Comentario al Evangelio del

Eguione Nogueira cmf

 

Estimados hermanos y hermanas en Cristo: ¡Paz y bien!

El relato evangélico de la curación del leproso se desarrolla en tres momentos: la solicitud de ayuda del enfermo, la respuesta de Jesús y las consecuencias de la curación. Ante la petición humilde y confiada del leproso, Jesús responde con gestos y palabras: “Extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero, queda limpio.»” (Mt 8,3). Jesús no se sitúa a una distancia de seguridad sino que se expone al contagio. Toca al leproso. Si el mal es contagioso, el bien también lo es. Y esa fue la consecuencia que produjo ese tocar al leproso: Jesús no se contagió de la lepra que excluía sino que contagió al leproso con la cura de la compasión.

Unos cuantos siglos más tarde, san Francisco de Asís repitió el mismo gesto cuando se encontró con un leproso. Entre las muchas experiencias que pasó en su juventud, el encuentro con el leproso, aunque no fue un momento fácil, fue el que tuvo más influencia en el proceso de su conversión. Llegar a tener el coraje de acercarse a los leprosos, de tocarlos, de cuidarlos, fue sin duda el punto culminante de un largo camino de transformación en la vida del joven de Asís. Él mismo lo relata en su testamento: “Y el Señor mismo me condujo entre ellos, y practiqué la misericordia con ellos. Y al apartarme de los mismos, aquello que me parecía amargo, se me convirtió en dulzura del alma y del cuerpo” (Testamento 1-3). Francisco aprendió a tocar con amor la carne sufrida y excluida de los leprosos.

Muchas veces la Iglesia pone obstáculos en la vida de las personas, excluyéndolas de la participación plena en la vida de la Iglesia por tener “lepras morales”. En el Evangelio de hoy vemos que Jesús no sólo deja que un leproso se le acerque. Jesús además le toca, toca su misma vida, transformándola del todo. Para Jesús no hay barreras sanitarias, morales, éticas ni religiosas. Porque el amor rompe todos los muros que nos separan.

Pidamos este día la gracia de romper las barreras que nos distancian de los demás y que aprendamos a tocar la carne dolorida de tantos hermanos y hermanas que padecen la lepra de la indiferencia y la marginación.

¡Que tengan un buen día!

Comentarios
José Luis José Luis
el 26/6/15
Hermano en Cristo Jesus: la lepra para el tiempo de Jesus significaba que el leproso era pecador, y si vemos el el pasaje el leproso se le acerca a Jesus y le pide que lo cure, y lo cura, El no tiene miedo de tocarlo, pero nosotros si no tenemos misericordia no lo hacemos, pues nos da repulsión tocar la carne que se descompone en nuestro hermano, pero también podemos hablar de diferentes tipos de ( enfermedades) que causan repulsión y no nos acercamos como es l caso de los hermanos que están en un psiquiátrico . Pidamos a Dios Nuestro Señor que realicemos lo que hizo San Francisco de Asís en tener dulzura en el alma y cuerpo
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 26/6/15
Pidamos al Senor que nos de sabiduría para distinguir lo bueno de lo malo y que nos infunda valor para actuar con justicia. La fe, nos permite avanzar en las obras buenas culesquiera que fueran los obstáculos. Dios es bueno, Dios es amor, Dios es todopoderoso, hagiamos pues su voluntad sin dudar.
Me gusta 0
Hernán Macías Hernán Macías
el 26/6/15
La paz hermanos, animo que el Señor es bueno, lo fue con Abrahán que es el padre de la fe,y lo sera contigo, solo nos pide ser perfectos, de verdad que Dios es un señor,y lo que promete lo cumple,le da Abrahán y a Sara un hijo en su vejez algo sorprendente para ellos pero no para nuestro Dios, animo mantengamos nuestra alianza con Dios y el nos bendice porque somos la creación que el mas Ama,Jesús nos invita en el Evangelio,a pedir también nuestra curación porque igual a esta figura también estamos nosotros leproso,y Jesús nos invita a pedirle con oraciones a decirle,señor, señor, hijo de David ten piedad y misericordia de mi que soy un pecador,tenemos que estar contento con nuestro salvador,que dio su vida por ti y por mi, y nos quiere sacar de las tinieblas y darnos su luz,an » ver comentario
Me gusta 0
ELODIO Sanchez ELODIO Sanchez
el 26/6/15
Que hermoso seria que alguien dijera: gracias a este hermano me integre de nuevo a la iglesia. Reconozco que me falta mucho por hacer. Curar a alguien de la indiferencia religiosa seria para mi algo maravilloso. Pero eso es lo que debemos hacer, ante tanto sectarismo, no quedarnos indiferentes y salir a curar esa lepra. Actuar y dar ejemplo como hacia jesus, sigamos luchando, por que la lucha es diaria.
Me gusta 0
ELODIO Sanchez ELODIO Sanchez
el 26/6/15
Que hermoso seria que alguien dijera: gracias a este hermano me integre de nuevo a la iglesia. Reconozco que me falta mucho por hacer. Curar a alguien de la indiferencia religiosa seria para mi algo maravilloso. Pero eso es lo que debemos hacer, ante tanto sectarismo, no quedarnos indiferentes y salir a curar esa lepra. Actuar y dar ejemplo como hacia jesus, sigamos luchando, por que la lucha es diaria.
Me gusta 0
Yolanda medrano Yolanda medrano
el 26/6/15
Pidamosla aDios la gracia para tener un corazón compasivo y lleno de amor ,para con los que más sufren ,la discriminación ,y son ignorados por la misma Iglesia .que somos nosotros.
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 26/6/15
Siguiendo con el relato del Génesis, nuestro protagonista, tenía ahora, 99 años, Y Sarai había pasado ya su tiempo de tener hijos. pasaron, ya trece años desde el nacimiento de Ismael el hijo de Agar, y según dice 24 años después de la promesa, original de Dios a Abram, y el ángel, se aparece diciéndoles que serán padres en un año? Cuando parecía que todos los medios naturales estaban agotados, para Dios, Todopoderoso, nada es imposible. Dios cumplía así su promesa, y por su parte Abram, se comprometía a ser perfecto, y agradar a Dios en todo momento. Este hombre siempre tuvo, mucha fe y espero en Dios y cuando recibía cada bendición hacia un altar para adorar a Dios. Nosotros pedimos a Dios un favor que se nos de, algo que pedimos, pero a veces no queremos hacer nin » ver comentario
Me gusta 0
marcia marcia
el 25/6/15
Tenemos que revolucionar una cultura de compasión. Morir un poco a lo mio para salir a lo tuyo. Que hermoso es compartir cuando se llega al alma:)
Me gusta 0
Rogelio Ferince Rogelio Ferince
el 26/6/15
Hay que tener coraje para enfrentarse con un enfermo sabiendo que hay riesgo de contagio; sin embargo, pienso que es bastante larga la lista de religiosas y religiosos que han de dicado su vida a atender enfermos, llevarles la palabra sagrada, y participar en su tratamiento. Los admiro, son un ejemplo para todos los cristianos
Me gusta 0
Ana Laura Ana Laura
el 26/6/15
Hermanos en el evangelio de hoy yo entiendo que tenemos q ayudar a nuestros hermanos q por alguna razon se han alejado de Dios, q regrecen y vuelvan aconfiar en en Nuestro Padre, ayudarnos unos con otros a saviendas q hay tantos hermanos q necesitan de nosotros nos hacemos los q no vemos pensamos, bueno q cada quien se rasque con sus uñas, no es mi problema, q le haga como pueda.. no hermanos es tiempo de cambiar, de tener compasion, amor, como Jesus nos lo tiene. bendiciones.
Me gusta 0
Eduardo Jr. Eduardo Jr.
el 26/6/15
Saludos a todos los hermanos y hermanas que participan en Ciudad Redonda. Seguramente esto nos llevará a una participación plena en la vida de la iglesia. Quisiera conocer como estamos asimilando las luces que nos da el Papa Francisco en temas tan sensibles como el cuidado del medio ambiente, los sistemas económicos, la sobre explotación de los recursos naturales, las relaiones entre personas que tienen diferentes religiones y culturas, la eutanasia, el control de la natalidad, las alternativas al matrimonio convencional, etc.
Me gusta 0
Mariano flores Mariano flores
el 26/6/15
Hoy entiendo que cuando nos acercamos a Dios con un corazón sincero para pedirle un favor cualquiera hasta la sanación. Esta es una oportunidad de dejarse tocar por el espíritu de Dios que nos da día a día el impulso que necesita nuestro cuerpo. Gracias hermanos de Ciudad redonda que Dios los colme de bendiciones.
Me gusta 0
Martina Martina
el 26/6/15
Hermoso comentario.Gracias.
Dificil propòsito el de tocar a los hermanos que estàn marginados y nos son indiferentes...
Me gusta 0
Felipe Felipe
el 26/6/15
Eguione, muchas gracias por tus comentarios al Evangelio en estos días. Que Dios bendiga tu entrega con fecundidad.

Cuando dices: ?Muchas veces la Iglesia pone obstáculos en la vida de las personas, excluyéndolas de la participación plena en la vida de la Iglesia por tener “lepras morales”?, parece deducirse que la Iglesia es muy mala porque no deja participar en algún sacramento a algunas personas en grave pecado público. Vamos, casi se deduce que la Iglesia es mala, malísima, y traiciona a Cristo. Sin embargo: Mateo 18, 15-20 y 1 Corintios 5, 4-5.

La Iglesia es madre llena de misericordia y practica de caridad en la verdad.

Abrazos llenos de afecto!
Me gusta 0
Michael Michael
el 26/6/15
Que novedoso para mi experiencia, y aprovechable: si el mal es contagioso, también el bien lo es, hay que darle una nueva vuelta al mundo y a nuestras obras intentando un poco con el nuevo contagio "el bien"
Me gusta 0
spalletta gusta spalletta gusta
el 26/6/15
Eguione, tus comentarios son geniales, gracias !!!!
Tengo el libro de B.A.C.( biblioteca de autores cristianos) de la vida de San Francisco de Asis y es un libro que quiero con todo el corazon, porque este santo siempre me conmovio el alma. Son tan fuertes los prejuicios que se tienen de los marginados que terminamos marginandolos. Como lucho toda su vida Gandhi por los "intocables " en su pais, aquella gente marginada en la India. Como despreciamos a los drogadictos y a los que tienen ideas distintas. San francisco de Asis, era capaz de cambiar de vida a ladrones, era tan amable y exigente y tenia tanta fe que lo lograba, nosotros tambien podemos hacerlo, porque somos hombres y mujeres de fe.
Me gusta 0
Jorge A. Jorge A.
el 26/6/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Me gusta 0
Elsa marina Elsa marina
el 26/6/15
realmente la lectura de el dia de la fecha del Papa mientras la hacia pensaba en tantos leprosos empezando por mi y en mi flia y a la distancia intentaba tocarlos para contagiarlos tambien " EL BIEN"
Me gusta 0
Susana Beatriz Susana Beatriz
el 26/6/15
Tú tienes contigo a Roque, Señor, a quien llevaste el miércoles de entre los vivos de esta tierra. Tu siervo fiel, y amado entre nosotros como miembro de la reunión de Cursillo desde hace 15 años.Prometiste tenerlo a Tu lado. Que así sea, Señor.Él nos quiso y nos acompañó con alegrá servicial todo el tiempo. Yo intercedo por él todo el tiempo para que vea y participe de tu gloria. Y él, que interceda por nosotros,para que sepamos calmar la sed del alma, en esta edad madura, y te sirvamos conforme a Tu voluntad. Te lo pedimos a Ti, que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN!!
Me gusta 0
Celyna Celyna
el 26/6/15
Lo más hermoso es poder leer y poner en práctica la palabra de cada día. Intetemos hermanos evangelizar con un corazón humilde y sencillo como el de Jesús. A veces en nuestra propia familia tenemos católicos fríos o tibios, que necesitan esa curación que hace Jesús a travesde su palabra. Entre todos tenemos que formar una iglesia fuerte, unida y sobre todo llena de amor. Estoy muy feliz por ser hija de Dios y de nuestra Ssma. Virgen María.
Me gusta 0
argenis argenis
el 26/6/15
No olvidemos el salmo de hoy. "Dichoso el hombre que teme al Señor y sigue sus caminos"
Me gusta 0
carmen carmen
el 26/6/15
actualmente tenemos muchos leprosos del alma y del cuerpo, pero la sociedad los aparta, por que el amor entre nosotros es escaso, ejemplo de esto son nuestros envejecientes, cuantos no hay mendigando en las calles y en los centros de acogida para algunos que han tenido la dicha de que les acojan allí. Que el señor nos ayude a imitar a San Francisco de Asís.

Me gusta 0
recc1718 recc1718
el 26/6/15
De la misma manera que el obrar, también el sufrimiento [bajo todas sus formas] forma parte de la existencia humana. Éste deriva, por una parte, de nuestra finitud y, por otra, de la gran cantidad de culpas acumuladas al largo de la historia, y que sigue creciendo sin cesar hasta el momento presente.

Ciertamente que conviene hacer todo lo posible para atenuar el sufrimiento; impedir, en la medida de lo posible, el sufrimiento de los inocentes; calmar los dolores, ayudar a superar los sufrimientos psíquicos. Todo esto son deberes tanto de la justicia como del amor y forman parte de las exigencias fundamentales de la existencia cristiana y de toda vida verdaderamente humana. En la lucha contra el dolor físico se ha llegado a grandes progresos, pero en el curso de los últimos decenio » ver comentario
Me gusta 0
ARELIS ARELIS
el 26/6/15
Dios mio, que bella palabra la de hoy: jesus nos dice que nos acerquemos y ayudemos con amor a nuestros projimos sin condiciones, sin barreras, sin remordimientos pero si con humildad. a jesus no le importo tender la mano a cuantos se le acercaban buscando su ayuda, su compacion, su bondad lo hacia porque salia de su corazon de su gran amor hacia sus hijos; tratemos pues de dar lo mejor de si mismo brindando apoyo y ayuda hacia los demas.
Me gusta 0
isidro isidro
el 26/6/15
Señor, si quieres limpia mi corazón de todo el pecado acumulado durante mi vida, quiero renovar mi vida, quiero ser solo para ti, que mis pensamientos sean solo para buscar acciones y obras que te agraden; todos los días entiendo un poquito mas de lo que viniste a hacer en la tierra, y de todo tu proyecto de salvación, por eso he aprendido a amarte, por ese amor tan grande y desinteresado con que nos acoge. Amen.
Me gusta 0
Jurgen Calder Jurgen Calder
el 26/6/15

Que hermosa oración la del leproso, pedida de rodillas directamente a Jesús, reconociendo toda la majestuosidad del Señor, expresada en pocas palabras: “Señor, si quieres puedes limpiarme.”
Aprendamos hermanas y hermano, primero a mirarnos, ver que estamos sucios, enfermos, segundo inclinarnos ante Dios en un acto de atrevimiento y de profunda intimidad, y tercero condicionar nuestra petición a la voluntad del Salvador.
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 26/6/15
El Señor les de la paz.
Jesús sana mi lepra espiritual, que me desgarra el alma, no solo se que puedes hacerlo, porque eres el Hijo de Dios vivo, sino también que quieres hacerlo, porque solo por tu amor por la creatura es que viniste al mundo y derramastes la sangre en la cruz. Gracias Señor Jesús porque al subir de nuevo al Padre, no nos dejaste sólos, sigues en medio de tu pueblo elegido, sanando los corazones rotos por la lepra del pecado.
Me gusta 0
Maria Pardiñas Maria Pardiñas
el 26/6/15
Señor : pido me ayudes a ver y a sentir con amor a mis hermanos, asi ya no discriminar ni marginar, indiferencia ,ufff que palabra dura para el alma, pues si en este día de gracias te pido me ayudes a ver a todos mis hermanos como hijos de ti,por eso .... Límpiame, sáname, muestra me el camino, gracias.
Me gusta 0
Olga E Olga E
el 26/6/15
Estoy muy de acuerdo con el Padre Eguione. La prédica y la acción de Jesús en sus tres años de vida pública, fue llana y sencilla. La cercanía con los leprosos físicos, morales, espirituales, sociales, fue espontánea e inmediata. Las únicas condiciones puestas fueron la conversión y el perdón. Han sido las personas quienes han o hemos complicado la relación de Dios con los hombres a lo largo de la hisoria de la Igledia , entendida como el Cuerpo místico de Cristo como cabeza y nosotros los bautizados como su cuerpo.
Nos hemos olvidado que Dios es infinitamente misericordioso y que nos instruyó en este sentido. Gracias a Dios desde hace varios años vemos atisbos de cambio en este campo y con la llegada del Papa Francisco la cosa tiende a mejorar. Elevemios nuestras ora » ver comentario
Me gusta 0
gloria gloria
el 26/6/15
señor, Dios especial y amado, q tienes misericordia de todos nosotros, lo q mas te pido es que quites de nosotros esta lepra, sobre todo la de los ojos, que no nos deja ver bien las heridas q tienen los demás para poder ayudar a sanarla, haz que seamos como San Francisco, unos misioneros de tu bondad y misericordia, por Cristo Nuestro Señor y la Santisima Trinidad Amen
Me gusta 0
Gladis B. Gladis B.
el 26/6/15
Oh Poderoso Dios: Gracias por danos el ejemplo de tener piedad y misericordio por los que padecen en este mundo cruel. que nuestro amor por el projimo sea tan fuerte que nos haga olvidar ser escrupulosos de las llagas que hay en el cuerpo adolorido de los que sufren intensamente y fisicamente. Que nuestro toque de amor y nuestras palabras de aliento procedan de ti para aliviar, para sanar, para dar esperanza de vida. Asi mismo te rogamos que los que fisicamente estan muy bien, pero son iniquos, malvados, y perversos que se resuelvan a llevar sus almas al arrepentimiento y se conviertan porque se les acabo el tiempo, que en el bendito nomnre de Nuestro Señor Jesucristo sean limpiados de toda lepra o pecado moral, lepra o pecado de indiferencia, lepra o pecado de perversidad, para que » ver comentario
Me gusta 0
Silvia Silvia
el 26/6/15
Hermanos oremos para que el Señor sane y limpie esos corazones llenos de amargura, de orgullo, soberbia, indeferencias hacia los seres queridos, que nos limpie de todo lo malo y que Nuestro Señor Jesús derrumbe todas las barreras para vivir en amor y unir corazones separados por los males de este mundo. Pido una oración por todas las personas que llevan estos malos sentimientos para que Dios los limpie asi como curo al leproso. Bendiciones a todos y que Nuestro Señor nos aumente la Fe cada dia. Graciias a esta pagina por que cada día aquí Dios tiene un mensaje para mi.
Me gusta 0
valmiro valmiro
el 26/6/15
Hoy el evangelio nos invita a transgredir las barreras de la lay, y así poder conseguir curar no solamente la enfermedad física sino también la enfermedad de la soledad de quienes se sienten excluidos, y apartados(as), de la poderosa presencia del señor, y de una sociedad que cada dia mas los aparta en elolvido.
El señor no solamente cura la enfermedad sino también logra la resocializacion del ser a una mejor convivencia fraterna llena de su amor, y su compacion.
Me gusta 0
Trinidad Rodrig Trinidad Rodrig
el 26/6/15
El leproso tiene confianza en Dios, y reconoce su enfermedad y le pide ayuda, así nosotros cuando estamos con la lepra del egoísmo, cuando tenemos la lepra de la indiferencia por los demás, cuando no nos reconocemos que estamos en un camino equivocado, tenemos que buscar la ayuda de Dios, para que él con su divina misericordia nos indique hacia dónde dirigir nuestro camino, rendirnos ante él, para que a través de su divino espíritu nos ilumine a través de sus dones. él Sr. cura todo, solo debo hacerlo parte de mi vida el centro de mi corazón. bendito seas Sr.
Me gusta 0
ANA KAREN ANA KAREN
el 26/6/15
gracias por la reflexion , por que nos ayuda en la vida diaria.
Me gusta 0
Rosario Rosario
el 26/6/15
Gracias Señor por ser misericordioso y compasivo con nosotros. Bendito y alabado seas por siempre.
Ayúdanos a quitar la lepra de la indiferencia, del egoisimo, de la envidia, de los malos pensamientos. Envíanos tu Santo Espíritu , llénanos con tu presencia, con tu bondad, con tu amor que tanto necesitamos, y , mucha fé para curar esa lepra que contamina a todos. Amén.
Me gusta 0
Sirvia.m.m.s Sirvia.m.m.s
el 26/6/15
Está muy claro el evangelio,dice que si pedimos con fe dios hará las obras que pidamos.
Me gusta 0
EvaUrbina EvaUrbina
el 27/6/15
Padre misericordioso. Sana mi lepra, aceptame como soy••• Así sea!!!a
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.