Comentario al Evangelio del

Pablo Largo, cmf

Queridos amigos:

Un filósofo definía la pregunta como la piedad del pensamiento. Quizá nos da cierto corte preguntar, porque al hacerlo exponemos nuestra ignorancia y se puede empañar la imagen que queremos que los demás tengan de nosotros. El acto de preguntar es una forma de pedir; en ese sentido, es ocasión para ejercitar la humildad, la confianza en el otro, y a la vez para dar curso al deseo (en  el caso presente, al deseo de saber). Sentimos que toda verdad, por pequeña que sea, es, en cierto modo, una revelación, y esta reclama que nos dispongamos a recibirla con una actitud de escucha acogedora.

No todas las preguntas cumplen la definición citada; unas, por nacer de una curiosidad malsana; otras, por ser solo actos de cortesía que encubren una actitud de indiferencia; otras, por ser puramente retóricas y ocultar una posición inamovible. De hecho, las que salían a borbotones de los vecinos de Nazaret no eran un ejercicio de esa piedad; no revelaban apertura, receptividad, búsqueda, sino desconfianza e incredulidad.

Ellos conocían los orígenes y el parentesco de Jesús que registraba el libro de nacimientos; pero ignoraban otro parentesco más hondo, más radical, y no se mostraron mayormente abiertos a conocerlo. Creían haber despejado por completo la incógnita de Jesús, pero la verdad es que no avanzaron un paso para conocer su altura, su anchura, su largura, su profundidad. No acogieron los signos que daba de esa verdad, revelada por el evangelista en la confesión de Pedro: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo».

Hoy somos invitados a ejercitar la piedad del pensamiento, y esto reduplicativamente, por tratarse, no de cualquier verdad, sino de la que se escribe con mayúscula, de la que revela el Padre que está en el cielo. Hoy, también, se nos invita a estar al acecho sobre nosotros para no quedarnos en una visión superficial de los demás, ajena a su verdad, a sus dones, a su misión.

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 31/7/14
Sus paisanos desconfiaban de Jesus para ellos solo era un carpintero el hijo de María de tal manera no pudo hacer allí muchos milagros porque les faltaba Fe.Y nositros,¿en qué bando estamos o creemos estar?. Fe,más que una declaración de lo que uno es o deja de ser,es un modo de pensar,un estilo de vivir,un modo de comportarse y en concreto,de amar según Jesus y las actitudes y valores evangélicos que El vivió y practicó.Que la virngen María nos enseñe a valorar a Jesus con hechos, con frutos de conversión de Fe ,esperaza y de caridad hacia los demás
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 1/8/14
Salud amigos,
Estos días, cuanto amor en el Señor hemos sentido, por describirnos la experiencia que ya vivía del reino de la que podemos ser partícipes por puro amor, su afán es darlo a conocer con sutiles palabras y también con sutiles palabras la consecuencia de nuestras cerrazones. Su parábolas nos dan luces de cómo hablar, como dirigirnos a los demás cuando decimos podemos hablar de Fe. El maestro busca todos los medios para compartir su alegría en medio de todas las limitaciones culturales, religiosas, intelectuales, sociopolíticas incluso, en las condiciones más extremas socio-psicológicas. Su afán es dar a conocer el amor del Padre que habita en EL y el en Padre, y ante ello no se detiene porque para ello se sabe enviado, es su razón de ser Jn 14-10 su amor del Padr » ver comentario
Me gusta 0
David Ayala David Ayala
el 1/8/14
La fe es producto de una amistad que hacemos con Jesús, y cuando faltamos a esa amistad la fe comienza a flaquear. En el mundo de hoy la fe la queremos conseguir por medio de signos exteriores que no nos permiten crecer y por eso nuestra es enclenque e inmadura. Es el resultado de tantas iglesias cristianas de garaje, donde cada quien trata de reinventar su propia doctrina y no aquella que nos dejó el mismo Jesucristo en la persona de Pedro y los apóstoles.
Me gusta 0
Berlys Berlys
el 1/8/14
Hermanos, en nuestra actualidad muchas veces nos dejamos lleva por las apariencias y sacamos conclusiones sin conocer, Dios no hace eso con nosotros el nos busca, el nos conoce desde el fundo de nuestro corazón, saca esa persona que hay veces esta muy guardada, esperando ser rescatada.
Me gusta 0
isidro isidro
el 1/8/14
Esas cosas suceden y quizas ahora con mas frecuencia, pues tenemos un cien numero de religiones y cuando hablamos de Cristo, lo primero que preguntan ese que religion tiene y si son de las religiones equivocadas entonces no somos sino farsantes, incluso los mismos que dicen ser catolicos algunos se rien, otros simplemente se alejan, la soberbia que existe en nosotros no nos deja aceptar que el otro tiene mas conocimiento que nosotros.
Me gusta 0
Antonio y Ampar Antonio y Ampar
el 1/8/14
No podemos ser ciegos ante una evidencia celestial, a veces buscamos que DIOS en espíritu y cuerpo acuda a nosotros para poder asi creer, pero no nos damos cuenta del maravilloso amor que tiene el por nosotros. Hermanos no seamos ciegos no dejemos partir al espiritu de DIOS exigiendo cosas extraordinarias a el, y solamente pensando en nuestro egoismo terrenal y la falta de fe, hay que sentir la necesidad de el, hay que pedirle un verdadero perdon por nuestros pecados y crecer en su palabra aprender a amarlo sin condicion y que sea DIOS el eje de nuestras vidas.
Un saludo para la zona 9 de Vista Hermosa de Bodas de Cana especialmente a los zonales Oswaldo y Rosita y a la Comunidad "Jesus es el Camino".
Tambien a mi Comunidad actual "Renacimiento en Jesus" de la Zona 03 de Las Quintanas - » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Mendoza Miguel Mendoza
el 1/8/14
Buenas tardes, que versión bíblica usan es ésta pagina? por favor
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 1/8/14
Queridos hermanos, Así es como la incredulidad nos aleja de Jesús, nuestra falta de Fe en sus actos, en su misión nos hace personas ajenas a su amor, por eso vivimos en un mundo alejado de Dios, hoy debemos mirar a Cristo con mucha mas dedicación, con un realismo profundo de saber que es nuestro Señor que ofrendó su vida por salvarnos de la muerte eterna, y darnos la vida eterna, no se trata de un simple decir sino de una acción incomparable, llenemos nuestra vida de acciones misericordiosas así como nuestro Padre es misericordioso con nosotros, y esperemos en Él que vive y es Dios por los siglos de los siglos.
Me gusta 0
VANESSA VANESSA
el 1/8/14
LO QUE JESUS NOS DICE ES QUE SI NO ABRIMOS NUESTRO CORAZON CON LA FE, EL NO PUEDE ACTUAR EN NUESTRAS VIDAS, PARA QUE EL ACTUE Y HAGA MILAGROS TENEMOS QUE TENER LE FE Y PEDIR DE CORAZON.
Me gusta 0
hna.Carmen Gal. hna.Carmen Gal.
el 1/8/14
Paz y bien hermanos en Cristo. Hoy el Señor nos hace la invitación a creer verdaderamente en su persona cambiando nuestra manera de pensar y actuar para hacer más creíble nuestra fe y así vivir su reinado siendo luz para cuantos nos rodean.

Me gusta 0
zoraida zoraida
el 2/8/14
Muchas veces nuestra poca fe nos hace desconfiar del Señor, que si ara esto o no etc. Pues en el evangelio dice "y no lo reconocían", asi muchas veces nos cegamos y no lo reconocemos, como lo que es. El es el todo, que todo lo puede, el grande, el maravilloso, el todo poderoso al que todo lo imposible es posible. Personalizando el evangelio, no despreciemos a que Jesús entre a nuestro corazón y pueda hacer maravillas en cada uno de nosotros.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.