Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos hermanos:

“Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”.  Han pasado siglos, y sigue resonando esta pregunta de Jesús. Nosotros nos apresuramos a responder con el Credo del catecismo; con las fórmulas acuñadas en los concilios: “Nacido del Padre, antes de todos los siglos”, “Engendrado, no creado, de la misma naturaleza que el Padre”, “Bajó del cielo, se encarnó, padeció, fue sepultado y resucitó”, “ Vendrá para juzgar a vivos y muertos”.  Son fórmulas exactas, recitadas con fe en la Iglesia, a través de tantas generaciones, dignas de nuestro estudio y amor. También corremos el riesgo de la rutina, casi infantil, al decirlas en la liturgia. Y nosotros sabemos que el objeto de nuestra fe es él, Jesucristo; no, unas verdades abstractas sobre él.

Saber bien quién es Jesús, para tener fe y confianza en él, es tan importante que Jesús lo sitúa en un momento de oración. En la oración, no caben las ideologías que afloran en las reflexiones y discusiones de los hombres. Es que solo la fe tiene la respuesta sobre la identidad de Jesús. La visión clara es: “El Mesías de Dios”. No un Mesías político y triunfador. En el Antiguo Testamento, el Mesías es Rey, libertador del pueblo en toda opresión. Pero el Mesías Jesús va asociado a su pasión y muerte, a su fracaso de varón de dolores. Este es el verdadero contenido de su mesianismo. Con razón, no les cabía en la cabeza. Por eso, Jesús les prohíbe a los suyos que lo digan a nadie. Este evangelio establece el siguiente recorrido, en cuanto a la identidad de Jesús: La gente lo llama profeta, los apóstoles lo confiesan Mesías de Dios y Jesús se autoproclama Hijo del Hombre. Ya está la respuesta redonda.

Este Mesías no quería títulos o poderes mundanos.  Y los discípulos no lo entendieron. Querían apartarle del camino de la pasión; más bien, pretendían los primeros puestos y estaban lejos de quedarse los últimos y servidores. Hoy, todavía hay entre los seguidores de Jesús mucho lastre de ambiciones de poder, del carrerismo denunciado por los tres últimos Papas, de escalar dignidades, de acaparar títulos, tan lejos del que se humilló hasta la muerte. ¿Qué hacer? Mirar a Jesús, y confesar nuestra fe. Recordamos un ejemplo: “Jesucristo es el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Es el Maestro y Redentor de los hombres. Él nos conoce y nos ama, compañero y amigo de nuestra vida, hombre de dolor y de esperanza. Yo nunca me cansaría de hablar de él; él es la luz, la verdad, más aún, el camino, la verdad y la vida. Fue pequeño, pobre, humillado, ejemplo, nuestro consuelo, nuestro hermano. Instituyó el nuevo Reino en el que  los pobres son bienaventurados, en el que todos son hermanos. A vosotros, cristianos, os repito su nombre: Cristo Jesús es el mediador entre el cielo y la tierra, es el Hijo de María. ¡Jesucristo! Recordadlo. Nuestro anhelo es que su nombre resuene hasta los confines de la tierra por los siglos de los siglos” (Pablo VI).

Comentarios

Deja tu mensaje:

R.VELIN
R.VELIN

el 25/9/14
En el Evangelio,Jesus aparenta estar preucupado por su imagen por lo que se piensa de él,por su identidad.¿Quién dice la gente que soy yo?. La gente dice que es Elias,Juan bautista,otro Profeta,o sea le hacen ver que la gente tiene muy buen concepto suyo.Hoy Jesus nos pregunta a cada uno de nosotros.¿Y VOSOTROS QUIÉN DECÍS QUE SOY YO?.Pedro una vez más sale en ayuda de sus compañeros a la pregunta funtamental y definitiva les presta el corazón y los labios a ellos y a nosotros y contesta con lo que es el fundamento de su seguimiento de su Fe y de la Fe de todos los seguidores y creyentes en jesus .JESUS es el Mesias o sea el Hijo de Dios cuanto gustó la respuesta su confesión a Jesus atribuyéndola a una revelación del Padre dichoso tú simón. Creo firmemente contestarle perso » ver comentario
Me gusta 0
joselito H.
joselito H.

el 26/9/14
El Senor, nos habla en la primera lecrura, de las cosas que tiene el hombre a su disposicion y el limitado disernimiento que tiene el hombre, que fue creado por Dios, para hacer uso adecuado de los medios materiales que poseemos,es decir, el hombre sn la ayuda de Dios, no seria capaz de usar debidamente lo que Dios creo, por eso nesecitamos del poder de Dios en nuestro diario vivir.
El Evangelio nos habla, de que Jesus, pregunta a los que estaban presente, quien era El, o sea Jesus; unos decia que era Juan el Bautista, otros que un profeta y luego se dirige a sus Discipulos diciendoles y ustedes quien dicen que soy Yo, entoncesPedro toma la palabra y le contesta, Tu eres el Mesias, el hijo de Dios vivo, luego el Senor le dice a Pedro que no diga a nadie esa respuesta, porque Jesus, no qur » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 26/9/14
Saludos amigos/as,
Jesús dirige esta pregunta a quienes le siguen de cerca los que le acompañan a orar!!!, los que están orando con él!!! y que pasan día y noche a su lado, y que han sido capases de percibir sus prodigios, sanaciones de hecho habrían presenciado la multiplicación de los panes y peces. De hecho el capitulo empieza con los apóstoles a quienes incluso luego de ser enviados por Jesús para anunciar el reino y realizan prodigios y curaciones extraordinarias. Es curioso observar el enfoque del anuncio del Reino que Jesús en varios episodios manifiesta y lo hace con la misma frase: “Jesús les hizo esta advertencia: «No se lo digan a nadie». Lc 9-21. Por un lado se podría decir que Jesús intenta introducir un nuevo método de anuncio del Reino “que es propiament » ver comentario
Me gusta 0
Myrna Enid
Myrna Enid

el 26/9/14
Grandísima pregunta la que se nos presenta en el evangelio de hoy. Hace más de dos mil años Jesús hizo esta pregunta y hoy ¿verdaderamente sabemos quién es Jesús? Si no tienes una respuesta te invito a que te acerques a Dios, a la Iglesia, a meditar su santa palabra diariamente, a orar continuamente para que empieces a conocerle. Recordemos que Jesús es quien nos acompaña siempre en cada situación de nuestras vidas, que siempre nos perdona, y nos sigue invitando a seguirle. Es quien a pesar de nuestros pecados y de nuestro abandono nos ama y nos espera. Es nuestro Redentor, aquel hombre humilde que dio hasta su última gota de sangre para reconciliarnos con el Padre. Quien vino a este mundo para enseñarnos a amarnos los unos a los otros, a traer un amor real y verdadero. Ca » ver comentario
Me gusta 0
Andres Jimenez
Andres Jimenez

el 26/9/14
Jesús es quien me perdona mis pecados, es quien me muestra el camino del amor y que únicamente por éste camino se llega a la santidad ya que Jesús es la fuente del amor y el camino para llegar a la plenitud del amor en el cielo.
Me gusta 0
rene o.a.parez
rene o.a.parez

el 26/9/14
Y ustedes quien dicen que soy:
podemos como pedro reconocer y confesar con los labios que es el Mesias ;y ahora mas que nunca confesarlo con nuestras actitudes de amor, una conversion que hable por si sola y que los demas puedan ver en nosotros que el hecho de conocerle refleja la gracia de quien tiene el poder de cambiar mi vida y proclamarle como una respuesta espontanea TU ERES EL MESIAS ,ES CRISTO, EL HIJO DE DIOS en quien he puesto toda mi confian porque sin ti adonde iriamos si solo tu tienes palabras de vida eterna.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 26/9/14
Quien es JESUS? quienes leen la biblia a conciencia seguro que ya saben quien es JESUS, y por ende asisten a la Eucaristia y cumplen con los sacramentos de la iglesia y luchan por cumplir los manadamientos; a la vez que se hace una guerra espiritual todos los dias, con la conviccion que se obtendra victoria si la FE es pura y con oracion; si le ayudamos a JESUS a llevar la cruz del dolor, haciendo obras de caridad, no recargarle las nuestras si las podemos soportar con su ayuda claro está pidiendole fortaleza y ayudandonos, ayudate que yo de ayudaré dice el señor; no nos escondamos ante el dolor de los demas, como lo hizo pedro. Porque JESUS esta ahí en el dolor de sus ovejas esperando consuelo de sus discipulos.
Me gusta 0
dominga sosa
dominga sosa

el 26/9/14
Dios , es el ser supremo , expresado en sencillez y el don del amor ; de ahí que seria interesante recordarlo en esa magnitud de su comportamiento y solo imitándole en fe podremos acercarnos lo mas posible a lo que ha sido y será su grandeza en la misericordia .
Me gusta 0
herminia
herminia

el 26/9/14
¡Bendito el Señor, mi Roca!, ayer nos invitaba a buscarlo y hoy nos pregunta: Quien soy para tí?, creo que todas la palabras quedarían cortas para decir quien es JESUCRISTO, yo puedo decir que es mi experiencia de cada día, cada vez que amanece lo busco en la oración para cantarle y agradecerle, cada vez que se me presenta una crucesita, lo miro con sus brazos abiertos llamándome por mi nombre y en El encuentro mi refugio seguro por que cuando el afligido clama EL lo escucha, cuando lo busco en los sacramentos, EL es mi luz y mi salvación, el amparo de mi vida, que más podría decir el alma enamorada del AMOR DE LOS AMORES.
Gracias por la meditación y muchas bendiciones.
Me gusta 0
JAUME DIAZ
JAUME DIAZ

el 26/9/14
ESTE BIEN PEGADOR EN LO POSITIVO Y EN LO PERSONAL ME HA HECHO VER LO QUE REALMENTE VALE PARA EL SEÑOR JESUS Y LO QUE TENGO QUE HACER Y LO QUE NO. GRACIAS POR ESTE ESPACIO HERMANOS EN CRISTO JESUS.
Me gusta 0
LIGIAochoa
LIGIAochoa

el 26/9/14
el es amor sincero, el que da sin recibir , perdona ,y siempre esta ay , no lo vemos , porque tenemos ceguera
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.