Comentario al Evangelio del

ciudadredonda

Queridos amigos y amigas:

El filósofo judío Levinas (1906-1995) tiene unas hermosas reflexiones sobre el rostro humano. Es la parte de nuestro cuerpo que nosotros nunca podemos ver directamente y que los demás ven. Más aún: el rostro es como una concentración de nuestro cuerpo entero para los demás. Son los demás quienes nos dicen: “Te veo hoy con mala cara” o “Tienes buena cara”. Nuestro rostro es la ventana por la cual se comunica lo que somos. Comunican nuestros ojos y comunican nuestros labios. Una frente fruncida es señal de preocupación. Unos labios apretados indican rabia. Una sonrisa transmite alegría.
Si el rostro es un concentrado de humanidad, (qué fuerza adquieren las palabras del profeta Isaías: No oculté el rostro a insultos y salivazos! O las del salmo 68: La vergüenza cubrió mi rostro.

Durante los próximos días vamos a contemplar de cerca el rostro de Jesús. No sé si se parece al que muestran los iconos ortodoxos o al que han pintado artistas como Velázquez, El Greco o Dalí. Lo que sí sé es que su rostro es como un mapa en el que están registrados los gozos y sufrimientos de todos los hombres.

En vísperas de su muerte, el rostro de Jesús resume la entera trayectoria de su vida terrena: sus largos años de “laboratorio nazareno” y sus pocos meses o años de itinerancia misionera por tierras de Galilea y de Jerusalén.

(Cómo veían el rostro de Jesús sus discípulos cuando le preguntaban, uno tras otro, incluido Judas, la pregunta del millón: ¿Soy yo acaso, Señor? )Verían preocupación, rabia, frustración, derrota? ) O verían un rostro luminoso, sobrecargado de amor en cada una de sus millones de células?

Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro. Esta es la súplica que brota en un día como hoy en el que millones de personas se ponen en camino hacia los lugares donde van a pasar los días del triduo sacro.

¿Se puede vivir el triduo sacro estando de vacaciones? ¿Se ha convertido la Semana Santa en un simple período vacacional, salpicado con algún rito folclórico religioso a modo de relleno para tranquilizar la conciencia?

Podemos vivir el triduo sacro en cualquier lugar ... con tal de que no tengamos miedo a buscar y contemplar el rostro de Cristo. No importa tanto el lugar cuanto el coraje de dirigir nuestros ojos a ese rostro cubierto de insultos y salivazos y, sin embargo, hermoso, radiante, perdonador. Ese rostro se muestra en la liturgia de la Iglesia y en las personas sufrientes que, sin duda, iremos encontrando. Por mucho derecho que tengamos al descanso, no podemos mirar en otra dirección, porque en el familiar con problemas o en el que nos sirve en un hotel podemos descubrir al Cristo que sigue sufriendo hoy. Volver la espalda a esos rostros tan reales es volver la espalda al Cristo que nos mira.

Oculi nostri ad Dominum Jesum canta la liturgia. Nuestros ojos están vueltos al Señor Jesús. Ojalá podamos aguzar la vista para contemplar este rostro en cualquier lugar en el que nos encontremos durante los próximos días.

Comentarios

Deja tu mensaje:

alfredo guzman
alfredo guzman

el 1/4/15
Nuestros rostros palidecen ante tanta necesidad, hambre,soledad,destierro,explotación en el trabajo (no importa si es semana santa hay que producir),mendicidad, etc.... pero que hacemos por nuestro hermano en la fe, o por el que piensa diferente..................nada y creemos que con rezar en semana santa ya estamos salvos, que tristeza, están pobre nuestra fe que la limitamos a una semana y el resto del tiempo que ? Dios no existe y ni siquiera eso por que para muchos es una semana de descanso y de vacaiones
Me gusta 0
Teresa
Teresa

el 1/4/15
Me ha gustado mucho leer el comentario al Evangelio de este miércoles, 1º de Abril. Enhorabuena al autor, o autores, ya que desde hace un par de días veo que los comentarios los firma Ciudadredonda. ¿Un colectivo?.
Pues eso, enhorabuena y feliz Semana Santa y que la vivamos en profundidad.
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 1/4/15
Saludos amigos,
El tono que el evangelista San Marcos nos expone: “¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.» es mas elevado en comparación al tono que S. Jn usa: «Lo que tienes que hacer hazlo en seguida.» pero en ambos se puede percibir, que la intención del que ejecuta la traición lo realiza deliberadamente, sin ninguna estimulación profética ya que no ve en el hombre hijo de un Carpintero el Mesías, del mismo modo el sujeto de la traición no sugestiona a los interlocutores para que se planee su ejecución. En ningunos de los textos se sugiere manipulación o que exista ocasión para ser víctima intencional. No existe duda de que el ejecutor de la traición hasta ese momento no tiene ninguna consideración de cambiar sus planes y mot » ver comentario
Me gusta 0
Jose Paz Cruz
Jose Paz Cruz

el 1/4/15
Es dificil poder reconocer el rostro de jesus cuando creemos que la semana santa es un momento para vacacionar, realmente tiene que ser un tiempo que nos haga reflxionar durante toda nuestra vida y todos los dias preguntarnos si lo que hago es realmente la voluntad de Dios? Aqui es donde debemos pensar cual seria el rostro de Jesus con respecto a lo que hacemos a diario, semana santa tiempo para pensar en nuestra vida como tal...
Me gusta 0
Margarita
Margarita

el 1/4/15
Gracias por las hermosas reflexiones
Me gusta 0
Alberto
Alberto

el 2/4/15
Como dice el filosofo Levinas no puedo ver mi rostro por mi mismo, pero si lo veo en Jesus. Veo en El mi tristeza, mi alegria, mI dolor. Cristo, su faz, se me muestra en el perdon, en su infinita misericordia. Lo miro, me Mira. Hermano, te reconoces en Cristo?
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 1/4/15
Buena Reflexión sobre las lecturas. Por esta región, la persona responsable es la que pone la cara ,a sus compromisos de una manera responsable y sin miedo. Se puede decir Jesús nos dio ese ejemplo de valor. Me llama la atención estas preguntas que se hacen los discípulos de Jesús ¿Soy yo acaso Maestro?. Pareciera que Judas no sabia, lo que iba a hacer, ni magnitud del error. Entonces, es un poco estar alertas , con nosotros mismos, y reflexionar sobre lo que se hace para no cometer errores que después tenga que arrepentirse y ya no pueda corregir. o sea difícil de hacerlo.

Nosotros tenemos, el arma del cristiano que es la oración.
La Biblia nos recuerda: Estén siempre alegres , y oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su » ver comentario
Me gusta 0
Consuelo
Consuelo

el 1/4/15
El rostro de Jesus lo podemos encontrar en la sonrisa de un ni?o, en un anciano, en una mujer que da a luz, en un rico ,en un pobre en tu hermano, en tu amigo o tu enemigo , solo tenemos que verlo con los ojos del alma, con ese corazon que Ama que perdona , todos tenemos la opurtunidad de rectificar , de Amar a Dios , honrarlo y seguirlo todos los dias de nuestra vida , un corazon arrenpentido es un corazon que Amar no te apartes de nosotros perdonanos nuestros pecados y que esta fecha en la que recordamos la pasion y muerte de Jesus , nos cambie y nos haga mas humildes , entendamos tu palabra y rectifiquemos errores , Te Amamos Padre Santisimo Jehova!!!Amen.
Me gusta 0
Martín
Martín

el 1/4/15
Muchas gracias por sus comentarios.
Me hacen mucho bien.
¡Feliz Pascua!
Me gusta 0
Susana Scarpino
Susana Scarpino

el 1/4/15
Es una alegría que aparezcan Uds. cuando uno reclama por las lecturas del día. Y la reflexión sobre las lecturas enriquecen y satisfacen nuestra curiosidad, y nos permiten profundizar sobre ellas. El alma agradece la atención. Que Dios lo bendiga.
Me gusta 0
Jurgen Calder
Jurgen Calder

el 1/4/15
Cuentan que un día un artista contrató a un joven para que le sirviera de modelo y dibujar la imagen de Jesús. Anos más garde, le ofreció otro contrato para pintar la imagen de Judas. El modelo se puso muy triste.
Nada ilumina más un rostro que el amor.Nada atemoriza más que un rostro maléfico. Nada entristece más que un rostro triste. El rostro, inevitablemene, transmite las emociones y sentimientos más recónditos.
Me gusta 0
Santos
Santos

el 1/4/15
Señor que esta semana santa, sea de un verdadero recogimiento espiritual, que podamos entenderlo y que se note en nosotros. que no se quede ahí como una semana santa mas. bonito dia.
Me gusta 0
ivaramrod
ivaramrod

el 1/4/15
Hermosa reflexion y acertado disernimiento
Contemplary buscar el rostro de jesus
En estos días de pasion y seguir cada uno
De sus pasos no hubo piedad para jesus
Pero siempre miramos en sus ojos
Su misericordia en su rostro divino
Me gusta 0
Carmen Delgado
Carmen Delgado

el 1/4/15
buscar el rostro de Jesús, es comprometedor, es entrega, es sacrificio, pues es una forma de detenernos en la vida y preguntarnos, qué estamos haciendo para cambiar el rostro de Jesús, a qué me comprometo con él para tratar de ver su rostro de forma diferente en todas las personas que me rodean en las cuales represento a Jesús en ellas.
rostro de
Me gusta 0
Nicolás
Nicolás

el 1/4/15
Señor, que en estos días de reflexión, recibamos de ti los dones de la sabiduría, la bondad y la solidaridad, para no tener que preguntarle a los demás o a ti, "soy yo acaso, Señor?"; para que con nuestras acciones no te crucifiquemos, ni actuemos como Judas ante los demás. Que nuestro rostro, no oculte lo que somos, sino, que sea un rostro sincero y "sobrecargado de amor"
Me gusta 0
rvelìn
rvelìn

el 1/4/15
Para mi el evangelio y la reflexión del hermano nos debe cuestionar nuestra vida que hemos llevado hasta el momento hoy en día en todo grupo ya sea social político, cristiano y familiar que por su accionar se puede ver y notar que son peor que judas se venden por míseros monedas de dólar o otra moneda de la actualidad se cree lo material es eterno y lo espiritual se deja de lado es mejor pasar esta semana en las playas cómodos dando gusto al cuerpo material con el alma vacía sin meditar la pasión y muerte de nuestro salvador Jesús , el mártir por nosotros y morir en la cruz por amor de la humanidad.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.