Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Queridos  amigos:

El profeta Ezequiel realiza dos acciones simbólicas para ilustrar el rumbo que tomarán los acontecimientos en Judá y Jerusalén. Haciendo una especie de escenificación, Ezequiel da a entender que hasta el mismo rey de Judá buscará huir, pero no escapará al castigo. La consecuencia de la invasión definitiva será el hambre y la muerte.

En el evangelio se habla de perdón. En la comunidad debe reinar la paz, bien porque no hay ofensas o porque se busca la reconciliación. Si un miembro de la comunidad cristiana se niega a reconciliarse, será como un extraño a la comunidad y los responsables tienen el derecho de excluirlo mientras permanezca en esa actitud.

La referencia al perdón y a la reconciliación se completa con una instrucción sobre la oración comunitaria. La comunidad orante es el lugar privilegiado de la presencia de Jesús.

A la pregunta «aritmética» de Pedro responde el Señor en el mismo terreno, saltando de un número generoso a otro indefinido. Y lo aclara con una parábola que se complace en presentar los contrastes extremos.

La venganza era una ley sagrada en todo el Antiguo Oriente y el perdón, humillante; pero, para el cristiano, la contrapartida de la venganza es solamente el perdón sin límites.

La deuda de diez mil monedas de oro, impagable, en todo caso, simboliza la situación de toda persona a quien Dios perdona por pura gracia. La actitud del siervo despiadado retrata la mezquindad del corazón humano. Unos a otros nos debemos «cien monedas», una ridiculez en comparación con lo que nos ha sido perdonado.

¿Cuál debe ser nuestra reacción frente al prójimo? Dios nos regala la gracia de su perdón de una manera insospechada. Quien haya experimentado la misericordia del Padre no puede andar calculando las fronteras del perdón y hasta dónde debe acoger a los hermanos.

En la liturgia de la Misa de hoy se recuerda a un santo admirable en su altruismo, San Maximiliano Kolbe 

La entrega de su vida para sustituir a un compañero de prisión en la celda de castigo y de muerte,  define la vida de este gran santo polaco.

Carlos Latorre

Comentarios

Deja tu mensaje:

clotilde loayza
clotilde loayza

el 14/8/14
Me impacto su entrega a la Inmaculada y su pasion por hacerla conocer lo que le permitio ser el pionero en utilizar la prensa para propagar la devocion a Maria por tierra y por aire.
La fuerza la tiene en la oracion diaria y continua.

Ese gran amor a Maria lo hace fuerte,a pesar de su debilidad fisica,hasta el punto de dar su vida en lugar de otro. .
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 14/8/14
En el libro de Ezequiel Dios llama a israel casa rebelde un pueblo ruro de corazón,sordos y ciegos que no ven las acciones del Señor,la descipción de Israel en este pasaje es la condición del mundo actual,hoy la gente dice mejor vengarse que perdonar,hay sacerdotes y enviados de Dios que anuncian la palabra pero la sociedad y tambien muchos Catolicos seguimos sorda y ciega,por lo tanto jesus nos llama a anunciar y mostrar a la gente el verdadero camino que es Cristo. Señor concédeme un corazón para perdonar siempre como hizo San Maximiliano Kolve,quién murió perdonando a sus verdugos
Me gusta 0
FRANCIS.
FRANCIS.

el 14/8/14
DIOS SIEMPRE SALVA A LOS QUE SE ACOGE A EL CON SINCERO CORAZON. PERDONA NUESTROS PECADOS, DE TAL MODO QUE NOS HACE VERDADEROS HIJOS SUYOS CON SU PERDON, HACE QUE SEAMOS NUEVOS Y NO DA LAGRACIA DE PRACTICAR EL PERDON A LOS QUE NOS OFENDE.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 14/8/14
Perdonar es uno de los actos mas dificiles de hacer, cuando jesucristo perdonaba a alguien sus pecados las personas quedaban sorprendidas, otras ofendidas, algunas extrañadas, pero todo mundo quedo sorprendido y confundido cuando el mismo pidio perdon al padre por sus verdugos, esta fua la mayor demostracion de humildad en toda la historia de hombre alguno, quien de nosostros esta dispuesto a perdonar de esta manera?, para esto hay que tener la gracia del señor, hay que conocer a DIOS, el que sabe perdonar es porque necesaiamente tiene que estar en los caminos del señor, como nos lo demostró el San Maximiliano Maria Kobel.
Me gusta 0
Ruth Angelica S
Ruth Angelica S

el 14/8/14
Si esverdad hoy en nuestra vida actual todavia estamos ciegos y sordos seguimos siendo rebeldes Jesús con su muerte perdona nuestros pecados el no tubo límites no ha amado en lo profundo vamos a orar para que el senor por su gracia cambié nuestro corazón para amar a nuestro prójimo como a el le gusta Dios nos bendiga. Amen.
Me gusta 0
Rafael
Rafael

el 14/8/14
Quise elevar un oración por San Maximiliano, y no tuve el valor de orar por una alma de la que estoy lejos de imitar, no me siento digno de ello. Mi verdad me aplasta, mis mentiras me hacen callar y contradictoriamente mi sobervia me dice al oído que no merezco perdón.

Les pido a todos que oren por mí, alguien que se siente aplastao por el pecado.
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 14/8/14
Queridos hermanos, El evangelio de hoy, Mateo nos explica como Jesús es contundente con Pedro, que le pregunta ¿cuantas veces debe perdonar a su hermano?, y el Maestro le responde siete veces setenta, un número insuficiente para analizar que Dios nos perdona infinitamente y nunca se cansa de perdonarnos, muchas veces son comportamos intolerantes ante la amistad que debe fluir en forma contundente hacia nuestros hermanos, o acaso cada vez que somos ofendidos no miramos al cielo y decimos gracias Señor por que eres ejemplo de perdón que aún muriendo en la cruz, decías al padre perdónalos por que no saben lo que hacen y esa hidalguía debe ser acto de ejemplo para quienes nos ofenden, pues el perdón es la muestra que uno es consecuente de nuestras acciones y debemos de responder con » ver comentario
Me gusta 0
lenisgomez
lenisgomez

el 14/8/14
Así como Dios perdona, así como el Papa perdonó, igualmente debemos hacer nosotros con todos aquellos que nos perjudican. Perdonar es vivir la caridad. Aunque sea costoso y se oponga a nuestros sentimientos y pasiones, es la mejor manera de manifestar nuestra correspondencia al amor de Dios. El perdón es una manera de vivir muy cristiana, y muy necesaria, sobre todo en los ambientes donde reina el odio y la venganza. Dicen que las guerras no se vencen con la fuerza de las armas, sino con el poder del perdón.
Me gusta 1
w2ZN2oOk
w2ZN2oOk

el 1/9/15
Es feo hacer lef1a del e1rbol caeddo.Ademe1s, en la vida, todo lo que haces y sientes, velvue.Humildad y modestia contra soberbia y despilfarro.Mira que me fued contento a dormir...
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.