Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Queridos  amigos:

La Santa Biblia es un libro lleno de enseñanzas, pero a veces nos encontramos con textos difíciles de entender. Así nos sucede hoy al leer la carta de Pablo a los Corintios. Aquella comunidad vivía en ambiente pagano, que tenía por costumbre honrar a sus dioses sacrificando animales. ¿Un cristiano podía comer la carne de esos animales? Lo que no se comía en el templo se vendía en el mercado. Naturalmente, el cristiano o la cristiana no participaban en el culto a los ídolos. Pero, ¿podía comprar la carne en el mercado y comerla? He aquí la cuestión.

En la comunidad había cristianas y cristianos escrupulosos que consideraban dicha carne como contaminada ya de idolatría y, por tanto, no la comían y se escandalizaban de que otros lo hicieran. El cristiano formado sabe que las carnes sacrificadas a los ídolos son como otra carne cualquiera y nada hay de malo en comerla. Pero si amo a mi hermano de comunidad no puedo escandalizar al hermano o a la hermana que tiene la conciencia menos formada o escrupulosa. Y provocar la caída del hermano es hacer grave ofensa a Cristo. No pretende el Apóstol que dejemos al de conciencia débil en su ignorancia. Todo lo contrario. Sin embargo, es el respeto al débil y al ignorante lo que da a nuestra libertad su calidad de libertad cristiana, es decir, una libertad presidida por la caridad. En definitiva, ésta es la verdadera libertad que nos ha traído Jesús: La primera ley es el amor, el bien de mi hermano.

Hoy el evangelio de Lucas nos presenta el amor desinteresado. La propuesta de Jesús, o más que propuesta, el mandato es que tenemos que construir una sociedad en la que todos seamos iguales. Para conseguir esta sociedad nueva Jesús nos señala el camino  del amor, la bendición y la oración sin excluir a nadie. Y nos invita a poner en práctica:

  • el perdón activo, entendido como pasar por alto una ofensa a condición de que el agresor tome conciencia del mal que causa, y cambie;
  • el compartir generoso como reacción contra la codicia;
  • el rechazo decidido a la avaricia y a la usura como causas fundantes del enriquecimiento de unos y empobrecimiento de otros;
  • en una palabra, comportarse con los demás como quisiéramos que los demás se comportaran con nosotros.

Carlos Latorre
Misionero Claretiano

Comentarios
Renny Gabriel Renny Gabriel
el 11/9/14
El amor es fuerza que nos edifica y compromiso que nos exige...Hoy tanto amor necesitamos que su falta está destruyendonos: en el hogar, en la comunidad, en la parroquia, en la sociedad y en el mundo... Dios necesita de nosotros pero no nos obliga porque nos ama, nos interpela sin empujarnos...Gracias Señor por el AMOR, danos Luz y entrega para hacerlo vida en nosotros siempre.
Me gusta 0
Gonzalo Gonzalo
el 11/9/14
Que difícil es poner en practica lo que la palabra de Dios nos dice: "Que amemos al enemigo, al que nos hace daño"¿Quien ama al que te hace daño?.
Si amamos de verdad al enemigo, al hermano Dios nos perdona de todos nuestros pecados. Confiemos en Él. Jesús nos Ama siempre, aún estando en las circunstancias en las que estemos. Pues si Jesús nos ama estemos como estemos, amemos también nosotros al enemigo al que te hace daño, Tomemos ejemplo de Jesús.
Que la Virgen María nos ayude y nos proteja siempre.
Me gusta 0
Guadalupe Guadalupe
el 11/9/14
El seguir a Nuestro Señor no es sencillo. Somos seres tan imperfectos y llenos de pecados. Pero aprendamos y practiquemos cada dia lo que Nuestro Señor quiere de nosotros. Cuando nos encontremos en circunstancias dificiles miremos a nuestros enemigos con el Hermoso rostro de Jesus y veremos como Nuestro corazon se va transformando. Y nuestra alma reposa en el perdon. Nada es facil"" pero con la intersection de Nuestra Madre Maria. Todo es possible. Que Dios Los Bendiga.
Me gusta 0
Jose del Carmem Jose del Carmem
el 11/9/14
Saludos a todos/as las segudores de Ciudad Redonda y nuestro hermano Carlos cmf.
En este mundo que desde parece plantar la.injusticia en todas las esferas y simula una verdad centrada en su propio interes se torna casi heroico estos gestos reales y concretos que busquen que el agresor "tome conciencia del danio que hace" a estos heroes los llamamos Santos Cristianos" y si han existidp y siguen existiendo...si los hay.
Poner la otra mejilla. Dar entonces la tunica...
Es una especie de contrarestar la andada del mal con menos soberbia y entonces con mas mansedumbre. Es reincorporarce a la tendencia del mal por bien de manera sobria, legal, y consistente manteniendo juicio manzo. El ofencivo es vitima igual de pero tambien pasa a ser concentidor lo que lo limita de conciderar concientente » ver comentario
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 11/9/14
Ahora, más que nunca se hace necesario oír la voz de Dios, que nos dice: "En el verdadero Amor no hay temor", por tanto empleemos el tiempo en amar más y odiar menos. ¡Feliz día desde mi linda Colombia, hoy yo soy capaz de dar Amor...amor del bueno...amor que perdona , amor que vivifica,,," El Señor Jesús Vive y Él ya perdonó todos nuestros pecados. Amén.
Me gusta 0
Liliana Liliana
el 11/9/14
Las lecturas de Pablo y del Evangelio se centran en la vivencia del amor, en tener en cuenta al hermano, en vivir tu vida en función de aquellos por quienes Jesús quiso dar la vida. Hay un llamado a ser más abiertos, más desprendidos, más generosos; a salir de nuestras pequeñas mezquindades diarias. ¡Que estemos abiertos a la gracia para ser así, como pide y como fue Jesús!
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 11/9/14
Queridos hermanos, Lucas en su evangelio da muestras de como Cristo anunciaba el reino de Dios, de como debemos direccionar nuestro comportamiento ante la justicia y el amor por los demás, nos abre los ojos y oídos para poder entender que es lo que mas conviene no a nosotros sino a nuestros hermanos quienes esperan que seamos leales y de corazón abierto, por que Jesús nos advierte que si queremos ser tratados con amor, debemos dar amor, y si queremos ser juzgados con sin condenas así también debemos juzgar para que el día en que debamos dar cuentas de nuestros actos seamos vistos por Dios de una forma diferente, es por eso no hagas con otros lo que a nosotros no nos gustaría que hagáis
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 11/9/14
AMAD A VUESTROS ENEMIGOS.El amor al enemigo es el requisito esencial para poder ser HIJOS DE DIOS, y se hijos de DIOS El nos amó cuando éramos sus enemigos y ahora yo debo demostrarlo mediante la práctica en especial la misericordia,tratar a los demás como quiero que ellos me traten a mí es la regla de oro por lo tanto el no aceptar esta regla es salirse de la voluntad de aDios .Padre Santo danos un corazón como el de jesus para que podamos amar a todos nuestros hermanos hasta el extremo
Me gusta 0
Carlos Carlos
el 12/9/14
Hermano José del Carmen, no le entendí nada de lo que dijo. Que quiso usted decir?
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.