Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

El evangelio de este domingo es continuación del domingo pasado. El Reino llega como una comida, pero los discípulos no lo entienden así, sino más bien como una forma de poder. Jesús les ordena cruzar al otro lado del lago, mientras él se pone a orar. Llega la tormenta  y queda en evidencia la falta de fe de los apóstoles.

No perdamos un importante detalle: en los momentos de triunfo, el Reino debe ser buscado en la oración silenciosa y humilde: “en el viento, el terremoto, el fuego no estaba el Señor. Después se escucho un susurro. Elías, al oírlo, se cubrió el rostro” (primera lectura,1 libro de los Reyes 19). La presunción y el orgullo es la tentación común de muchos hombres que se dicen religiosos. Jesús no alimenta una religiosidad que sólo busca lo maravilloso y milagrero, la tormenta pondrá en evidencia la distancia entre los puntos de vista de los apóstoles, (la Iglesia que va en la barca), y los del Reino.
Por otra parte el miedo es algo natural en el ser humano, es un mecanismo de defensa ante lo desconocido, ante lo que no se domina, ante el futuro incierto. Los miedos atrapan, agarrotan y no dejan pensar con libertad y actuar con decisión, entran las dudas, se desvirtúa la realidad llegando a ver incluso fantasmas. Es en la barca, en la comunidad, donde purificamos el encuentro con Dios para no confundirlo con los muchos fantasmas que pueblan nuestro cristianismo: el catastrofismo, los nervios, los agobios, las crisis, las dudas, los temores y la sensación de ausencia de Dios. En ella, cada uno va fraguando, modelando y purificando un proceso que no debe confundirse con la búsqueda del éxito, la conquista del poder o la obsesión por el propio beneficio. La comunidad nos hace vencer el miedo.

El evangelio de hoy tiene dos protagonistas, Pedro y Jesús. Al gritar “se asustaron y gritaron de miedo”, Jesús mismo se identifica: “¡Animo, soy yo, no tengáis miedo!”. Pedro sólo es capaz de pedir una prueba: “si eres tú…” y le pide un milagro, un signo. Dios pide confianza y los hombres la pedimos pruebas. Como en el caso de Elías, Pedro espera una manifestación grandiosa para creer, Jesús acepta la petición, pero de nuevo es Pedro quien, por su miedo no puede seguir adelante. La imagen de Jesús que agarra por el brazo a este Pedro dubitativo es la imagen de tantas personas que quieren creer pero no arriesgan, no confían. Buscan un prodigio de Dios, llegan incluso a tentar al mismo Dios, (me tienes que conceder esto y lo otro), y, cuando están a punto de hundirse, tienen que tender la mano hacia él.

“¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?”, los apóstoles no habían orado, no habían tomado conciencia de cuál es la voluntad del Padre. La fe se mide en los momentos de prueba, es ella la que nos lleva, incluso a sucumbir antes que renunciar al ideal del Reino conforme a la voluntad del Padre. Esto es lo que no habían entendido los discípulos y los que no entendemos a menudo los cristianos. La invitación es apremiante, subir a la barca y, en comunidad, ir mar adentro y lanzarse a la aventura de la vida desde esa realidad acogedora y a la vez frágil, que es la Iglesia. Descubrirlo en el susurro de la brisa, estando atentos a lo pequeño, a lo insignificante, orando, ayudando en lo cotidiano, dejándose desconcertar, perdiendo los miedos. Sólo así al final podremos decir y postrarnos ante él como los de la barca, diciendo: “Realmente eres Hijo de Dios”.  

Comentarios
Martha Martha
el 7/8/14
Continuamos el proximo domingo 10 de Agosto con el hermoso Evangelio sobre el Reino de Dios; ya sabe-
mos donde buscarlo y tambien que si logramos encon
trarlo, tenemos en nuestro poder un tesoro valiosisi -
mo, la Vida Eterna. Las lecturas de este Evangelio: 1Reyes, 19, 11-13 "Ponte de pie en el monte ante el
Senor" y la segunda lectura "Romanos 9, 1-5 "Quisie
ra ser un proscrito por el bien de mis hermanos" lindas
las dos lecturas, en ambas el Senor muestra su Mise -
ricordia y su salvacion . En el comentario el P.Julio C.,
nos muestra como la Fe actua como el metodo de
salvacion, nos calma los miedos que nos retienen y
nos confunden, no somos capaces de pensar con la
claridad necesaria en los momentos de prueba, como
Pedro , que para creer que era Jesus y no un fantas-
m » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 8/8/14
En el evangelio, de este Domingo XIX del Tiempo
Ordinario,Mateo,nos presenta a Jesús,que nos alienta
en nuestras dudas,dificultades,miedos turbulencias de
nuestro interior..."¡Ánimo soy yo,no tengais miedo!".
Quiere que confiemos en El, que nos atrevamos a
caminar sobre el agua de la vida...
¡Cuántos miedos...! Miedo a las dificultades,miedo a la
sociedad,al ambiente que nos rodea, al futuro, a la
libertad...
¡Qué poca fe tenemos!.
Gracias Señor ,porque en los momentos de dudas,
dificultades,adversidades....me dices:"Ven a mí " ¿Por
qué has dudado?.
Que no dude de la importancia de la oración personal.
Ella,seará alimento de fe,esperanza,paz y alegría para
mi.




Me gusta 0
Profeta Profeta
el 8/8/14
Gracias por el comentario. Me resulta realista y reconfortante
Me gusta 0
antonia ruiz antonia ruiz
el 9/8/14
amado Padre Jesús, en estos tiempos tan difíciles es en donde muchos tememos no soportar las dificultades que se nos presentan y es cuando te gritamos salvanos, mas sin embargo decimos tener Fe pero queriendo que las dificultades se resuelvan como nosotros queremos y no dejamos que se haga tu voluntad, Señor aumenta nuestra Fe.
Me gusta 0
Pedrito Pedrito
el 9/8/14
Queridos hermanos en Cristo. A propósito de la falta de Fé y las angustias en los momentos difíciles, en una página de Internet encontré el siguiente texto que les quiero compartir. Dice que es tomado de un tratado espiritual del siglo XV.
"Jesucristo tiene ahora muchos amadores de su reino celestial, mas muy pocos que lleven su cruz. Tiene muchos que desean la consolación, y muy pocos que quieran la tribulación. Encuentra muchos compañeros para la mesa, y pocos para la abstinencia. Todos quieren gozar con El, mas pocos quieren sufrir algo por El. Muchos siguen a Jesús hasta el partir del pan (Lc 24,35), más pocos hasta beber el cáliz de la pasión (Mt 20,22). Muchos honran sus milagros, mas pocos siguen el vituperio de la cruz. Muchos aman a Jesús, cuando no hay adversidades » ver comentario
Me gusta 0
Martha Martha
el 9/8/14
Aunque ya habia hecho mi comentario sobre este Evangelio, no puedo dejar de mencionar el comenta-
rio anterior de Pedrito, muy adecuado a la falta de fe,
se hace notar que su ausencia no es solo en nuestros
tiempos, sino que siglos atras existia ese mal, la mayo-
ria, a pesar de ser seguidores de Jesus, no desean su-
frir ningun tipo de calamidades, exigen bienestar, co-
modidades, dinero y todo lo que resulte placer en su
existencia, todo lo contrario a la doctrina de Cristo ,
pero dije la mayoria, siempre hay ,la minoria, que
aman a Jesus por lo que EL representa, lo alaban y
lo aman por muy dificil que les sea su vida, nunca
piensan en ellos, no le piden milagros, ni siquiera que
los alivie en su enfermedad, son dignos de admiracion.
Saludos.......
Me gusta 0
Enrique Enrique
el 9/8/14
Otro pasaje más donde el Señor se retira a orar. Es un ejemplo mas para los cristianos veamos la necesidad de la oración. Sin orar no se puede avanzar en nuestra vida espiritual. Hablarle y escuchar al Señor. No hay otra manera...podremos llevar una vida de practicas de piedad intensa, pero si falla la oración, empezará a fallar todo y aparecerá la TIBIEZA.
Me gusta 0
P. Jesús Omero P. Jesús Omero
el 10/8/14
Gracias por esta bella reflexión, p. Julio César.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 10/8/14
Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores que agradezco. Quizas muchas veces olvidamos que estamos constituidos por un cuerpo y un alma. El cuerpo por naturaleza con sus exigencias que si no son compensadas por el alma, el conjunto se desmorona. En este proceso se adivina un punto de soberbia ya que no se reconoce con humildad que el hombre por si mismo es incapaz de llevar a buen término la conjunción correcta de cuerpo y alma durante nuestra vida terrena. Todo esto parece que está claro, pero ahora el problema es como conseguir
la humildad necesaria y el conocimiento de como hacerlo y si hay alguien que nos pueda ayudar. La respuesta a esta cuestión esta suficiente mente tratada en algunos de los comentarios anteriores. Con la ayuda de Dios espero que podamos conocernos » ver comentario
Me gusta 0
José M. G. José M. G.
el 9/8/14
Lo único que tenemos que hacer los cristianos, es pedir a Jesus de Nazaret FE, mucha FE, y lo demás carece de importancia, incluso la muerte, la enfermedad, la pobreza etc., los cristianos vivimos en el mundo, pero no somos de este mundo, hay que esforzarse para llegar a vivir en el otro mundo, viviendo en este. Un abrazo.
Me gusta 0
Julio S Julio S
el 10/8/14
Una historia que puede servir para ilustrar la poca fe
Una historia sobre la confianza en Dios
Cuentan que un alpinista se preparó durante varios años para conquistar el Aconcagua. Su desesperación por proeza era tal que, conociendo todos los riesgos, inició su travesía sin compañeros, en busca de la gloria sólo para él.

Empezó a subir y el día fue avanzando, se fue haciendo tarde y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo para llegar a la cima ese mismo día. Pronto oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña y ya no se podía ver absolutamente nada.

Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a unos cien metros de la cima, s » ver comentario
Me gusta 0
Franro Franro
el 10/8/14
Cuando he tenido la proximidad de una operacion quirurjica, cuando voy por las calles, cuando estoy con gente agresiva, cuando estoy escaso de dinero, siento miedo, cuando he ofendido a alguien un familiar por ejemplo y necesito pedir perdon y hacer la reparacion, etc..., siento miedo y es natural soy humano, ahi es cuando pido la ayuda de El de Jesus, concentrado, mirandolo, en oracion, el me da el valor, la fe q no tengo, y El me libera para superar la prueba, y huir de la tantacion de escaparme en el mundo! No me es facil pero Si El pudo y duede, yo con El puedo! No es con mi fuerza es con la fe en El q yo puedo , superar el miedo. Creo q lo importante no es q me de miedo, sino vivir en el! Q Dios nos bendiga!
Me gusta 0
Roberto Roberto
el 10/8/14
Cristo nos dice que debemos tener confianza en él. Todo se puede en la fe que es entregada por el Padre. Hermanos confiad en Dios por que el es la salvación del mundo. Gracias Padre por tu palabra. Te amo.
Me gusta 0
Nolvia Nolvia
el 10/8/14
La fe viene de Dios. Solo El,en la oracion,la aunmentaremos. Pidamos unos por otros,,mas en estos tiempos donde esta en crisis la perseverancia,la esperanza, la fe y el amor. Que El, que es bueno con todos nos bendiga
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 10/8/14
Queridos hermanos, Jesús el Maestro, digno de todo cuanto posee en esta oportunidad nos dice ven tu puedes caminar entre las dificultades, solo tienes que tener la Fe bien cimentada, diariamente Dios nos invita a subir a la Barca del sacrificio donde las pruebas son permisibles, nunca Dios te da pruebas que no puedes vencer, ya que son hechos que de una u otra forma nos ayudan a deshacernos de malos hábitos que nos apartan de Dios, por eso debemos de confiar en que un padre jamás abandona a sus hijos. AMEN
Me gusta 0
lebita lebita
el 11/8/14
para aumentar la fe tenemos q hacer ayuno y oracion centrarnos en que CRISTO acrecentrara nuesttra fe y levaremos nuestra cruz con Amory fe
Me gusta 0
lebita lebita
el 11/8/14
para aumentar la fe tenemos q hacer ayuno y oracion centrarnos en que CRISTO acrecentrara nuesttra fe y levaremos nuestra cruz con Amory fe
Me gusta 0
Claudia Claudia
el 11/8/14
Que espernzador..a menudo vamos en la barca, president del miedo..Quien es contrario al amor y la Fe..hay que caminar seguros.
Siempre estâ su manor allí
Me gusta 0
vanessa castro vanessa castro
el 24/8/14
grasias ala internet podemos ver todos ls evangelios de los domingos
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.