Comentario al Evangelio del

ciudadredonda

Queridos amigos:

Nos sacude hoy la pregunta que hacen a Jesús: ¿Qué signos haces tú? Se trata una pregunta fría y retadora. También ambigua, porque al dirigirla a Jesús puede esconder desconfianza malsana o, por el contrario, sincera búsqueda de verdad. Depende de la intención con que se formule. En mi relación con Jesús, ¿le exijo pruebas? ¿Qué expreso al hacerlo: asentimiento o resistencia? ¿Cómo se sitúa mi corazón ante Él?

Puede ser que como los judíos del evangelio, también nosotros pretendamos asegurar nuestra adhesión a Jesús en las arenas movedizas de prodigios extraordinarios, como los de Moisés cuando liberó a Israel de la esclavitud de Egipto. Nos gusta saciar nuestras hambres con lo extraordinario y artificioso. Nos cuesta más satisfacerlas con lo pequeño y normal.

Nuestro peligro es el de quedarnos a medias. No ir hasta el fondo de nuestros deseos para desactivar su veneno. Porque descansar en la gratificación inmediata del “ pan para hoy ” será, sin remedio, “ hambre para mañana ”. Dejemos que Dios desmorone la cáscara de nuestros deseos y purifique sus raíces más ocultas.

Vayamos a lo más hondo. Como le pasó a aquel estudiante universitario, educado en la fe cuando era niño, que regresó a su pueblo para pasar las vacaciones. El joven había aprendido algo de Freud. Un día se encontró con el párroco en la plaza. Los años de la catequesis estaban lejos. Después de intercambiar unas frases corteses, el ex-monaguillo, que también era ex-creyente, con aire autosuficiente le espetó a bocajarro su gran descubrimiento: “Querido párroco, no se engañe, la gente que viene a la Iglesia no viene por fe, sino para sublimar su impulso sexual. ¿Lo sabía?”.

El anciano párroco no se alteró. Sabía poco de Freud y el término “sublimar” no le resultaba familiar, pero sabía algo del alma humana, de sus deseos y de sus contradicciones. Y, con mucha tranquilidad, le respondió: “Y yo, ¿sabes lo que te digo? Que cuando llamas a la puerta del burdel, crees buscar la carne de una mujer; en realidad estás buscando a Dios”.

La exploración más rigurosa nos lleva así a reconocernos en aquella lúcida confesión de San Agustín que a tantas vidas ha orientado a lo largo de la historia: “ Nos has hecho para ti y nuestro corazón no tiene paz hasta que descanse en ti ” (Confesiones, I,1.1).

El Padre nos lleva por el camino más corto a saciar nuestra sed de infinito. Nos da a Jesús mismo, pan bajado del cielo y puesto a nuestro alcance en la eucaristía.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jorge Nildo

Jorge Nildo


el 20/4/15
Cuántas veces le pedí a Jesús que convierta las piedras en pan, o que se lance al vacío, o cosas parecidas. Estoy seguro que todo lo que pedi para mi bien o para gloria de Dios, me respondió con creces.
Me gusta 0
salvador gomez

salvador gomez


el 21/4/15
muchas veces buscamos como saciar nuestra hambre para alimentar nuestro cuerpo nos olvidamos de alimentarnos espiritualmente de manera que debemos trabajar por el pan que da vida, para seguir a jesus debemos creer en el.
Me gusta 0
magno Balcazar

magno Balcazar


el 21/4/15
Dios los bendiga I les de más sabiduría
Me gusta 0
magno Balcazar

magno Balcazar


el 21/4/15
Dios los bendiga I les de más sabiduría
Me gusta 0
Ruy Edmar

Ruy Edmar


el 21/4/15
Voy a Jesús y creo en él, sé que jamás pasaré hambre ni sed. Ciudad Redonda aviva nuestra fe, leer los comentarios de nuestros hermanos nos iluminan.

El que viene a mi y cree en mi nunca pasará hambre ni sed.
Me gusta 0
Alicia

Alicia


el 21/4/15
!!!Impresionante¡¡. las palabras con que Esteban, se dirigía al pueblo en verdad que para hacer eso tiene que estar lleno del Espíritu Santo. Es muy bueno conocer esto como los primeros cristianos defendían la fe , sin importarle morir por la causa. Y pensar que ante el primer problema nosotros nos hachamos a la tristeza, y al desespero y nos parece difícil.

Gracias por la reflexión del evangelio esta muy clara, muy sabias palabras y enriquecedoras. Y yo digo, Todavía le piden signos a Jesús para creer el EL, !que duros eran de corazón¡¡ en esa época, pero si nos vamos a estos tiempos, no podemos criticar a veces nos pasa igual. bueno pero , lo importante no es culparnos sino ver que estamos trabajando para ser mejores.
Jesús dice: " Yo soy el pan de la vida. » ver comentario
Me gusta 0
esmeralda

esmeralda


el 21/4/15
Lastimosamente hoy nos dejamos mover por cosas del mundo y olvidamos lo vital para nuestra vida reconocer a Jesús y seguir su camino como lo hizo Esteban.
Señor ten misericordia de mi.
Me gusta 0
antolianoñemby

antolianoñemby


el 21/4/15
El Pan bajado del cielo es Jesús, quien con su muerte y Resurrección, está disponible, cercano para acudir a EL y calmar nuestra hambre y nuestra sed. Jesús es el alimento eterno, y el quien se alimenta de su Cuerpo y de su Sangre, no tendrá más ya ni hambre, ni sed. Alimentémonos de este Pan que da la Vida Eterna.
Me gusta 0
Ivan ram rod

Ivan ram rod


el 21/4/15
Gracias por este espacio que nos permite
Aprender mas sobre la vida de Jesús
Las diferentes opiniones nos aportan nuevos disernimientos la palabra es realmente pan de vida que es llenarse de fe que da salud y vida en el espiritu seguir
Proclamando a jesus como esteban
Bendiciones para todos
Me gusta 0
Daniela

Daniela


el 21/4/15
El Amor de Dios es tan inmenso q me mando a su propio hijo para demostrarme cuanto me Ama, con cada gesto de amor de mis seres queridos, con cada gracia que me da, pero muchas veces yo le pido mas prueba de amor.
Señor que yo viva mi Fe y demuestre con mi vida, dando cada minuto de tu tiempo para los demas
Me gusta 0
gerardo

gerardo


el 21/4/15
Pobre de mi! me siento asi! de oprimido con todo lo que leo y veo a diario. Pan de perdon, de fe, de esperanza es lo que busco siempre en estas lecturas. que son alivio del alma, gracias Jesus por escucharme.
Me gusta 0
Mercedes

Mercedes


el 21/4/15
Dios hace tantas cosas maravillosas por nosotros y aun seguimos incrédulos a pesar que nos ha cambiado nuestras vidas queremos mas pruebas de Amor debemos mirar con los ojos de nuestro corazón y con mucha fe creer en Dios y siempre darle gracias a El por todo lo que recibimos lo bueno y o malo porque solamente así creceremos espiritualmente y seremos testimonios de vida para aquellos que no creen .
Me gusta 0
Nelson

Nelson


el 21/4/15
Gracias,Dios,por que estos comentarios,no ayudan ,para seguir descubriendo el camino de pan de vida. Jesucristo nuestro señor.Que sigas bendiciendo,con la claridad del espíritu santo,a los que componen Ciudad Redonda. En ustedes he encontrado,la guía para clarificar mis dudas,mis temores y aprender cada día mas,de la palabra de dios y de saber ir entendiendo su voluntad para mi vida. Gracias Dios les bendiga.
Me gusta 0
María Eugenia

María Eugenia


el 21/4/15
La primera lectura de los Hechos de los Apóstoles nos cuenta contundentemente cómo Esteban después d su cruel martirio le pide a Dios q no les tenga en cuenta a sus ejecutores tamaña atrocidad, no les guarda rencor y es q la palabra rencor no deberiía formar parte del vocabulario de los cristianos, puesto que Jesús en su último aliento de vida también se encomendó a nuestro padre celestial: padre perdonalos porque no saben lo que hacen y luego fue demasiado tarde, no valoramos lo que tenemos.
Me gusta 0
R.VELIN

R.VELIN


el 21/4/15
Jesus es el verdadero pan de vida eterna que llena nuestra pobre alma de bendiciones, E l nos invita a obrar no por el alimento perecedero sino por el alimento que permanece para vida eterna, hoy muchos no se asercan a la Eucaristía aún hay rechazo al Espíritu Santo ,duros de mente y corazón se cree que somos eternos la vida es un soplo Jesus nos llama a una conversión verdadera del corazon a ser misericordiosos por el projimo
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 21/4/15
Hoy aprendí una gran revelación a través de éstas grandes y santas enseñanzas: ¡ Que yo habiendo sido ciego, Jesucristo me sanó perdonando todos mis pecados y me hizo ver la eternidad alimentándome del Pan nuestro de cada día venido del cielo! Él es el mismo: ayer, hoy y siempre.
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 21/4/15
Hoy aprendí una gran revelación a través de éstas grandes y santas enseñanzas: ¡ Que yo habiendo sido ciego, Jesucristo me sanó perdonando todos mis pecados y me hizo ver la eternidad alimentándome del Pan nuestro de cada día venido del cielo! Él es el mismo: ayer, hoy y siempre.
Me gusta 0
Rubén Darío

Rubén Darío


el 21/4/15
Encuentro en Ciudad Redonda un oasis de luz y bondad que me acercan al Hijo de Dios, nuestro nunca bien amado Jesucristo que nos da más de lo que merecemos, y que nos llama a la mesa celestial a pesar de que tenemos sucios los pies y el corazón.
De nuevo, mil gracias Ciudad Redonda por ser luz en medio de las sombras.
Me gusta 0
Augusto Serna A

Augusto Serna A


el 21/4/15
El Señor les de la paz.
"Eucaristía milagro de amor, Eucaristia presencia del Señor", reza la canción. Para alimentarnos Cristo se hizo alimento. Aimento imperecedero, manjar celestial, pan de vida, rollo agradable al paladar. Que inconmensurable misterio de amor, tantas veces inentendible e inapreciable cuando dejamos la mesa servida.
Me gusta 0
cecilia

cecilia


el 21/4/15
es verdad que a la Iglesia va la gente más conflictiva,pero que bueno que sea así ,porque todos salimos con gozo en el alma i DIOS nos quiere a todos por igual,está esperando con ansias al corazón más duro para acogerlo con su amor.Solo EL nos calma todo sufrimiento y nos hace mejores y nos acompaña estemos donde estemos.gracias Señor por tu palabra
Me gusta 0
ELKIN ALZATE

ELKIN ALZATE


el 21/4/15
MUY ACERTADOS SUS COMENTARIOS DIOS LOS BENDIGA A TODOS Y QUE EL ESPIRITU SANTO LES SIGA ILUMINANDO . QUIERO SABER COMO UNIRME A ESTE GRUPO DE COMENTARISTAS Y TRATAR DE EXPRESAR TAMBIEN EN ACDA DIA LO QUE EL SEÑOR ME MUESTRE PARA COMPARTIRLO CON TODOS USTEDES
Me gusta 0
Ana Laura

Ana Laura


el 21/4/15
Buen dia a todos; gracias por los comentarios de las lecturas nos ayuda a crecer mas en nuestra Fe, y comparto el comentario con Alicia, nosotros en estos tiempos. En lugar de defender nuestra Fe o con cualquier problema tenemos para dudar, nos damos por vencidos, no como Esteban o los Apostoles en aquellos tiempos no les importaba morir en el nombre de Nuestro Sr Jesucristo. Gracias Papa Dios por amarnostanto y mandar a tu unico hijo para nuestra salvacion. Bendiciones
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.