Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

Jesucristo, sacerdote, víctima y altar

La reflexión de la carta a los Hebreos sobre el sacerdocio de Cristo llega hoy a una de sus cimas. Jesús no es un sacerdote ritual, meramente cultual, cuya función mediadora queda fuera de su persona. La radicalidad de su sacerdocio se echa de ver en que es su misma persona la que realiza el sacrificio definitivo, de modo que él es al mismo tiempo sacerdote, víctima y altar. Jesús, fundador del nuevo pueblo de Dios y portador de una alianza nueva y definitiva, se ha hecho él mismo ley de vida para los que creen en él. Creer en Cristo y ser discípulo suyo no puede, en consecuencia, limitarse a profesar unas verdades, practicar unos ritos y cumplir ciertas exigencias morales. De ser así, la alianza, la ley y el culto inaugurados por Cristo seguirían siéndonos externos, es decir, “viejos”, caducos y no definitivos. La única forma de convertirse en discípulo de Jesús es vivir como vivió él. Pero vivir como vivió él significa estar dispuesto a morir como él murió. ¿No es esto algo excesivo? Porque si lo pensamos bien y nos lo tomamos en serio, lo que Jesús hace y dice, y las consecuencias que se derivan de ello, son y se nos antojan excesivas si las confrontamos con los criterios y las expectativas que nos mueven realmente cada día. No siempre estamos dispuestos a llevar nuestra fe hasta las últimas consecuencias, es decir, no siempre nos comportamos como creyentes y discípulos de Jesús en sentido propio. Con demasiada frecuencia somos, sí, creyentes, pero también razonables, mesurados, pretendemos ser “normales”, “no tomarnos ciertas cosas tan a pecho”… Con demasiado frecuencia nosotros mismos, los cercanos, aquellos a los que él designó “su madre, hermano y hermana”, decimos que Jesús no está del todo en sus cabales, y tratamos de domesticarlo un poco, para “hacerlo más creíble”, más de “nuestro tiempo”, más “razonable”.

En el seguimiento de Cristo hay un punto de exageración que debe llevarnos más allá de la lógica del mundo en que vivimos. Esa locura para unos y necedad para otros es la sabiduría que procede sólo de la cruz de Jesucristo.

Saludos cordiales

José M. Vegas cmf

Comentarios
Laura Peña Laura Peña
el 19/1/15
Muy interesante y provechoso. Yo soy religiosa.
Los felicito. Dios los siga iluminando.
Me gusta 0
Mariano flores Mariano flores
el 24/1/15
Gracias Sr. Jesus por darnos el sacerdocio en tus apóstoles y la institución de la eucaristía que nos alimenta y ayudánda a hacer tu voluntad, la voluntad que nos hace tus hermanos
Me gusta 0
Gonzalo Gonzalo
el 24/1/15
Nosotros somos Tabernáculos de Jesús,Jesús entra en nuestro tabernáculo "Corazón". Abramos nos que entre. ¿Cómo está nuestro tabernáculo?.
Miremos nuestra vida, recapitulemos. Quiero que mi Tabernáculo quede abierto para Ti.
"Y que puedas entrar quedarte en Él."
Me gusta 0
Ana Pan Ana Pan
el 24/1/15
No podemos seguir a Cristo y pretender ser "normales" porque seguirle significa llenarnos de Él, apasionarnos por Él. Esta pasión te mueve a ver como Él veía y a actuar como Él actuaba. Y eso no es lo "normal".
De hecho tengo experiencia de que si caes bien a todos, no vas contracorriente, no te toman por "loco", es que no estás siguiendo a Cristo de verdad.
Me gusta 0
HUGO  HERRERA HUGO HERRERA
el 24/1/15
todo aquel que se deja seducir por la elección divina salida del corazón de Dios; no encuentra lugar mas importante que estar con aquel que lo eligió. renunciando a si mismo es decir a la vida que termina para ingresar a la vida eterna de Dios. la cual inicia desde aca. bendito seas Señor por elegirnos y permitirnos entrar en tu reyno. alabado se Jesucristo.
Me gusta 0
HUGO  HERRERA HUGO HERRERA
el 24/1/15
todo aquel que se deja seducir por la elección divina salida del corazón de Dios; no encuentra lugar mas importante que estar con aquel que lo eligió. renunciando a si mismo es decir a la vida que termina para ingresar a la vida eterna de Dios. la cual inicia desde aca. bendito seas Señor por elegirnos y permitirnos entrar en tu reyno. alabado se Jesucristo.
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 24/1/15
Pues la predicación de la cruz es una locura para los que se pierden, más para los que se salvan para nosotros es fuerza de Dios 1corintios 1,18. .Bendiciones para todos Dios os bendiga infinitamente
Me gusta 0
Graciela Graciela
el 24/1/15
Solo saber que esta ahi para nosotros es una bendicion seguirlo ......es nuestra eleccion de poder tener la dicha que el nunca nos abandonara porque su Amor por nosotros es tan grande que dio la vida para darnos vida ....Gracias DIOS mio!!! por tenerme siempre contigo , protejerme y sentirme feliz ,gracias tambien por la salud de mi mami ,mi hijo y por todas las personas que necesitan tu proteccion nos abandones Se?or Jesucristo!!! Te amamos por siempre..........
Me gusta 0
Graciela Graciela
el 24/1/15
Solo saber que esta ahi para nosotros es una bendicion seguirlo ......es nuestra eleccion de poder tener la dicha que el nunca nos abandonara porque su Amor por nosotros es tan grande que dio la vida para darnos vida ....Gracias DIOS mio!!! por tenerme siempre contigo , protejerme y sentirme feliz ,gracias tambien por la salud de mi mami ,mi hijo y por todas las personas que necesitan tu proteccion nos abandones Se?or Jesucristo!!! Te amamos por siempre..........
Me gusta 0
Jorge A. Jorge A.
el 24/1/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 24/1/15
En la primera lectura, vemos a Jesus, como Sacerdote, que sobrepasa el servicio normal de un sacerdote consagrado si estos nos recuerdan el sacrificio del cordero, crucificado en una cruz, el Sacerdocio de Jesus es original, siendo El mismo, quien fue sacrificado en la Cruz y se nos da cmo cordero, llevado al matadero, sufriendo en su propio cuerpo de naturaleza humana, los Dolores de su sufrimientos.
Me gusta 0
rafael rafael
el 24/1/15
Los inmensos beneficios con los que el Señor ha agraciado al pueblo cristiano, hacen que éste quede elevado a una dignidad inestimable. En efecto, no hay ni habrá nunca una nación en la que los dioses estén tan cerca de nosotros como lo está nuestro Dios (cf Dt 4,7). El Hijo único de Dios, con el propósito de hacernos participar de su divinidad, asumió nuestra naturaleza y se hizo hombre para divinizar a los hombres. Todo lo que ha tomado de nosotros, lo ha puesto al servicio de nuestra salvación. Porque es para nuestra reconciliación que ofreció su cuerpo a Dios Padre sobre el altar de la cruz; derramó su sangre como precio de rescate de nuestra condición de esclavos y para purificarnos de nuestros pecados por el baño de la regeneración.

Para que permanezca en noso » ver comentario
Me gusta 0
rafael rafael
el 24/1/15
Este pasaje nos muestra lo incomprensible que puede ser nuestra vida cuando nosotros la vivimos radicalmente en el Señor. Jesús que lo único que ha hecho hasta ahorita es servir y sanar a la gente que sufre, es mal entendido por sus propios parientes, hasta el grado de pensar que está fuera de razón o, como dice una gran biblista: “Se le pasó la mano”. Y es que el Evangelio es así: “incomprensible para los que no lo viven radicalmente”. La gente nos llama fanáticos porque vamos a misa todos los domingos, porque buscamos confesarnos cada mes, porque no permitimos que se digan malas palabras en la casa; en una palabra, porque queremos que la Palabra de Dios sea una realidad en nuestra vida y en nuestro ambiente. Sin embargo, no por eso debemos cambiar nuestra postura, como » ver comentario
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 24/1/15
Señor Jesucristo, tú viniste a darnos vida eterna y vida en abundancia., por el perdón de nuestros pecados te doy muchas gracias. "He aquí el Cordero de Dios en medio de su pueblo nuevo ".
Me gusta 0
Jorge G. Lazo S Jorge G. Lazo S
el 24/1/15
Esforcémonos, por ser fieles a Jesucristo, para bien de nosotros mismos.
Gracias , señor por tu amor.
Me gusta 0
Gladis barrient Gladis barrient
el 24/1/15
Oh poderoso Dios: Sabemos que para seguirte a ti, es necesario negarnos asi mismos, cargar la cruz de la humanidar para cumplir tu ley. Somos generacion cobarde y no esforzada, Enseñamos y dadnos la valentia para seguirte sin limites, sin miedos, sin condiciones y sobre todo que nos podamos desprender de todo incluyendo nuestros miedos y dolencias externas. gracias Padre amen
Me gusta 0
Myrna Enid Myrna Enid
el 24/1/15
Que dificil es seguir a Cristo cuando no estamos dispuestos a enfrentar las consecuencias. Muchas veces hay que escoger entre lo que nos gusta o lo que Dios espera de cada uno. Y cuando nuestra decision no es la esperada por los que nos rodean empiezan las criticas y ahi cuando tenemos que demostrar que verdaderamente somos sus siervos, su seguidores actuando de acuerdo a sus ensenanzas.
Me gusta 0
Bosco Ortega Bosco Ortega
el 24/1/15
Nuestro Señor Jesucristo se ofrece, dona y obla como el Cordero de Amor, por excelencia, que "hace nueva todas las cosas", incluido el ritual de sus ancestros. Fiel a la Ley y los Profetas, Jesús, como buen paisano y creyente de la fe de sus mayores, trasciende esa práctica y la transforma convirtiéndose Él mismo en su carne divinizada en víctima, altar y ofrenda. Sin violencia, pero con persuasión y convicción Jeshúa, el hijo de José y María, vecino de Nazareth subvierte la lógica de siglos en el Tabernáculo de su Corazón y entrega y ofrenda su Persona sin mancha para la Salvación de la condición humana. Ésta entrega, sin retorno, a la luz de la Verdad, intranquiliza, irrita y molesta a la lógica mundana, a los criterios sedentarios y a la seguridades precarias de un exi » ver comentario
Me gusta 0
Lucas Armando Lucas Armando
el 24/1/15
EN DOS LÍNEAS...Marcos nos EXIGE un vivir LOCO PARA EL MUNDO...Pareciera que hasta su santa madre...NO COMPRENDIERA la radicalidad del nuevo camino que nos señala...POR EJEMPLO: ¿Quién podría estar de acuerdo con lo de AMAR AL ENEMIGO...En contra de la ley de Moisés que ordenaba: odiar al enemigo...
2.- También la ley exigía APEDREAR a la adúltera...Y Jesús le dice solamente: "Vete y no peques más.."
3.- Jesús es VERDADÉRAMENTE REVOLUCIONARIO...A mí y a cada uno de los que nos proclamamos católicos/cristianos NOS EXIGE algo ilógico...PERO Juan el evangelista añade: "Si no amas al otro "a quien ves...Cómo dices amar a Dios ...a quien no ves...???
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.