Comentario al Evangelio del

Eguione Nogueira cmf

Estimados hermanos y hermanas en Cristo: ¡Paz y bien!

Con los verbos “ver”, decir” y sacar”, Jesús insiste en la actitud de no juzgar a las personas. Para eso, el Evangelio nos presenta la comparación entre la “viga en nuestro ojo” y la “mota en el ojo ajeno,” símbolos del que juzga y del que es juzgado. En la comparación ya se ve que hay una desproporción abismal entre una viga y una mota. Esa imagen tan exagerada de la “viga en el ojo” es una forma de decir que, al final, somos incapaces de ver al otro tal como es: un hermano, una hermana, a quien estoy llamado a amar y no a juzgar. Además, mirar la “mota en el ojo” del otro es dar una gran importancia a un detalle mínimo y olvidarse de que el otro es mucho más que sus errores. Es la actitud típica del que siempre está buscando los fallos en los demás.

Por mucho que nuestra intención al juzgar esté revestida de una apariencia de preocupación por la situación del otro, muchas veces nuestras correcciones no son más que una forma de disimular nuestras propias meteduras de pata. La “viga” del resentimiento, de la incoherencia, de los fracasos personales se terminan convirtiendo en las gafas a través de las que vemos a las personas. Y así nuestra mirada es una mirada hecha de prejuicios, una mirada muy limitada, una mirada miope.

Santa Teresa de Calcuta dijo una vez que “el que juzga a las personas no tiene tiempo para amarlas.” Es una cuestión de escoger: o juzgamos o amamos. Jesús escogió amar y hoy nos invita a hacer lo mismo. A los que las autoridades religiosas de su tiempo veían como pecadores, Jesús los miró y los acogió con amor.

Como Jesús estaba libre de todos esos prejuicios cuando se relacionaba con las personas, su mirada veía en ella mucho más que un pecador. Recordemos cuando se acercó a Leví, cobrador de impuestos, y le invitó a seguirlo. Enseguida se sentó a la mesa con muchos otros publicanos y pecadores (Mc 2,14-17). O su respuesta al grupo de escribas y fariseos que le presentaron la mujer encontrada en adulterio (Jn 8,2ss). O cuando entró en Jericó y vio a Zaqueo, aquel rico jefe de los publicanos de la zona, y se auto-invitó a ir a su casa y a quedarse en ella (Lc 19,1ss). Lo más probable es que todos esos con los que Jesús se encontró no tuvieran simplemente una “mota en el ojo” sino grandes y auténticas “vigas” según los criterios sociales y religiosos de aquel tiempo. Pero Jesús no juzgó su comportamiento sino que, con su presencia acogedora, les ofreció la posibilidad de cambiar.

Pidamos en este día la gracia de mirar a las personas con unos “ojos” evangélicos, libres de “vigas” y trabas, especialmente aquellas con las que nos cuesta más relacionarnos. Hoy te desafío a que llenes de amor todas tus relaciones.

¡Que tengan un buen día!

Comentarios

Deja tu mensaje:

George C.P.

George C.P.


el 21/6/15
Un poco en broma, varias veces acusé a otro de mis fechorías; ahora comprendo que hay que ser más serio y no jugar y menos juzgar alegremente a un tercero.
Tampoco se debe desprestigiar a toda una institución porque alguno de sus miembros cometió una falta, más aún sabiendo que la carne y las circunstancias pueden hacernos caer en pecado. Perdónanos Senor, si alguna vez hicimos eco a las acusaciones conta miembros de una Snta Institución.
Me gusta 0
roberto  f c

roberto f c


el 22/6/15
DIOS V
BENDIGA AL PARROCO QUE EXPLICA CON TANTA CLARIDAD LA PALABRA
Me gusta 0
Felix Alejandro

Felix Alejandro


el 22/6/15
A veces grupos de cofradias sociedades catolicas hacen acepcion de personas fuera del grupo. Cuanto tu Caridad esta matizzada de medir lo que otro aporto.
Tenga law clarida de dscernir de no preciitarnos en actuar con reservacion y sin ofrcer esperaanzaa a nuestro Herman's.
Me gusta 0
Jorge Calderón

Jorge Calderón


el 22/6/15
Alguna vez vi tres muñecos que representaban a la misma persona en tres circunstancias diferentes, en una tenía las manos tapándose los ojos, en otra se tapaba los oídos, y finalmente se tapaba la boca. Equivale a decir: no veas, no escuches, no hables.
Lo que más observamos de una persona es su rostro y, particularmente, sus ojos. Ojos que tienen el brillo de la pureza de corazón, ojos agobiados por el pecado, ojos que denotan deseo, pasión, ojos cansados, etc. Bien dice el evangelio de hoy que no debemos aventurar juicios viendo algún defectillo en ojo ajeno, sino más bien sacarnos de nuestros propios ojos esa viga que nos impide ver las cosas buenas, ver el camino, la luz, la verdad y la vida en santidad.
En vez de taparnos los ojos, veamos al prójimo con amor, en ve » ver comentario
Me gusta 0
Alicia.

Alicia.


el 22/6/15
También en las enseñanzas de hoy, estamos llamados a tener siempre, la confiaza en Dios y sus promesas así como cumplió .a Abraham, entonces, el que haya dejado todo por seguirle de corazón tendrá su recompensa.

El evangelio nos dice No, juzgar, tristemente tenemos esa mala costumbre y lo hacemos sin penzar. Dice, Jesús para no ser juzgados, entonces debemos corregir primero nuestros errores y aprender a ver a las personas como Dios las ve con ojos de Amor y misericordia y si es posible corregirlas con paciencia. Entiendo que no se trata de ser negligentes con nuestro errores ni los agenos, porque hay que cumplir la justicia y lo mandado en la palabra.

Damos gracias a Dios, por su Amor y misericordia al mostrarnos estas enseñanzas. Y que todo esto Sea acojido en nuestr » ver comentario
Me gusta 0
Julio Enrique.

Julio Enrique.


el 22/6/15
Seguimos escuchando varias recomendaciones de Jesús, todavía en el sermón del monte. Esta vez sobre el no juzgar al hermano. Jesús no sólo quiere que no juzguemos mal, injustamente. Nos invita a no juzgar en absoluto. Y la comparación que nos pone es muy plástica. La mota que logramos ver el ojo de los demás y la enorme viga que no vemos en el nuestro.
El aviso es muy claro ."OS juzgaran como juzguéis vosotros, y la medida que uséis la usaran con vosotros". Si nuestra medida es de rigor, nos exponemos a que la empleen también con nosotros. Si nuestra medida es de misericordia, también Dios nos tratará con misericordia.
Jesús nos enseña a ser tolerantes, a no estar siempre criticando a los demás, a saber cerrar un ojo ante los defectos de nuestros familiares vecinos.
» ver comentario
Me gusta 0
Alejandro Carba

Alejandro Carba


el 22/6/15
Teresa de Calcuta, de momento, es beata. Todo a su tiempo. Gracias.
Me gusta 0
Mariano flores

Mariano flores


el 22/6/15
Bendito seas por siempre De. Jesús. Por todas las veces que nos has perdonado nuestros pecados. Y por la fortaleza que me das para no volver a caer.
Me gusta 0
José Lluis

José Lluis


el 22/6/15
Feliz el hermano que ama a su hermano y no lo juzga, pues primero tenemos que quitar la viga de nuestros ojos para ver la pelusa que lleva el otro, y esto es a través del amor, ya que estamos formados a imagen y semejanza de Dios, y nos hizo con amor y ese amor lo debemos trasmitir a mis hermanos(as) siempre, en todo momento y lugar
Me gusta 0
elizabeth L .

elizabeth L .


el 22/6/15
Por recomendación descubrí la importancia de las lecturas del día que son el encontrarse con lo que Dios quiere decirme cada día e iluminar mi vida , es maravilloso poder hacerlo ...gracias
Me gusta 0
Norman Mesa

Norman Mesa


el 22/6/15
Hoy, el Evangelio me puso a pensar...
Me gusta 0
ARELIS

ARELIS


el 22/6/15
que bella la palabra de hoy: reflexinemos, perdonemos y no miremos los defectos de los demas, no critiquemos las acciones de quienes nos rodean. amemos como jesus lo hizo con nosotros que nos amo sin prejuicios, sin condiciones, sin criticarnos ni juzgandonos por lo que somos solo nos amo y nos invito a seguirlo, nos brindo el amor puro a ser humildes con nuestro projimo . no juzguemos a los demas sin vernos internamente sin antes examinarnos para juzgar al otro .
Me gusta 0
Olga E.

Olga E.


el 22/6/15
Es cierto que la hermana Teresa de Calcuta ha sido declarada beata y algún no muy lejano lo será santa, pero si ella si ha sido modelo de santidad, entrega total en favor del necesitado, del que sufre. Es mucho màs que la santidad a la que estamos convocados todos los cristianos.
En cuanto al evangelio de hoy creo que nos golpea a todos. Somos demasiado injustos con respecto a los errores ajenos. Los nuestros los maquillamos a tal extremo que son minimisados al extremo. Es más, los mismos que los otros cometen en nosotros son minimisados. Traigo a mi memoria la moraleja que en su fábula de La Pava y las Hormigas , Félix Marîa Samaniego, la cierra "la falta leve en otro es un pecado horrendo, más el delito propio, no es más que pasatiempo" que el Señor nos permita ver con » ver comentario
Me gusta 0
ARELIS

ARELIS


el 22/6/15
bella la palabra de hoy: no critiques ni juzgues a los demas sin antes mirarte a ti mismo. jesus no juzgaba para el todos somos hijos buenos porq nos veia con amor no nos juzgaba nos invitaba a seguirlo con su humildad, lleno de amor. muchas veces nos cegamos con vigas en los ojos y dañamos con criticas destructivas a quienes nos rodean seamos mas tolerantes y flexibles con nuestros projimos eso fue lo que jesus nos enseño y lo que a el le gustaria que hicieramos. que tengan un feliz dia!
Me gusta 0
Santos

Santos


el 22/6/15
Saludos. esta lecturas de hoy nos invita a hacer un pequeño examen de conciencia. para ver donde estamos parados. para poder ver de que tamaño es esa viga o esa mota que llevamos en el ojo y asi poder corregirlo. les invito a hacerlo. bonito dia
Me gusta 0
Frank Wiese

Frank Wiese


el 22/6/15
Mejor que juzgar es comprender. Entender que le duele o motiva al otro. Juzgar ciega, comprender ilumina y ensancha el corazón. Eso nos hace mas humanos, y sólo se puede hacer con amor.
Quizá por eso, por el infinito amor de Jesús, es que Él sí puede juzgar a vivos y muertos.
Me gusta 0
Elio Garcia

Elio Garcia


el 22/6/15
que buen comentario hermano pero lo mas importante es saver reflexionar y llevar a cabo los nuestro señor jesus nos pide en este dia de no prejusgar y asedtar nuestros defectos como primer paso a ser unos mejores cristianos
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 22/6/15
yo no tengo tiempo para juzgar, sólo tengo tiempo para amar.
Me gusta 0
Augusto Serna A

Augusto Serna A


el 22/6/15
A mi también me a pasado. Cúantas veces, nos pican la lengua y entramos en ese juego, del chisme; del juzgar y señalar a nuestros hermanos, sin detenernos a pensar el grave daño que causamos. Con las palabras alabamos al Señor, pero también causamos daño cuando juzgamos. Es una de las tantas formas de matar. Lo particualr es que cuando señalamos con un dedo, otros tres nos señalan a nosotros. Jesús nos dice: "¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo?".
Me gusta 0
recc1718

recc1718


el 22/6/15
Ciertas personas convierten en mal humor todo lo que ingieren, aunque el alimento sea sano. La falta no está en el alimento, sino en su temperamento, que hace alterar los alimentos. De la misma manera, si nuestra alma tiene una mala disposición, todo le hace mal; incluso las cosas útiles las transforma en nocivas para ella. Si alguien pone unas pocas hierbas amargas en un pote de miel, ¿no alterarán el pote entero haciendo que la miel se vuelva toda ella amarga? Eso es lo que nosotros hacemos: difundimos algo de nuestra amargura y destruimos el bien del prójimo cuando le miramos según nuestra mala disposición.


Hay otras personas que tienen un temperamento que todo lo transforman en buenos humores, incluso los malos alimentos... Los cerdos tienen una fuerte constitución: come » ver comentario
Me gusta 0
isidro

isidro


el 22/6/15
Señor quiero tener la madurez y capacidad para escuchar a quienes me corrigen y la voluntad para cambiar todos mis malos hábitos, igualmente dame tu sabiduría para saber corregir y no criticar a los demás. Primero debo pedir oración por esta persona y ponerme en sus zapatos, gracias señor.
Me gusta 0
NERIO MG

NERIO MG


el 22/6/15
ESTAMOS TAN ACOSTUMBRADOS A STE MUNDO A VIVIR LLENO DE ODIO Y RESENTIMIENTO QUE LO Q NUESTRO SEÑOR NOS PIDE NOS CUESTA MUCHO TRABAJO TAN SOLO POR NO QUERER
Me gusta 0
Carlos

Carlos


el 22/6/15
Precioso ejemplo dice el evangelio de Hoy, yo pienso que es una debilidad del ser humano de juzgar al hermano.-
Ruego pedir al Señor por la beatificación de Chiara Lubit.-
Me gusta 0
Trinidad Rodrig

Trinidad Rodrig


el 22/6/15
En este día Sr. nos invitas con tu divina palabra, a no juzgar a nuestro hermano, más que criticarlos, amar a como tú nos amas con tu infinita misericordia, aprender a no herir a nuestro prójimo con nuestros comentarios, además Sr. nos invitas a tener esa fe firme y creer en ti que estas vivo, que solo tú Sr. a través de tú espíritu divino eres el que nos mueve, así como Abraham, no dudó en ese llamada que tu le hiciste, tener esa misma confianza en ti Sr. para realizar esa buena obra llevar al pueblo a la tierra prometida, esa promesa que tu nos haces Padre para seguir trabajando en tu reino.
Me gusta 0
Rosario

Rosario


el 22/6/15
Que tu misericordia Señor, venga sobre nosotros...
Señor ayúdanos a quitarnos la viga del resentimiento, de las críticas y danos la gracia para amar a las personas con las que nos cuesta relacionaros, como tu amas con ese amor puro y verdadero a tus semejantes. amén. felicitaciones por este precioso comentario cmf. Nogueira que nos ayuda mucho a reflexionar sobre las situaciones que se presentan en el diario vivir.
Me gusta 0
Salvador Gomez

Salvador Gomez


el 22/6/15
Hoy el Señor nos invita a no jusgar por que dela misma manera que jusguemos seremos jusgados. Muchas veces no cuesta ver los errores de los demas pero no vemos los nuestros que pueden ser mucho mas grandes ni hacemos nada por corregirlos aparentemente hacemos las cosas bien mas bien deberiamos hacer un analisis de nuestra vida para corregir las cosas que andan mal en ves de jusgar a otros, recordemos que dice el señor no jusgueis y no seras jusgado. Nnuestras peticiones deben ser a Dios que nos ayude a tener hojos limpios paqra poder ver con mas claridad las nececidades los problemas que sufren los demas y poder ayudar sin distincion de persona haser el bien ino ver a quien. Amen.
Me gusta 0
Elizabeth

Elizabeth


el 23/6/15
me gustaría ver a mis vecinos con amor pero resulta que llevo en mi corazón las heridas de su rechazo, y aunque he pedido en mis oraciones que esas heridas sanen aun no estoy preparada y temo que la convivencia sería incomoda para todos.
Me gusta 0
Enrique

Enrique


el 23/6/15
Excelente. Esto es lo que se llama evangelio práctico para desarrollar el Don que se nos ha entregado para vivir la vida. Gracias.
Me gusta 0
Enrique

Enrique


el 23/6/15
Excelente. Esto es lo que se llama evangelio práctico para desarrollar el Don que se nos ha entregado para vivir la vida. Gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.