Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

 

      Termina la semana con una llamada de Jesús a darnos cuenta de que el Reino es algo totalmente nuevo. No se puede echar vino nuevo en odres viejos. Lo que nos vamos a encontrar en el camino, cuando salimos de lo habitual para seguir a Jesús, es algo radicalmente nuevo. No se parece en nada a lo que hemos vivido o experimentado antes. Es necesario tener los ojos y el corazón bien abiertos para descubrir esa novedad porque corremos el peligro de salir para terminar llegando en una vuelta sin sentido al mismo lugar de donde salimos. 

      Dicen los entendidos que cuando nos encontramos con algo nuevo, para entenderlo, nuestra mente siempre busca una referencia en las cosas que ya conoce. Por eso, cuando nos encontramos con alguien que ha estado en un sitio diferente y nos empieza a contar cosas, muchas veces le cortamos su relato para decir “eso es como aquí, cuando...”. Lo conocido nos ayuda a conocer, a entender, lo nuevo, lo diferente.

      Pero eso no vale con Jesús. No hay nada de lo que hayamos conocido o vivido que nos sirva para entender el Reino. La viejas categorías de la religión no sirven. Jesús no es un sacerdote que nos invite a ir a su templo para adorar a su dios. El Dios de que nos habla Jesús no tiene nada que ver con el dios de tantas religiones, al que hay que aplacar con sacrificios  su eterna ira contra nosotros por nuestros pecados. El Dios de que habla Jesús no exige nuestra alabanza en una eterna salmodia. El Dios de Jesús se nos manifiesta en los caminos, llenos de polvo y sudor, se acerca a los pobres y a los que sufren, va dando esperanza y proclamando que toda persona es hijo/a preferido/a suyo. El Dios de Jesús, y el mismo Jesús, está tan apasionado por el bien de los hombres y de todos los hombres, que entrega su vida por nosotros. Es el mundo al revés. No es el Dios que exige nuestro sacrificio sino el Dios que se entrega totalmente por nosotros. 

      Ese es el vino nuevo que no se puede meter en odres viejos. Se romperían y se perdería el vino. Por eso los discípulos no ayunan. Eso pertenece al viejo mundo. Como decía ya el profeta Isaías, “El ayuno que yo quiero de ti es éste, dice el Señor: Que rompas las cadenas injustas y levantes los yugos opresores; que liberes a los oprimidos y rompas todos los yugos; que compartas tu pan con el hambriento y abras tu casa al pobre sin techo; que vistas al desnudo y no des la espalda a tu propio hermano.” (Is 58,6-7) 

Comentarios
Alicia. Alicia.
el 4/7/15
Hermoso comentario del evangelio P.Fernando Torres. Bendiciones a todo su grupo. Y Gracias.....
Me gusta 0
spalletta gusta spalletta gusta
el 4/7/15
Gracias Fernando Torres, siempre con la luz de tus palabras.
El ayuno es LA HERRAMIENTA para el cristiano. Sin dudas LA MEJOR.( ayuno-oracion inseparables) Es lo mas valioso que tiene el creyente ( junto con la oracion) para cumplir con la palabra de Dios. Es la herramienta que ayuda al corazon a mantenerse recto. Es la que ayuda a la mente a direccionarse al bien. Es la que cambia nuestras ambiciones terrenales por eternas. Es la oracion que ayuda a conmover a Dios.
El que no ha experimentado el ayuno, les digo es mucho mejor que comer.
Te das cuenta lo que sufren los que no tienen para comer, es entregar el alma a Dios, es una de las experiencias con mas poesia en la vida.
El ayuno de Jesus es el mas admirable. Entregar su vida , eso es valentia.
Pero lógicamente que Jesus era un m » ver comentario
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 4/7/15
Las lecturas de hoy, nos traen una enseñanza muy profunda que vale la pena tenerla en cuenta, como ya había dicho es muy bueno conocer la historia para no repetirla, porque cuando conocemos los antepasados y como actuaron, nos damos cuenta, que el error, cometido fue querer hacer la voluntad, de cada uno, sin tener en cuenta a Dios, como le paso a algunos personajes que ya vimos, como a Sara, a Eva, y ahora a la esposa de Isaac, y a otros más. Hoy Rebeca, que no solamente mintió sino que hizo mentir a su hijo, parece que la mentira y el engaño ha sido el plato fuerte de nuestra historia.
Por eso entiendo, que en el evangelio, Jesús nos dice:. Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque revientan los odres; se derrama el vino, y los odres se estropean; el vino nuevo se ech » ver comentario
Me gusta 0
Graciela L. Graciela L.
el 4/7/15
Es verdad muy hermoso el comentario del P.Fernando Torres. Te pido Señor que nos permitas que hagamos tu voluntad. Que lo que nos dices lo hagamos que no nos quedemos estancados diciendo y pensando que lo vamos a hacer y no, que nos des la fuerza para hacerlo, especialmente te pido por mi, que me ayudes y dirijas en todo Señor, que no me gane la pereza porque buscarte es lo mejor
Que me ha sucedido, por eso compartamos hermanos lo que nuestro Padre ha hecho en nosotros y hagamos las cosas bien no utilizando a los demás porque
Jesús siempre nos escucha si le pedimos en oración de corazón e intercede por nosotros, Señor ,cuidanos, protegenos y bendicenos siempre a todos, buen día y buen fin de semana
Me gusta 0
Adrián sol. Mar Adrián sol. Mar
el 4/7/15
Respecto del ayuno, no significa que ya no tenga valor como antes. La santísima Virgen lo recomienda como primera e infaltable arma de lucha contra el enemigo de las almas. En esta parabola, el Señor, hace referencia a que nuestras almas en definitiva se unirán a la suya y mientras dura la boda con sus apóstoles y discípulos no se hace ayuno porque El está presente, ahora cuando lo arranquen de la tierra de los vivos será el tiempo de ayuno y oración hasta la Parusia.
El ayuno y la oración del corazón son las dos armas principales contra el enemigo y cumplen un papel primordial en estos tiempos de apostacia generalizada, no lo digo yo sino nuestra Madre Santísima, La Virgen María.
Me gusta 0
Alejandro perez Alejandro perez
el 4/7/15
Bendiciones a todos los religiosos y religiosas del mundo hoy sábado día de Maria Santísima. Jacob abuelo en la fe bendicenos. Amen.La sangre de Cristo tiene todo poder.
Me gusta 0
Jose Luis Jose Luis
el 4/7/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus: Escuchemos la voz del Señor, y entremos en su descanso, porque su Palabra nos invita a meditar sobre nuestro ser y el de nuestros hermanos (as) , nos invita a dar de comer al que tiene hambre, vestir al desnudo, El se aflije por los que buscan la justicia, por los que lloran para ser consolados, El se aflije y nosotros que hacemos?, ayudemos a nuestros hermanos(as) y entraremos en el descanso y no la aflicción , pues lo sigo y cumplo con lo que me pide y nos pide a nosotros que somos sus hermanos, pues siempre recibimos su ejemplo de vida.
Me gusta 0
tito ernesto tito ernesto
el 4/7/15
gracias fernado por el evangilo de hoy, por hablarnos de algo que es inportante para nosotros los cristianos. por hablarnos de algo quenos ayuda acrecer en nuestra vida espiritual gracias...
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 4/7/15
El Señor les de la paz.
Jesús Ante el interrogante sobre por qué sus discipulos no guardan el ayuno, los recrimina diciendoles: "Es que pueden guardar luto los invitados a la boda, mientras el novio está con ellos? Llegará un día en que se lleven al novio, y entonces ayunarán". Jésus se refiere al momento de su presencia, su compartir las enseñanzas y su evangelio con la comunidad de los apóstoles. Es el momento de la boda, de la alegría de experimentar y si se quiere de degustar al hijo de Dios, vivo y cercano. El ayuno vendrá despúes, cuando el novio les sea arrebatado, por la codicia y la maldad del hombre.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 4/7/15
El mejor ayuno es cada día buscar la santidad de PAPÁ DIOS, para que podamos amar a nuestro prójimo y no darle la espalda a nuestro hermano que sufre necesidad; en Verdad, ayunando se borran todos nuestros pecados en el nombre del Señor Jesucristo y así de ésta manera viviremos en Relación y Unidad con el Espíritu Santo.
Me gusta 0
Ana Guala Ana Guala
el 4/7/15
Qué maravilloso comentario y fácil de entender. A veces me cuesta en la iglesia entenderlos bien, gracias
Me gusta 0
Ramona bonifaci Ramona bonifaci
el 4/7/15
Grasia por tu palabra k da bida y en berda no ayuda a conoser mas de dios
Me gusta 0
alfredo guzman alfredo guzman
el 4/7/15
Hola queridos amigo en la fe, cuando se habla de ayuno nos imaginamos muchos días sin comer alimento para nuestro cuerpo terrenal; que en ultimas todo lo que comemos termina en el inodoro, suena un poco brusco pero es la realidad y entonces cuando estamos en cuaresma no comemos carne por que estamos ayunando de los alimentos rojos pero comemos pescado o pollo....... que gran ayuno!!!!!!. El verdadero ayuno es ese espiritual donde nos desprendemos de lo terrenal para ayudar a los demás no importa que tanto tengamos que sacrificar, claro algunos pensamos que regalando de lo que nos sobra hacemos mucho; hay que ayunar hasta dar la vida por los demás.........................sor tereza, la madre laura............sera que somos capaces
Dios los bendiga
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.