Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

El corazón de Dios

Para los espíritus críticos el Dios que se revela en el Antiguo testamento resulta excesivamente pasional, con explosiones de ira y, por el otro lado, una increíble capacidad para la ternura. Se trataría, en todo caso, de antropomorfismos, meras metáforas que no se podrían atribuir, así, sin más, al verdadero Dios, transcendente e inmutable. Ese Dios lejano, podrá ser con nosotros, tal vez, benévolo, con un deje de condescendencia, pero sin verdaderas entrañas. Ahora bien, los cristianos no creemos simplemente en Dios (lo que, en los tiempos que corren, no es poco), sino en un Dios encarnado, que ha asumido plenamente y con todas sus consecuencias nuestra condición humana. De modo que, precisamente en Cristo, se hacen realidad humana esas presuntas metáforas. Así, la profecía de Ezequiel (36,26) que promete arrancar del pecho el corazón de piedra y dar un corazón de carne, se cumple en Jesús, el hombre verdadero dotado de un corazón, no angélico, sino de carne, un corazón capaz de compadecer. Sólo así, amándonos con un corazón de carne, puede Jesús sanar el amor humano, herido por el pecado, por el egoísmo, la envidia, la codicia, la rivalidad y el odio; y esto no sólo en las relaciones humanas más impersonales (como las sociales o las económicas), sino también en las más cercanas y entrañables (como las familiares), que son con frecuencia fuente de conflictos y sufrimientos que nos hieren en lo profundo.

Jesús ha acercado el amor incondicional de Dios, y nos ha hecho accesible, por medio de su corazón de carne, el corazón de Dios. No es un Dios lejano y terrible, ante el que debamos sentirnos temerosos e indignos, sino un Dios Padre que se preocupa por nosotros, y que suscita en nosotros confianza y amor. Esto es lo que podemos experimentar al acercarnos a Jesús con un espíritu sencillo: la revelación de una sabiduría que no es cuestión de erudición, sino la sabiduría del amor. El amor, es verdad, es exigente y a veces nos pesa: “amor meus pondus meum” (mi amor es mi peso), decía San Agustín. Pero es, también, lo que da sentido y orientación a nuestra vida. Por eso añadía: “eo feror, quocumque feror” (por él soy llevado adondequiera que me lleven), porque el ser humano tiende al objeto de su amor, por más que esfuerzos que le exija. Por eso dice Jesús que su yugo es llevadero y su carga es ligera. Y tanto más si consideramos que el peso del amor verdadero lo ha tomado Jesús sobre sí mismo al dar su vida por nosotros.

La sabiduría del amor que Jesús ha revelado es exigente, cierto, pero sobre todo nos da confianza, nos relaja, nos da alivio y respiro. En Cristo, en su corazón manso y humilde, encontramos el perfecto equilibrio entre la autoestima y la humildad: autoestima, porque somos amados sin condiciones, lo que significa que, en el fondo de nuestro ser, somos buenos y valiosos; pero también humildad, porque sabemos que no somos perfectos, que tenemos que reconocer con humildad nuestros límites, nuestros pecados. Pero esto último no es una humillación que nos destruye, sino la certeza de que podemos mejorar, de que hay en nosotros posibilidades no exploradas. Y nuestra gran posibilidad, si aprendemos de Jesús, es el amor: saber que cuando tratamos de amar, Dios mismo está obrando en nosotros y que Él permanece con nosotros.

Cordialmente
José María Vegas cmf

Comentarios
Ana Maria Ana Maria
el 12/6/15
En verdad ! Que privilegiado es el hombre, al ser amado por un AMOR, como el de Cristo! Sin condiciones, no hay que hacer nada para ganarse ese amor, es un regalo que solo tenemos que querer recibir y sin embargo cuanto nos cuesta Aceptar! Señor, ayúdanos a abrirte el corazón como tu lo haces con nosotros, atraen os hacia ti porque solo en Ti encontraremos nuestro verdadero descanso. TE AMO JESUS
Me gusta 0
José Luis José Luis
el 12/6/15
Dios Padre nos da a su Hijo para salvarnos, librarnos del pecado original, y lo hace hombre igual que nosotros, excepto en el pecado. Nuestro Señor Jesucristo , nos ama tanto, y nos enseña el camino a la salvación , para dejar atrás el odio, la envidia , el egoísmo, la rivalidad, ya que el los ama con un corazón de carne y no de piedra, y que nosotros no queremos hacer ese cambio, y lo queremos que sea de piedra. Hermanos en Cristo Jesus los invito a cambiar ese corazón para siempre amar y respetar a el prójimo , ya que Cristo nos invita a amar al prójimo como a nosotros mismos.
Me gusta 0
Francisco Francisco
el 12/6/15
Éstas no son las lecturas que hoy propone la Iglesia, si no las correspondientes al Ciclo B, en el que estamos:
Os 11,1b.3-4.8c-9: Se me revuelve el corazón.
Lectura sálmica: Is 12,2-3.4bcd.5-6: Sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación.
Ef 3,8-12.14-19: Comprendiendo lo que trasciende toda filosofía: el amor cristiano.
Jn 19,31-37: Le traspasó el costado, y salió sangre y agua.
Yo agradezco mucho este servicio, por eso quiero contribuir a que se haga bien.
Gracias
Me gusta 0
spalletta gusta spalletta gusta
el 12/6/15
A Cristo lo maltrataron realmente, lo hiceron victima de las pasiones mas bajas que el hombre puede tener, se burlaron, lo azotaron despiadadamente, pero El increiblemente les dio una leccion inesperada, que aun hoy sigue siendo el mayor ejemplo de entrega que un hombre puede dar.Tranquilo, sin violencia, dio su ejemplo y esta NO VIOLENCIA descubierta por nuestro hermano Gandhi,(para su lucha no armada) pasa a ser algo mejor que un descubrimiento tecnologico de lo que nos asombramos diariamente y sin embargo pasa inadvertida.
Me gusta 0
heriberto heriberto
el 12/6/15
Que palabra tan hermoso y llena de amor la que nos regala el Señor en este dia. Es extraordinario, la promesa de Dios Padre, es cumplimiento de su sello de amor para con vosotros.
Que esta palabra se quede en cada uno de los creyentes y que el espiritu santo nos ayude a ser mejores cristianos cada dia.
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 12/6/15
Hoy celebramos la solemnidad del Sagrado Corazón, y es muy importante para nosotros, nuestro país esta consagrado a El hace muchos años . En la primera lectura del profeta
Oseas, nos muestra que Dios no es Castigar sino un Dios de Amor.
La segunda lectura de San Pablo, nos recuerda que el misterio de Cristo existe desde los siglos en Dios, y le es revelado a el por gracia, y el propósito de Dios es reunirnos a todos en Cristo, tanto lo que esta en el cielo como en la tierra, y incluir a todas las persona de todas las naciones, en la promesa de Vida y de Salvación. Debemos comprender que solo por Cristo llegamos a conocer al Padre.
El evangelio al igual que las lecturas anteriores nos hablan del gran Amor que Dios, tubo para nosotros desde el Principio. y como ,Siempre ha es » ver comentario
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 12/6/15
Corazón de Jesús, un corazón que late al unisonó con el corazón de las personas, se acelera cuando hay ansiedad, parece que se torna lento cuando hay depresión, se entristece cuando algo malo ocurre, se alegra cuando hay santidad, late vigoroso cuando hay justicia, se ensancha cuando hay benevolencia. Es un corazón puro, limpio, amoroso, que está en sístole cuando le pedimos algo y diástole cuando nos llena de gracias.
Me gusta 0
rubengibaja rubengibaja
el 12/6/15
Nosotros también conforme lo indica la primera lectura saquemos agua con gozo de las fuentes de salvación y creo que si conocemos esas fuentes, para ello solo deberemos cumplir con la palabra de Dios, y así Cristo habitará en nuestros corazones,por que nos comunicamos entre dos corazones de carne y por eso sentimos tanto lo que nuestro amado Jesús nos dice ... es decir sentimos su amor, solo debemos conservarlo estando en estado de gracia...DIOS mio haz que cada día tenga las fuerzas suficientes para poder sentir ese tu gran corazón, alimentarme de el, transmitir la gloria de sentirte y cumplir plenamente con tu palabra. Bendiciones
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 12/6/15
El Señor les de la paz.
Desde lo más alto de la Cruz, Jesús sella su paso por este mundo de infamia con la más bella cátedra de Amor. Las siete palabras.
En ellas, Cristo moribundo, como el más excelso de los predicadores, nos deja sus pensamientos.
Un sabio escritor decía que en las tres primeras palabras de Jesús en la Cruz encontramos en orden de importancia, a las personas a las que Jesús amaba más: La primera palabra fue para sus enemigos: “Padre Perdónales porque no saben lo que hacen”, la segunda para los pecadores: “Hoy estarás con migo en el Paraíso”. La tercera para los santos: Mujer hay tienes a tu hijo, Hijo hay tienes a tu madre”.
Ante tanta ignominia sufrida, Jesús excusa a sus malhechores. Exclama: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hac » ver comentario
Me gusta 0
Jose maria Jose maria
el 12/6/15
En este día tan hermoso del sagrado corazón pido que rezamos cada uno un padre nuestro por nuestra querida España y que nos bendigaswp
Me gusta 0
J. Espino J. Espino
el 12/6/15
JESÚS nos dice:" En verdad, en verdad les digo que el PADRE les concederá lo que pidan en Mi nombre." (JN.16, 23).
Oremos diciéndole a Él:

SEÑOR JESÚS, por intercesión de nuestra Madre amada, Santa María de Guadalupe, te damos gracias por la paz y la tranquilidad que reina en nuestras familias, te pedimos por que así reine en toda la humanidad. Danos a todos el Don de la conversión, danos vocación de servicio, especialmente a quienes toman decisiones por tu pueblo para que lo hagan con justicia y misericordia. JESÚS en TI confiamos, gracias por proteger a nuestras familias, comunidades, pueblos, países y naciones, gracias porque eres infinitamente bueno y misericordioso, ayúdanos a trabajar por la verdadera Paz mundial. Santa María de Guadalupe, nuestra amada Madre, rueg » ver comentario
Me gusta 0
Rosario Rosario
el 12/6/15
Dad gracias al Señor, invocad su nombre.
Sabias palabras en el comentario de cmf. José María Vegas, me ayudan mucho a comprender el Evangelio, que Dios le bendiga. Dame señor confianza, alivio y respiro en las dificultades que se presenten, humildad para reconocer mis debilidades, aprender a amar y dar amor a mi familia y al prójimo, y; acercarmea tí con un espíritu sencillo. Amén.
Me gusta 0
Ana Laura Ana Laura
el 12/6/15
Buen dia hermanos, q hermosas lecturas y evangelio, y q maravilloso saber q Nuestro Padre Celestial nos ama tanto y esta al tanto de todas nuestras necesidades y mas aun nos mando a Nuestro Sr Jesucristo para mostrarnos el camino de salvacion. Si siguieramos los ejemplos del gran maestro todo seria diferente porq el lo hacia todo con amor, paciencia, humildad, respeto y obediencia al Padre. Gloria por siempre al Rey de Reyes y Sr de Senores JESUS SACRAMENTADO.
Me gusta 0
Alejandro Alejandro
el 12/6/15
El AMOR, cuantas veces repetimos a lo largo de nuestra vida, "te amo", pero... ¿sabemos realmente el significado de esa palabra?. Creo que en muy pocas ocasiones llegamos, tan siquiera, a atisbar su profundo significado. y es tan fácil como repasar "la vida de Jesús" y, sin embargo, tan difícil como "vivir la vida de Jesús". Si repasamos el Nuevo Testamento entenderemos que todo él rebosa AMOR, que éste es el argumento central del mismo, la trama de toda la historia, que en ella está resumida toda la Enseñanza del Cristo: "DEUS CARITA EST". Así titula el Papa Benedicto XVI su primera Encíclica, pero como nos enseño Jesús, "nadie tiene mayor amor que quién da la vida por los demás". Y a nosotros que pidiéndonos cosas más sencillas, más realizables, sin tanta exigencia, en » ver comentario
Me gusta 0
Pedro Cisternas Pedro Cisternas
el 12/6/15
Hermosa la lectura.
Pero me preguntan porque ese dia sabado era especialmente solemene para los judios,
Me gusta 0
Claudio Claudio
el 12/6/15
Me llena de alegria el comentario de José María Vegas, cmf. No saben lo triste que es vivir en el pecado y sentir en el día a día que uno no es digno de Dios. Por eso hago de esto un catecismo, que no entendí cuando era un niño y que permitio ser relativo en los cumplimientos de la palabra y por lo tanto, estoy en el pecado por los que me esfuerzo y deseo algún día solicitar la reconciliación con el Señor. Como dice....No es un Dios lejano y terrible, ante el que debamos sentirnos temerosos e indignos, sino un Dios Padre que se preocupa por nosotros, y que suscita en nosotros confianza y amor...... ciertamente, que quisiera ser digno de él y poder recibir la comunión pero sobretodo la paz de sentirme reconciliado con él.
Sagrado corazón de Jesús, toma mi vida, confío en t » ver comentario
Me gusta 0
Maria J. Maria J.
el 12/6/15
Si imitaramos un poco al corazon de Jesus, seriamos mejores personas.
Porque el Corazon de Jesus esta lleno de misericordia,de paz,de perdon, de alegria,de esperanza y de todo aquello que nos hace amar a los demas como si fueran el mismo Jesus.
Miremos el corazon de las personas con las que convivimos cada dia o de las que nos encontramos en nuestra ruta y amemoslas como El nos enseño. No es facil,pero con Jesus todo es posible. Confiemos mas en su ejemplo de vida y en su Palabra
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.