Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

Lo que ya somos

La bienaventuranza proclamada por Jesús para sus discípulos es la plenitud de la salvación, la felicidad ya incoada en esta vida, aunque en medio de dolores y persecuciones. Pero esto no debemos entenderlo como un privilegio concedido a algunos, y del que los demás quedan excluidos. La fe es la puerta de entrada a esta bienaventuranza, en la que participamos al aceptar a Jesús como nuestro Mesías y Salvador. Pero el don de la fe nos abre a los demás sin exclusiones, en los que vemos “prójimos”, hermanos e hijos del mismo Padre. Por eso la fe no puede (no debe) ocultarse, sino que su dinamismo propio es el testimonio, la proclamación, la comunicación. Si hemos experimentado la felicidad (la bienaventuranza) de ser hijos de Dios en el Hijo Jesucristo, no podemos no sentir el impulso de contagiar de esta felicidad a los que todavía no la conocen. Y es que, en verdad, el amor y la felicidad son difusivos por su propia naturaleza.

Tras declarar bienaventurados a sus discípulos, Jesús les recuerda la responsabilidad aparejada al don recibido. La luz de la fe debe brillar, la alegría de la nueva vida de la salvación debe generar vida nueva. La sal conserva la vida y la libera de la podredumbre. La luz da orientación y sentido. No es que los creyentes en Cristo “tengan que ser” (así, como un deber moral) sal y luz. Jesús nos dice que ya lo somos: es un don ya recibido. Nuestra responsabilidad consiste en no estropear esos dones con nuestra desidia: que la sal no se vuelva insípida, que no ocultemos la luz. Si dejamos que esto suceda, nuestra fe se vuelve estéril, la bienaventuranza desvirtuada deja de serlo. No hemos de tener miedo de manifestar nuestra fe, ni avergonzarnos de seguir a Jesús. Es absurdo sentir miedo o avergonzarse de ser feliz. Pero somos felices y bienaventurados, porque hemos conocido a Jesús y lo seguimos. Y ello se traduce en obras buenas a favor de nuestros hermanos, y por las que ellos mismos dan gloria a Dios y, de este modo, empiezan también a participar de esa felicidad a la que todos están llamados, y a la que nosotros, por nuestras buenas obras, les estamos invitando. 

Cordialmente
José María Vegas cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Eduardo Jr/

Eduardo Jr/


el 9/6/15
Bienaventurada Santa María, bendita tú eres entre todas las mujeres. Tú fuiste la elegida para ser la madre de Jesús. Tú ees un ejemplo de aceptación de la voluntad divina, tu humildad le da sentido y significación a a la manera de ser de los cristianos, tu paciencia nos ensena a esperar que se cumpla el tiempo de prueba, tu corazón inmaculado hizo que Jesús viva en tí, que creciera en tus entranas. Tú ees la que nos acerca al Espíritu Santo y trazas un sendero luminoso para bien de nuesra Iglesia.Tú eres nuestra madre por petición del propio Jesús.
Me gusta 0
Eduardo Jr.

Eduardo Jr.


el 9/6/15
Bienaventurada Santa María, bendita tú eres entre todas las mujeres. Tú fuiste la elegida para ser la madre de Jesús. Tú eres un ejemplo de aceptación de la voluntad divina, tu humildad le da sentido y significación a la manera de ser de los cristianos, tu paciencia nos ensena a esperar que se cumpla el tiempo de prueba, tu corazón inmaculado hizo que Jesús viva en tí, que creciera en tus entrañas. Tú eres la que nos acerca al Espíritu Santo y trazas un sendero luminoso para bien de nuestra Iglesia. Tú eres nuestra madre por petición del propio Jesús.
zehhdm
Me gusta 0
MARCELINO ARAND

MARCELINO ARAND


el 9/6/15
QUE DIFICIL ES ENTENDER SI SOMOS SAL DE LA TIERRA O SOMO PERSONAS INSIPIDAS, EN EL EVANGELIO DE HOY ES PÁRA REFLEXIONAR SI ESTAMOS HACIENDO LO CORRECTO O NO SI ESTAMS VIVIENDO EN SANTIDAD O NO
Me gusta 0
Cecilia L.

Cecilia L.


el 9/6/15
!Amen! gracias Dios que con tu infinito amor permites que Ciudad Redonda sea luz para todos los que día a día buscamos en tu palabra la luz y la sal que de sentido a nuestra existencia.Gracias amigos y amigas de Ciudad Redonda ustedes son el medio por el cual DIos con su palabra va haciendo su obra de amor en mi. Gracias por siempre.
Me gusta 0
silvio gutiérre

silvio gutiérre


el 9/6/15
Hoy el evangelio nos presenta a Jesús tomando dos elementos, que en el mundo antiguo tenían la fama de ser imprescindibles: la sal y la luz y esto lo relaciona con la misión que ejercerán sus seguidores de todos los tiempos. La primera comparación, la de la sal, es una exhortación a los discípulos como comunidad ("vosotros"). Juntos, los discípulos han de ser sal de la tierra, han de salar la tierra. ¿Qué significado tiene la sal? Indica las funciones de dar sabor, pero también de purificar y de conservar aquello perecedero. de dar valor. Aplicado a los discípulos indica que con sus obras y su testimonio del Evangelio han de dar sabor y valor a la humanidad.
Me gusta 0
Alicia

Alicia


el 9/6/15
Cristo el mismo siempre. El que no pasa de moda. El manto de una sola pieza. El mismo anunciado por los profetas y el que predica Pablo y que hoy nos acompaña.
Dice Jesús, ustedes, son la sal de la tierra. La sal da el sabor, la sustancia., el gusto y también proteje de la contaminación y nosotros estamos llamados a ser todo esto.que gran tarea_, es como decir son veedores de que las cosas se estén utilizando para el bien común, sobre todo los bienes publicos, y de que se aplique la justicia. También dice Jesús, ustedes son la luz del mundo, que gran responsabilidad. Porque para ser luz, tenemos primero, que tomarla de la fuente que es Cristo hacerla nuestra y después trasmitirla, a todos los que están a nuestro alrededor, en cualquier parte que nos encontremos. Nuestro » ver comentario
Me gusta 0
Ruy Edmar

Ruy Edmar


el 9/6/15


Vosotros sois la sal de la tierra; es decir, sois algo valioso, algo que bien puede aceptarse como remuneración a un trabajo realizado. La sal, es también empleada para evitar que la carne se pudra, se descomponga antes de ser usada como alimento.
Por otra parte, el Señor nos ensena a no esconder las obras buenas. El árbol bueno da frutos buenos, no para que se pudran, sino para que se usen como el mejor de los alimentos, Disfrutemos de las cosas buenas, hechas por hombres buenos para mayor gloria del Dios.
Me gusta 0
Jorge A.

Jorge A.


el 9/6/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Me gusta 0
José Luis

José Luis


el 9/6/15
en el Evangelio nos habla sobre la sal que es un elemento químico que da sabor a las alimentos, mientras que la Palabra de Dios es la sal de nuestro ser, ya que si actuamos como gente insípida, no trasmitimos nada, pero si lo realizamos en forma contraria damos vida a la Palabra e iluminamos nuestro camino y el de algún hermano en Cristo Jesus
Me gusta 0
Jorge edo

Jorge edo


el 9/6/15
vosotros sois la sal y luz del mundo, sin miedo tenemos que aceptar este Don , tomar conciencia de la responsabilidad que llevamos , darle sentido y orientacion a nuestras vidas y a nuestro entorno. Hacer de este Don nuestra identidad.Cuesta , claro que cuesta, pero nunca perdamos el sentido.
saludos a todos, la paz de nuestro Señor jesucristo nos acompañe.
Me gusta 0
carmen

carmen


el 9/6/15
Siempre es confortable para empezar nuestro dia con comentarios como estos, y llevando al senor en nuestro corazon. Aprovecho para pedir oracion por mi salud y la de mija Isabel Se los agradezco con todo mi corazon
Me gusta 0
Graciela L.

Graciela L.


el 9/6/15
Amén hermanos, Dios nos dice ustedes son la Sal y la luz del mundo, Señor, hoy y siempre yo te pido que sea esa sal pero que no sea insípida, que sea esa sal que de sabor a mi propia vida, para poder así ser esa luz que ilumine mi camino por medio de ti y también la de los demás con tu palabra, Seamos ese granito de arena pero para bien, cuando nos dice que no se puede ocultar una lámpara encendida, es verdad no podemos callar ese fuego de amor cuando conocemos a Jesús, no podemos seguir como si no lo conociéramos, no podemos cambiar al mundo pero si podemos cambiar nosotros mismos y empezar en nuestra casa, nuestra familia, vecinos, amigos,a veces me imagino si, siquiera uno en nuestras familias nos comprometieramos con Jesús, si habría un gran cambio, no nos quedemos senta » ver comentario
Me gusta 0
Bertha Gonzalez

Bertha Gonzalez


el 9/6/15
Todos estamos llamados a ser luz y sal del mundo. Dios a travez del Espiritu Santo nos ha dado de sus carismas para ser usadas aqui en la tierra. Si tienes dones ponlos al servicio de la comunidad, no los escondas porque es la luz con la que Dios alumbra el mundo. La sal sera usada para que de ese toque de buen humor, de alegria, de bondad y sobre todo de amor con el cual trataremos a los que nos rodean. Reciban un abrazo lleno de luz y sal.
Me gusta 0
spalletta gusta

spalletta gusta


el 9/6/15
No ocultar mi razon de vivir: Cristo
Me gusta 0
Santos

Santos


el 9/6/15
Saludos:El señor.nos invita a ser luz a ser sal. en otras palabras todos los que seguimos a Jesús que buscamos de El cada dia de nuestra vida.estamos supuestos a ser sal a ser luz. tenemos que demostral a donde quiera que vamos que Dios esta presente. Que se note la diferencia y eso se hace como con nuestro comportamiento.bonito dia.
Me gusta 0
Divina Hernande

Divina Hernande


el 9/6/15
Hermosas palabras! Gracias!! Me cosidero una hija de la Luz por mi Bautismo! Ahora me toca a mi que mi sal, nunca sea sosa, sino que este purificada, con mi diario vivir y mis actuaciones! Bendciones para todo!!! Aqui estoy Señor!! para hacer tu voluntad.
Me gusta 0
gustavo

gustavo


el 9/6/15
nuestro deber como cristianos es irradiar esa luz que cristo ha puesto en nosotros.irradiar esa luz a quienes no la han recibido o la mantienen oculta.ser la sal de la tierra.testimoniando la fe recibida para la gloria de dios.
Me gusta 0
florencia

florencia


el 9/6/15
Gracias Señor por enviar a tu Hijo a enseñarnos tus maravillosos preceptos! Jesucristo, te pido por todos nosotros, los cristianos, para que meditemos en tu Palabra y estén en nuestro pensamiento y boca a toda hora. Amén.
Me gusta 0
isidro

isidro


el 9/6/15
Cuando leemos la palabra del señor y la aplicamos a la vida misma, es decir la vivimos, se debe notar el cambio, la nueva vida en cristo JESÚS, ese es nuestro mejor testimonio de vida en el evangelio, que se diga este era, pero desde que esta convertido a DIOS, es una persona nueva, alegre, bondadosa, misericordiosa, con un amor que irradie hacia los demás, etc.
Me gusta 0
Ivan Ramón rodr

Ivan Ramón rodr


el 9/6/15
Yo entiendo que la sal es sabor vida
Entusiasmo alegria debemos entregarle esta sal a todo el mundo empezando por
Nuestra familia y no debemos guardarla es mas debemos ser perseverantes debemos ser concientes que somos previlegiado al ser llamados y escogidos
Para proclamar el evangelio no podemos
Cansarnos ni sacar pretestos y quedarnos callados somos la luz del mundo somos lamparas que deben brillar
En lo alto gloria a DIos!
Me gusta 0
Maríai

Maríai


el 9/6/15
Concedénos Señor ponernos a tu servicio siendo sal y luz. para nuestros hermanos, danos la valentía de predicar tu palabra, dando testimonio de nuestra vida.
Me gusta 0
Santos García

Santos García


el 9/6/15
No hay nada más maravilloso que escuchar y poner en práctica la palabra de Dios. Ella nos convierte en sal y luz del mundo cuando nos dejamos guiar. Demosle buen sabor a la vida haciendo la voluntad de Dios. Oremos siempre el Padre nuestro con fervor y amor para encontrar esa docilidad.
Me gusta 0
Mery Buestan

Mery Buestan


el 9/6/15
Gracias Dios de Amor Y Misericordia por darnos tu hermosa palabra, el ser sal y luz de la tierra seamos aquello con nuestros hermanos que a veces tienen hastío de vivir. Debemos tenes FE, esperanza y confianza en el Señor nuestro Padre. Él es Dios de amor y a cada momento nos está haciendo reflexionar para que procuremos ser mejores y nos enmendemos de nuestros defectos y errores. GRACIAS PAPITO DIOS POR SER BUENO CON NOSOTROS
Me gusta 0
Carmencita

Carmencita


el 9/6/15
Gracias señor x abrirnos los ojos y sentir tu palabra con ese sabor d amor q tu quieres q tengamos para trasmitirla y x esa luz q nos das para tener la humildad y el valor de seguir siendo tu servidora y decirte "si" hagase en mi tu voluntad y ser la sal y la luz para mis hermano@s en cristo jesus. Amen
Me gusta 0
dionisia

dionisia


el 9/6/15
Gracias señor por darnos el regalo de cada dia compartir el evangelio por medio de ciudad redonda. Todos estamos llamado a ser luz y sal de a tierra, Jesús atravez de sus palabras nos invita a ponerla al servicio del mundo entero y llevarla a todo aquel que no la conoce y ponerle de la sal y el sabor que nos habla el evangelio
Me gusta 0
Carmencita

Carmencita


el 9/6/15
Gracias señor x abrirnos los ojos y sentir tu palabra con ese sabor d amor q tu quieres q tengamos para trasmitirla y x esa luz q nos das para tener la humildad y el valor de seguir siendo tu servidora y decirte "si" hagase en mi tu voluntad y ser la sal y la luz para mis hermano@s en cristo jesus. Amen
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.