Comentario al Evangelio del

Pablo Largo, cmf

Queridos amigos:

A veces decimos que las desgracias nunca vienen solas. Son sucesos adversos que nos sobrevienen sin que tengamos mayor capacidad para evitarlos. Pero hay otro tipo de sucesos que fácilmente se concatenan, y no por pura casualidad, sino por clara decisión nuestra. Recordamos la historia de David: se había quedado en palacio, en lugar de ir al frente; desde la azotea vio a la mujer de Urías y sucumbió al deseo de gozarla; cuando ella le informó que esperaba un hijo, hizo volver a Urías del frente, lo mandó a su casa una primera vez con la intención de que el guerrero hitita se uniera a su mujer y así quedara encubierto el pecado del rey; como no lo consiguió, al día siguiente emborrachó a Urías, pero este se quedó a la puerta de palacio y frustró de nuevo el plan de David; finalmente, decretó su muerte en el frente.

Con Herodes sucedió algo similar: el evangelista habla de un primer “crimen”: se desposó con su sobrina quitándosela a Filipo en vida de este; no sabemos si se lo reprochaba la voz de la conciencia, pero esa otra voz que clama en el desierto, la del Bautista, lo denunció públicamente. Y aquí continúa la cadena, no de desgracias, sino de malas conductas: primero amordazó voz tan molesta aprisionando a Juan; luego, concibió el deseo de matarlo; más adelante, instigado por Herodías y su hija, venció todo escrúpulo y temor, y mandó decapitar a Juan.

Un abismo llama a otro abismo (Sal 42,8). Estos otros males que no son desgracias, sino culpas, no suelen venir solos: una culpa llama a otra. Pero, gracias a Dios, también sucede a la inversa: una gracia llama a otra gracia; si hay una espiral del mal, también la hay del bien. Pidamos al Espíritu que nos enseñe e impulse a vivir esta dinámica de lo bueno.

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 1/8/14
Vencer al mal con el bien Jesus nos llama a la conversión dejando los pecados que nos atan a ser esclavos del mal en planear males para los demás,así como a Jeremías por decir la verdad el pueblo quiere matarlo en cambio Herodes llevado por los perfuicios del poder y placer influenciados por su conviviente malévola y la hija asesina a Juan Bautista por denunciar la vida que llevaban no era lo correcto a los ojos de Dios ,hoy en día muchos dicen lo malo es bueno y lo bueno malo vemos casamientos hombre a hombre muchos aprueban que esta muy bién,en donde Dios expresa el casamiento es entre una mujer y un hombre y algunos manifiestan que aquello esta mal,la infedilidad es normal en la actualidad,la homosexualidad,el lesvianismo, creo yo el final esta serca por eso jesus nos invita » ver comentario
Me gusta 0
Any Gomez Any Gomez
el 1/8/14
Que el Señor nos ayude a convertirnos cada día de nuestras malas acciones y a ser valientes para denunciar lo que no va en la linea del amor.
Me gusta 0
antonia ruiz antonia ruiz
el 2/8/14
Hasta donde llega la maldad solo por querer complacer los placeres mundanos y por vivir en el pecado, matar a quien habla de la buena conducta y de lo que no le agrada a Dios. Muchas veces hacemos caso omiso de la palabra del Señor y eso trae como consecuencia que nos hundamos mas y mas. Pidamosle a Dios que nos ayude a seguir su palabra.
Me gusta 0
lozana lozana
el 2/8/14
El mensaje lo interpreto de modo optimista; El ser humano q actúa en contra de su conciencia, no vive feliz. Si aprende a mirar en su interior, podrá enmendarse. Dios le asiste y le guía, perdonando lo, más si no sabe o no quiere, seguirá tomando malas decisiones y no saldrá de su infelicidad.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 2/8/14
¡Ay! , de los que le dicen a lo bueno malo y a lo malo bueno....sólo existe un Camino: JESUCRISTO Hombre, para el arrepentimiento y el perdón de nuestros pecados.
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 2/8/14
Queridos hermanos, Las obras que Dios nos pone en el camino para hacerlas efectivas a veces son de sufrimiento y otras de gozo, por que por intermedio de la gracia del Señor nos vemos favorecidos y otras son pruebas que miden nuestra Fe, como la del profeta Jeremías y la de Juan Bautista, dos personajes que hablar de Dios les costó aprehensión y al segundo hasta la muerte, todo por causa de decir la verdad, en nosotros es distinto muchas veces los sacrificios que debemos de hacer son mucho mas livianos, pero debemos hacerlos para acumular obras que nos permitan estar frente a Dios, y debemos morir en nuestra verdad pese a ser dura y no gustarle a muchos, pero eso debemos estar al frente de toda circunstancia.
Me gusta 0
Gaspar González Gaspar González
el 2/8/14
Anunciar siempre con valentía el mensaje de nuestro señor Jesucristo a ejemplo de Jeremías y Juan Bautista, aunque tengamos que sufrir persecución y otras pruebas.. ánimo hermanos que el señor les bendiga...
Me gusta 0
Gaspar González Gaspar González
el 2/8/14
Anunciar siempre con valentía el mensaje de nuestro señor Jesucristo a ejemplo de Jeremías y Juan Bautista, aunque tengamos que sufrir persecución y otras pruebas.. ánimo hermanos que el señor les bendiga...
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.