Feliz día paz y bien a todos hnos, hace 7 años mi esposo y yo luchamos con su enfermedad de columna hemos pasado cosas dificiles pero lo mas lindo que nos paso esque es el tiempo mas duro conocimos el amor de nuestro Señor Jesucristo y por la intercesion de nuestra Santisima Virgen Maria , mi esposo recibio hace 4 meses sanacion de su columma en una misa de sanacion , el Señor sano nuestras almas y luego nos ha hecho este gran milagro pues tenia que operarse y somos muy pobres pero el ha tenido una gran misericordia , animo a mis hnos que padecen esta enfermedad sabemos todo lo que se viven pero los invito a abandonarse en el Señor es lo es todo para el no esta dicho la ultima palabra , paz y bien tengamos como nos dice el evangelio mucha fe .
Me gusta 1
Macarena
Macarena

el 8/8/15
La fe es un signo divino de caminar con luz y certeza. Y esta palabra da como respuesta al porque de pronto no me resultan mis buenas obras de evangelizar, la poca fe,con dudas, y no dejar que entre el verdadero sol, no lleno mi templo con ese padre misericordioso.mas estoy atenta a mis priblemas y me agobio,es un demonio que conciente me ha costado erradicar,y jesus dice claramente,no tengas dudas para sanarte y sanar es y sera pide y se te dara.pero nace una y otra vez la duda,ho querido padre como aprender en medio de los ojala,podria ser y hoy sera un dia mejor,solo hay que poner conviccion misericordia y sera y la fe en accion salrar sin vacilar aunque todo parezca no ser,y leer todos los dias esa palabra en que ese Dios unico me hable y me conduzca con la fe,gracias hermano jose mari » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.