Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos amigos:

Jesús de Nazaret y Juan el Bautista, frente a frente. El Bautista inquiere: “¿Eres tú?”. Jesús apela a sus obras: “Contad a Juan lo que habéis visto: los ciegos ven y los pobres escuchan la buena noticia”. Y sigue la división de opiniones. Todos, también los publicanos, acogen a Juan; mientras, los fariseos y doctores de la ley rechazan su bautismo. También aquí, el Bautista es precursor, se convierte en signo de contradicción. 

Así las cosas, Jesús, tan buen pedagogo, pasa a la imagen, a la parábola del juego de niños. Un grupo de niños cantan y danzan; otros entonan lamentaciones tristes. Ambos grupos, a la vez, no quieren participar en el juego y se recriminan mutuamente: “no danzáis”, “no lloráis”. Hasta aquí, la imagen. Jesús aterriza. Vino Juan, el austero, hirsuto y asceta, y los jefes religiosos le dan de lado. Viene Jesús, que come y bebe con todos, que viste bien, y le menosprecian como comilón, borracho y amigo de la gente mala. 

Lo dice la gracia popular: “Ni para mí ni para mi amo”, “Ni contigo ni sin ti”, “Ni p`alante ni p`atrás”. Hay personas que se instalan en las “pegas”. Aducen mil razones especiosas, escudriñan mil pretextos para justificar sus pocas ganas de participar, de compartir, de hacer, codo con codo, con los otros. Les gusta etiquetar a personas y proyectos: es demasiado rancio o modernista; es muy radical o laxo; es un devoto en exceso o un laico impenitente. Es decir, se va endureciendo el corazón de cara a Dios y de cara a los demás. En este corazón rebotan todas las palabras, todos los argumentos, todos los sentimientos. Cómo podemos ver esta experiencia en la saña de los enemigos de Jesús; los milagros son cosa del demonio, sus palabras son blasfemas. Todo se tergiversa. Ocurre lo mismo con Papa Francisco: su cercanía es populismo, su palabra clara es poca hondura intelectual, su libertad es temeridad. Da la impresión de que hiere la presencia de personas buenas… ¡porque nos dejan en evidencia! 

Desde otro ángulo, podemos preguntarnos: y nosotros, ¿estamos más cerca de Juan o de Jesús? ¿Nos van más las lamentaciones de los niños, la austeridad, el sacrificio, las normas y prohibiciones o la danza y canciones de los otros niños, de Jesús? Para algunos, predicar la felicidad es quedarse en una religión light, mientras predicar el rigor es ser fiel a la cruz. ¿Pero no dijo Jesús que no debemos ayunar, mientras está “el novio” con nosotros?

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jose del Carmem

Jose del Carmem


el 17/9/14
Saludos amigos/as,
El camino de Pablo reconociendo los dones a los que se le hiba dando, sanaba, profecia, ayudaba a las familias, era solidario, daba sus homilias, las escribia, podria decirce que su apostolado no habia camino que se negara pero en ese camino FIEL a aquello que Jesus remalcaba "amence como yo los he amado" lo resume todo en amor" y ahi es donde el que es habil en buscar excusas para no Amar como Jesus amo" revienta y divide, p"pita" reclama, ingenia pretextos, profundiza en lo malo, busca esconderce como "Aadan" a traves de una escndida una exisa cre qe Dios no lo ve, no sabe lo que piensa" reconoce su bochorno y al eaconderce intenta sacar ventaja sobre su caida. Asi sos la generacon dep 2000.... Amar es vinculo, fidelidad, compromiso, desgaste, madrugar dia a dia, d » ver comentario
Me gusta 0
R.VELIN

R.VELIN


el 17/9/14
Hay un refrán palo por que bogas y palo por que no bogas,mejor no hacer nada pues se esta acostumbrado a vivir lo viejo y no lo nuevo y no nos damos cuenta que Dios esta a nuestro lado siempre con amor y misericordia muchos son ingratos con el Señor critican la grandeza y milagros que vemos todos los dias en vez de dar gracias por un día soleado o lluvioso nos quejamos de la muestra del gran amor que el tiene de esta bella creación y mejor de la humanidad El es simpre fiel
Me gusta 0
Antonio Díaz

Antonio Díaz


el 17/9/14
Más alto, podría decirse, pero no más claro. Todo cierto y real como la vida misma. Parece mentira que hayan transcurrido tantos siglos desde que Jesús enunciara esta parábola y aún no nos hayamos enterado. ¿O es que no nos queremos enterar? Gracias por el comentario y un saludo.
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 17/9/14
Andar en el amor hacia sí mismo, es amar al prójimo y el que ama al prójimo definitivamente, es amado de Dios. De gracias recibimos demos siempre gracias: "ya que un asunto no está acabado; sino está bien acabado". El Señor Jesucristo, venido en carne de La Virgen María, lo dejó todo y perfectamente acabado: ". Consumado es, y...(San Juan 19:30).
Me gusta 0
joselito H.

joselito H.


el 17/9/14
En el Evangelio de hoy, vemos como nos dice el Senor, sobre esta generacion y la compara como un nino, que ve que tocan la flautay no hacen caso, hacen ruido y no oyen, asi el Senor vino al mundo y para muchos paso indiferente.
Me gusta 0
Nestor Valdivie

Nestor Valdivie


el 17/9/14
Señor ,ayudame a comprender y vivir tu palabra!
Me gusta 0
Pedro Anibal

Pedro Anibal


el 17/9/14
Queridos hermanos, Jesús es claro, preciso y consecuente con los actos nuestros, nos compara por nuestras acciones ya que muchas veces ni damos, ni recibimos, ni frío ni caliente, el egoísmo nos llena y nos embriaga haciendo de nosotros simples personajes que deambulan sin tener norte, por eso Dios se aleja cuando le invocamos, Señor haznos instrumentos de Paz, Amor, Misericordia y Bondad que sepamos decir si cuando es si y decir no cuando es no, ilumina nuestros caminos para agradarte y seguirte ya que sin ti Dios no somos mas que hojas secas que arrastra el viento, árboles sin frutos que solo sirven de leña, damos tu bendición y llénanos para ser obreros de tu mies.
Me gusta 0
Oskar Kanno

Oskar Kanno


el 17/9/14
DEBEMOS PEDIR AL ESPÍRITU SANTO SABIDURÍA PARA PONER CADA COSA EN SU LUGAR. SEGÚN SEA EL MOMENTO.
Me gusta 0
isidro

isidro


el 17/9/14
No se si comprendi bien, pero el poluplismo es lo que hace mella en nuestros tiempos, nosotros escuchamos ruidos ensordecedores y no entendemos nada de lo que se dice o se hace y aun asi nos conformamos, eso mismo pasa con las cosas de DIOS, muchas veces estamos en una eucaristia y no sabemos que dice el evangelio, oímos pero no escuchamos, solo buscamos el papayaso para criticar y censurar; Nos falta mas atencion a la palabra de DIOS que es pan de vida y conversion.
Me gusta 0
José María G.

José María G.


el 17/9/14
La primera lectura del apóstol San Pablo a los Corintios, creo que es la mejor carta que se puede escribir en todos los tiempos y a todas las culturas de este planeta llamado Tierra. Que hermosa en todo su contenido, nos recuerda que sí no tenemos AMOR, ya podemos hacer las cosas más santas y los sacrificios más heroicos , sin Amor no nos sirven para nada y menos para nuestra salvación . Así hermanos esas cosas tan fantásticas que son buenas hacerlas por su puesto, pero con mucho AMOR. Sin condiciones, o con pegas, sino con A M O R!!!.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.