Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Queridos amigos:

Decimos que Ezequiel es un  profeta porque ha sido llamado directamente por Dios. Y no debemos pensar que este tipo de llamadas ocurrieran exclusivamente en la antigüedad. Dios sigue llamando, aunque cada uno tiene una experiencia muy personal de su vocación. Ezequiel era sacerdote desde su nacimiento; en la época del Antiguo Testamento, los sacerdotes nacían de familia sacerdotal, no tenían que decidirse a ser sacerdotes como hoy. Pero además de su oficio sacerdotal, Ezequiel recibe la llamada para ser profeta. Su fe y amor a  Dios son muy grandes; pero la realidad que vive lo desafía continuamente, lo cuestiona: ¿Dónde está Dios y sus promesas, si el pueblo ha sido deportado y vivimos en el destierro?

Cuántas veces hemos dedicado tiempo, amor, esfuerzo y empeño a tareas evangelizadoras en lugares y circunstancias que uno cree que serán todo un éxito; sin embargo, al final queda la sensación de haber perdido el tiempo. Pues no. El problema es que, a veces, pretendemos desempeñar todas las funciones como si fuéramos omnipotentes, como si quisiéramos reemplazar a Dios en el mundo; con frecuencia se nos olvida que uno es el que siembra, otro el que riega, pero uno solo es el que da el crecimiento.

En el texto del evangelio se puede entrever una comunidad dividida con tensiones entre los distintos grupos; hay graves problemas de convivencia. Para iluminar esta situación, Mateo nos exhorta a prestar atención a los pequeños y a fomentar el perdón como norma básica de vida en toda comunidad cristiana. La comunidad debe organizarse y algunos asumen ciertos servicios y responsabilidades. ¿Son estas personas más importantes? Jesús señala a un niño y pide a los discípulos que se hagan como ellos. A diferencia de ahora, en aquella sociedad el niño no tenía derechos legales; todo lo que recibía era para él un regalo. Del mismo modo, el reino de Dios no se adquiere por las propias fuerzas; es un don que se recibe con la sencillez y el agradecimiento de un niño.

Sigue la parábola de la oveja perdida, que nos ayuda a conocer la experiencia de Jesús respecto de su Padre. Él sabía que Dios se definía como Padre, precisamente por salir al encuentro de lo perdido, por hacer una oferta de amor al que estaba en la peor circunstancia.

Dejar las noventa y nueve ovejas para ir en busca de la perdida hasta encontrarla, cargarla sobre sus hombros, alegrarse por su encuentro y participar a otros su alegría, ¿no era precisamente la forma más expresiva de anunciar que Dios era verdaderamente Padre? Amar a la persona perdida no era dejar de amar a las otras, sino garantizarles el mismo amor si algún día llegaran a perderse.

La vida extraviada necesita que alguien la valore y no la deje morir. Dios no da a nadie por perdido y siempre busca, siempre espera.

Carlos Latorre
Misionero Claretiano

Comentarios

Deja tu mensaje:

Nonato
Nonato

el 12/8/14
Como niños: saberse pequeños, necesitados, dependientes…y a pesar de ello templos del Espíritu Santo.
Por ahí anda la Verdad
Me gusta 0
felipa pineda
felipa pineda

el 12/8/14
Me ha ayudado mucho gracias
Me gusta 0
Berlys
Berlys

el 12/8/14
Dios nos rescata cuando nos sentimos perdidos el nos da la fortaleza para seguir sus pasos, que es el verdadero camino a la vida eterna. Hermanos cumplamos los mandatos que Dios nos ha regalado cada día, amemos a nuestros hermanos, y aun mas los que están perdidos.
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 12/8/14
Queridos hermanos, Dios se manifiesta de diferentes formas para llegar a conocerle, lo dicen las escrituras, Ezequiel un profeta que era quien hablaba con el pueblo de Dios, se alimentaba de las dulces palabras de Dios y transmitía sus enseñanzas, pues en la actualidad nosotros debemos ser portadores de esa palabra que el Espíritu nos pone de manifiesto, por que no necesitamos prepararnos para ser portadores de la palabra sino tener la decisión de ir en busca de quien la requiere a pesar de los inconvenientes.
Mateo nos explica las enseñanzas de Jesús, sobre como debemos de vivir con humildad como la de un niño, pero con la grandeza de su inocencia, sabiendo que cada uno tiene un Ángel que lo cuida e ilumina para no caer en el mundo, y pensar que ante nuestras caídas el padre que » ver comentario
Me gusta 0
Kenia M
Kenia M

el 12/8/14
Gracias por su servicio en favor de Reino de Dios. Les tengo que decir que hay un error técnico que deben mejorar para que podamos difundir el mensaje que su página ofrece. al intentar compartir el mensaje por Facebook, el "link" que aparce corresponde al mensaje del evangelio del sabado anterior. Esto impide que pueda compartir el mensaje del día. Espero que puedan arreglarlo pronto.
¡Bendiciones!
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 12/8/14
Hoy jesus nos llama a comer la palabra y tambien a la conversión a ser mansos y humildes de corazón en poner en practica entonces el sabor de la gracia del Señor se sentira en nuestras vidas,que bueno el Señor nos sale al encuentro todos los días el nos ama somos sus hijos amados en tal razón debe haber compromiso de trabajo en amar y hacer amar su nonbre con Fe
Me gusta 0
Martín Vásquez
Martín Vásquez

el 12/8/14
Gracias hermano por su comentario, frecuento la lectura de sus comentarios y siempre logro ideas básicas para nuestra vida cristiana, como el día de hoy, siempre hay que portarse pequeño delante de Dios, lo que muchos en nuestro diario vivir no lo hacemos, siempre prevalece el querer ser el primero e importante y no el servir.
Me gusta 0
Roberto Cerna
Roberto Cerna

el 12/8/14
Hermanos, esta palabra me alienta mi corazón, pues he estado estos últimos días, en situaciones muy difíciles, me he sentido perdido, pero se, que Dios, como a la oveja perdida, me busca y me encuentra. Pido perdón por mis pecados, por este miedo y esta angustia que he sentido en estas situaciones en que he estado sumergido, pero Dios es mi fortaleza, es mi ruta a seguir, Su Palabra es como miel no solo para mi paladar, sino a mi corazón y espíritu. Espero en Dios, ser como un niño, para que él me reciba en su regazo y puedo yo estar feliz con ÉL.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 12/8/14
La misma vida es un don de DIOS, es tomarla de uma manera sencilla, no complicarnos para nada, asi como los niños todo lo ven sencillo y facil, asi tenemos que hacerlo nosotros porque tenemos la presencia de DIOs que todo nos lo proteje, es sino confiar en DIOs dejarle todo en sus manos y orar constantemente confiando como niños que esta oracion es escuchada, y asi no mas, se nos hace el milagro. es cuestion de FE, el niño confia en que sus padres no lo dejan comprometido, eso mismo debemos hacer nosotros confiar en que nuestro padre DIOS no nos va a dejar con los crespos hechos.
Me gusta 0
gildardo lopez
gildardo lopez

el 12/8/14
queridísimo hermano gracias por regalarnos estas expresiones que el señor te regala y tu nos las compartes Dios te siga dando mas sabiduría y que sigas compartiendo de esta manera gracias y el Señor te bendiga
Me gusta 0
Mauxideherrera
Mauxideherrera

el 13/8/14
muy bello este mensaje.. afortunados los que nos hemos dejado encontrar por el Señor... Que el Espíritu Santo siempre esté presente en nuestras vidas para ayudarnos a meditar en la palabra de vida eterna...
Me gusta 0
Nelson Robalino
Nelson Robalino

el 13/8/14
Gracias hermano, por compartitr l experiencia de que el amor de Dios nunca se termina y que siempre espera, que ingratitud la nuestra al crear a un Dios a nuestro modo, que responda a nuestros quereres lo cual es imposible. Dios nos guie siempre a estar atentos a su voluntad para que podamos desarrollarnos en su Amor y Bondad. Paz y Bien
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.