Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja

Queridos hermanos:

Celebramos en este domingo la Campaña contra el Hambre que nos propone Manos Unidas con el lema: “Luchamos contra la pobreza ¿te apuntas?”. Las lecturas de hoy nos pueden dar algunas claves en esa lucha.

Primero Job, un hombre que de la noche a la mañana lo pierde todo, las amargas palabras que acabamos de escuchar en la primera lectura, se van transformando más adelante en un lamento. Sus desgracias son las mismas que asolan a la humanidad, su dolor es el dolor de muchos seres humanos. Sus lamentos son los de los que no tienen nada, ni salud, ni escuela, ni trabajo, los de los hambrientos,  las víctimas de la guerra, de la injusticia, el egoísmo, la indiferencia: “sus días se consumen en la desesperanza”, pero al final su grito llega al cielo. Dios da respuesta al sufrimiento humano.

Marcos nos relata la curación de una enferma, la suegra de Pedro, a la que “Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó”. “Se le pasó la fiebre y se puso a servirles”. “Cuando se puso el sol, le llevaron  todos los enfermos y poseídos. La población entera se agolpaba a su puerta”. También hoy la población entera de enfermos y poseídos por el mal se agolpa a nuestra puerta y llama. Pueblos y naciones enteras viven y mueren amenazados por las epidemias, la guerra y el hambre. Jesús cura, nosotros a pesar de decirnos seguidores de Jesús, curamos poco. Y respondemos a la llamada de los pueblos pobres en muchas ocasiones con la indiferencia y la cerrazón de nuestras fronteras. Por eso, la separación entre fe y compromiso es un grave pecado por parte de muchos cristianos que no quieren saber nada de su presencia pública y de su implicación política en la sociedad.

“Por favor, no nos echen una  mano, quítennos el pie de encima”. Esta es una frase de Julius Nyerere, ex presidente de Tanzania, hablando a una comisión de donantes de los países del Norte. Hemos caído en la frialdad de los números y las estadísticas: 30.000 muertos por el hambre cada día. Pensamos que el problema es de tal envergadura que no podemos remediarlo, que no podemos hacer nada. No nos creemos que seamos la primera generación que puede acabar con el hambre en el mundo. El sistema nos oculta la realidad y se justifica: cierra las fronteras, no abarata los medicamentos, explota sus riquezas naturales (un buen ejemplo es el coltan de nuestros móviles y ordenadores), les vende armas (entre ellos nuestro país)… podríamos continuar con las hipocresías.

No parece que al mundo necesitado del SUR le quepa esperar algo de los humanos ricos y cristianos del NORTE quizás solo compasión, pero que no es eficaz y no se traduce en la promoción y curación real de los males de nuestro mundo. A pocos veo pedir a nuestros Ayuntamientos que den el 0,7%, compromiso que hicieron nuestros países hace quince años, lo justificamos con que hay que ayudar a los pobres de aquí y en ocasiones ni eso sucede. Son escasos los que deciden cuando van al supermercado no comprar productos hechos con manos esclavas (como nos dice el Papa en su escrito del primero de enero), a los que hay que poner nombre. Reducidos los que compran en el Comercio Justo (son más caros sus productos). En definitiva menos compasión viendo un reportaje o un maratón para ayudar a las víctimas de un terremoto  y más sencillas y humildes opciones de vida, sabiendo que todos somos incoherentes. Como dice hoy San Pablo en la segunda lectura: “Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles; me he hecho todo a todos, para ganar, sea como sea, a algunos”.

Ya está bien de explotación, de mentiras y falsos problemas. El SUR es una tierra rica en pueblos, culturas y civilizaciones, en tierras regadas y en bosques (donde algunos van de safari). Si pagáramos el precio justo por las materias primas que expoliamos; si se impusiera un embargo absoluto en la venta de armas; si detuviéramos la instalación de fabricas sucursales del NORTE en esos países para explotar la mano de obra barata y sin seguridad social alguna; si reconociéramos que la deuda externa ya está pagada con creces; si lleváramos a los tribunales penales internacionales a las multinacionales y potencias corruptoras, así como a los dirigentes corruptos de esos países (a los que defendemos según convenga); y, finalmente, si cooperáramos en situación de igualdad (esto es muy importante) con esos pueblos para ayudar en su desarrollo de acuerdo con sus idiosincrasias y culturas, estaríamos contribuyendo a una verdadera actitud humana y justa que va mas allá de una ayuda económica esporádica y siempre de acuerdo con los intereses de los países donantes.

Esto es lo que nos piden: “que les quitemos el pie de encima”, y podemos hacerlo. Reclamemos la intervención eficaz de los que gobiernan en nuestro nombre y con nuestros votos. No tenemos que esperar mientras tanto cruzados de brazos, ahí está Manos Unidas que se brinda a ser vehículo de nuestras iniciativas y esfuerzos. Está esperando tus manos y las de todos los que están convencidos de que el SUR tienen el corazón lleno de amor y las manos llenas de posibilidades. ¿Te apuntas? “Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he venido”.

PD: el comentario de hoy es algo más largo, el domingo pasado hablamos de la espiritualidad imprescindible para llevar esto a cabo: “Se levantó de madrugada, se marcho al descampado y allí se puso a orar”, tenerlo en cuenta. Si os parece demasiado, siempre tenéis la opción de poner el video que nos envía Manos Unidas, la imagen llega más que las palabras.

Comentarios
Martha Martha
el 5/2/15
El Evangelio para el domingo 8 de Febrero, Marcos 1,
29-39 y sus lecturas complementan la liturgia para ese
dia y donde el Evangelista nos narra el comienzo de Jesus, la venida de El al mundo de los debiles, de los
mas necesitados, de los enfermos para aliviarlos, con-
solarlos, curarlos, comprometiendose con ellos, ha -
ciendose uno de ellos, luchando junto a ellos. El P.JC.
Rioja nos explica todas estas luchas de Jesus aliviando
a los mas pobres ; que hacemos nosotros por ellos ?
mas bien pensamos que el problema es muy grande
mundialmente y hacernos de oidos sordos es nuestra
mejor excusa. Pienso que a pesar de que muchas per-
sonas hacen donaciones, no es suficiente el esfuerzo
hecho, debemos exigir a nuestros gobernantes que
sean mas justos al elaborar leyes, que nunca su » ver comentario
Me gusta 0
Pia Escobar Pia Escobar
el 6/2/15
Gracias por explicar tan didácticamente la palabra de Dios, uds. Son una gran ayuda para nosotros y nuestra pequeña Casa de Oración, cada semana. Dios los Bendiga.
Me gusta 0
Cenobio Rosas Cenobio Rosas
el 7/2/15
Maravillosas reflexiones de estas lecturas y el campanazo a la conciencia de todos aquellos que nos decimos hijos de Dios y miramos de soslayo como los jinetes del apocalipsis se pasean impunemente por las calles de nuestras vidas y no hacemos ningun esfuerzo por detenerlos,preferimos mirar hacia otro lado.
Me gusta 0
antonia antonia
el 7/2/15
ps me gusto mucho la palabra
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 7/2/15
En este V Domingo del Tiempo Ordinario el evangelista Marcos
nos presenta la figura de Jesús como Vida saludable y como
Luz cálida y clara.
Necesitamos ejercitar una profunda, honesta y continuada
escucha de la Palabra de Dios hasta que lleguemos a convertirla en algo natural y necesario para crecer en la fe y en la necesidad de transmitirla a los demàs.

En este día en el que celebramos la Campaña contra el Hambre
intentemos ayudar al otro como parte propia;de lo contrario
seguiremos viviendo en la injusticia.
Que nuestras manos se extiendan hacía los demás en un abrazo de Paz,Justicia y Amor.

Me gusta 0
gerardo gerardo
el 8/2/15
ni limosma nos da el projimo porque esta pendiente de cuanta riqueza acumular. y solo se acuerda de uno cuando necesita algo de nosotros. somos puro egoismo. felizmente de uno en uno estamos abriendo nuestro corazon para que brote los buenos sentimientos que tenemos, que por temor o verguenza no lo hacemos. job mi ejemplo a seguir.
Me gusta 0
juancho14 juancho14
el 8/2/15
pues es un hombre pobre que en su vez el trabaja para sotener el hogar la lectura del job dice era jornalero
Me gusta 0
atenea filosofa atenea filosofa
el 8/2/15
Tengo una pregunta: ¿y las personas que se agolpaban en la puerta esperando a Jesús, como se sienten cuando ven q este no aparece sino se marcha?
Me gusta 0
lebita lebita
el 8/2/15
Jesus nos ensena a orar llevar su palabra a los q no les conoce. a curar enfermos con fuerza de voz nosotros debemos conprometernos a hacer el bien a ayudar a los q nos necesitan dando aliento y consuelo a los afligidos.
Me gusta 0
Consuelo Consuelo
el 8/2/15
Cuanto hambre y desolacion vivimos ,cada dia es mas el precio de las cosas y aveces no tenemos pero lo poco o mucho que tengamos ,hay que compartirlo DIOS dice.... talvez sea un angel al que le des un pan .... todo lo que des de Corazon se te sera devuelto con creces,....Gracias DIOS Mio por el pan que pones en mi mesa!!! Todos necesitamos de tu misercordia ,tanto vivos Como muertos ,dales por favor descanso a nuestros seres queridos perdonalos ,te pido por mi padre ,mi prima y todos los que ya no esten aqui tengan un Lugar en tu Corazon.Gracias por estar siempre con quien mas te necesita,Te Amamos y bendito seas por siempre mi Señor Jesucristo!!! Amen.
Me gusta 0
rocio selene rocio selene
el 8/2/15
Gracias por la reflexion del evangelio. esta muy bajada a la realidad que debemos vivir dia a dia. la Palabra de nuestro señor Jesus es el balsamo para nuestras almas
Me gusta 0
Alberto Antonio Alberto Antonio
el 8/2/15
“sus días se consumen en la desesperanza”, pero al final su grito llega al cielo. Dios da respuesta al sufrimiento humano.

Dice: “Dios da respuesta al sufrimiento humano” Dios, no el hombre.
[Jesús cura, nosotros a pesar de decirnos seguidores de Jesús, curamos poco.]
¿Tenemos el poder de curación del propio Cristo? No, en absoluto, no lo tenemos, como cristianos solo se supone que debemos tener amor al prójimo.

Lo de las fronteras es un debate de la sociedad, una sociedad que se dice laica, sus leyes y sus gobiernos son laicos, el Reino de Dios no está instalado en nuestros países, si lo estuviera no habría ese debate.

[Por eso, la separación entre fe y compromiso es un grave pecado por parte de muchos cristianos que no quieren saber nada de su presencia públ » ver comentario
Me gusta 0
Juan Carlos Juan Carlos
el 8/2/15
Padre, gracias por sus comentarios y reflexiones, debemos continuar ejerciendo el evangelio de esta forma, la verdad es una sola aunque para muchos sea incomoda,la mayoria de los catolicos ignoramos la esencia de hacernos uno con Jesucristo en nuestros corazones, en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestro pais y en nuestro planeta tierra. El consumismo ha cegado a muchos y por este nos manipulan....Dios ayudanos.
Me gusta 0
pañame pañame
el 8/2/15
Me encanto este comentario si todos, los grandes dueños de fortunas,los magnates ,los gobernantes de países tuvieran a Jesús en sus corazones,las cosas cambiarían muchas bendiciones
Me gusta 0
hugo cura hugo cura
el 8/2/15
Julio César Rioja, la prensa hipócrita de mi país llama a su magnifico llamado a la Fe, la solidaridad ya la unidad del mundo "relato". Muy pocos cristianos en el mundo escuchan a Jesús: "Amaos los unos a los otros", Desde la Cruz le pide perdón al Padre por nosotros : "No saben lo que hacen " Y nosotros respondemos: "es un relato".
Me gusta 0
Jorge Guatemala Jorge Guatemala
el 8/2/15
La limosna ayuda, pero nos desvaloriza, por favor quitenos el pie dennos trabajo.
Me gusta 0
Fernando Fernando
el 8/2/15
No se porque despues de ver tanta indiferencia en nosotros los hombres, tanto engaño y abuso del poder, tengamos que seguir creyendo que en sistemas sociales tan corruptos, podamos encontrar algun dia, una solucion extrema y radical usando la violencia, es importante que cada uno de nosotros bajemos nuestro orgullo y entreguemos de nuestro corazon, todo el amor que Dios ha depositado en el, para transformarlo en actos de caridad y de servicio a los demas hermanos, basta de tanta soberbia, de guerras y explotacion.Que el Espiritu Santo nos Ilumine.
Me gusta 0
José  Reyes José Reyes
el 8/2/15
Es triste lo que nos pasa hoy en día pero es culpa de nosotros porque no dejamos que Dios entre en nuestros corazónes solo nos acordamos de el cuando Nesecitamos algún favor porque estamos en aprietos y sin embargo el Señor no nos niega nada.. ..
Me gusta 0
mildri brito mildri brito
el 8/2/15
amados hermanos el proposito q se nos exige es muy claro ..EVANGELIZAR ,si cada movimiento cristiano se desplazara a la calle, a cada casa y sembrara la palabra de DIOS EL MUNDO SERIA OTRO.nuestros lideres se han acostumbrado a permanecer en sus sitios de oracion y no salen al conversatorio familiar.reflexionemos sobre esta triste situacion q nos agobia a todos .El Padre del Cielo nos ruega evangelizacion para q alcancemos su gloria.
Me gusta 0
Karla I Karla I
el 8/2/15
Muchas gracias por esta reflexíon.
Me gusta 0
Reme Gras Reme Gras
el 8/2/15
Hacemos de la hipocresía todo un arte, y nos lamentamos de situaciones que creamos nosotros mismos...
Hablar de como seria el mundo si hiciéramos esto ó aquello otro, cuando la realidad es que apenas parpadeamos cuando vemos a un niño trabajar o vivir en un basurero, cuando vemos matanzas en pleno siglo XXl... y con la palabra de Dios en la mano, en la boca, miramos a otro lado, y seguimos vendiendo armas y protestando cuando la gente que huye de esas guerra llega en pateras a nuestras puertas.
Hipocresía, dureza de oídos, piedras en el corazón.
Que Dios me ayude a cambiar en la medida de mis fuerzas.
Me gusta 0
ivan suaza ivan suaza
el 8/2/15
nuestro padre dios nos da todo, a unos mas, a otros menos. pero si realmente somos hijos de un solo padre. pongamonos las manos en nuestro corazon.y preguntemonos que estoy haciendo. .yo. desde mi hogar por el hermano que nos necesita y que en varias oportunidades he ignorado como el mendigo drogadito etc realmente si estoy sirviendo como melo dice el evangelio ,dios gracias por tu misericordia
Me gusta 0
J. Eduardo C.P. J. Eduardo C.P.
el 9/2/15
Hambre cero rezaba la consigna de un político que gobernó por dos gestiones el país con más recursos de Sud América.
El hambre no espera decía otro político de uno de los países más pobres de América.
Pasan los anos y todavía hay ninos que se van a la cama con hambre. Los índices de desnutrición siguen martillando nuestras conciencias, no estamos haciendo lo suficiente para compartir el pan.
Cuesta creer que la acomida de un mendigo sea robada por otro mendigo.
Tomemos más en serio la palabra de Jesús: tuve hambre y no me disteris de comer.
Me gusta 0
marcelo marcelo
el 9/2/15
Quienes deben arreglar los problemas del mundo son priemro los gobernates ,después quienes los apoyan y eligen y quienes se benefician con las prácticas corruptas de gobiernos democráticos y absolutistas.Contemos a quienes permiten que multinacionales hagan lo que quieran y se lleven todas sus ganancias para sus propias casas o paraísos fiscales dejando pocos beneficios para el país sumado a las personas que comulgan y después le roban al Estado o a los demás de alguna manera,etc,etc,etc.
Me gusta 0
maria maria
el 9/2/15
no solo que esto nos preocupe , sin que nos ocupe , activamente en unio del todo poderoso DIOS NUESTRO SEÑOR...en oracion pidiendo siempre que nos trasfomrnos en un reflejo de el mismo en la tierra, especialmente los que gobiernan en la tierra ...orar por ellos...solo ellos nos levantaran el pie del cuello...
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.