Comentario al Evangelio del

Fco. Javier Goñi, cmf

San Esteban

Qué salto más brusco! Ayer contemplábamos el Milagro maravilloso de la Encarnación, y hoy la Palabra y la liturgia nos llevan de golpe a un escenario bien distinto: el apedreamiento hasta la muerte del primer Mártir de la Iglesia.

La Vida y la Luz de Dios puso su tienda entre nosotros… pero los suyos no lo recibieron. Ese niño que nació en Belén no será bien recibido entre los suyos: algo hay en el ser humano que le lleva a rechazar la Verdad, el Amor, la Vida verdadera, la Luz. Ese niño crecerá, hará presente el Amor salvador de Dios, y acabará siendo clavado en una Cruz. Ese mismo será el destino de sus seguidores: por seguir dando presencia y voz al Señor, por seguir encarnándolo en sus propias vidas, por seguir transmitiendo en su nombre la Verdad, el Amor, la Vida, la Luz, serán también rechazados hasta el odio y la muerte.

Esteban será el primero de una larga lista que hoy día continúa creciendo. Para Esteban, igual que para los mártires de todos los tiempos, el Tesoro en el que puso su corazón valía más que todo, incluso más que la propia vida. Quién abre su corazón al Dios que viene a nuestras vidas, acaba descubriendo en Él lo único por lo que realmente merece la pena vivir y morir. Así es el amor cuando es auténtico: por Amor, Dios vino a visitarnos y llegó a dar su vida en la Cruz; por amor, somos capaces también de darlo todo por nuestros hermanos y por Aquél que nos Amó primero.

Y es que el Amor, el de verdad, el que viene de Dios y a Dios se encamina, vale más que todo. Nos llena de plenitud y alegría, nos invade de fe y esperanza, no impulsa al otro olvidados de nosotros mismos, nos llena de una Vida plena, es capaz de vencer al mal e incluso a la misma muerte. En aquel niño nacido de María, el Amor ha venido a este mundo: ya no podemos vivir si no es por él, con él y en él. Y ese es nuestro gran Tesoro, por el que somos capaces de todo, hasta de dar la vida. Minuto a minuto, en la entrega y el servicio de cada día, o por completo, cuando llegue el momento.

Un último detalle que no se nos puede escapar del Evangelio de hoy: viendo cómo apedreaban a Esteban estaba él, el perseguidor de los cristianos, Saulo. Aprobando lo que veía. Sangre de mártires es semilla de cristianos: arrojado del caballo e interpelado por el mismo Jesús al que perseguía, Saulo acabará siendo San Pablo, el gran testigo del Evangelio ante los paganos. La vida entregada por amor, engendra vida y amor: la Vida Nueva y Resucitada que nace de la Cruz de Jesús resurge una y mil veces cuando un cristiano da su vida, de un modo u otro, por amor en el nombre del Señor.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Blanca Medina
Blanca Medina

el 26/12/14
San Esteban primer. Martir;intercede por nosotros para ser fuertes e imitarte.Que dificil señores aceptar tu voluntad ;que dificil es hablarle a alguien que vive en la oscuridad;no puede ver tu rostro señor;no puede creer que quisiste nacer en humano para salvarnos de la oscuridad en que vivimos;te umillaron señor;te abofetearon y pusiste la otra mejilla ;haznos humildes y dejanos imitarte en la obediencia como tu lo hisiste por nosotros ;

el dia de ayer fue navidad;viniste a dar luz a nuestro corazon;y nuestro corazon es tu casa donde queremos que habites;para dar testimonio de ti;llenanos de humildad tal como ese pesebre donde naciste y donde te vieron los mas humildes pastores;guianos con esa estrella como se guiaron los Reyes para ver la luz de tu precencia como San Esteban miro » ver comentario
Me gusta 0
Luis Gallis
Luis Gallis

el 26/12/14
Simplemente hacer constar que San Pablo no cayó de
ningún caballo cuando tuvo la visión que le hizo cam-
biar de vida. Es curioso, pero siempre se ha hablado
de la caída de Pablo del caballo. No hay ninguna cita
en la Biblia que hable de ello. Sólamente en (Hch. 9,4)
se menciona que cayó a tierra.
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 26/12/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Debemos continuar con fuerza Señor alimentándonos del Evangelio.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 26/12/14
Senor e los Cielos, Tu, que das la fuerza y la misericordia a los que te siguen, como Esteban, quien fue el primer martir, por seguir vangelio,me a confiar plenamente en tu amor y aunque sea entregado a la justicia por acusacones falsas, como dice el Santo Evangelio de hoy no me dejes flaquear y ayudame siempre a confiar en Ti.
Me gusta 0
Alejandro
Alejandro

el 26/12/14
Esteban hablabla por boca del Espiritu y por seguir su camino fue apedreado. No interesaba lo que estaba diciendo y el no poder ser rebatido por aquellos que se decian los doctos en la Ley, le costó la vida. Que tontos, no les convenía reconocer que la Nueva Ley, la que Jesús nos dejó, vino a perfeccionar la estricta Ley que ellos decían practicar sin tan siquiera comprenderla. Ya no era simplemente el "No matarás", es que ese "no matarás" no es otra cosa que el reflejo del Amor al prójimo y todas sus normas no tienen otro fin que el hermanamiento de todos en el Padre através del nuevo Mandamiento. Un mandamento que ya no se cumple por imposición sino por amor. Y tan grande fue el Amor de Esteban que ya próxima su muerte, yo diría jo imitando sino siendo espejo del mismo Jesús » ver comentario
Me gusta 0
Alejandro Pérez
Alejandro Pérez

el 26/12/14
Hoy el martirio de san Esteban vuelve a ser realidad con la muerte del padre Goyo en Guerrero. MEXICO. Oh Dios hAZ justicia y libra de todo mal a todos los sacerdotes de todo el mundo. AMÉN.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 26/12/14
El comentario muy bueno. El amor es definitivamente el mas grande de los sentimientos que DIOS le dio al hombre, para alimentar el milagro de la vida, somos nosotros los responsables de que ese amor crezca todos los dias, o de que lo dejemos acabar y de ahi todas las concecuencias. si nosotros amamos y respetamos a nuestros padres e hijos, es porque DIOS nos dio esa gracia, sino tenemos amor por alguien es porque no tenemos a DIOS en nuestro Corazon.
Me gusta 0
Irenarci cala
Irenarci cala

el 26/12/14
Gracias bendito Padre Celestial por venir a hacerte presente en nuestras vidas, me presento delante de ti y espero me confirmes como tú discípulo. Señor Jesús yo confío en Tí, Espíritu Santo conduela mi alma. Amén.
Me gusta 0
CORONEL
CORONEL

el 26/12/14
DICE EL SEÑOR SOLO AQUEL QUE PERSEVERE HASTA EL FINAL tendrá su recompensa.-en medio de tanta tribulación, problemas de la vida cotidiana cuan difícil se nos hace permanecer fieles, como imitar a JOB que en medio de tanta desgracia estaba paciente. o cuando las cosas no nos salen como queremos renegamos de DIOS.-SEÑOR DANOS FORTALEZA PARA SEGUIRTE Y PERSEVERAR HASTA EL FINAL DE NUESTROS DIAS.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.