Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      El dolor, de cualquier tipo que sea, dobla a las personas, las humilla, no les deja levantar la cabeza. Puede ser el dolor físico o el dolor moral. Puede ser la persona que se siente abusada. Puede ser el que no se ve respetado en sus derechos y vive oprimido. También puede experimentar algo parecido el que se tiene que presentar ante un superior. De hecho, en las cortes de los reyes antiguos era normal que el que iba a visitar al rey se postrase en el suelo, como señal de respeto y de reconocimiento de la superioridad del rey. 

      Digo todo esto porque en el Evangelio de hoy se habla de una mujer que es curada por Jesús. De ella se dice primero que la enfermedad le ha dejado encorvada durante 18 años. Jesús le dice: “Mujer, quedas libre de tu enfermedad.” Le impone las manos. Y, entonces, –el primer efecto del milagro– la mujer se pone derecha. 

      El que está derecho puede mirar a los ojos a los que le rodean. No está en una situación de inferioridad sino de igualdad con los demás. No está humillado ni encorvado. Puede tratar a los demás de tú a tú. Esto es lo que hace Jesús al curar a esta mujer. La levanta. La devuelve a la fraternidad. Ya no es inferior sino igual. 

      En este milagro vemos con claridad lo que Dios nos ofrece en Jesús: la posibilidad de levantarnos de nuestra postración. Dios nos saca de la humillación de cualquier tipo y nos lleva al Reino de la igualdad, de la fraternidad. Nos lleva a una nueva relación con los demás. Nadie es superior a nadie. Todos estamos al mismo nivel. Todos somos hijos e hijas de Dios. Y su amor para con nosotros no hace diferencias. 

      Apenas dos consecuencias prácticas. La primera es que nunca nos debemos sentir inferiores a nadie. Tampoco superiores a nadie. Nos respetamos y amamos como hermanos. Porque todos somos hijos. Juntos tenemos que construir el Reino. Mano con mano. Cada uno poniendo en el compromiso lo mejor de lo que tiene, porque todo es don y todo es recibido de Dios para el bien de los hermanos. 

      Y la segunda es que nuestra primero preocupación debe ser levantar a los hermanos y hermanas caídos, encorvados, postrados, humillados, por la razón que sea. Porque, como Jesús, queremos cumplir la voluntad de Dios: que sus hijos vivan como tales. 

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 27/10/14
Saludos amigos/as. Una vez mas dice “hipócritas” esta palabra. Se podría decir que el consentimiento de mala intención del corazón que agrava los actos, es lo que más detesta y se las dirige entonces a sus copartidarios del templo, que lo manejaban como botín de guerra, Jesús lo hace con tal franqueza que desespera a estos otros. El examina la intención del corazón de quienes le rodean. Jesús busca hacer reaccionar desde el Corazón, donde sabe, nacen los actos, el Hijo de DIOS sin imponerse a sus voluntades intenta hacerles reaccionar.
En un intento más elevado por esa conversión anhelada, se hace lanzar con aquella pesada Cruz, entonces uno de los Ladrones: “acuérdate de mí cuando haya llegado a tu reino Lc 23-42”, y ya muerto el Centurión “verdaderamente est » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 27/10/14
Te doy gracias, Padre Bueno, porque cada dia que leo tu mensaje, me corresponde a mi comportamiento, parate de esa reflexion, ayudame, Padre de amor a saguirte imitando, sin ofenderte y sin hacer uso del lenguaje chvacano e inmoral, que me llevan a faltar a las buenas costumbres.
Vemos, tambien en el Santo Evangelio de este dia, donde hace referencia a esa mujer con 18 anos padeciendo, de esa enfermedad y porque tuviste compassion de ella, en seguida se escuchan las criticas de los Sacerdotes y Fariseos diciendo que no era licito curar en dia sabado.
Me gusta 0
CONCHA.
CONCHA.

el 27/10/14
Jesus, siempre pendiente del mas débil, se preocupa de aquella mujer que se siente tan desprotejida y tan pequeña ante los demás. Pero allí esta Jesus que le sale al encuentro la llama por su nombre y la cura. Ojala nosotros imitemos a Jesus en su forma de actuar tan llena de amor, de comprensión, de ternura de misericordia y ayudemos a nuestros hermanos mas necesitados a recuperar su dignidad perdida. En estos tiempos de crisis tenemos mucho que hacer, no nos quedemos mirando sin decir nada, si quemos seguir a Jesus hagamos lo que El hacia y sigue haciendo.Saludos para todos los hermanos que diariamente nos reunimos en el nombre del Señor gracias a través de estas paginas.
Me gusta 0
Olga Isabel
Olga Isabel

el 27/10/14
Gracias señor por tu amr. Alabado seas por siempre. Dame fortaleza para enderezarme y estar de igual a igual. Bendiciones a todos.
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 27/10/14
Nací de nuevo e Cristo Jesús, a la familia de Dios. Me ungió y hoy camino y puedo ver derecho hacia su Reino
Me gusta 0
isidro
isidro

el 27/10/14
Bonito comentario. La inferioridad o superioridad del hombre, ante el hombre es producto de la humillacion, del egoismo y avaricia de poder, los humanos creemos tener poder cuando vemos por debajo a los demas, solo DIOS nos pone a todos al mismo nivel, porque como creacion de él, todos somos iguales, y si estamos en Cristo Jesus debemos portar a nuestros semejantes como tal, no hay nadie superior, solo DIOS nuestro hacedor.
Me gusta 0
BELKIS
BELKIS

el 27/10/14
ENCUENTRO EN CADA LETRA DE LA PALABRA DE DIOS , UN MENSAJE NUEVO PARA EL DÍA, Y EN LOS COMENTARIOS DE CIUDAD REDONDA,LUZ PARA LO QUE NO LOGRO A VECES ENTENDER, EL ESPÍRITU SOPLA, Y UDS. SE DEJAN ABRAZAR POR EL. BENDICIONES
Me gusta 0
concha.
concha.

el 27/10/14
Jesus siempre pendiente del mas débil,se preocupa de aquella mujer que se siente pequeña y humillada ante los demás.. Pero como hace con cada uno de nosotros le sale al encuentro la llama por su nombre y la cura. ojalá nosotros imitemos a Jesus en su forma de actuar tan llena de amor, de comprensión, de ternura, de misericordia… y ayudemos a nuestros hermanos mas necesitados a recuperar su dignidad perdida.En estos tiempos de crisis que vivimos tenemos mucho que hacer, no nos quedemos mirando sin decir nada si queremos seguir al Maestro hagamos lo que El hizo y sigue haciendo cada día. Hablo desde la gratitud de saberme sanada y acogida por tu amor, Jesus mío. Sa ludos a todos los que nos mantenemos unidos en tu nombre a través de estas paginas.
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 27/10/14
El ser humano es el mejor de toda la creación por eso Jesus da mayor importancia la parte humana lo material es segundario, Dios es dueño del sábado y no el sabado dueño del hombre hoy en día muchos dan mayor la parte exterior que lo interior en donde el hombre vale por lo que tiene que el el ser persona solidaria con los demás .el mundo con sus luces hace creer al hombre que somos eternos aqui en la tierra solo se vive para el vientre y no se prepara para muerte y la vida eterna que es el fín verdadero
Me gusta 0
jimspider
jimspider

el 21/11/14
nice blog
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.