Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Mañana celebramos la Ascensión del Señor. Jesús se despide de sus discípulos, es necesario que se vaya para que pueda enviar al Espíritu Santo. Nos vuelve a recordar que no estamos solos, que podemos “pedir aquello que necesitemos para que nuestra alegría sea completa”. Bien es cierto que el Padre sabe lo que necesitamos e incluso sabe, mejor que nosotros, lo que más nos conviene. Entonces, ¿para qué pedir? La oración de petición es una verbalización, una forma de expresar al “Padre que nos quiere” -como nos recuerda Jesús en el evangelio-, que estamos en sus manos, que contamos con Él, que queremos que tenga una palabra sobre nuestra vida. La oración de petición nos ayuda a nosotros a tener conciencia de que tenemos un Padre que nos ama y que le podemos confiar hasta lo más íntimo de nuestro corazón.

Desde esta confianza continúa Pablo con sus correrías misioneras, anunciando a tiempo y a destiempo a Jesús, el Cristo. En el pasaje del libro de los Hechos que hoy nos presenta la liturgia nos encontramos con un personaje curioso: Apolo. De él sospechamos que pudo ser uno de tantos conversos que, provenientes del judaísmo, comenzaban a dar pasos en la fe con sus dudas y errores. Es un matrimonio, Priscila y Áquila, los “catequistas” que le explican cuidadosamente el camino de Dios, después de escucharlo en la sinagoga. Nos dice el texto que, tras las correcciones de Priscila y Áquila, Apolo “contribuyó mucho al provecho de los creyentes, pues rebatía vigorosamente en público a los judíos, demostrando con la Escritura que Jesús es el Mesías”.

En nuestra oración de hoy demos gracias a Dios y pidamos por tantos hombres y mujeres catequistas que con su entrega y servicio –como Priscila y Áquila-, hacen posible que pueda brotar la fe en muchos niños, jóvenes y adultos. Nuestra Iglesia sigue necesitando que Jesús sea anunciado para que pueda ser conocido, y desde ese conocimiento pueda ser amado, porque nadie ama lo que no conoce; y desde ese amor pueda ser servido, servir a Cristo en el hermano. Gracias catequistas por vuestro trabajo y afán.

Señor, te vas, pero estás siempre con nosotros. Nunca olvidamos que tu amor hace posible que nuestro corazón lata esperanzadamente cada mañana. Que sintamos cada día de nuestra vida que Tú estás siempre con nosotros hasta el final de los tiempos. Amén.

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

alfredo peña
alfredo peña

el 16/5/15
Gracias Señor por amarnos, por ser fiel con nosotros en lo que nos prometes. Cual será nuestra alegría completa? Saber que podemos ser uno solo con Cristo por medio de la oración y así estar unidos también al Padre y Espíritu Santo. Nuevamente gracias Señor por preocuparnos de nosotros.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 16/5/15
Hoy hechos de los apóstoles nos presenta un hombre que sin ser apóstol de Jesucristo predicaba su evangelio, logrando la conversión de muchos, actuaba por las enseñanzas recibidas, pero según dice, conocía solo el bautismo de Juan con agua, y no conocía el bautismo de Jesús en el Espíritu santo a pesar de faltarle estos conocimientos era muy, veras en lo que decía y lograba la conversión de muchos. Esto nos dice, que con nuestras propias palabras y sencillamente, sin ser predicadores, nosotros también podemos anunciar la palabra de Dios, actuando según su voluntad.

En el evangelio resalto esta palabra de Jesús.. Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre.» Las palabras de Jesús de esta semana son todas despedidas y recomendaci » ver comentario
Me gusta 0
magaly mora
magaly mora

el 16/5/15
El espiritu santo se crece en cada uno de nosotros cuando invocamos sus dones y nos entregamos adorando agradeciendo semejante. gracia q solo por amor nos fue.dada gracias padre por amarnos asi!!!!!!!!!!!!!
Me gusta 0
Enrique
Enrique

el 16/5/15
Creo que se desliza un error en el segundo párrafo del comentario, al mencionar a Aquila y Priscila, pues se dice que son un matrimonio y luego que son dos mujeres.
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 16/5/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Señor Jesús te pido que intercedas ante el Padre por los necesitados de amor, los abandonados, los afligidos, por todos los que necesitan Tu Palabra de aliento, que crean en que Tu eres el camino, la verdad y vida.
Amén.
Me gusta 0
gina d.
gina d.

el 16/5/15
Me fascina sentirme AMADA por mi Dios Padre. Gracias Jesús por confirmarlo. Gracias.
Me gusta 0
Rosangel
Rosangel

el 16/5/15
Cada dia experimento nuevas pruebas una mas dura que otra, y es increible la fortaleza que me da mi senor mi Dios para seguir adelante especialmente cuando leo la palabra diaria o cuando rezo el santo rosario. Esta vez te pido padre nuestro por los que no rezan ni te invocan, iluminalos para que por medio del Espiritu Santo puedan sentirte y regocijarce.
Me gusta 0
Mercedes H. V.
Mercedes H. V.

el 16/5/15
Es hermoso estar en un camino de conversión aprendiendo la palabra de Dios interiorizarla y practicarla ser ejemplo de Aquellos que no la conocen predicarles y como dice Jesús en el evangelio pídele al Padre y te dará aunque el ya conoce tus necesidades quiere escucharte que Tú le pidas y te lo dará pero tienes que esforzarte siendo cada Día mejor cristiano.
Me gusta 0
ivanramr
ivanramr

el 16/5/15
Gracias a Jesús por darnos la fe y permita que podamos ser como Pablo
Apolo y todos los que anuncian el evangelio para la conversión de todos
Concedenos señor la gracia de servirte
Humildemente a los hermanos que te necesitan
Gloria a DIos!
Me gusta 0
Augusto Serna A
Augusto Serna A

el 16/5/15
El Señor les de la paz.
En las novenas que con tanto fervor rezamos al niño Jesús, Él nos dice: "Todo lo que quieras pedir, pidelo por los méritos de mi encarnación y de mi infancia y nada te será negado". Ya Jesús hecho hombre, en la antesala de su regreso al Padre, vuelve y nos dice: "Yo os aseguro, si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará". ¿Entonces porqué no le pedimos? y si pedimos ¿porqué no se nos concede lo pedido?. Porqué andamos pidiendo cosas superfluas, que no son útiles para nuestra salvación; o a la petición no le ponemos el acento en la fe. Nos pasa como aquel señor que rogaba a Dios que le concediera ganarse la lotería para solucionar sus muchos problemas. Despues de largo tiempo de rogar y reclamar a Dios por que no le daba lo pedido, se escuch » ver comentario
Me gusta 0
Jorge Eduardo
Jorge Eduardo

el 16/5/15
Hermanos en Cristo jesús, muy aclarador el comentario de la hermana Alicia. Se siente que Cristo está presente en nuestras vida, que él escucha nuestras oraciones que ilumina nuestras decisiones con una profunda intimidad.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 16/5/15
Señor ,,bendice. A cada hermano que se dedica a la enseñanza de tu palabra,y a mi dame más hambre de ti
.te amo srñor.!!
Me gusta 0
Carlos Mauricio
Carlos Mauricio

el 16/5/15
El Amor de Dios es inmenso y maravilloso,nos hace sentir amados.Jesús al volver al Padre nos deja muchas recomendaciones para cumplirlas y sentir la verdadera alegría.nos enseña además a saber pedirle al Padre,mediante la oración y a no sentirnos solos porque nos dice"ahí dónde estén dos o más reunidos en mi nombre, ahí estoy Yo".Gracias mi Dios por ser tan amoroso con tus criaturas. AMEN.
Y no vu
Me gusta 0
esmeralda
esmeralda

el 17/5/15
Señor gracias por darme la oportunidad de ayudar a evangelizar en mi comunidad .
Espíritu Santo guía me .
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.