Comentario al Evangelio del

Enrique Martinez, cmf

El pecado que construimos entre todos




                   

        Cuando escribe el profeta Ezequiel, el pueblo se encuentra en el destierro, sin esperanza y desalentado bajo el peso de un castigo que considera inmerecido, al creer que están pagando por las culpas de sus padres. Israel tenía muy vivo el sentido de responsabilidad colectiva del pecado: el pecado de los otros, de los míos, es también mi pecado. Y ante tal situación, Ezequiel recoge y subraya el pensamiento del profeta Jeremías: hay un pecado personal, es decir, cada uno es responsable de sus acciones en primera persona. Cada uno decide su propio destino con su comportamiento. Fue un gran avance teológico, y una ayuda esencial para vivir con esperanza aquella situación difícil, saliendo de la pasividad y la desesperanza.

      Quizá en nuestras circunstancias actuales de globalización, al mismo tiempo que se da un marcado sentido del individualismo, convendría recuperar y subrayar la dimensión comunitaria del pecado, y lo que se han llamado «las estructuras de pecado».
         A muchos hermanos les cuesta comprender por qué para pedir perdón a Dios, hay que contar con la mediación comunitaria o con un sacerdote. Ven el tema como un «asunto privado» que no afecta para nada a los demás: entre Dios y yo, y ya está.
          + Pero, por una parte, el mismo Jesús nos dice que no es posible el encuentro con Dios (la «ofrenda», la oración, la Eucaristía, la limosna, etc), si no ha habido primero una reconciliación con el hermano al que he ofendido, o incluso que se ha sentido ofendido, aunque yo no lo pretendiera (si tiene algo contra ti...).
          + Por otra parte, todo lo que signifique falta de exigencia personal, no ser fiel, transigir con actitudes lejanas al Evangelio, aunque no afectaran directamente al hermano (cosa difícil), contribuyen a la falta de testimonio, a oscurecer la santidad de la Comunidad, a fomentar la mediocridad y a «privatizar» el seguimiento de Jesús. Necesitamos la ayuda y el estímulo de los otros, y tenemos la responsabilidad de ser luz y sal. Mis pecados, por muy íntimos que sean, manchan la santidad de la Iglesia, y salpican casi siempre a los hermanos.

         Al mismo tiempo, formamos parte de una sociedad que vive unas claves que no contribuyen para nada a la fraternidad, a la justicia (cinco veces se repite esta palabra en el breve pasaje de Ezequiel), a la paz. Unas claves que son «contagiosas» y de las que fácilmente participamos todos: el consumo irresponsable, la destrucción de la naturaleza, la absolutización de la economía por encima de la persona, la marginación/descarte de los más débiles, la superficialidad de nuestras relaciones, la corrupción y el desprestigio de los cargos y responsabilidades públicas, el uso de dinero negro, etc... Ante las que parece que nada se puede hacer. Y es que «todos son iguales», «no tiene remedio», es «lo normal, lo hace todo el mundo»...

       Pues aquí nos vendría bien unirnos (y mejor aún encabezar) a la llamada de tantas Organizaciones Sociales que nos invitan a ir contracorriente: muchos pocos... pueden hacer mucho: reciclar aunque muchos no recicle, no comprar mercancías con excesivos e inútiles embalajes, evitar el malgasto de agua, papel, luz, combustibles... El no comprar en aquellos centros que abusan laboralmente de sus trabajadores (dentro o fuera de nuestro país), no pagar nunca en negro, meditar mucho más en nuestro voto, revisar y mejorar la austeridad personal, denunciar cuando sea necesario, exigir responsabilidades, evitar hacer generalizaciones en los juicios, acoger al «distinto», etc
       Esto quizá no lo resolvamos todo. O quizás sí. Pero al menos que no contribuyamos con nuestros «pecados personales» a agrandar estos «pecados sociales». También estos temas son temas de conversión, de arrepentimiento, de propósito de la enmienda, etc
         Podría hoy ser una ocasión estupenda para revisar todo esto, y que «antes de celebrar los Sagrados Misterios»... seamos conscientes y hagamos algo... (reconozcamos) que se puede y se debe cambiar.

Enrique Martínez, cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

Miguel angel

Miguel angel


el 27/2/15
Caminar con mi hermano, pregunta: se realmente quienes son mis hermanos ? Y luego reconciliarme con el. Parece todo muy sencillo, pero hemos cerrado tantas puertas en nuestro caminar, que ya no caminamos,simulamamos caminar para encontrarnos con nadie. Señor ayúdanos por lo menos a caminar al encuentro con mi hermano porque me duele esta soledad .
Me gusta 0
Denisse

Denisse


el 27/2/15
Les agradezco a los que llevan la labor de organizar y mantener al día esta pagina web. Me es de mucha utilidad y los comentarios de las lecturas siempre me llevan a profundizar mejor lo que he leído. Gracias por este gran esfuerzo para hacer disponible y accesible para todos el evangelio de cada día. Saludos!
Me gusta 0
Carmen

Carmen


el 27/2/15
Caminar con mi hermano, ya no caminamos, simulamos caminar Para que mi Madre no sufra esta situacion. Señor borra de nosotros el rencor, las especulaciones. Señor ayúdame a caminar al encuentro con mi hermano porque me duele esta soledad .
Me gusta 0
Francisco Lopez

Francisco Lopez


el 27/2/15
La interpretacion del Evangelio de hoy es clara, expresa que todo se puede, este mundo esta corrompido por malas practicas, de modo que cada uno somos responsables de los hechos, porque Dios sabe todo por que escudriña los corazones humanos por medio del Espiritu Santo al ser glorificado en la cruz
Me gusta 0
Emilio

Emilio


el 27/2/15
Mi felicitación y agradecimiento por los sugerentes comentarios a la Palabra que nos está ofreciendo ciudadredonda.com en este tiempo de cuaresma. Y, además, por partida doble: Buenafuente y Claretianos.
Me gusta 0
R.VELIN

R.VELIN


el 27/2/15
El tema del perdón para tener una vida coherente es muy cuestionante el día de hoy creo yo dar y pedirl perdón es más importante que una ofrenda económica, estar en paz con Dios y el projimo es mejor que un tesoro viviendo así ya estamos haciendo justicia pues seremos juzgados al final de nuestras vidas por el amor verdadero que dimos a los demás no por el poder material que tuviste en la tierra eso es pasajero lo otro es eterno.
Me gusta 0
Olga E.

Olga E.


el 27/2/15
La única condición para obtener el perdón de mis pecados es perdonar y es hacerlo setenta veces siete, o sea, siempre. No puedo pretender la gracia del Señor si no cumplo de corazón con este precepto. Que el Señor me conceda es este tiempo de llamado a la conversión y siempre, la humildad para solicitar el perdón a quienes, aun sin razón, he ofendido, no guardar rencor a nadie y perdonar siempre. AMEN
Me gusta 0
girl cocoa marc

girl cocoa marc


el 27/2/15
Gracias senor por hacerme ver lo Malo y lo Bueno De este Mundo pot medio De tu palabra
Me gusta 0
rafael

rafael


el 27/2/15
“Dios haces salir el sol sobre buenos y malos, hace llover sobre justos e injustos” (Mt 5,45) Dios muestra su paciencia; no manifiesta todavía todo su poder. Tú también... renuncia a la provocación, no aumentes el malestar a los ojos hinchados. ¿Eres amigo de la paz? ¡Mantente tranquilo dentro de ti!...¡Deja de lado las querellas y vuélvete a la oración! No te pongas a discutir con nadie, ni siquiera sobre nuestra fe con el blasfema. No respondas a la injuria injuriando, sino ora por esta persona.

Querrías hablarle contra él mismo: habla más bien a Dios de él. No digo que te calles: escoge el lugar que conviene y mira a Aquel a quien hablas, en silencio, por un grito salido del corazón. Allí donde tu adversario no te ve, sé bueno para con él. A esta adversar » ver comentario
Me gusta 0
gerardo

gerardo


el 27/2/15
cambios,arrepentimiento, confesion de pecados, fraternidad,? creci en un hogar en el que si te ofendian o maltrataban vengarme, sembro esta semilla en mi corazon que ahora a mi edad lo sacare de mi mente , y de mi corazon. SOMOS POCOS PERO HAREMOS MUCHOS POCOS, y asi mi projimo ira cambiando de forma de pensar.
Me gusta 0
herminia

herminia


el 27/2/15
Un abrazo en Xto.
Gracias por edificar el reino de Dios a tráves de esta página.
En radio María Perú, temprano escuho las oraciones que pasan, aquí un pedacito que dice: "Las notas musicales se juntan y dan una hermosa melodía"; por qué nosotros no podemos unirnos como esas notas musicales para construir una sociedad más justa y más fraterna.
Que la LLena de Gracia, nos ayude a dejarnos TOCAR por su Hijo LA PALABRA y transforme nuestro corazón y pongamos de nuestra parte para vencernos y poder decir como Pablo "no vivo yo, es Xto. quien habita en mí".
Un bendito día
Me gusta 0
isidro

isidro


el 27/2/15
El pecado sea personal o social, hace daño, y sino lo confesamos y lo reparamos o almenos, evitemos repetir, estamos cayendo en permanente estado critico y arraizandonos con el mal, debemos ser conscientes que estamos actuando mal y pedir a DIOS ayuda divina para purificarnos, de lo contrario estamos arrastrando a mas gente a que se condene con nosotros.
Me gusta 0
Roberto RB

Roberto RB


el 27/2/15
Gracias Señor, por el Perdón, pues solo cuando perdone comenzó mi vida plena, una vida sin el peso de el odio y el rencor, es Maravilloso, pero principalmente Gracias por perdonarme tu a mi, pues solo así mi felicidad y mi amor a la vida esta completa. Gracias Señor.
Me gusta 0
magdalena

magdalena


el 27/2/15
Gracias a los que se preocupan y ocupan por tener este medio de dar a los que no podemos asistir a misa entre semana la lecturas para ue nos vayamos guiano con la palabra de Dios que el lo llene de sus ben diciones
Me gusta 0
Francisco.

Francisco.


el 27/2/15
Todos anhelamos la felicidad y la paz mundial, pero no somos capaces de RECONCILIARNOS con el hermano, que es el mismo prójimo, y el trabajo es con el que te ha ofendido o que hayas ofendido, es difícil decir me equivoqué y no lo vuelvo hacer, o decir: no tengas pena hermano lo que hiciste estuvo mal, pero ya pasó y vivamos en paz. Esa es la invitación de Jesús mendiante el evangelio del día de hoy.
Me gusta 0
PATRICIA

PATRICIA


el 27/2/15
BUEN DIA CUAL ES EL DINERO NEGRO A QUE SE REFIERE. GRACIAS QUE TENGA UN EXCELENTE DIA.
Me gusta 0
Esperanza

Esperanza


el 27/2/15
una vez más la sagrada escritura nos muestra la bondad del Señor para con los pecadores, tal como lo refleja la primera lectura. Dios siempre nos pide reconocer nuestros pecados y que cambiemos nuestra forma de vivir tan alejada de El y de nuestros hermanos a quienes les hacemos daño cada día.
Jesús hoy nos pide que nos reconozcamos como hermanos tal como El lo hizo. Y para ello es necesario que nos reconciliemos pidiendo perdón y perdonando, porque así nuestra oración será escuchada y nuestra ofrenda aceptada.
Me gusta 0
karem m.

karem m.


el 27/2/15
Me parece muy acertado el comentario del evangelio del día, creo que es la oportunidad que tenemos para ser mejores personas con actos pequeños y mientras mas lo hagamos mas avanzamos en liberarnos de nuestro pecados y lo mas importante no recaer en los mismos, Dios los bendiga.
Me gusta 0
Ancajima

Ancajima


el 27/2/15
Que este tiempo de cuaresma nos ayude a coprender el mensaje de Dios, y que todos contribuyamos a un mudo mejor y que seamos concientes que el pecado personal termina con deteriorar la sociaedad cada vez mas. "Señor perdona nuestros pecados y enseñame a ser mas humilde y conciente de mis actos"
Me gusta 0
Consuelo

Consuelo


el 27/2/15
DIOS perdona al que se arrepiente de Corazon, y no ve sus errores pasados.....talvez vuelva a cometer Nuevos errores porque nunca alcanzaremos la perfeccion solo DIOS.... pero hay que tratar de ser cada dia mejor y con Su ayuda construir un Mundo de Amor, ayuda Al projimo y la Esperanza de Su perdon,
Gracias Señor por no abandonarnos cuando nos sentimos vulnerables, saber que estas ahi es saber que todo Ira Bien Como tu lo decides ...pronunciar tu nombre es nuestro Consuelo de saber que tu escucharas nuestro llamado por que sabemos que nunca abandonas ni al hijo mas ingrato,solo quieres que no sigamos en la sombra y conoscamos la LUZ de tu palabra ,fortalesenos con entendimiento Para hacer las cosas o llevar tu mensaje Como tu quisieras ...te Amamos Señor Jesucristo y alabado seas por » ver comentario
Me gusta 0
Ledita

Ledita


el 27/2/15
agradezco grandemente por permitirnos ponernos al dia con la palabra de Dios día a día, y sus comentarios que son muy sabios para nuestro crecimiento espiritual.
Me gusta 0
Edgardo

Edgardo


el 27/2/15
Buenas tardes:

El profeta Ezequiel, de parte de Dios,
no se refiere al malvado y al justo,
como una condición humana acabada,
sino como una situación o circunstancia
que puede ser cambiada por ambos
a través de una decisión libre;
uno conforme a la voluntad divina...otro no.

"...el malvado que se convierte de su maldad..." y
"...el justo que se aparta de su justicia..."

¡Que la desgracia de caer en el pecado
nunca nos lleve a dudar de la misericordia de Dios!
¡Que la gracia del Resucitado en nuestra vida
nunca se convierta en vanagloria
ni en soberbia que nos hagan caer!
Amén.

Gracias a todos(as).
Me gusta 0
Edgardo

Edgardo


el 27/2/15
Para un examen de conciencia que,
luego de recibido el perdón,
me permita presentar mi ofrenda....

¿Quiénes de mis hermanos tienen quejas contra mí?
¿Cuántos de mis hermanos tienen quejas contra mí?
¿Desde cuándo mis hermanos tiene quejas contra mí?
¿Por qué razón mis hermanos tienen quejas contra mí?
¿Cuáles son la quejas que mis hermanos tienen contra mí?
¿Cuántas son las quejas que mis hermanos tienen contra mí?
¿En qué materia o tema es que mis hermanos tienen quejas contra mí?
¿Acepto las quejas que mis hermanos tienen contra mí?
¿Menosprecio la quejas que mis hermanos tienen contra mí?
¿Recuerdo las quejas que mis hermanos tienen contra mí?
¿Olvido las quejas que mis hermanos tienen contra mí?



Ahora, Señor, ya puedo presentarte mi » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.