Comentario al Evangelio del

Enrique Martinez, cmf

SAN JOSE, 

UNA HISTORIA DE AMOR


 

El nombre «José, de origen hebreo, significa al mismo tiempo dos cosas:
«Dios proveerá, Dios se encargará, Dios está pendiente».
Y también «el que quita la vergüenza, la humillación».

La verdadera historia de José de Nazareth empieza con un amor.
Se enamora de una chica maravillosa, la más bonita del pueblo y de sus alrededores
-la más bonita del mundo, diremos nosotros-.
¿Qué hará para enamorarla, para que ponga alguna vez en él sus ojos?
Sabe muy bien José que no se la merece,

pero la quiere con un amor que no parece suyo,
es como un fuego del cielo que ha prendido en él.
La chica es muy joven todavía, y tiene un nombre precioso: María.
Dicen que es nombre de origen egipcio, y significa «amada».
Qué bien lo escogieron sus padres Joaquín y Ana.
Y José no está dispuesto a que nadie se la quite.
Luchará por ella, esperará lo que sea necesario.

María empezó mirar a José, que todas las tardes se hacía el encontradizo.
Y empezó a encariñarse con él, que era tan buena persona y de tan buen tipo.
Y empezó a enamorarse de José con un amor creciente.
Era como un regalo del cielo.
Sí: José era un regalo del cielo para María;

y sobre todo María era un regalo del cielo para José.
Cuando José supo el amor de María -lo leyó en sus ojos-,

no podía contener la emoción y la alegría.
No se cansaba de dar gracias a Dios. Se sentía el más afortunado de los hombres.


 Pero resulta que María se tuvo que ausentar.
Un viaje que no acababa de entender,
porque tampoco ella dio muchas explicaciones.
Que tenía que visitar a una pariente anciana
que estaba esperando un hijo.
La ausencia fue dura y larga para José:
noventa días y noventa noches pensando en ella.
Y por fin vuelve su guapísima novia, pero embarazada.
Se puede entender que se le viniera el cielo encima.
Sintió como un cuchillo que le desgarraba el corazón.
Dios le pedía que sacrificara lo que más quería: su amor.
José era un hombre «justo», según cuenta Mateo.
Como lo fue Abraham, y los padres del Bautista.
Es decir: Un hombre que respeta profundamente a Dios.
Si Dios había decidido contar con ella, ¿quién era él para entrometerse?
Tenía tantos «reparos» a meterse por medio en los planes de Dios.
Así que decidió retirarse discretamente, para no ponerla en evidencia.

José no podía imaginarse que también Dios había decidido contar con él.
Pues sí: era descendiente del rey David, pero venido a menos.
No tenía nada que ofrecer más que sus gastadas manos de carpintero
y un pequeño taller.
No sabía que Dios suele elegir lo pequeño, lo sencillo, lo bueno, lo que no cuenta.
No había pensado que su enorme corazón, su bondad y su nobleza le hacían falta a Dios. 

Le pareció que estaba soñando cuando Dios le hizo saber 

que le necesitaba más que nunca para que cuidase de María
y del niño que el Espíritu había engendrado en sus entrañas.
¡Vaya cosas que se le ocurren a Dios! Irse a vivir a casa de un trabajador.
Él le pondría nombre, y tendría que enseñarle todo: a decir “abbá”, a rezar,
a trabajar, a leer la Escritura, acompañarle a la sinagoga...
Y estar pendiente de todo lo que pudiese necesitar su María.
No tenía que tener ningún «reparo» en llevarse a casa
a las dos mejores criaturas que han pisado la tierra.
No había tenido mal ojo, no, pues se había enamorado
de la bendita entre todas las mujeres, de la mujer «favorita» de Dios.

Por eso es grande José. ¡Es un Santo!
Porque sabe mucho de amor limpio: él sí que es el patrón de los enamorados.
También sabe mucho de vocación: Si Dios cambia nuestros planes
es para hacer con nosotros obras grandes,
es para ayudarnos a que nuestra vida merezca la pena.
Y, teniendo en cuenta su nombre, es el mejor patrón para los padres,
especialmente para los padres que lo pasan mal.
«Dios se encarga, Dios se ocupa, está pendiente».
Y todos los padres, como el bueno de José,
procurarán a su vez ocuparse de que sus hijos lleguen a ser grandes,
buenas personas pendientes de pasar por esta vida haciendo el bien,
y que, respondiendo a la llamada de Dios,
formen una gran familia de hermanos
Que San José y Santa María nos ayuden a fiarnos de Dios y a darle nuestro SÍ.

Enrique Martínez, cmf a partir de un texto de Pedro M. Iraolagoitia, sj



 

Comentarios
José María G. José María G.
el 18/3/15
Dom Enrique Martínez, siga con esta filosofía de explicar las escrituras con esa sencillez tan amena, y comprensible, me ha emocionado su comentario con la vida de José.
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 18/3/15
José y María dos personajes de Fe, amor y esperanza y ejemplo para todos de trabajo y confianza en Dios, María madre nuestra y madre de Dios gracias por el si y llevar en tu vientre a jesus nuestro salvador fruto bendito de tu vientre y que decir de jose un hombre fiel y trabajador que estubo en las buenas y en las malas y con Fe sale adelante hoy en día es el patrono de los esposos. Gracias Padre santo por darnos la vida y enseñanos a ser fieles en lo grande y pequeño de los trabajos que podamos hacer por dios y el projimo y que lo hagamos con mucho amor es mejor dar y servir con alegría a los demás
Me gusta 0
Heraldo J. A. Heraldo J. A.
el 19/3/15
Realmente muy bueno! Sencillo, actual, profundo. Me hizo comprender y amar más a José Padre protector.
Gracias, vamos por más.
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 19/3/15
Saludos amigos/as.Que implicaciones tendría la actitud de este personaje que nos propone hoy en tiempos de cuaresma?. Todos los textos bíblicos no intentan cubrir nada y todas las acciones humanas las pone de manifiesto. Seguro hermanos estos días cercanos a la semana Mayor y al encuentro de los Obispos sinodales, se nos va anticipando eso de “despertar y hacer lo que había “mandado el ángel”, sobresale la "obediencia" y respuesta de José a la fidelidad expuesta y prometida por el profeta. La obediencia, la acogida, la apertura a una nueva forma de ver las cosas. Así emprendía una nueva vida contemplativa (modo de vivir frente a los inmenso y eterno) el nuevo José, el que entonces “habría despertado”! El que enamorado pensaba distinto y sus planes eran otros!, ahora ser » ver comentario
Me gusta 0
alfonso alfonso
el 19/3/15
soy quimico, tengo 48 años, y, me veia en mi vejez, a los 60, 70 años, dirigiendo una empresa, hasta hace poco, deje de trabajar, y empece a ser mas devoto de dios, hoy, solo tengo que decir, que tengo un santo mas que adorar, en quien descargar mis pesares, en quien orar, tener fe, por las palabras, que me han hecho cambiar de actuar, También sabe mucho de vocación: Si Dios cambia nuestros planes
es para hacer con nosotros obras grandes,
es para ayudarnos a que nuestra vida merezca la pena.
Y, teniendo en cuenta su nombre, es el mejor patrón para los padres,
especialmente para los padres que lo pasan mal.
Me gusta 0
trinidad trinidad
el 19/3/15
Solo te pido Dios mio,que me des el impulse Para hacer Las cosas cada dia mejor,con ESE Amor tan Grande con que se perdona y se sigue adelante,a no jusgar a los demas pensando que yo tengo la razon a ser mas humilde yo te Amo ayudame a Cambria TU me das solo cosas buenas y yo solo quiero ser mejor, Gracias por los mensajes y por resolver Los problemas grandes de una forma tan sencilla y perfecta ...Como solo DIOS lo puede hacer !!!No te apartes de nosotros te pedimos con humildad con tu Amor todo es possible , la tranquilidad que tu nos das es la Alegria de vivir, vivir en Armonia con nuestro projimo con FE ,Amor y Esperanza de saber que Jesucristo esta con cada uno de nosotros Benito seas Santisimo Padre Jehovah!!! Amen.
Me gusta 0
Elena Elena
el 19/3/15
Maravilloso.
Me gusta 0
mariluzcardona mariluzcardona
el 19/3/15
Padre hoy ruego por todos los padres del mundo para que al igual que san jose hallen gracia delante de ti,bendice a todos los padres adoptivos que han asumido esta tarea de educar estos niños a los cuales les haz encomendado, derrama sobre todos la gracia de tu espíritu santo para que con sabiduría sepan corregir y acompañarlos a lo largo de sus vidas. también quiero felicitar a todos los padres que siempre están al lado de sus hijos sin importar las dificultades, que al igual que san jose permanezcan al lado de sus esposas para acompañarlas y siempre sumisos a la voluntad de DIOS
Me gusta 0
juanita juanita
el 19/3/15
Que bueno que ayga personas con tanta sabiduría del espíritu Santo para hacernos saber más de donde somos o más que nada a quien debemos imitar en amor cerbisios humildad y sobretodo en obediencia gracias y que Dios lo Bendiga siempre:
Me gusta 0
isidro isidro
el 19/3/15
Excelente comentario, la verdad me hizo vibrar al conocer la mas grande demostracion de amor de jose hacia una mujer, y al amor a DIOS, que lo puso por encima de su gran amor, luego ese amor infinito por su familia, es un ejemplo de vida para nosotros los hombres. "Dios ayudanos a ser como JOSE, ejemplo de amor".
Me gusta 0
juanjo juanjo
el 19/3/15
INFINITAS GRACIAS DOY A DIOS, por regalarnos ese gran santo que es san josé, gracias por que ha venido hacer modelo de hombre, de padre, de esposo, de hermano. Oh amado san josé enséñame amar a jesús y a maría como tu lo hiciste en nazareth y lo sigues haciendo hoy. amen
Me gusta 1
Alicia. Alicia.
el 19/3/15
Gracias aDios por la palabra de hoy. Por recordarnos, a ese modelo de hombre que fue. San José. Un ejemplo para todas las familias del mundo. Amor ,entrega , discreción, Fe, y esperanza en Dios. Bendiciones para todos.
Me gusta 0
gloria gloria
el 19/3/15
Que Dios Padre nos ayude a ser perseverantes en la humildad a ser luz entre los nuestros para que sepamos reconocerlo en cada acción . Tu nuestro Dios el que todo lo puede, todo lo ve y todo lo sabe que se haga siempre tu voluntad . Amen.
Me gusta 0
jose guillermo jose guillermo
el 19/3/15
Gloria a Dios. Saludos a toda la humanidad por la Grandeza de nuestro Señor y por tomarnos en cuenta en sus propósitos como el caso de José. Excelente comentario para incrementar nuestra Fe en nuestro Dios Padre. Feliz día para todos los que nos llamamos José. Saludos.
Talara - Piura - Perú
Me gusta 0
ROsmery Tarija ROsmery Tarija
el 19/3/15
El Señor es nuestro Padre Celestial quien nos ama y nos acepta con todas nuestras virtudes y defectos.Gracias Señor por ser un padre amoroso y compasivo con tus hijos. en este evangelio Jose y María son ejemplo de obediencia a la palabra y voluntad de nuestro Padre. Señor
llenanos de tú Santo Espiritu y tocanos el corazón para que como María y Jose guardemos en nuestro corazón y seamos siempre obedientes tu palabra
Me gusta 0
Maria Jose Maria Jose
el 19/3/15
En esta lectura el Señor nos enseña a que sigamos ese ejemplo de Familia, a que nazca el amor, la confianza, y la humildad sobre todo en nuestros hogares y lo pongamos en el centro de nuestro corazones. Gloria a Dios.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.