Comentario al Evangelio del

José Luis Latorre, cmf

Queridos amigos:

Uno puede organizar su vida de dos formas: desde el tener, acumular y poseer bienes materiales y vivir para estas cosas, o desde los valores del Evangelio: el amor total a Dios y al prójimo practicando la solidaridad, el compartir, el poner lo que uno es y tiene al servicio de los demás. Algo claro en el Evangelio de Jesús es que la vida no se nos ha dado para hacer dinero, tener éxito o logar un bienestar personal sino para hacernos hermanos. De ahí que el compartir lo nuestro con los necesitados es la única fuerza de crecimiento, lo único que hace avanzar decisivamente a la humanidad hacia la salvación.

Cuando una persona descubre vivencialmente que el amor total a Dios y al prójimo es lo primero y fundamental en la vida, vive la relación con las cosas de este mundo de otra forma. Percibe que la familia, con lo importante que es, no es tan decisivo como el amor de Dios descubierto. Y es capaz de “abandonarla” (es decir, ponerla en segundo lugar) como dice hoy Marcos, porque ha encontrado una perla de mayor valor que da un nuevo sentido a su vida. Percibe que la persona humana se realiza plenamente cuando vive el amor de Dios compartiendo lo suyo con los demás. Y experimenta que “el que deja casa o hermanos o hermanas, o madre o padre o hijos o tierras por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este mundo cien veces más… y la vida eterna”. No quiere decir que se “centuplique” lo dejado, sino que recibe otra riqueza mayor y más gratificante: la satisfacción humana que da el obedecer a Dios, la paz y la alegría interior, el sentirse libre de ataduras, y las bendiciones divinas “porque Dios bendice al que da con generosidad”.

Ese es el “cien veces más” del Evangelio. Así como el joven rico se entristeció al oír a Jesús que le pedía el desprendimiento de su riqueza, el que pone en práctica esa pobreza siente alegría, paz y liberación interior, porque la verdadera riqueza es cumplir las enseñanzas de Jesús. Se cumple así la palabra del mismo Señor: “hay más alegría en dar que en recibir”.

José Luis Latorre, Misionero Claretiano

Comentarios

Deja tu mensaje:

Salvador Gomez
Salvador Gomez

el 26/5/15
En el evangelio de hoy podemos ver como un hombre rico se le acerca ha Jesús, parece muy entendido conocedor de de las sagradas escrituras, le hace la pregunta que debo hacer para heredar el reino de Dios Jesús le dice ya sabes todo los mandamientos, pero solo te falta una cosa vende todo lo que tienes y dalo a los pobres al oír la respuesta de Jesús se entristeció. De modo que la riqueza material no es mala cuando se sabe compartir con los mas necesitados Dios no alaba a los acaparadores que entre mas tienen mas quieren que se afanan por tener en forma desmedida a costa de los mas pobres olvidando que otros pasan hambre. Mis queridos hermanos todos estamos llamados a servir a dar de lo poco o mucho que tengamos de lo nuestro, pidamos al señor que nos conceda dar sin esperar algo » ver comentario
Me gusta 0
Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 26/5/15
Esando muy pequeño, conocí un religioso que fue mi primer profesor, el me enseño a leer, pasaron los años y la amistad perduró, puedo decir que había mucha familiaridad en nuestro trato. Este hombre dejó a su familia para seguir su vida de religioso; pero, estoy seguro que a cambio tuvo el carino de muchas personas como yo.
Me gusta 0
lourdes pelayo
lourdes pelayo

el 26/5/15
Esta muy edificante la meditación . muchas gracias. Bendiciones
Me gusta 0
silvio gutiérre
silvio gutiérre

el 26/5/15
Tengamos presente ante esta oferta de Jesús del ciento por uno que no debemos entenderlo literalmente, en terminus de matemáticas, porque podemos decir que el Señor no es muy apegado a los numeros, recordemos que 'abandona' noventa nueve por recuperar uno, lo que si podemos esperar es que siempre recibiremos una recompensa mayor que nuestras expectativas, y que podemos llegar a ser ese 'uno' que el busca, olvidandose de noventa y nueve que estan ubicados.
Dios bendice a quienes hacen posible este canal de evangelización para que la Ciudad Redonda sea cada día mas grande.
Me gusta 0
antonia molina
antonia molina

el 26/5/15
Me gusta mucho, la leo todos los dias, me hace mucho bien . Gracias
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 26/5/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Señor Jesús confío en Ti.
Pidamos por los que necesitan y afligidos por alguna causa.
Que el Señor esté con ellos.
Amén.
Me gusta 0
Segundo Rubio
Segundo Rubio

el 26/5/15
La palabra del señor nos lleva a reflexionar hoy sobre la importancia de la generosidad con la iglesia(toda la humanidad) y a poner al servicio de Dios todos los dones y talentos que el nos ha dado generosamente para alabarle y darle gloria a El.
Me gusta 0
melida
melida

el 26/5/15
El senor hace otra vez el llamado a seguirle incondicionalmente. Con seguirle agrandaremos la familia, seremos muchos mas y al final recibiremos igualmente, mucho mas.
Me gusta 0
gustavospallett
gustavospallett

el 26/5/15
Dejar a la familia lo dice Jesus porque es la que te quiere egoistamente para ella, y no para los demas, por supuesto que recibimos muchisimo, porque pensamos para toda la comunidad, y es a ella a quien ganamos.
Todos sabemos que dejar lo material, es algo mental, es algo de costumbre, y no de dinero.
Si yo tengo costumbres materiales, pensamientos materiales y lujuriosos, es a ellos a quien hay que abandonar, y sabemos o dificil que es.
El unico camino es el ayuno y la oracion, si comemos bien todos los dias, dificilmente sabremos lo que es ser pobre y pasar necesidad, si no nos proponemos ejercitar el bien todos los dias, haciendo sacrificios pequeños, dificilmente sabremos entregarnos a los demas.
Dios guia nuestros corazones, El nos orienta y esta sobre lo que la familia busca de » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 26/5/15
Hola hermanos, Dios nos dice q buscando lo a él tendremos mucho más y nos promete la vida eterna, y es verdad cuando empezamos a conocerlo sentimos paz,amor hacia los demas y mucha necesidad de él, a mi me pasa, siento mucha alegría y necesidad de buscarlo de estar cerca de él porque como el dice el es el árbol y nosotros las ramas, sin el nos secamos y morimos, estemos siempre pegados a él para dar buenos frutos ya que el nos da todo, buen día, bendiciones para todos
Me gusta 0
arelis
arelis

el 26/5/15
alegremos nuestras vidas, alegregremos a jesus desprendiendonos de las cosas mas valiosas que tenemos el nos dara cien veces mas de lo que tenemos : la paz y la felicidad. eso es lo que jesus nos pide para alegrar a nuestro dios dar mas que recibir.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 26/5/15
El evangelio de hoy, es muy hermoso, y va dirigido primeramente a las personas que han dedicado su vida, a practicar y servir en el evangelio, la pregunta de Pedro es muy interesante, el esta preocupado y seguramente, sus compañeros tambien, lo han dejado todo por seguirle a cambio ¿ de que?. La respuesta de Jesus es una bella promesa, " recibiran cien veces mas" Y es verdad porque la familia de un religioso es mucho mas numerosa; tiene mas hijos mas hermanos, cuando a Jesus le dijeron tu madre y tus hermanos te buscan, el dijo mi madre y mis hermanos son los que hacen la voluntad de Dios. Entonces todos los que hacemos la voluntad de Dios formamos parte de una numerosa familia. Dejarlo todo tambien se puede referir a dejar todas las cosas malas que nos alejan de Cr » ver comentario
Me gusta 0
esmeralda
esmeralda

el 26/5/15
El evangelio de hoy nos dice seamos inteligentes y dejemos todo no solo lo material sino también los apegos sentimentales que nos separan de tener a cristo como único centro de nuestra vida cotidiana.
Dios mio ayudame a entender como debo manejar mis apegos .
Me gusta 0
isidro
isidro

el 26/5/15
El tener a DIOS en nuestro corazón, es gratificante y tiene recompensas inimaginables, porque quien tiene a DIOS mira al prójimo con amor y da de lo suyo sin mezquindad, procura siempre el bien, ser justo y honesto. DIOS compensa enormemente a estas personas. Y no es difícil serlo, si logras tener a JESÚS en tu corazón.
Me gusta 0
DOMINGO
DOMINGO

el 26/5/15
ES UN MENSAJE DE ALIENTO PARA TODO AQUEL HA DECIDO SERVIRLE A DIOS; NO ES QUE ABANDONEMOS MAS BIEN ES QUE COMO HIJOS DE DIOS NOS REUNAMOS TODOS EN UNA SOLA CASA: EL REYNO DE DIOS Y LA VIDA ETERNA
Me gusta 0
rubengibaja
rubengibaja

el 26/5/15
Que gratificantes son las palabras de las lecturas de hoy día, saber que el observa la Ley hace una buena ofrenda y si esa ofrenda es de un justo enriquece el altar, hace que cada uno de nosotros se haga el compromiso de ser realmente justo,para que el Señor acepte nuestras ofrendas y seguro que nos devolverá dichas ofrendas no solo siete, ni cien veces como dicen las lecturas, sino muchas mas,pero para eso debemos dar nuestras ofrendas con amor y real generosidad y considero no es dar lo que te sobra sino compartir lo que tenemos, lo que Dios nos dio.La fraternidad es esencial para agradar al Señor y la paz y alegría que uno siente al ayudar al hermano no tiene precio, es lo mas grande que a uno le puede pasar,hermanos logremos esa alegría en cada día de nuestras vidas y Dios siem » ver comentario
Me gusta 0
Lennin Israel
Lennin Israel

el 26/5/15
Me agrada leer comentarios que alimentan al alma y llenan al corazón...
Me gusta 0
Augusto Serna A
Augusto Serna A

el 26/5/15
El Señor les de la paz.
Guardar los mandamientos es ofrecer sacrificios de acción de gracias, nos dice la primera lectura, y recordemos que los diez mandamientos se sustentan en la triple dimensión del amor: amor a Dios, amor al projimo y amor asi mismo. Quien observa el primer mandamiento, cumple todos los demás. "La caridad es la más alta expresión del amor" nos decía el Papa Pablo VI. Dos cosas debemos tener claras: Las obras de misericordia y las obras de justicia. La primera consiste en dar de lo que nos hace falta, tal es el caso de la viuda de las escrituras que en las unicas dos monedas que tenía, lo entregó todo, hasta su vida misma. La segunda es dar de lo que nos sobra, de lo que no nos pertenece, porque lo que nos sobra ya no es nuestro, estas obras que son de justici » ver comentario
Me gusta 0
herminia
herminia

el 26/5/15
Eternas gracias pues con sus meditaciones nos ayudan a seguir el buen camino para llegar la salvación que DIOS TRINO nos prometió.
La letra de una canción dice "batalla no es batalla si no vienen las pruebas, con mi JESUS yo iré ganaré la batalla".
He ahí que el Eclesiástico nos dice como honrar a nuestro AMADO, y a veces pasa lo que a Pedro, qué gano con todo esto.
Pidamos a nuestra BUENA MADRE que nos ayude a ser dignos de las PROMESAS de DIOS TRINO.
Paz y bien.
Me gusta 0
alfredo guzman
alfredo guzman

el 26/5/15
Dios es tan grande y misericordioso que nos da la oportunidad de salvarnos desde ahora y aquí en este mundo terrenal, inclusive nos ofrece la grandeza de ser santos, pero nosotros la desperdiciamos viviendo preocupados por todo lo de aquí (terrenal).............ahora no es únicamente las riquezas materiales son todos esos dones que El Padre celestial nos regala a cada uno (médicos, abogados,docentes, ingenieros, científicos, etc) pero acaso los colocamos al servicio de los demás?....... sin pedir nada a cambio......oh señor que grande eres.......... y pobre de nosotros ciegos de corazón.
Me gusta 0
maricarmen
maricarmen

el 26/5/15
Se publican solamentes los comentarios que estan de acuerdo con la linea de opinion de esta pagina, o se aceptan otros puntos de vista?
Me gusta 1
richi947
richi947

el 27/5/15
Hermana Maricarmen, yo soy un lector más de CR y creo que cualquier cosa que la palabra te inspire y la quieras decir la puedes exponer. Hay pasajes de la Palabra que tiene varias lecturas posibles. Por ejemplo, la de hoy, a mi me inspira a que lo de ciento por uno es que cuanto más cerca del Señor estemos más hermanos, hermanas, hijos, padres tendremos alrededor y el mundo será una gran familia...
Me gusta 0
victor gomez
victor gomez

el 27/5/15
Quiero agradeser las lecturas y el comentario que sin duda alguna nos ayuda a comprender el mensaje del Señor,y agradesco al padre claretiano tambien soy claretiano laico de peronia bendiciones.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.