Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      El Evangelio de este día ya lo dice todo. Es un pequeño compendio de la vida de Jesús en una sola historia: la historia del momento en que vuelve a su pueblo y allí expone lo fundamental de su mensaje. Como hacen los políticos y los que asumen un cargo al comienzo de su mandato, también Jesús puso de manifiesto lo que quería ser y hacer en su vida. Lo suyo se expresaba perfectamente en las palabras del profeta Isaías: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista; para dar libertad a los oprimidos, para anunciar el año de gracia del Señor.” Tan bien expresado estaba que a continuación pronunció la homilía más breve de la historia: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.”

      No había necesidad de decir más. Su pueblo (Nazaret, Israel o el mundo entero) le escuchaba. Y no se hizo esperar la reacción habitual. ¡Cómo iba a ser éste el Mesías! Le conocían. Conocían a su familia. No podía ser. El Mesías, el enviado de Dios, se tenía que presentar no en medio de la normalidad sino de lo extraordinario. Con algún milagro portentoso. Con una luz alrededor como un aura. Con mejores vestidos y con una corte alrededor. En conclusión: rodeado de poder y gloria. 

      Pero Jesús no estuvo rodeado de poder y gloria. Para nada. Lo suyo fue la normalidad. Uno más entre nosotros. Tocando a los enfermos, hablando con todos –también con los oficialmente impuros y pecadores–, mostrando incluso en ocasiones su debilidad. Jesús es Dios que se hace carne con todas las limitaciones que eso conlleva. Y eso no lo podían aceptar. No podían entender que Dios no se manifestase según la idea que ellos tenían de Dios. No estaban a abiertos a la sorpresa que siempre es Dios, porque va más allá de todo lo que podamos imaginar. 

      Conviene que releamos el texto de Isaías. En él reconocemos a Jesús. En él reconocemos a los verdaderos discípulos, a los verdaderos profetas. Son los que, como Jesús, como Dios, están cerca de los que sufren de cualquier manera, son los que trabajan por la justicia y por la libertad, por la reconciliación y el perdón. Ahí está presente Jesús, ahí está Dios. Ahí está la salvación que se nos regala en Jesús. 

Comentarios
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 1/9/14
Para la gloria de Dios Padre Todopoderoso y de Su Hijo el Señor Jesucristo; hoy habitamos con la presencia del Espíritu Santo, quien es nuestro Consolador. Amén,
Me gusta 0
joselito H. joselito H.
el 1/9/14
En el Evangelio de este dia, la palabra nos muestra, la sencillez de Jesus, ante su pueblo que lo vio nacer y con la lectura que hizo en el Templo, les hizo comprender a los presentes que El era el mesias, lo cual no fue creido por los que alli estaban, incluso trataron de empujarlo y hacerlo caer en un precipicio como senal de su repudio . Senor, no permitas que yo nunca dude de que Tu eres el Mesias, el Dios vivo, nacido del Padre y en carnado a traves de la Virgen Maria.
Me gusta 0
CARMEN G. CARMEN G.
el 1/9/14
HERMANOS:
Sabias palabras las de "NADIE ES PROFETA EN SU PROPIA TIERRA". Cuantas veces personas cercanas nos han dado consejos y los ignoramos. Siempre esperamos que el consejo venga de alguna personalidad, siempre nos fijamos en la apariencia de la gente; cuando realmente los verdaderos profetas enviados por Nuestro Señor, los tenemos a un lado.
Por eso hay que estar alertas respecto a quien se nos acerque, escuchemos con atención y obedecer.
(Apliquen su criterio).
Q.D.L.B.
Me gusta 0
isidro isidro
el 1/9/14
Como lo dice el padre FERNANDO, el evangelio lo dice todo, que dificil es creer en una persona que aparentemente es igual a nosotros, y mas si ya tenemos referencia de el, como era aquel carpintero hijo de JOSE. Pero DIOS nos da sorpresas constantemente, en cualquier persona podemos encontrar a DIOS, en quien nos de la mano ante una adversidad , o todo lo contrario en aquel que espera algo de nosotros, por eso no podemos subestimar a nadie, todos somo iguales ante DIOS, y debemos estar dispuestos a escuchar y ayudar a nuestro semejante.
Me gusta 0
Myrna Enid Myrna Enid
el 1/9/14
Salufdos: Al leer las lecturas de hoy pienso en las veces en que ignoramos la accion del Espiritu Santo en nuestras vidas y pensamos que todo lo que hacemos es por nuestro propio esfuerzo, nuestros propios meritos. Si damos un discurso, un tema o una charla en algun grupo apostolico esperamos el reconocimiento de nuestros oyentes y nos sentimos muy mal cuando nadie se te acerca y te felicita o nos desbordamos de orgullo cuando alguien reconoce lo bien que lo hiciste. !Cuanto tenemos que aprender! Ser como Pablo quien con tanta humildad reconoce que el no es ningun sabio y todo lo que hace es obra del Espiritu Santo. Jesus prometio enviar al espiritu santo, el paraclito que nos guia, nos intruye, nos defiende, nos ilumina, nos consuela, nos libera. El espiritu santo esta en cada uno de no » ver comentario
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 1/9/14
Pablo nos invita anunciar la palabra de Dios con unción del Espíritu Santo,con la Sabiduría Divina que con sabiduría humana o con título personal como lo hacen los hermanos separados de la Iglesia Católica
El evangelio.Jesus dice HOY SE CUMPLE LA ESCRITURA QUE ACABÁIS DE OIR.Antes y como hoy en día en muchos no hay acogida del mensaje de vida al contrario en algunas partes los misioneros,sacerdotes son asesinados por los poderosos de este mundo con la única razón no quieren escuchar el mensaje de salvación,de justicia hacia el pobre,de explotación de sus derechos pues Jesus es vida,luz ,camino y verdad es todo
Me gusta 0
Dayren Medina Dayren Medina
el 2/9/14
Que gosozo es leer su don de sabiduría hermano Jose del Carmen que fuertes comentarios pareciera que quisiera aplacar a quien lo quisiera apuntar olvidandose aquel que cuando no señala con n dedo al empuñar la mano 4 dedos se dirigen asía mi, Dios nos brinde disernmiento oara ver atrabes de sus ilustres cmentarios su palabra de misión eevangélica a la que a todos nis llaman pero que muy pocos responden a s llamado como usted todos los dias al cmentar así como al hermano Fernando Torrez Perez que hacen muy bien su labor evangélica y quien no la entienda así que pida disernimiento y se le dara Dios provee. Que papá Dios mede sabiduría y disernimiento y asi.logre perseverar.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.